profecías escritas en el siglo xix

by

“Me aburren los ateos, siempre están hablando de Dios.”
[HEINRICH BÖLL (1917-1985).]

“También yo, durante algún tiempo, creía que era exagerado lo que se decía de la Masonería. Pero posteriormente, gracias a la experiencia de mi ministerio, tuve ocasión de tocar directamente las llagas que ha abierto.
Desde entonces, estoy convencido de que todo lo que se publicado acerca de esta sociedad infernal no ha revelado aún toda verdad”.

(PÍO X, Bula Acre nefariumque bellum del 14 de mayo de 1905 contra la Masonería.)

En una de sus cartas, escrita el 22 de enero de 1870 por MAZZINI a PIKE, el gerifalte masón italiano le decía la gerifalte masón americano, siendo ambos las máximas autoridades masónicas mundiales y vinculados además por su jerarquía illuminati: “We must create a super rite, which will remain unknown, to which we will call those Masons of high degree whom we shall select. With regard to our brothers in Masonery, these men must be pledges to the strictest secrecy. Though this supreme rite, we will govern all Freemasonery which will become the one international center, the more powerful because its direction will be unknown”.

El Cardenal JOSÉ MARÍA CARO RODRIGUEZ (1886-1958), primer purpurado chileno de la Historia y hoy en proceso de beatificación, hace referencia y cita otra de esas cartas, que resulta especialmente impactante en su obra El misterio de la Masonería (1925). PIKE se la habría mandado a MAZZINI el 15 de agosto de 1871. En ella, el maestro entre los maestros masones transcribía uno de los mensajes que había recibido de su “profeta iluminador”.

La carta en cuestión es objeto de una viva polémica. A ella se refirió el oficial de la marina canadiense WILLIAM GUY CARR (1895-1959) en su obra PAWNS IN THE GAME (1995). Posteriormente, en un libro recopilatorio de la obra de CARR llamado SATÁN PRINCE OF THIS WORLD (1966), publicado cuando el canadiense y el Cardenal habían fallecido hacia años, se dice refiriéndose a la carta en cuestión en nota al pie de página:
“El conservador de manuscritos informó recientemente al autor que esta carta no está catalogada en la librería del Museo Británico. Parece extraño que un hombre con el conocimiento del cardenal CARO RODRIGUEZ hubiera dicho que estaba catalogada en 1925”.
(El informante debió llamar por teléfono a CARR al cielo o al infierno, pues al autor había muerto siete años antes).
Es curioso que el British Museum no notificará esa inexistencia en su catálogo, si es que la notificó, hasta que el Cardenal CARO y el propio CARR – será casualidad – habían fallecido y no podían defender su autenticidad. La obra del Cardenal llevaba en el mercado más de cuarenta años y se había editado con éxito notable en todo el mundo; la de CARR había sido un best-seller mundial. Hasta entonces nadie se había atrevido a negar la existencia en el British de la carta en cuestión: sin duda es “extraño”, como afirma quien escribió la nota al libro de CARR.
El contenido de la misiva incluye planes para provocar tres guerras mundiales, describiendo con precisión acontecimientos que han ido sucediendo posteriormente. En la “profecía” se insinuaba la inminencia de una guerra instigada por los agentes illuminati infiltrados en el Imperio Británico y en Alemania. Con ello se propiciaría el derrocamiento de la Monarquía Zarista y la construcción de un Estado comunista ateo. Ese nuevo Estado serviría como plataforma para debilitar al Cristianismo y destruir otros gobiernos occidentales.
Hasta ahí, podría aceptar como hipótesis – para mí, absurda – que el Cardenal CARO se hubiera inventado una patraña. Pero lo que no puede ser, salvo que el “profeta iluminador” de PIKE fuera un ectoplasma del no nacido Cardenal CARO, es que el chileno pudiera prever en 1925 lo que a continuación se “profetiza” en la carta.
Luego vendría otra guerra y en el transcurso de la misma se produciría en Alemania una brutal persecución de judíos. Esa guerra la perdería Alemania. Entonces se crearía el Estado sionista de Israel. Tras la guerra, el Comunismo se transformaría en el poder ideológico dominante, hasta el punto de equilibrar e incluso aventajar la influencia del Cristianismo en Occidente.
Una buena parte del mundo, otrora mayoritariamente cristiano, sería controlado para utilizarlo a su antojo por PIKE y los suyos. Luego caería el Comunismo.
Todas estas “profecías” se recogían en esta carta cuya autenticidad se discute. Cada cual puede opinar lo que le parezca al respecto y amparar su opinión en que a día de hoy la carta, al parecer, no existe, pero tendrá que afirmar entonces que el Cardenal CARO era un mentiroso al tiempo que un indubitable profeta, lo cual es en sí mismo contradictorio.
La carta continuaba su inquietante “profecía” dando nuevos datos sobre acontecimientos, que aún hoy serían futuros. Habría una nueva guerra fomentada por los enfrentamientos entre políticos pro-sionistas y pro-islámicos, que llevarían al mundo a una guerra total. El objetivo sería que tanto el Sionismo como el Islam enfrentados se exterminarán junto con sus respectivos aliados. A continuación, el Cardenal CARO – insisto, en 1925 – decía que lo siguiente estaba escrito en la carta de PIKE:
“Vamos a soltar a los nihilistas y ateístas, y provocar un tremendo cataclismo social que enseñará a las naciones, con todo su horror, los efectos del ateísmo absoluto, origen del salvajismo y de la subversión más sangrienta. Entonces los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría de revolucionarios mundiales, exterminarán a estos destructores de la civilización y la multitud, desalentada del cristianismo, cuyos adoradores de Dios quedarán en ese momento sin brújula, en busca de un ideal pero sin saber adónde dirigir su veneración, recibirán la verdadera luz, a través de la manifestación de la pura doctrina de LUCIFER, llevada finalmente a la vista del público, una manifestación que será el resulto de un movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción de la cristiandad y el ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo”.

(…) Si es cierto lo que el Cardenal y el canadiense CARR contaron que PIKE había escrito y no se impide que la “profecía” llegue hasta el final, estaríamos próximos a la aparición de ese “salvador” luciferino, de ese falso Mesías, del Maytreya de la Nueva Era: del ANTICRISTO que impondría al mundo la “anhelada paz”, el “anhelado orden”.
Yo no creo en falsas profecías, porque nada del futuro está escrito, salvo el triunfo de JESUCRISTO. Cada hombre depende de sus actos y del Juicio que de los mismos hará Dios, que será quien le asigne su destino para la Eternidad. Pero sí creo en la existencia de planes satánicos como el de PIKE, porque desde que lo formuló se viene cumpliendo. También creo en la existencia de proyectos vinculados a esos planes, como el formulado en LOS PROTOCOLOS DE LOS ANCIANOS DE SIÓN, que desde entonces se viene practicando (…).
Bibliografía:
(Reseña de “LOS PROTOCOLOS. Memoria histórica” por GUILLERMO BUHIGAS ARISCUN. p. 425- 430. Madrid, Sekotia Ediciones 2008; además,
JEAN LOMBARD, “LA CARA OCULTA DE LA HISTORIA MODERNA”, tomo II, Dififollac, Bogotá, Col. 1989, p. 545-556. Por último, LEO FERRARO, “EL ÚLTIMO PROTOCOLO, Las claves secretas del dominio sionista mundial”, Crónicas de Rosa de Espina, 343 pp., Madrid, 1986).

Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: