hubo muchos "genocidios": Dresden, por ejemplo

by

Comentando un artículo publicado por Anberto Buela en radiocristiandad,

un lector, que firma Azul, escribe lo siguiente:

 

http://radiocristiandad.wordpress.com/2009/05/26/%c2%bfimprudencia-o-providencia-el-sentido-teologico-del-holocausto/#comments

—–

 

 

La nota de Buela llega a una conclusión totalmente errónea y disparatada: “la matanza de judíos por los nazis debe de entenderse como genocidio y no como Holocausto”.

No es, Buela, una nueva apreciación semántica lo que define la mentira mas grande de todos lo tiempos sino que todo es falso: no existió un plan sistemático de eliminación física de judíos, no existieron las cámaras de gas, no se utilizó el ziklon B como elemento para consumar el delito, los hornos crematorios cumplían la misma función que hoy tienen en los cementerios argentinos, no existieron las industrias conexas: extracción de piezas dentales de oro, corte de cabello, inspección de anos y vaginas para detectar objetos valiosos, fabricación de jabón con los restos, etc., etc.

No existió genocidio como falsa y absurdamente sostiene Buela: hubo judíos muertos de muerte natural, otros por los bombardeos aliados, otros por las epidemias de tifus que azotaron Europa por esa época y otros de hambre y desnutrición (lo mismo que la población alemana) por el estado caótico en que había quedado Alemania, destruida por el bombardeo implacable sobre la población civil, las vías de transporte y la red fabril.

También hubo otros judíos, un pequeño número, que fueron ejecutados por haber infringido las normas de un tiempo de guerra y haber cometido delitos (En mucha menor parte que los prisioneros alemanes en campos aliados).

El número de muertos que da monseñor Williamson, es el real y obedece a dichas causas.
Jamás habló monseñor Williamson de que hubiera un genocidio como alucina Buela. Buela no entiende la propaganda de guerra judía, no entiende el holocuento, como tampoco entiende a monseñor Williamson.

En el fondo Buela es muy parecido a Simón Wisenthal o León Poliakov, su diferencia son las palabras no los hechos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: