la estulticia progre raya en lo irracional

by

Como ejemplo de fobia obsesiva, una noticia de “El Pais” (Madrid, 25 oct 2010): al informar sobre una exposicion de fotografias de Josep Branguli, tomadas en los años 40, el redactor escribe:

“Catalanista y republicano, durante sus últimos seis años de vida tuvo que contemplar cómo los más bellos edificios de su ciudad habían sido transformados con cortinones llenos de esvásticas colgando” (…/…).

Ocurrio sencillamente que Barcelona fue visitada por  Himmler…. y como era normal, se colocaron banderas de Alemania… (No…  CORTINONES! …)

Otro ejemplo de estupidez es lo que cuenta en su blog Pio Moa acerca de un individuo que opina que hacer felaciones a cambio de dinero es algo tan honorable como dar clases de filosofia o de idiomas… Gente de la misma calaña de ese individuo es la que luego finge escandalizarse porque el alcalde de Valladolid, en frase desafortunada, ha dicho que  ver los “morritos” de la Pajin le hace pensar algo que piensa decir…

Aunque Pio Moa es muy prudente en sus escritos y siempre cumple todas las limitaciones que imponen las  leyes imperantes, su agudeza es admirable.

Copio  de su blog:

****Gays y lesbianas convocan besos “revolucionarios” contra el Papa en Barcelona. Esta gente es así: normal, respetuosa y democrática. Pero no toleran que a ellos se les falte al respeto: quisieran convertir lo que llaman homofobia en delito tipificado. El papa representa la cultura cristiana que creó a Europa y muchas otras cosas. Ellos representan… ¿qué representará esa gente?

24 de Octubre de 2010 – 22:54:50 – Pío Moa

****Dice el señor Sala i Martín “En una democracia liberal el Estado no debería oponerse a que un hombre y una mujer intercambien servicios por dinero. Al fin y al cabo, si se permite que una mujer le haga un masaje a un hombre, le analice la vista, le defienda ante el juez o le haga una clase de yoga a  cambio de dinero, ¿por qué va a prohibir que le haga una felación?”.

Una cosa es que el estado se oponga a la prostitución, que es legal o al menos no perseguida en casi todos los países, liberales o no; y otra que pueda equipararse al ejercicio de la abogacía  o la oftalmología. En fin, siendo consecuente,  si la esposa de Sala i Martin –o, si no está casado, su madre u otra pariente suya muy próxima– se dedica profesionalmente a hacer felaciones para incrementar los ingresos familiares, él no pondrá ninguna pega. Incluso podría estimularlo como actividad equivalente a dar una clase de yoga, aunque mejor pagada, cabe suponer.  La única objeción a esa actividad, desde su punto de vista,  podría ser que la remuneración fuese demasiado baja. Porque el trabajo de las “operarias del amor”, como él tiene a bien llamarlas, debería estar especialmente bien remunerado: el amor, lo dice todo el mundo, es algo importantísimo.


Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: