Archive for the ‘Alemania’ Category

TOMÁS SALVADOR, ESCRITOR FALANGISTA, que estuvo en la Blau Division…

12 septiembre, 2017

TOMAS SALVADOR ESCRITOR ,DE LA BLAU,  QUE CONOCIÓ Y AMÓ A RUSIA.

A LA VISTA DE LAS CÚPULAS DE LA CATEDRAL DE SAN ISAAC ,DE PETROGRADO ,DIJO:

UN DIA RESUCITAREIS…  

Y LA PROFECIA CUMPLIOSE

 

TOMÁS SALVADOR VALCANALILLO (1)

 

Tomás Salvador murió a 23 de junio de 1984 casi en la miseria nadie lo recuerda yo sí. España es mal pagador con sus genios. Castilla desprecia lo que ignora y teme al talento y a los que dicen la verdad pero su obra está ahí: Cuerda de Presos, División 250 (una de las mejores novelas escritas en Europa sobre la segunda guerra mundial narra la caída de Novgorod frente a Petrogrado el Día de la Resurrección, y un día resucitarán las cúpulas de la catedral de san Isaac y así ha sido; porque a lo último de la novela en medio del fragor del cerco de unos cuantos soldados españoles de infantería copados en el Lago Ilmen se formula la profecía de la resurrección de la ortodoxia con Putin,) “El atentado”, donde se avisa a los españoles de la peste terrorista en Vascongadas y en Cataluña “Les presento a Manolo”, “Las compañías blancas”, “el arzobispo pirata”, los atracadores”, la “nave”.

Seguramente hay en este palentino sin madera de héroe el mejor novelista de la generación de posguerra, el más cualificado narrador muy por encima de Cela pero tuvo un defecto: ser un falangista de izquierdas. Manuel de Agustí, Zunzunegui y Foxá el gran Foxá del Madrid de Corte a Checa se le acercan aunque no le igualan.

Agustín de Foxá se cansó pronto de la novela, se dio a la bebida. Agustí la ceniza fue árbol pondera la Cataluña industrial a la que admiraba Franco, y Zunzunegui componía unas novelas demasiado largas con Bilbao como escenario y eso cansa. En efecto, Salvador era el más completo luego vinieron Delibes, la Matute, la Quiroga y todo un tropel de féminas cuya abanderada sería la ovetense Dolores Medio a la que habría que calificar como la Jane Austen española.

Era don Salvador ▬ le conocí en carne mortal cuando fuimos Lalo Azcona y yo a entrevistarlo a Barcelona para el suplemento de Arriba y en honor a nosotros se puso una camisa azul vieja que le estaba prieta pues había engordado, regentaba un quiosco en la Diagonal ▬ muy sordo  a causa del estampido de un cañonazo en la batalla de Krasnii Bor cuando un disparo del 105 le trepanó los tímpanos.

Los organillos de Stalin zurraban a discreción y la artillería alemana disparaba contra el palacio deCatalina la Grande.

Era gordo. Era falangista sindicalista y bonachón y además de Palencia de Villada cerca de Fromista cuna del románico. Tales vicisitudes acaso le marcaron; también fue policía de Franco. Leía novelas de Agalla Christie, y eso  por lo visto no se perdona.

Quadecausa,  sus obras yacen en el olvido y sólo unos pocos escogidos tenemos la fortuna de releer a Tomás Salvador, que resucitarán algún día como resucitaron las cúpulas doradas de la catedral de Novgorod.

Tampoco se  le perdona que vistiera camisa azul, que tuviera un genio endiablado mandase a los machacas  a tomar polculo con un gran sentido del humor y que en su gran novela “Cuerda de Presos” hiciera un canto a la Guardia Civil.

Se trata de un escritor versátil, todo terreno; escribía con tal facilidad una novela de espionaje como otra de contexto histórico y al cabo acabó escribiendo cuentos para niños. Fue un pionero y un dechado de la Literatura Infantil en España. Redactaba muy bien quizá demasiado bien y con harta  humildad.

Tan pronto abordaba una narración de ciencia-ficción como retrataba el tiempo de la edad media estudiando a un personaje tan inabordable como fue Pedro I el Cruel en sus Compañías Blancas. En “Historias de Valcanillo” novela en la cual revive los tiempos palentinos de su infancia y estudia la psicología del tonto del pueblo realiza un verdadero tour de force psicológico.

A través de Jacintón disminuido psíquico el lector se va a adentrar en el complejo mundo de una villa castellana con sus esplendores y miserias a mediados del pasado siglo. la agnición  o pasapalabra que se repite a lo largo del libro es la siguiente:

▬ ¿Por qué lloras, Jacintón?

▬ Porque me da la gana.

Es menester ser un poeta de recursos para desenvolverse en un asunto tan difícil como es el del retraso mental pero este novelista lo aborda con solercia y ternura sin caer en los tópicos al uso. El temblor de un cierto lirismo lleno de piedad cervantina envuelve toda la narración. Hay siempre un ángel de la guarda que protege a los inocentes de los peligros el tonto de Valcanillo va por ahí repitiendo su estribillo de no quiero, no me da la gana, y si le dicen algo se planta a llorar. Ahí está la real gana de los españoles  una idea que no se encuentra en ninguna otra lengua indoeuropea. Da rienda a lo fantástico y hay pasajes  como cuando el protagonista conversa con los ángeles que recuerdan por su fuerza impetuosa a Gogol.

A Jacintón le echan también del infierno y en el cielo no lo quieren tal vez tenga una plaza en el limbo pero el limbo ya no lo existe lo dijo uno de los últimos papas. Así que menudo panorama.

¿Por qué lloras, Jacintón? Porque me da la gana.

 

12/09/2017

FUENTE:

https://antonioparragalindo.blogspot.com.es/

… EN AQUELLA ALEMANIA…..

26 agosto, 2017

juliorus….sábado, 26 de agosto de 2017

… EN AQUELLA ALEMANIA…..

El Testimonio de

Hans Schmidt   (1927-2010)

https://youtu.be/ecVix1Z2sTI

Este es un documento esclarecedor escrito por Hans Schmidt quien fue miembros de las SS y quien fundó en los Estados unidos el Comité de Acción Política Nacional Alemán-Americano (“GAN-PAC”). En diciembre de 1993, Hans Schmidt escribe una carta que fue publicada en el Hoskins Report (“GANPAC” Richard Kelly Hoskins, editor) donde describe su experiencia de vida bajo el gobierno de Hitler. Esta es la historia narrada por quien vivió los días de auge del Tercer Reich, sus éxitos y el amargo final. Son los ojos de una persona que vivió, trabajó y luchó por su nación. Donde al sobrevivir a la guerra solo le quedo mirar como la propaganda destruyo todo lo Hitler había logrado y su obra tergiversada por todos los medios posibles. Una carta que nos muestra como fue realmente vivir bajo el NSDAP.

https://youtu.be/OCw93LlS7xk

 

 

 

DANUTA LATO *1963….

6 mayo, 2017

 

1— Danuta ~~ Touch my heart ~~ Contiene subtitulos

 

 

2.-   danuta – touch my heart (viaje con nosotros) 1987

 

 

3.- Danuta – Touch My Heart (TVE Entre Amigos)

 

 

 

4.-

Danuta Lato Irzyk czyli wybryk natury

 

https://www.youtube.com/embed/2GtSKdSROWo

 

 

5.-

Danuta “Touch My Heart”

 

6.-

 

7.- Danuta Lato Irzyk czyli wybryk natury

8.- Danuta Lato Interview on German TV (rare)

 

9.- DANUTA for you love.avi

Compartir:

https://youtu.be/lgTrvHPMP8Y

 

10.-  Danuta Lato – Touch My Heart

 

11.- Danuta Lato – Touch My Heart

 

12.- Danuta – Touch My Heart (baño)

 

13.- Danuta Lato Irzyk czyli wybryk natury

 

14.- Rare Danuta Lato Acting Footage

 

15.- Touch my Heart – Danuta Lato

16.- Danuta – Touch my Heart

 

17.-  DANUTA – TOUCH MY HEART by SAPO

18.-  Danuta Lato – Touch My Heart

 

 

19.- Danuta – Touch My Heart

 

20.- danuta – touch my heart (viaje con nosotros) 1987 flashback

 

21.- ***DANUTA***- For Your Love

 

22.-  Danuta Touch My Heart  (baño)

 

23.-  Danuta – Touch My Heart

24.- Danuta – Touch My Heart

 

25.-  ***DANUTA***- For Your Love

 

26.- Danuta Lato (PinUp Club) Dutch TV [1987].flv

 

27.-  Danuta – Touch My Heart (baño)

 

28,. Danuta ~~ Touch my heart ~~ Contiene subtitulos

 

29.- Danuta “Nobody’s Woman”

 

30.-  ★Danuta Lato – Touch My Heart★

 

31.- Danuta Touch My Heart

32.- Danuta – Touch My Heart

33.- Danuta Lato : Touch My Heart

 

34.- Danuta Lato : Touch My Heart

35.- Danuta – Touch My Heart

 

36.- Touch ℳy Ӈeart – Ɗanuta | Full HD |

 

37.- ***DANUTA***- For Your Love

 

38.- Danuta Touch My Heart

 

39.- ***DANUTA***- For Your Love

 

40.- Danuta Lato Irzyk czyli wybryk natury

 

41.- Danuta Lato Irzyk czyli wybryk natury

 

 

42.- Danuta – Touch my Heart

 

solinoid1976

43.- Danuta – Touch My Heart

 

 

 

Danuta – Touch my heart (Super Long Extended version)

 

https://www.youtube.com/watch?v=jJO2VJvdkbk

https://youtu.be/jJO2VJvdkbk

 

 

 

 

 

Baccara – Yes Sir, I can Boogie – 1995

 

https://www.youtube.com/watch?v=uCpS6YPr-lk

https://youtu.be/uCpS6YPr-lk

 

 

 

Baccara Yes Sir I Can Boogie 2011

https://www.youtube.com/watch?v=fkEVR8o4p20

https://youtu.be/fkEVR8o4p20

 

 

YES SIR I CAN BOOGIE 2013 – Sala & the Strange Sounds feat. Baccara’s Mayte Mateos

https://www.youtube.com/watch?v=oTGMhQeUHiY

https://youtu.be/oTGMhQeUHiY

JOHANN CHAPOUTOT: “El nacionalsocialismo y la Antigüedad”

18 marzo, 2017

JOHANN CHAPOUTOT

https://www.casadellibro.com/libro-el-nacionalsocialismo-y-la-antiguedad/9788415289876/2235680

EL NACIONALSOCIALISMO Y LA ANTIGÜEDAD: Johann Chapoutot

EL NACIONALSOCIALISMO Y LA ANTIGÜEDAD
Johann Chapoutot

Editorial: Abada Editores, España (2013)

ISBN 10: 8415289871 ISBN 13: 9788415289876

Nuevos Encuadernación de tapa blanda

Remitente: KALAMO LIBROS, S.L. (Madrid, MADRID, España)

Valoración librería: Valoración 5 estrellas

Precio: EUR 33,00
Descripción: Abada Editores, España, 2013. Encuadernación de tapa blanda. Estado de conservación: Nuevo. . 592 pp. “Carecemos de pasado», afirma Hitler, lamentándose de que los arqueólogos de las SS se empeñen en excavar en los bosques de Germania para exhumar tan sólo unas pobres vasijas., pues el pasado de la raza, el que debe llenar de orgullo a los alemanes, se encuentra en Grecia y Roma.”

Nº de ref. de la librería ABA047MAC(P)

Dresden 2017

17 febrero, 2017

dresde-1

(Aspecto de Dresde, tras el bombardeo aliado)

Dresden 2017

EDUARDO ARROYO

 Han pasado apenas un par de días del 72 aniversario de la destrucción de Dresden por la aviación anglo-americana. No es la primera vez que escribo sobre esto y tampoco será la última. Al menos hasta que se normalice hablar de toda esa sangre inocente vertida por los “buenos” oficiales de la historia del pasado siglo. Escuché en 1982, en directo, al entonces Juan Pablo II que nunca se podía legitimar la muerte de un inocente y hoy pienso que, si no se puede legitimar, tampoco se puede enterrar en el olvido. Esta cuestión es especialmente irritante cuando la denominada “memoria” es solo una herramienta con la que se airean unos crímenes para ocultar las propias verguenzas. Este es el caso exacto de la ciudad de Dresden, pero también el de ColoniaHamburgo o Tokio, todas ellas ciudades martirizadas con el objetivo único de doblegar al enemigo a base de aterrorizar a los más indefensos. Sirva pues este artículo para recordar el crímen y a los verdugos: la aviación norteamericana y británica y, en especial, uno de los políticos más incompetentes y sobrevalorados del último siglo, el premier Winston Churchill, enterrador del imperio birtánico.

Vaya también para servir a la denuncia de todos aquellos que han contribuído al olvido y a la justificación -el corrompido y servil Estado alemán- y todo el detritus humano que, bajo el paraguas del “antifascismo”, ha aplaudido o comprendido una acción autenticamente asesina.

Pero no todo es denuncia. Hay algunos honestos recuerdos sobre Dresden que han florecido en el mismísimo templo del Arte. Sirva de ejemplo el monumental cuadro del pintor catalán Martí Teixidor,“Dresden”, expuesto hoy en el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona y verdadero contrapunto a la fealdad y al afán propagandístico, alentados por la inteligencia soviética y sus lacayos, en el “Guernica” picassiano. Sirva así mismo como ejemplo, el excepcional dramatismo y honradez del escritor norteamericano Kurt Vonnegut y su “Slaughterhouse-Five”. Vonnegut fue soldado estadounidense hecho prisionero en Dresden a raíz de la batalla del Bulge y, por tanto, auténtico superviviente de su propio ejército y de una de las principales corruptelas de la época: la que justifica lo peor de lo que somos capaces en nombre de los principios.

Son personas como Teixidor y Vonnegut las que simbolizan la esperanza de la especie humana y las que alientan el anhelo de todos los que buscan llamar a las cosas por su nombre. Son, en definitiva, los que en un tiempo nuevo conseguirán que el mundo vuelva a sonreir. De momento, vaya este recuerdo por los muertos de Dresden. Ellos no claman ni venganza ni castigo. Solo esperan a poder dormir en paz por toda la Eternidad. Dios les tenga en su seno.

===

fuente:

http://gaceta.es/eduardo-arroyo/dresden-2017-17022017-1101

 

 

 

 

“EN TORNO A LA OBRA DE ERNST NOLTE”

30 octubre, 2016

domingo, 30 de octubre de 2016

ESCUELA DE FILOSOFIA DE OVIEDO:

7 NOVIEMBRE 2016 y “EN TORNO A LA OBRA DE ERNST NOLTE”

  a las 17 horas:

Elena Ronzón, Alonso de Cartagena desde el Humanismo histórico-filológico

Arriba se anuncia que  una conferencia que se celebrará el próximo dia 7 de noviembre, en la sede de la Fundación Gustavo Bueno,

Avenida de Galicia 33, Oviedo.

Escuela de Filosofía de Oviedo

Sesiones y lecciones públicas

Curso 2016-2017

Tomás García López, Repercusiones de la muerte de Bueno (17/oct/15)
David Alvargonzález, Las ciencias como sistemas y los sistemas filosóficos (24/oct/15)

Próximas intervenciones previstas
todas las sesiones a las cinco de la tarde

Lunes, 7 noviembre 2016
Elena Ronzón, Alonso de Cartagena desde el Humanismo histórico-filológico
Lunes, 14 noviembre 2016
Jesús Laínz, El mito del vascocantabrismo
Lunes, 21 noviembre 2016
Gustavo Bueno Sánchez, Cien años de Trotski en España
Lunes, 28 noviembre 2016
Marcelino Suárez Ardura, Fundamentalismo y educación, a propósito de Cultura Científica
Lunes, 12 diciembre 2016
Miguel Ángel Navarro Crego, La tradición armera del Imperio español, siglos XVI-XVIII
Lunes, 19 diciembre 2016
Ernesto Castro Córdoba, La estética en el materialismo filosófico
Avenida de Galicia 31, Oviedo, España
entrada libre hasta completar aforo

Por otra parte, seguidamente  se reproduce  el siguiente artículo, publicado en la edición de Octubre de la revista digital EL CATOBLEPAS, número 176:

En torno a la obra de Ernst Nolte

Pedro Carlos González Cuevas

Apuntes sobre el historiador fallecido en el mes de agosto

¿Quién era Nolte?. Nacido en Witten el 11 de enero de 1923, Ernst Nolte era miembro de una familia católica. Como diría en su correspondencia con el historiador François Furet: «En mi familia no éramos deutsch-national, y cuando yo era niño mi primer amor fue para la reina oprimida María Teresa, y mi primera aversión para el agresivo rey de Prusia, su enemigo. Hicieron falta muchos acontecimientos para que yo pudiera verme llevado a tomar partido por Federico II»{3}. Sus recuerdos infantiles son los del «asombro atemorizado de un niño de la comarca del Ruhr ante el desarrollo de los movimientos del comunismo y del nacional-socialismo durante los años inmediatamente anteriores a 1933». No obstante, su memoria se centra igualmente en la figura de Martín Heidegger, de quien fue discípulo, señalando su fascinación «por el gran pensador que pareció ser el último metafísico y fue capaz de poner en duda la metafísica con mayor profundidad de lo que lo habían hecho los escépticos y pragmatistas»{4}. La influencia del autor de Ser y tiempo en Nolte es manifiesta, incluso en el estilo literario. La prosa de Nolte resulta, con frecuencia, oscura, confusa, conceptista y zinzagueante. Su historiografía es conceptual, filosófica.
En 1964, Nolte pasó a ocupar la cátedra de Historia Contemporánea en la Universidad de Marburgo. Su labor investigadora sobre los movimientos fascistas comenzó aproximadamente a finales de los años cincuenta. En 1963, publicó su obra más célebre, El fascismo en su época, al que luego siguieron La crisis del sistema liberal y los movimientos fascistas, El fascismo. De Mussolini a Hitler, etc. El conjunto de estos libros constituye la primera parte de la producción noltiana, centrada en la interpretación genérica del fenómeno fascista. Según Nolte, considerado en su aspecto más profundo, como fenómeno transpolítico, el fascismo sería una disposición de «resistencia a la trascendencia», expresión en la que no hay que entender la trascendencia religiosa, sino lo que podríamos denominar la trascendencia horizontal, es decir, el progreso histórico o espíritu de la modernidad. El enemigo para el fascismo, en todas sus formas, debería ser visto en la «libertad hacia lo infinito». Este enemigo, se identifica con las dos corrientes que, en el ámbito del pensamiento filosófico y la acción política, han ejercido mayor influencia en la historia europea: el liberalismo y el marxismo. Para el historiador alemán, el fascismo, rechaza la esperanza en un «más allá» redentor con la misma fuerza que combate la idea de una emancipación inmanente que aspira a la liberación terrena del hombre. Así, Nolte define al fascismo como una «tercera vía» radicalmente antitradicional y antimoderna, por la que discurrirá una «época» de la historia europea; o, dicho con mayor precisión, el fascismo cuestiona tanto la existencia de la sociedad burguesa como la sociedad sin clases marxista. En ese sentido, Nolte cree que debería hablarse de una esencia común que tendría diferentes formas en los países europeos según las diversas situaciones políticas, sociales, económicas y culturales. Nolte describe, en ese sentido, una línea unitaria de desarrollo, donde el primer peldaño estaría representado por Charles Maurras y su Acción Francesa; el segundo por el fascismo italiano; y el tercero por el nacional-socialismo. A su entender, el fenómeno fascista podría ser caracterizado sobre la base de algunos elementos fijos: el terreno de origen, representado por el sistema liberal; su autoritarismo; la combinación de elementos ideológicos nacionalistas y socialistas; el antisemitismo; el sustrato social mesocrático. Además, los diferentes fascismos tenían en común el principio jerárquico, la voluntad de crear un «nuevo mundo», la violencia y el pathos de la juventud, conciencia de elite y capacidad de dirección de masas, ardor revolucionario y veneración por la tradición. Por último, el fascismo es un antimarxismo, que intenta destruir al enemigo mediante la elaboración de una ideología contrapuesta, aunque limítrofe, porque utilizaba medios casi idénticos, Era, en fin, un fenómeno de difícil clasificación, «a un tiempo progresivo y reaccionario, minoritario y encandilador de las masas, favorable a los empresarios y al capitalismo de Estado, piadoso y blasfemo»{5}.
A partir de los años ochenta del pasado siglo, Nolte abandonó, al menos en parte, su interpretación del fascismo genérico para adopta la teoría del «totalitarismo» como una alternativa a la hora de explicar los paralelismos entre las formas de actuación de la Alemania nacional-socialista y la de la Unión Soviética. En ese sentido, fue muy significativa su participación en el célebre «Debate de los Historiadores». En junio de 1986, Nolte publicó en el Frankfurter Allgemeine Zeitung [FAZ] un artículo titulado «El pasado que se niega a pasar», en el que analizaba la situación existencial de los alemanes con respecto al legado nacional-socialista. «El tema implica -señalaba Nolte- la tesis de que este no puede pasar supone algo totalmente excepcional», ya que era un pasado que se establecía como presente, «a modo de espada justiciera». Frente a esa situación, el historiador alemán abogó por la contextualización histórica del fenómeno nacional-socialista, destacando la amenaza que suscitaba el comunismo soviético para la estabilidad de las sociedades europeas: «¿No fue el Archipiélago Gulag más <originario> que Auschwitz? No fue el <genocidio de clase> de los bolcheviques el predecesor lógico y fáctico del <genocidio racial> de los nacional-socialistas?». Por ello, Nolte demandaba «una amplia discusión del asunto, que consistiría sobre todo en una reflexión sobre la historia de los últimos siglos», lo que «haría <pasar> el pasado de que hablamos, como le corresponde a cualquier pasado, pero justamente por lo mismo lo haría suyo»{6}.
De inmediato, el artículo fue contestado por el filósofo Jurgen Habermas, uno de los pensadores oficiales de la izquierda alemana y europea. Su pensamiento viene marcado por la situación política e intelectual de la Alemania de posguerra{7}. En sus obras, Habermas abominaba de aquellas tradiciones intelectuales que juzgaba antidemocráticas y antioocidentales, como las representadas por Novalis, Schelling, Nietzsche, Schmitt, Jünger o Heidegger, a las que oponía autores como Heine, Marx, Freud, Adorno, Heller o Benjamin{8}. Como si algunos de estos intelectuales no hubieran sido representantes del totalitarismo de izquierdas. Además, Freud fue admirador de Mussolini. Para Habermas, 1945 había sido un «nuevo comienzo», en definitiva, una liberación, cuyo fundamento era el «peso histórico de Auschwitz». Por todo ello, no resulta extraño que el filósofo interpretara los planteamientos históricos de Nolte como «una operación revisionista de la <conciencia histórica> alemana», la «restauración de la conciencia nacional, pero al mismo tiempo tiene que desterrar la imagen de naciones enemigas en el ámbito de la OTAN». «La teoría de Nolte ofrece muchas ventajas a esta manipulación. Mata dos pájaros de un tiro: los crímenes de los nazis `pierden su singularidad al hacer cuando menos comprensibles como respuesta a las (aún existentes) amenazas de aniquilación por parte de los bolcheviques. Auschwitz se encoge a las dimensiones de una innovación técnica y se explica a partir de la amenaza <asiática> de un enemigo que sigue estando a las puertas». En sus conclusiones, Habermas defendía que Alemania continuara su apertura «sin cortapisas» a la «cultura política de Occidente», algo que hacía que el «patriotismo constitucional» fuese el «único patriotismo que no nos aleja de Occidente»{9}.
En su contestación, Nolte denunciaba el hecho de que cualquier intento de «desentrañar el pasado nacional-socialista en toda su complejidad y con aspiraciones de <objetividad> recibe enseguida el estigma de que se trata de una <apología>». De ahí que el nacional-socialista siguiera siendo «el mito negativo del mal absoluto, que impide cualquier revisión relevante». A ese respecto, criticaba la frialdad de su contradictor ante los crímenes comunistas, como la expulsión y exterminio de clases enteras. Y concluía: «Existen enfoques esperanzadores entre los disidentes soviéticos, aquí y allá, incluso en la bibliografía oficial. Jurgen Habermas podría ser una voz importante en estos discursos, pero antes tendría que aprender a escuchar, también cuando siente sus prejuicios estimulados»{10}.
Por su parte, Habermas alegó que la vida del conjunto de los alemanes se encontraba «estrechamente relacionada con el contexto vital que hizo posible Auschwitz. Y no por circunstancias contingentes, sino de la forma más íntima». «Ninguno de nosotros puede sustraerse a este medio, porque nuestra identidad como personas, o como alemanes, está insalvablemente enredada en él». Por todo ello, era una obligación «mantener vivo, sin disimulo y no sólo en mente, el recuerdo de quienes fueron muertos por manos alemanas». Las tendencias normalizadoras era, además, igualmente ineficaz a la hora de garantizar las relaciones entre Alemania y el Estado de Israel. Y, por últimos, negaba que los crímenes nazis fuesen equiparables a los comunistas, ya que no era lo mismo «expulsión» que «exterminio». A ese respecto, no se podían establecer «comparaciones niveladoras»{11}.
Por lo visto, Habermas considera irredimible y no contextualizable la historia alemana más reciente. Y suele mostrarse muy solícito a la hora de apoyar cualquier estudio que demuestre y/o defienda la culpabilidad de los alemanes en las guerras europeas del siglo XX. Así ha ocurrido, por ejemplo, con el libro de Daniel GoldhagenLos verdugos voluntarios de Hitler, una obra calificada de «infame» por el filósofo Chris Lorenz; y cuyo contenido fue rechazado por la mayoría de los historiadores{12}. El filósofo alemán no ha logrado, por otra parte, erradicar la vigencia y difusión de los autores que considera responsables, al menos en parte, de la catástrofe alemana del siglo XX. Por poner tan sólo tres ejemplos, Jünger, Schmitt o Heidegger están hoy más vigentes que nunca y en la vanguardia del pensamiento europeo y mundial actual. El propio Habermas así lo reconoció cuando considera que Carl Schmitt era «un competente constitucionalista», cuyos planteamientos «aún hoy se muestran capaces de poner algo en movimiento»{13}. Tampoco ha sido muy fructífera su defensa del concepto de «patriotismo constitucional», que no ha impedido la emergencia de nacionalismos identitarios en diversos países europeos, entre ellos la propia Alemania. Y es que sin la nación no puede haber constitución. Es decir, los valores que dan cuerpo al «patriotismo constitucional» o son valores expresados por la historia nacional, por las tradiciones, o no son nada. Los esperantos iluministas suelen tener malas traducciones políticas.
En la controversia, participaron otros historiadores, como Andreas Hillgruber y Klaus Hildebrand, Hans Rosemberg y Eberhard Jäckel{14}. Sin embargo, el más criticado fue Nolte. En opinión de algunos, se trataba de una apología inteligente del nacional-socialismo. En realidad, no lo era. Porque Nolte nunca negó el terror nacional-socialista; lo situó en la misma línea que el soviético. Tampoco cuestionó el exterminio planificado de una raza; buscó su genealogía. Y se preguntó si el concepto de «raza» en Hitler fue una reacción al concepto marxista de «clase». Quien llevó más lejos esa acusación fue Víctor Farías, conocido por su discutible libro Heidegger y el nazismo [15]. Farías es incpaz de distinguir entre «revisionismo» y «negacionismo»{16} Sin embargo, los auténticos «negacionistas» como Robert Faurisson o David Irving nunca han considerado a Nolte como uno de los suyos{17}. Historiadores prestigiosos como François Furet o Pierre Vidal Naquet no consideran a Nolte un «negacionista»{18}. Sin embargo, algunos grupos de extrema izquierda pasaron a la acción. Nolte fue atacado con un líquido corrosivo durante una conferencia en el antiguo Berlín Este; gracias a sus gafas, no perdió la vistay en 1988 elementos de izquierda calcinaron su coche. Se le dejó de invitar a congresos académicos. En 1994, la fundación Clásicos de Weimar suspendió un congreso sobre Judaísmo y Nietzsche porque cinco profesores se negaron a sentarse en la misma mesa que el autor de El fascismo en su época. En junio del 2000, Nolte recibió el Premio Konrad Adenauer de literatura, lo que causó escándalo en ciertos sectores de la intelectualidad alemana y europea. El historiador Charles Maier consideraba la concesión del premio como «un claro manifiesto político para apoyar la idea de que, en comparación con lo que se hizo en la Unión Soviética, no es correcto demonizar al nazismo». «En el contexto de Alemania, es exculpatorio, y también absolutamente escandaloso». El escándalo aumentó cuando el historiador Horst Moller, director del Instituto de Historia Contemporánea, en el discurso de presentación de Nolte, alabó «toda una vida de trabajo de alto nivel» y criticó los intentos «demagógicos y llenos de odio» de acabar en Alemania con el debate sobre la significación del régimen nacional-socialista. El contenido del discurso provocó una riada de cartas en los periódicos, en las que se pedía la dimisión de Moller. Hienrich Winkler, profesor de Historia en la Universidad Humboldt de Berlín, acusó al historiador de «tomar partido en una corriente intelectual que trata de integrar las posiciones revisionistas y de ultraderecha en el discurso conservador»{19}. Igualmente, Nolte recibió una «desinvitación» a una conferencia que tenía programada en Oxford, aunque luego el comité presidido por el historiador y filósofo judío Isaiah Berlin volvió a invitarle{20}.
Sin embargo, a lo largo de la polémica y posteriormente, el historiador alemán continuó defendiendo sus tesis. Y es que siguió pensando que, frente a la doctrina del «mal absoluto», era preciso dejar claro que «todos los fenómenos humanos guardan una relación con otros fenómenos, que deben comprenderse a partir de esas relaciones, que todas las reacciones espontáneas y emocionales -por muy poderosas que sean- no deben distanciarnos del pensamiento científico objetivo y que en ningún caso deben adoptarse simplemente»{21} . La caída de los sistemas comunistas sirvió al historiador alemán para profundizar en su interpretación del siglo XX. A juicio de Nolte, los acontecimientos de 1989 ponían en cuestión, no ya al comunismo como sistema social y político, sino algunas convicciones tan viejas en la cultura europea como «el sentido de la historia», con el cual el marxismo había intentado legitimarse, e incluso el concepto de modernización, característicos de la ciencia social norteamericana. Por ello, el historiador alemán se mostraba partidario de una visión «trágica» de la historia, tal y como la habían defendido Hegel y Weber, es decir, una historia que ilustre sobre la perpetua dialéctica entre valores. A partir de tal concepción, el fenómeno nacional-socialista adquiría una nueva dimensión explicativa. Perdida la dimensión trascendente de la idea de «progreso» en que se encontraba instalada la alternativa política plasmada en el marxismo-leninismo, Nolte afirmó que el nacional-socialismo no estuvo privado totalmente de «racionalidad». En su ideología, existía un «núcleo de racionalidad». El nacional-socialismo fue «una forma extrema del nacionalismo alemán» e igualmente, y sobre todo, «una forma extrema de antibolchevismo»; una reacción contra el marxismo-leninismo y la amenaza de exterminio que éste suponía para un importante sector de las poblaciones de la Europa occidental{22}. Así, el período comprendido entre 1917 y 1945 fue, en su opinión, el de la llamada «guerra civil europea», en el cual el bolchevismo y el nacional-socialismo estarían ligados por un doble filo; el segundo por ser un reverso del primero, la reacción sigue a la acción, la contrarrevolución; la catástrofe después de la catástrofe. Para Nolte, la idea de exterminio de la burguesía como clase por los comunistas señaló el camino al genocidio de los judíos por Hitler y sus partidarios. El Gulag fue anterior a Auschwitz. Nolte se esfuerza, en esa línea, en intentar comprender el antisemitismo de los nacional-socialistas. Para Hitler y sus partidarios, el judaísmo era sinónimo de bolchevismo; y ello en razón de que veía la génesis intelectual del marxismo en el mesianismo propio del pensamiento judío{23}. Por otra parte, el historiador alemán niega el carácter antimoderno del nacional-socialismo. Su concepto de planificación biológica era, en el fondo, «un desarrollo coherente de la idea de planificación social»; un adelanto de la idea de planificación genética y de sus técnicas. La condición «previa inevitable» de su triunfo en Alemania fue la humillación sufrida en 1918 y el desastroso «dictado» de Versalles, unido, claro está, a la amenaza bolchevique. A ese respecto, el nacional-socialismo pudo tener parte de razón en su antibolchevismo y en su rebeldía frente al Tratado de Versalles. Sin embargo, no fue un «antibolchevismo limpio» e internacional, capaz, por lo tanto, de encabezar la lucha mundial contra la Rusia soviética. La raíz de esa incapacidad se encontraba en su racismo y en su consiguiente antiuniversalismo. Por otra parte, su análisis del momento histórico partía de un error capital, como era el de la incapacidad de la democracia liberal para contrarrestar la ofensiva ideológica, política y social del marxismo. Profecía que, finalmente, se mostró errónea{24}. Nolte veía, ahora, en Nietzsche el precursor intelectual del nacional-socialismo y de la reacción antibolchevique desatada por éste. El filósofo alemán «previó la época de las grandes guerras» y se convirtió, aunque no sin contradicciones, en el precursor del «partido de la vida» frente al «partido de la guerra civil» encarnado en Karl Marx. Nietzsche y Marx fueron «los ideólogos más importantes de aquella guerra civil que cuajó en una decisión bélica»{25}.
Con respecto a la problemática española, Nolte niega el carácter fascista del régimen de Franco, «puesto que la unificación forzada de la Falange con los tradicionalistas carlistas, los requetés, decretada por Franco el 19 de abril de 1937, fue más allá de lo que un partido fascista puede soportar en síntesis; por la misma razón, el partido estatal de la España franquista no puede contarse entre los partidos fascistas». Además, la España de Franco se inscribía, a juicio de Nolte, en un contexto social y político distinto al que dio vida a los movimientos fascistas. Se trataba de una sociedad en la que se daba una especie de equilibrio inestable entre los tradicionalistas y los revolucionarios, y donde la democracia liberal carecía de fuertes raíces sociales. En ese sentido, Nolte estimaba que el régimen de Franco hubiese sido, en aquellas circunstancias, «el mejor para todas esas zonas de Europa todavía (relativamente) deseuropeizadas»{26}.
¿Cuál es el balance de su obra?. Resulta innegable que Ernst Nolte ha contribuido no sólo a una ingente y necesaria labor de revisión histórica, sino al cambio de nuestra percepción de toda la época contemporánea europea. Entre otras cosas, ha ofrecido nuevas interpretaciones sobre el turbulento siglo XX europeo. Muy pocos se habían atrevido hasta hace poco a someter a crítica muchos de los prejuicios que sustentan aún la opinión pública de sociedades que se autodefinen como democráticas y liberales. Las falacias de sus enemigos son hoy más vulnerables que antes. Uno de los grandes críticos de Habermas, Peter Sloterdijk denunció hace ya tiempo las trampas inherentes al concepto habermasiano de «situaciones de habla ideales», en cuyo interior quedan excluidos todos aquellos que no comulguen con sus fundamentos políticos, filosóficos y culturales{27}. Y es que los consensos no pueden escamotear la necesaria libertad de opinión y de interpretación. Como dice Timothy Garton Ash: «Nadie puede legislar la verdad histórica. En la medida en que ésta pueda ser establecida debe ser hallada por una investigación histórica sin trabas, por la discusión de los historiadores sobre las pruebas y los hechos, por su verificación y su disputa sobre sus respectivas afirmaciones sin miedo al procesamiento o la persecución (…) Los hechos históricos se establecen precisamente mediante la discusión y verificación frente a la prueba. Sin ese proceso de discusión -incluido el extremo revisionista de la negación completa- nunca descubriríamos qué hechos son verdaderamente sólidos»{28}.
Por otra parte, desde el punto de vista de los historiadores, está claro que declarar «único» el fenómeno nazi no es algo que permita su comprensión e incluso prohíbe su análisis, identificando de antemano con su banalización. En efecto, un acontecimiento que no pueda ser puesto en relación con otros acontecimientos se convierte en algo incomprensible. Deja de ser un acontecimiento histórico, necesariamente situado en su contexto, para convertirse en una idea pura. Además, tal declaración de unicidad presupone una contradicción, puesto que sólo se puede rechazar la comparación entre dos sistemas si antes se ha buscado entre ellos diferencias absolutas que sólo se pueden encontrar precisamente comparándolos. La idea de que los crímenes nazis se banalizarían si nos negamos a ver en ellos un acontecimiento único es igualmente, a nuestro modo de ver, insostenible. Presupone que los crímenes se anulan unos a otros, o que los asesinatos, al ser situados en su contexto, son menos execrables. La verdad es que ningún crimen sirve para excusar a otro. De esa idea se deduce la posibilidad de darle la vuelta: hacer de un sistema el «mal absoluto», es tanto como hacer relativas las acciones de todos los demás. Si recordar los crímenes del comunismo equivaliera a banalizar el nazismo, el recuerdo de los crímenes nazis banalizaría necesariamente todos los demás crímenes. De la misma forma, el Sloterdijk denunció de nuevo las falacias de lo políticamente correcto, en este caso del antifascismo. Y es que el mismo concepto de «clase social» defendido por los socialistas revolucionarios y por los comunistas era un concepto polémico que establecía «a quien y bajo que pretexto está justificado eliminar». «Todavía el público -continúa Sloterdijk- no ha tomado conocimiento de que el <clasismo> prevalece sobre el <racismo> en lo que se refiere a las energías genocidas del siglo XX». En ese sentido, el «antifascismo» suponía «la salvación de la conciencia» para los herederos y simpatizantes actuales de la izquierda revolucionaria, pasando por alto la profunda monstruosidad del experimento soviético en particular y de los proyectos constructivistas en general{29}. Incluso puede someterse a crítica la interpretación «universalista» que del comunismo. Como ha señalado el antropólogo Tzvetan Todorov: «El comunismo pretende la felicidad de la humanidad, aunque a condición de que los <malos> hayan sido previamente apartados; algo que a fin de cuentas, sucede también con los nazis. ¿Cómo puede creerse aún en el universalismo de la doctrina cuando ésta afirma que se apoya en la lucha, la violencia, la revolución permanente, el odio, la doctrina , la guerra? Se da la justificación de que el proletariado es la mayoría, y la burguesía una minoría, lo que nos lleva ya lejos del universalismo; pero cuando, además, se sabe que la otra gran contribución de Lenin a la teoría comunista se refiere al papel dirigente del Partido, destinado a someter a las masas proletarias, vemos que ni tan siquiera el argumento de la mayoría se sostiene (…) Y es que <internacional> no quiere decir <universal>. En realidad, el comunismo es tan <particularista> como el nazismo, pues afirma, de modo explícito, que no toda la humanidad se ve concernida por este ideal: <transnacional> no significa <transclases>, se exige siempre la eliminación de una parte de la humanidad (…) Sencillamente, la división no es ya territorial u <horizontal>, sino <vertical>, entre estratos de una misma sociedad. Donde en unos aparece la guerra de las naciones o de las razas en los otros se sitúa la lucha de clases»{30}.
A este reto respondió Nolte, a la postre con éxito. Como pensador e historiador, Nolte ha sido uno de los más hondos intérpretes del fenómeno fascista, aunque algunos de los aspectos de su exégesis nos puedan parecer muy discutibles. Sin embargo, lo más destacado de su obra es, en nuestra opinión, su capacidad y valentía a la hora de someter a crítica y desafiar no pocos de los lugares comunes en que descansa la opinión pública de nuestras sociedades. Por ello, su ejemplo, siempre será un reto.
Notas

en Suecia izan una bandera con la Cruz Gamada

22 abril, 2016

EL DÍA DE SU CUMPLEAÑOS

Izan una bandera nazi en un Ayuntamiento en honor a Hitler

“Vetlanda se esfuerza por ser una comunidad abierta y esto va totalmente en contra de ello. Es verdaderamente triste”, ha declarado el alcalde de la localidad sueca Magnus Färjhage.

nazis_banderas_efe

Gaceta.es

Viernes, 22. Abril 2016 – 11:45

 

Los residentes de Vetlanda, una pequeña ciudad sueca de más de 13.000 habitantes, han amanecido este miércoles con una bandera nazi ondeando frente al ayuntamiento, informa el diario ‘The Local’. Se cree que el estandarte con la esvástica ha sido un silencioso homenaje a Adolf Hitler, nacido el 20 de abril del año 1889.

La bandera fue descubierta por un empleado del ayuntamiento a primera hora de la mañana y fue rápidamente arriada por un conserje de guardia. El incidente ha sido clasificado como “incitación al odio racial”, informa el periódico local ‘Vetlanda Posten’.

ADVERTISING

Los residentes de Vetlanda, una pequeña ciudad sueca de más de 13.000 habitantes, han amanecido este miércoles con una bandera nazi ondeando frente al ayuntamiento, informa el diario ‘The Local’. Se cree que el estandarte con la esvástica ha sido un silencioso homenaje a Adolf Hitler, nacido el 20 de abril del año 1889.

La bandera fue descubierta por un empleado del ayuntamiento a primera hora de la mañana y fue rápidamente arriada por un conserje de guardia. El incidente ha sido clasificado como “incitación al odio racial”, informa el periódico local ‘Vetlanda Posten’.

“La bandera será entregada a la Policía y se va a realizar un informe”, ha declarado a la cadena de televisión sueca SVT el alcalde Magnus Färjhage. El edil ha tildado el suceso de “inaceptable” aunque ha hecho hincapié en que se trata de “un solo caso aislado”. “Vetlanda se esfuerza por ser una comunidad abierta y esto va totalmente en contra de ello. Es verdaderamente triste”, ha afirmado.

Numerosos vecinos han expresado su indignación en Facebook. “Qué ofensa tan horrible para todas las personas que han sido víctimas de esta terrible ideología. Es horrible que el eco de la historia no llegue a todos los residentes de nuestra pequeña ciudad”, ha lamentado Charlotte Blom. “Espero que encuentren a quien lo hizo”, ha escrito Mattias Nilsson. La Policía ha abierto una investigación.

No es la primera vez que aparece en Vetlanda una bandera nazi en el cumpleaños de Hitler: el año pasado una esvástica fue izada junto a una escuela.

http://gaceta.es/noticias/izan-bandera-nazi-ayuntamiento-honor-hitler-22042016-1145

Comentario de un lector de gaceta.es

Carlos Pérez Santiago ·

Mi más sinceras felicitaciones al hombre más calumniado de la historia. Pequeño documental informativo para conocer un poco mejor a Adolf Hitler. https://m.youtube.com/watch?v=Ay8j9Anm0n

===


PARA SER UNA MUJER EUROPEA…

12 marzo, 2016

sábado, 12 de marzo de 2016

PARA SER UNA MUJER EUROPEA…

 

Lo que sigue a continuación son ideas que toda mujer debe saber en  relación a su vocación profesional y protección de la salud, así como  para orientar su vida sentimental y familiar.

01.-  El autor alemán Oswald Spengler escribió que para muchas mujeres  el tener un hijo “ significa el futuro, la prolongación de la propia vida”.

(“La decadencia de Occidente”)

02.-  Hoy, en Europa y en general, en los países industrializados, ser madre es difícil porque las empresas y el Estado no dan las facilidades necesarias para que sea compatible la educación de los hijos con la actividad laboral. Esto hace que en algunos países de Europa la natalidad tan baja que no permite el relevo generacional.

03.-  Tanto las mujeres como los hombres deben tener una educación básica y aspirar a tener una cultura extensa.  Sólo así serán buenos trabajadores y buenos educadores de sus hijos.

04.- La formación de la personalidad  se basa en la aceptación de unos principios éticos que hacen posible la convivencia y la armonía social. Solo una conducta moral y el respeto mutuo hacen

posible la armonía y amor entre varón y mujer.

  1. La estabilidad y el progreso de una comunidad nacional se apoyan en la estabilidad de las familias que la forman. La unidad familiar da seguridad y fuerza de voluntad a sus miembros, pues los individuos son solidarios y sociales por naturaleza.

06.-El egoísmo individualista debilita tanto al hombre como a la mujer. De ahí que sólo las personas psicológicamente muy fuertes o las que tienen vocación mística o monacal prefieren una vida al margen de los deberes y responsabilidades que conlleva formar una familia.

07.-  Se da por supuesto hoy día que el único trabajo productivo y remunerado es el trabajo realizado fuera del hogar, sin embargo el trabajo doméstico, generalmente desempeñado por la mujer, es el que hace posible que los miembros de la familia que trabajan fuera de casa –el padre y los hijos—ejerzan bien su tarea y en condiciones saludables. De ahí se llega a la conclusión de que los ingresos dinerarios que entran en una casa pertenecen por igual al marido y a la mujer.  Se supone que el trabajo de los hijos e hijas del matrimonio consiste en sus estudios escolares, universitarios o de formación profesional, y por consiguiente se trata de un trabajo no remunerado.

08.-  Es una realidad biológica la polaridad existente entre varón y mujer. Se ha comparado esa polaridad a la que se desarrolla en la electricidad: dos polos de distinto signo se atraen y los de mismo

signo se repelen. En un caso se crea la electricidad y en el caso de la atracción del hombre y de la mujer se crea la prole humana.

09.- Para construir una sociedad y un estado bien integrados no sólo son fundamentales la ética y la educación académica, también es muy importante la formación física (salud y eugenesia, deportes, etc), la formación del carácter y de la voluntad. Por supuesto, la apreciación de las bellas artes, de la música en primer lugar, la artesanía, etc. son parte  imprescindible de la educación popular.

10.- Las llamadas tareas del hogar, tales como cocinar, coser, limpiar y embellecer y hacer habitable el espacio doméstico son poco valoradas por las ideologías hoy dominantes.  Los gobiernos e instituciones privadas, y también los grandes centros de poder económico y financiero promueven el acceso masivo de la mujer al mercado laboral. El resultado es que el hogar, y como consecuencia, la familia, queda desatendida.

Dado que los hombres no contribuyen en su mayoría, a las tareas domésticas y que muchas mujeres están sobrecargadas de trabajo, pues a la misión exclusiva de parir y cuidar a los niños añaden con frecuencia trabajos asalariados, es la familia, como unidad básica de las naciones, la que sale perdiendo.

11.- Se ha hecho creer a la mujer que puede sentirse realizada ejerciendo tareas  “de hombres” como son soldado, minero, bombero, barrendero, basurero, etc.  Evidentemente, en la guerra de 1939-1945, las mujeres alemanas en general han preferido tareas como enfermería, y han sabido ejercer multitud de oficios y trabajos que ocupaban hombres destinados al combate, antes que coger las armas para matar.  En aras de una pretendida equiparación entre hombres y mujeres se ha hecho que  mujeres se alisten en los ejércitos de algunos países… para encontrar no una realización vocacional…sino una brutal y cruel carnicería…

12.- Para que “la mujer del hogar” no se sienta despreciada en su dignidad,  su trabajo debe ser valorado, pues el trabajo doméstico es en verdad de lo más valioso. Sin embargo, prestigiar el trabajo doméstico es muy difícil en una sociedad mercantil en la que sólo se valora el trabajo en función del dinero que aporta.  Este problema de justicia distributiva sólo es posible resolverlo con una política centrada en la defensa de la familia como célula social básica, y no del “individuo”.  Las personas nacemos en el seno de una familia, crecemos y nos educamos en una familia a ser posible compuesta de un padre y una madre vivos y que se amen y apoyen mutuamente. La mujer es la que pare a los hijos, y sin ella la familia se disgrega. Por eso, la salida de la mujer del hogar para incorporarse al trabajo, en muchos casos supone la destrucción de la familia y la dispersión de los hijos.

Lo cual no significa que muchas mujeres no puedan alcanzar importantes logros profesionales, pero en todo caso, deberán elegir entre dedicarse a los hijos o a su vocación laboral.

  1. En la sociedades “desarrolladas” de Occidente las mujeres se esfuerzan, tanto como los hombres, en “ganar dinero”…pues se ha olvidado, en general,

que  debemos “trabajar para vivir” pero no  “vivir para trabajar”. Como dice Baltasar Gracián…:”que los bienes de este mundo te sigan, pero que no te arrastren”. No es malo que muchas mujeres se queden en casa educando y educándose; lo malo es que los hombres se hallen siempre fuera de casa obsesionados en ganar más y más dinero, lo que conlleva un relativo abandono del calor familiar, de la atención debida a esposa e hijos.

14 .- Las sociedades modernas valoran más el precio en dinero de un objeto de consumo que la calidad del trabajo realizado para la producción de ese objeto.  Se valora, por ejemplo, en una cena casera, no el esmerado trabajo de varias horas, sino los manjares y vinos caros, la repostería y platos que van directamente desde la tienda a la mesa. No se valora el trabajo y pericia del ama de casa que elabora “comida económica” pero sana.

Las economías domésticas están organizadas de tal forma que muchas esposas prefieren trabajar fuera de casa, por sueldos bastante bajos, para poder pagar las mercancías y servicios que ellas mismas podrían realizar en casa. Como resultado de que incluso muchas familias acostumbran a comer en restaurantes baratos o encargan alimentos precocinados, muchas mujeres y la gran mayoría de los hombres son incapaces de elaborar en casa una alimentación básica o sencilla. Y, por supuesto, sólo las personas que ingresan altos rendimientos dinerarios pueden permitirse el lujo de tener en casa criados y cocineros a sueldo. Para la mayoría de los hombres, la muerte de la esposa supone una catástrofe y no tanto ocurre en el caso de las mujeres viudas, pues ellas están más preparadas para sobrevivir en soledad. Por supuesto, en las familias con numerosa prole y nietos, este acaecer de la viudedad es más llevadero.

15.—En cuanto a la forma de manejar su vida de modo independiente y sin interés por el matrimonio, siempre ha habido mujeres muy “masculinas” en sus gustos y aspiraciones. Incluso en la Alemania nacionalsocialista hubo este tipo de mujeres, pero las leyes del Estado no impedían su desarrollo  vocacional, sino que se dirigían a la gran mayoría de las mujeres del pueblo. Lo que al Estado interesaba es conseguir  que el trabajo de la mujer que necesitaba o quería trabajar fuera de casa fuera compatible con el cuidado de su hogar y de sus hijos. El esfuerzo legal de la política laboral del NS iba encaminado a hacer lo menos duro posible el trabajo de las mujeres empleadas en fábricas, talleres, laboratorios que no podían prescindir de su sueldo pero también querían tener una vida familiar.

También hay que tener en cuenta que en la Alemania nacionalsocialista el trabajo era considerado como un honor y un servicio hacia la comunidad popular, y por consiguiente no se valoraban los distintos tipos de trabajos como dignos o indignos, sino que se valoraban como necesarios o inútil. También se consideraban una clase de trabajos más adecuados para hombres o para mujeres, en función de las característica psicosomáticas de cada sexo.  En la legislación laboral y en la asignación salarial se tenía en cuenta la condición de padre o de madre del trabajador.

Secularmente la mujer se ha encargado del cuidado de la casa y de los hijos mientras  el hombre se ocupaba de la caza, de la guerra; hoy diríamos, de traer la comida y de la seguridad de la familia.

Los pueblos y naciones de etnias o razas caucásicas o europeas siempre han protegido a la mujer evitando que ejerciera los trabajos más peligrosos para su salud e integridad física, lo cual es una manera de proteger el futuro de la comunidad. En la actualidad la mujer puede trabajar en lo que quiera y a veces se ve obligada a realizar tareas agotadoras, lo cual va en perjuicio de su posible vocación maternal. Hemos llegado, en el siglo XXI a la situación dramática ó jocosa, según se mire, de que la mujer que quiere quedarse en casa no puede y la que puede no quiere.

16.-  Sería muy deseable que las mujeres madres de familia tuvieran mucho tiempo disponible para, durante su juventud, poder educarse en temas muy diversos, adquirir una cultura muy amplia, para en su momento poder educar eficientemente a sus hijos. Por otra parte, una mujer con amplios conocimientos no sólo utilitarios en el hacer doméstico, sino también en cuanto formación humanística, artística, etc.,  estaría siempre en condiciones de formar una familia unida y más estable.

Los esfuerzos de la sociedad no deben fomentar expulsar del hogar a la mujer; más bien debería esforzarse en que el marido sea más amante de la vida familiar y no dedique todo su tiempo al trabajo, los negocios o el bar…

Por supuesto que el marido debe trabajar para mantener el hogar y su familia, pero también debe saber repartir el tiempo sobrante en dedicación a los amigos, deporte, aficiones artísticas, culturales o de amor a las excursiones campestres, senderismo, montañismo, etc. Y las personas con sentimientos más cívicos incluso buscarían tiempo para realizar servicios sociales, tales como ayudas a los ancianos, huérfanos, etc.

17.-  Richard Wagner decía, como denuncia, que el hombre moderno tiene como dios al dinero y como religión la usura.

Por eso, es necesario, si queremos superar nuestra sociedad decadente, desarrollar actividades y trabajos altruistas y desinteresados. Tenemos que tener presente la idea de servicio y un sentimiento de solidaridad nacional y popular; sentirnos miembros  –no sólo ciudadanos—de una Patria grande  encarnada en una historia milenaria.

18.-  Un dicho hindú decía que todo hombre ó mujer, durante su estancia en la Tierra, debería hacer tres cosas: plantar un árbol, escribir (o leer) un libro y tener un hijo. En la Germania tradicional se decía que la mujer centraba su vida en tres ejes: la fe, la cultura y los hijos. Lo cual dio lugar al trilema de las tres K: (Kirche, Kultur und Kinder).

Es evidente que son las madres quienes transmiten la fe y las oraciones a sus hijos en la primera infancia. Fue el trabajo y tesón de las mujeres alemanas –pues muchísimos de sus hombres, maridos e hijos y hermanos habián muerto en la guerra—las que participaron, con su fe en Dios y en la esperanza en reconstruir la nación en ruinas, en la vuelta a una normalidad relativa después de la catastrófica derrota militar en 1945. Sin voluntad y fe habría sido imposible una reconstrucción de ciudades arrasadas por millones de toneladas de bombas, desde el día siguiente a la terminación de la guerra.

Los adversarios a la educación cristiana de los hijos también procuran que éstos no crean en Papá Noel o en los Tres Reyes Magos, argumentando que no deben llenar las mentes infantiles con fantasías. Parece un chiste, porque resulta  que, muy abundantemente y constantemente, el cine, la televisión, la prensa y el teatro y todos los medios de propaganda de ideas, están llenos de fantasías cuando no de mentiras y falsedades sobre la historia reciente y sobre el acontecer diario, con el fin deliberado de condicionar el modo de pensar  de los ciudadanos y asi lograr que voten lo que lo poderes mundiales imponen.

19.- Los conceptos de espacio infinito, de vida eterna, de la “nada” son conceptos que escapan a nuestro razonamiento. No son susceptibles de estudios o de análisis porque sobrepasan a nuestra capacidad racional. Decía el filósofo Berard Shaw “no entender por qué los hombres que creen en los electrones se consideran menos crédulos que los que creen en los ángeles”.

Lo que viene a significar que es tan difícil creer en una interpretación materialista del mundo como en una explicación religiosa.  En resumen, todo se reduce a dos posibilidades: o creemos en algo –el infinito, la vida eterna—o no creemos en nada…

y ambas posibilidades escapan a nuestro conocimiento; por lo cual resulta más positivo creer en algo que en nada.

Para mí, lo más maravilloso del Universo no son los misterios del Infinito y la Eternidad; me admiran más los sentimientos de bondad, heroísmo, abnegación, amistad, sacrificio y tantos otros que parecen actuar contra el instinto de conservación y contra nuestro egoísmo innato.  Cuando era muy joven llegué a pensar que el misterio estaba no tanto en la existencia de un Ser capaz de crear al hombre físico, sino en haber creado a un hombre espiritual, capaz a su vez, de crear, por ejemplo, el preludio de Lohengrin.

Un hombre, que normalmente se aferra a la vida con toda su fuerza, en determinados casos y circunstancias, da su vida por una causa noble, incluso si cree que  no hay otra vida más allá de la vida terrenal. Este gesto de autoinmolación, de la muerte del héroe, sólo se explica porque existe el Amor, en su sentido más amplio, como un misterio más de la Creación. El amor humano a Dios es sublime y según dicen los teólogos Dios mismo es Amor.

20.- Está claro que la importancia de la religión es fundamental para la vitalidad de los pueblos. La identificación del hombre con Dios da cohesión

solidaria a los ciudadanos y a los estamentos, regiones y clases sociales. Sin embargo, en los regímenes laicistas basados en un liberalismo que excluye cualquier fe religiosa o política, se propaga el agnosticismo e incluso el ateísmo.

20 .- En la Alemania del III Reich se logró construir lo que se llamó “Volksgemeinschaft” (“Comunidad popular”), que es, como define Roger Bonnard en su obra “El Derecho y el Estado en la Doctrina Nacionalsocialista”, punto de partida del sistema político del NS, centro de la organización política. La noción de “Volk” no es una noción jurídica sino una noción étnica. En este intento de crear la Volksgemeinschaft, la aportación femenina fue fundamental. La muchacha de la ciudad aprendía a conocer el mundo rural, la naturaleza y los animales.

Respecto a la atención por parte del Estado a la salud de las mujeres, el Dr. Goebbels decía: “si la mujer es sana, entonces también el pueblo es sano”, pues el NS no sólo se preocupaba de la salud física de la mujer, sino también de la salud psíquica y espiritual.

21.-  Hoy parece anticuado besar la mano de una dama, cederle el paso o mostrar cualquier tipo de deferencia hacia ella. El NS procuró trasladar al plano de la política el esa deferencia que tenía con la mujer en el trato personal. Es más, el NS era la versión política  del movimiento artístico llamado romanticismo. El hombre europeo siempre ha dedicado a la mujer un trato caballeresco. Todo lo contrario que otras razas que, a menudo, han adjudicado a las mujeres las tareas más duras o desagradables.  El hombre blanco se caracteriza por pensar: “Como soy más fuerte, debo proteger o defender al débil.” Es de esperar que ese trato caballeresco y de respeto hacia la mujer volverá a producirse en el mundo blanco u occidental.

Las épocas como la nuestra, no son más que anécdotas que con la perspectiva de los milenios venideros, no tienen ninguna importancia.

Erika … Lili Marleen

10 marzo, 2016

Erika — (Marschlied) (Hi-Fi)

https://www.youtube.com/watch?v=fc-DgRO1SrQ

https://youtu.be/fc-DgRO1SrQ

Marlene Dietrich – Lili Marleen

https://youtu.be/hZAV4hsP5WU

https://www.youtube.com/watch?v=hZAV4hsP5WU

 

https://www.youtube.com/watch?v=bUsePoATbrU

0:03 / 3:10

WW2 Lili Marleen (1939 Version)

¿POR QUÉ CAYÓ LA DDR?

28 noviembre, 2015

sábado, 28 de noviembre de 2015

¿POR QUÉ CAYÓ LA DDR?

6 MAYO 2015

El último 1º de Mayo multitudinario en Alemania del Este. ¿Por qué se hundió la RDA seis meses después? (1)

Recordando la pantomima sindical española de hace unos días (el festivo 1º de Mayo) me vienen a la  memoria algunas cosas. Por ejemplo, que los Primero de Mayo en la RDA nada tenían que ver con las celebraciones paripé de países capitalistas como España, donde unos sindicatos amaestrados (a golpe de talonario público) por un poder subordinado a los mercados han venido escenificando una farsa reivindicativa (al gusto de empresarios y banqueros) desde que EEUU autorizó la democraCIA española. La corrupción sindical ha venido aparejada a la política y en eso de pactar contrarreformas laborales y acuerdos sobre empleo-basura los dos principales sindicatos del país (UGT-CCOO) han ido dejando varias puñaladas traperas por el camino. De la “transacción” franquista a la democracia del IBEX35 tan sólo hay un trecho.

Sólo hay que ver qué clase de infectos dirigentes han medrado en esas oligarquías sindicales y cómo han culminado su carrera sindical yendo de abrazafarolas del neoconservadurismo, en particular, los que estuvieron al mando del sindicato ex comunista CCOO. Ahí tenemos a José María Fidalgo, mamporrero de honor de la fundación facha-FAES del PP e íntimo amigo de Aznar y otro ex jerifalte de CCOO, Antonio Gutiérrez, engrosando las filas del PsoeGAL. Los dos máximos representantes de los trabajadores estaban volcados totalmente con el “libre” monetarismo capitalista de los mercados de valores, mientras se exprimía como limones, o se dejaba en la calle, a miles de “curritos” a diario. ¿Alguien acierta a explicarse cómo el afán desmovilizador y entreguista de estos dos deleznables parásitos sindicales fue especialmente intenso cuando gobernó el PPSOE, o lo que es lo mismo, el Zapaznarato? Del otro sindicato, UGT (más conocido como Unión General de Timadores) sus prácticas corruptas han tenido bastante más éxito que sus teatrales “huelgas generales”.

Bien, volvamos al pasado. El 1 de mayo de 1989 se celebraron en varias ciudades de la RDA (República Democrática de Alemania) marchas masivas, reivindicativas, especialmente coloristas, todas ellas con un marcado carácter festivo. Sólo en Berlín Oriental hubo más de medio millón de personas (la televisión oficial germano oriental cifró la asistencia en más de 700.000) desfilando por la Karl Marx Allee (que creo todavía se llama así) perpendicular a la histórica avenida Unter der Linden). En otras ciudades de la RDA el Primero de Mayo fue igualmente masivo: en Cottbus asistieron 80.000 personas, en Dresde casi 300.000, en Erfurt 160.000, en Karl Marx Stadt (hoy llamada Chemnitz) cerca de 200.000, en Leipzig 300.000, en Magdeburgo 170.000, en Neuebrandenburg 50.000, en Potsdam, en Rostock 100.000 y en Halle 200.000, etc.

Destacaría de todas ellas una leyenda, en una pancarta de la manifestación de Berlín, que nada hacía presagiar lo que sucedió tan sólo unos pocos meses después. Rezaba así  Kampf gegen den neonazismus in der BRD Verpflichtung aller demokratischen kräfte (es decir, La lucha contra el neonazismo en Alemania Federal es una obligación de todas las fuerzas democráticas). Sin duda, esa leyenda no fue premonitoria pero sí sintetizaba de la mejor manera posible qué clase de vecino tenían los germano orientales. Ese neonazismo fue, final y lamentablemente, el que volteó (ayudado por la disidencia interior), seis meses después y de forma abrupta, al Estado de obreros y campesinos nacido de la II Guerra Mundial, refundiendo las dos Alemanias en una sola a las órdenes de EEUU y la OTAN. La división de Alemania parecía estar firmemente consolidada cuarenta años después. A pesar de que en el pasado los pronunciamientos en favor de la reunificación, como estricto país neutral, hechos desde la URSS por Stalin y dirigentes de la RDA como Walter Ulbricht, fueron desoídos tanto por Alemania Federal como por su tutor político, EEUU, dos países a los que sólo interesaba hacerse con el botín de la RDA a cualquier precio mediante una campaña de acoso y derribo sin precedentes en Europa.


                           Berlín, 1 de mayo de 1989 

Al margen de las cifras de asistentes al 1 de mayo de 1989 en la RDA, que en estos casos suele ser un elemento muy subjetivo y objeto de engorde o desinfle, según el prisma político de cada cual, o de que las mismas estuvieran “dirigidas” por el SED (Partido Socialista Unificado), lo cierto es que la asistencia de los ciudadanos de la RDA a las convocatorias del Día del Trabajo fue abrumadora y, ciertamente, muy entusiasta (el que quiera que se de una vuelta por el video de más abajo). Manifestaciones bastante superiores, en número, por cierto, a las opositoras que le siguieron en octubre y noviembre de ese mismo año y que desencadenaron el fin de la RDA. Marchas antisocialistas que, básicamente, estuvieron orquestadas desde “fuera” del país aunque en ellas también había miembros de base del SED o la FDJ, quienes sólo demandaban, de partida, mayor transparencia democrática en las autoridades gobernantes y forzar la salida de los actuales dirigentes.

Es de suponer que nunca pretendieron, esas bases socialistas del SED, la disolución de la RDA y menos acabar con el sistema socialista sino reformarlo, aunque luego se entregaron totalmente a la liquidación de la RDA, al calor de los golpes involucionistas que provinieron de dentro de la jerarquía del SED (Gregor Gysi, Lothar Bisky o Hans Modrow, entre otros jerifaltes) y la URSS del vendido Gorbachov. Qué diferencia ¿verdad? Los dirigentes germano orientales, aunque traidores a sus ideales, entregaron el poder a los capitalistas de forma pacífica, mientras que en América Latina las asonadas golpistas que patrocinaron EEUU y sus socios de Europa Occidental contra la izquierda se hicieron con miles de opositores exterminados.

Esos grupos “disidentes” u “opositores” de la RDA se reunieron (ya se ha explicado en otras entradas) en torno al ya conocido y “neutro” nombre de Nuevo Foro, un conglomerado donde cabía de todo, desde neofascistas a ultraliberales pasando por socialdemócratas reformistas del SED partidarios, o no, de la anexión a la RFA y los inevitables troskistas, como fuerza de choque anticomunista, todos comandados, desde dentro de la RDA, por la reaccionaria iglesia protestante, encabezada por el cura anticomunista Joachim Gauck (el que es, hoy, presidente de Alemania) y desde fuera de la RDA monitoreados coordinadamente por la CIA y el gobierno de Alemania Federal. Si la oposición al entonces presidente de la RDA, Erich Honecker, hubiera sido tan fuerte y masiva como nos contó la propaganda de Occidente, el 1 mayo de 1989, el Día del Trabajo, la presencia de ciudadanos de la RDA no sólo hubiera sido minoritaria, o menos concurrida de lo que fue, sino que se hubieran producido, de una u otra manera, movilizaciones o protestas en diverso grado de intensidad.

Entonces..¿qué análisis cabe deducir de todo lo que ocurrió en el breve lapso de seis meses? ¿Qué interpretación histórica cabe hacer de un país, la RDA, que se atomizó en cuestión de semanas o días de forma y manera casi repentina? La simpleza propagandista del Oeste ha recurrido a los tópicos anticomunistas de la guerra fría para describir el vertiginoso proceso de implosión de la RDA. Se diría que muchos de los miles de asistentes a las masivas manifestaciones del 1 de mayo de aquel año transmutaron meses después en enfervorecidos unionistas en pro del capitalismo de la RFA ¿O es que fueron obligados a asistir poco menos que a punta de pistola por la Stasi (el servicio secreto de la RDA) o por los cuadros del SED y la FDJ (la Juventud Libre Alemana)?. Los argumentos de los palanganeros del Pentágono podrían ir en este último sentido, pero la realidad es más compleja de cómo nos la han pintado durante estas dos últimas décadas esos “agit-prop”, quienes, por otra parte, suelen esconder, bajo el tapiz democrático, los asesinatos de la CIA en Siria, el golpe de Estado de Maidan o bien hacen mutis por el foro ante las falsas banderas de la OTAN, la CIA y el Mossad.

El relato de la caída del Muro y la anexión de la RDA a la RFA no se explican por una o varias “espontáneas” manifestaciones antigubernamentales, ni por los estereotipos anticomunistas de determinados historiadores o plumíferos a sueldo de Falsimedia,  si no se incardinan en su contexto histórico los factores externos involucionistas que no fueron ajenos a aquellos acontecimientos, antes, durante y poco después de la mediática caída de la barrera antifascista alemana.

***

https://youtu.be/bRtHP25E0a4

http://uraniaenberlin.com/2015/05/06/el-ultimo-1o-de-mayo-multitudinario-en-alemania-del-este-por-que-se-hundio-la-rda-seis-meses-despues-1/

Un comentario en “El último 1º de Mayo multitudinario en Alemania del Este. ¿Por qué se hundió la RDA seis meses después? (1)

  1. Política-DDR 1 comentario

08/05/2015 en 13:58

angel blanco

Lo irónico de mi comentario es que me gusta la manifestación de 1 de mayo de 1989 precisamente porque evoca gran similitud con las manifestaciones populares del NS.
Usted puede creer que la DDR y el IIIReich son opuestos…y tiene usted razón… pero al mismo tiempo son semejantes. Sólo hay que recordar el llamado “paso de la oca” militar… que por cierto también se usa en Chile… y en Cuba.
He visto en youtube las lamentables manifestaciones de 1 de mayo en la actual Alemania Federal… dan un aspecto tercermundista y pintoresco por el “colorido” multiculti etc…
A propósito, me llama la atención que si usted vive en Berlin escriba: “desfilando por la Karl Marx Allee (que creo todavía se llama así)”… Es evidente que esa avenida se llama así.
Hay gente seria que admite que la única diferencia entre NacionalComunismo e InternacionalComunismo es que el primero estaba representado por Stalin (Socialismo en un solo Pais) y el segundo por Trotsky (la IV Internacional). También hay quien ha llamado NacionalSocialismo a los sistemas de China, Vietnam, Cuba y…Venezuela!
En fin, en mi opinión, lo importante no es la economia ni la política… sino la Nación…
Por ejemplo, en el caso de un “choque de civilizaciones” (hipotético). lo decisivo es

¿QUIEN o QUIENES GANAN o PREVALECEN? ¿”Nosotros” ó “Ellos”?
En Moscú van a celebrar SU VICTORIA en la Gran Guerra Patria…
¿En Berlin deberían celebrar SU DERROTA MILITAR de 1945, también llamada “LIBERACION DEL FACHISMUS”? En el caso de la guerra “civil” de España… Pio Moa escribe que quienes abren viejas heridas no favorecen la convivencia pacífica… Hay quienes opinan que en la guerra mundial 1939-1945 TODA EUROPA FUE LIBERADA…y por consiguiente Con el mismo
razonamiento se puede decir que TODOS LOS EUROPEOS GANAMOS/PERDIMOS LA GUERRA. Y eso es exactamente lo que aslgunos dicen de la guerrita de España, que TODOS LOS ESPAÑOLES GANAMOSD/PERDIMOS la guerra.
Creo que lo menos inteligente, en cualquier caso es asumir que UNOS GANARON Y OTROS PERDIERON… pues esto supone eternizar la situación de VENCEDORES Y VENCIDOS…
Usted supongo que se considera ganador en 1945 y perdedor en 1939.
En cualquier caso… creo que los ÚNICOS QUE GANAN en las GUERRAS son los que sobreviven… y sobre todo los ALTOFINANCIEROS que se lucran y alcanzan
enorme poder… y que son seguramente sólo unos centenares o miles de individuos seguramente.
Creo que los chinos dicen… GATO BLANCO ó GATO NEGRO… lo importante es que cace…
Otros piensan que lo IMPORTANTE es SOBREVIVIR…
Felipe Gonzalez (jefe del PSOE) dijo que prefiere vivir en New York aunque le atraquen en el Metro… Hay un individuo al que han dado el premio Cervantes, que habiendo nacido en Barcekona, prefiere vivir en Marruecos… En todo caso, creo que cada pueblo debe habitar en su lugar natural de origen… lo mismo que las Palmeras deben estar en el Trópico y no en el Polo Norte/Sur
…Precisamente…lo que quieren los “globalizadores” es unificar a la “humanidad” en una masa
amorfa, maleable, manejable y sumisa…
…Perdoneme esta disgresión o divagación… Yo he vivido en Berlin… y aunque reconozco que la DDR tenía aspectos atractivos… creo que la realidad histórica es que era un resultado de la IIWW y que quizas habría sido preferible una reunificación en la que la DDR hubiera absorbido a la DBR…con las fronteras de 1939… Es curioso que cuando tras la “caida del Muro”, generosamente Moscú ofreció a Berlin la restitución de Koningberg/Kaliningrad (zona de la antigua Prusia Oriental hoy perteneciente a la Federacion de Rusia), el gobierno de la República Federal de Alemania rehusó… Lo que demuestra que el actual Gobierno de Berlin
no quiere tener problemas fronterizos… Y también es interesante, como he leído en un blog
llamado http://www.yahel.wordpress.com (ubicado en Berlin), que el Gobierno de Obama está totalmente interesado en impedir cualquier tipo de colaboración entre Rusia y Alemania y en general… lo que busca con su apoyo al Califato Islamico (a través de Arabia y de la inmigración masiva: Lampedusa, por ejemplo)… es la debilitación de la Unión Europea… y con ello, la desestabilización de toda Europa, como ha hecho con el golpe (Soros) de Kiev.

En fin… si usted esamigo de la especulación política… le aconsejo que lea LIMONOV, de Emmanuel Carrere, o las obras de Emmanuel Fayey tambi´en las del filosofo español Gustavo Bueno (puede ver alggo en la revistadigital EL CATOBLEPAS)

Auf Wiedersehen!

http://uraniaenberlin.com/2015/05/06/el-ultimo-1o-de-mayo-multitudinario-en-alemania-del-este-por-que-se-hundio-la-rda-seis-meses-despues-1/

Política-DDR 1 comentario

https://hurania.wordpress.com/2015/08/07/2259/

***********************************************

1 AGOSTO 2015

El último 1º de Mayo multitudinario en Alemania Oriental: ¿Por qué se hundió la RDA seis meses después? (2)

WILLIAM BLUM DESMONTA LA PROPAGANDA OCCIDENTAL CONTRA LA RDA

                        

Hagamos un poco de historia en esta entrada. William Blum (1933), periodista y escritor estadounidense, ex funcionario del Departamento de Estado norteamericano, escribió (hace cinco años), poco antes de cumplirse el veinte aniversario del fin de la RDA que “la caída del Muro de Berlín fue otro mito más de la guerra fría” Todos los clichés de la Guerra Fría, construidos por el  “mundo libre” en contra de la tiranía comunista, se sacarán de nuevo a relucir y la leyenda simplista de cómo se cayó el muro de Berlín volverán a repetirse”. Así es y así sucedió, hace cinco años y, también, el año pasado con la apisonadora desinformativa, anti-RDA, que desplegaron las democracias otánicas de Gladio. En su análisis (que figura también en su libro, Killing Hope (Matar la Esperanza, capítulo 8, Alemania años 50), Blum desbroza, con elementos objetivos y rigurosos, qué llevó a la RDA a construir la barrera protectora antifascista en 1961 y cómo se gestó la campaña de acoso masivo que recibió la RDA en los años previos y posteriores a la construcción del Muro de Berlín, algo que es necesario acotar para entender la ilegitimidad histórica de la reunificación alemana de 1990.

En primer lugar, dice Blum, antes de que el Muro se edificase miles de alemanes orientales se desplazaban cada día a la parte Oeste de Berlín a trabajar y luego regresaban a Berlín Este por la tarde. Así que se puede decir que esos ciudadanos no estaban precisamente coaccionados para retornar al Este en contra de su voluntad. Aunque podría argumentarse que esos ciudadanos vivían con sus familias, lo cierto es que nadie les puso cortapisas para salir en cualquier momento de la RDA. Ya se ha tratado en varias entradas, pero Blum incide acertadamente en algo que a los quintacolumnistas de la OTAN no les gusta y huyen como de la peste. Blum pone el dedo en la llaga para hablar del “odiado” Muro berlinés, afirmando que esa barrera antifascista fue construida principalmente por dos razones:

  1. El Oeste fue acosando progresivamente a Alemania del Este con una agresiva campaña de reclutamiento de profesionales de la RDA, sobre todo trabajadores cualificados, que habían sido educados con el dinero público del gobierno comunista. Esto llevó a una grave crisis tanto de trabajo como en el sistema productivo de toda Alemania del Este. Antes, durante la década de 1950, los “combatientes” de la guerra fría estadounidenses, acantonados en Alemania Occidental, promovieron una despiadada campaña de sabotaje terrorista y subversión contra Alemania del Este diseñada para paralizar la actividad económica y administrativa del país.
  2. En segundo lugar,la inteligencia de la CIA y otros agencias militares de Estados Unidos, Europa y, en particular, Alemania Occidental reclutaron, equiparon, entrenaron, y financiaron tanto a grupos alemanes de extrema derecha como de otros países, para llevar a cabo acciones que abarcaron desde el terrorismo a la delincuencia juvenil. Todo era factible con tal de hacer la vida más difícil a los ciudadanos de Alemania del Este y debilitar, de este modo, su apoyo al gobierno de la RDA, de forma  que posibilitara su rechazo al comunismo.

Mientras en los años cincuenta la CIA derrocaba mediante golpes de Estado a legítimos presidentes democráticos, como el iraní Mossadegh o  al presidente guatemalteco Jacobo Arbenz, la RDA no era ajena al frente bélico desatado por el imperialismo y era hostigada desde todas las aristas de la guerra fría, inclusive desde dentro de la neonazi Alemania Federal, donde se asesinaba a jóvenes como Philipp Müller, en 1951, por la policía neohitleriana de Adenauer. El único delito de Müller había sido pertenecer a la FDJ (Juventud Libre Alemana) organización que fue prohibida en la RFA ese mismo año, al igual que el Partido Comunista. Todo valía para acosar a un Estado soberano antifascista, incluso las ya conocidas redes nazis con las que el ex jefe de los espías de Hitler y de la nueva Gestapo alemana occidental, el BND, Reinhard Gehlen, maniobró contra la RDA para sembrar, el caos, el terrorismo y generar, de este modo, malestar y descontento entre la población germano-oriental.

Alguien se preguntará cómo es posible que que la CIA pudiera penetrar tan fácilmente en territorio de la RDA, en los años cincuenta, y organizar actos terroristas y financiar a grupos opositores en ese país. Muy sencillo. Entre Berlín Este y Berlín Oeste no había frontera y el tránsito hacia la RDA era relativamente sencillo, tanto como volver de nuevo al sector occidental de Berlín. La no existencia de barreras, incluida la idiomática, proporcionó, según Blum, una oportunidad sin parangón para que el espionaje de la CIA actuase sin oposición en la Europa del Este, a pesar de que centenares de sus miembros fueron detenidos y juzgados en la RDA. La lógica se impuso y la RDA empezó a endurecer, con buen criterio, la entrada a su país.

El detalle de los hechos que proporciona Blum acerca de las labores contrarrevolucionarias del Oeste en la RDA son bastante claras: Fue una empresa notable, prosigue Blum, los Estados Unidos y sus agentes a sueldo realizaron innumerables atentados criminales contra el sector productivo de la RDA. En particular, Blum cita algunos de ellos utilizando no sólo fuentes de la propia Alemania Oriental sino de medios imperiales como el New York Times, Newsweek, Der Spiegel (RFA) o el Saturday Evening Post de la época:

  • Se utilizaron explosivos y se provocaron intencionadamente cortocircuitos que ocasionaron incendios, así como otros métodos para dañar centrales eléctricas, astilleros, canales, muelles, edificios públicos, estaciones de servicio, transporte público o puentes.
  • Hicieron que descarrilasen trenes de mercancías, hiriendo gravemente a los trabajadores que iban en ellos: por ejemplo, quemaron 12 vagones de un tren de carga y destruyeron las mangueras de presión de aire del resto.
  • Compuestos químicos fueron utilizados para dañar la maquinaria en fábricas que eran de vital importancia, incluso los saboteadores pusieron arena en la turbina de una de ellas, dejándola completamente inutilizada.
  • Prendieron fuego a una fábrica productora de azulejos, con lo que provocaron la ralentización del trabajo en la misma
  • Mataron a 7.000 vacas de una cooperativa láctea mediante envenenamiento.
  • Añadieron jabón a leche en polvo que iba destinada a las escuelas de Alemania del Este.
  • A un arrestado se le encontró una gran cantidad de cantaridina, un veneno que se planeó utilizar con el fin de producir cigarrillos envenenados para matar a líderes alemanes del Este, así como bombas fétidas para interrumpir reuniones políticas o el intento de perturbar el Festival Mundial de la Juventud en Berlín Oriental con ataques mediante explosivos contra los participantes.
  • En definitiva, crearon incluso directrices a través falsos documentos gubernamentales de la RDA para fomentar la desorganización, división e ineficiencia en la industria y en los sindicatos.

Todas estas actividades terroristas fueron llevadas a cabo, muy posiblemente, por el llamadoServicio Técnico de la Federación Alemana de la Juventud, una especie de avanzadilla de la Red terrorista Gladio de CIA-OTAN (su supuesto cometido era actuar, igual que la falsa coartada de Gladio, en caso de una “invasión de la URSS” a Europa Occidental). El ST estaba compuesto por al menos 2000 mercenarios que no eran precisamente jóvenes ya que su pasado estaba nada menos que en el no tan lejano nazismo. En concreto había ex oficiales de la Luftwaffe, la Wehmacht y las SS. Según Blum, quien cita al ministro para el Estado alemán federal de Hesse de la época (Georg August Zinn, 1952), los miembros del Servicio Técnico recibieron, durante más de un año, y en pequeños grupos, entrenamiento en una base militar de Estados Unidos en Alemania, adiestrándolos en el manejo de armas y explosivos, así como en “instrucción política”

Además de todo lo anterior, relatado por Blum, se desencadenó un hecho muy publicitado por el anticomunismo occidental: lo que se dio en llamar el “levantamiento” de 1953, una serie de movilizaciones de ciudadanos de la RDA que fueron coordinadas desde dentro por la iglesia protestante (quién también participó activamente en la disolución de la RDA, en 1989) y elementos pro-occidentales; y desde el exterior por la ya mencionada CIA, el BND y la conocida emisora RIAS, de Berlín Occidental, que hacía de incansable vocero radiofónico fascista, instigando y promoviendo la rebelión interna en la RDA (algo que jamás hizo la RDA, en contra de la RFA, quien adoptó siempre una actitud defensiva).

También en las manifestaciones de 1953, es cierto, tuvo que existir descontento entre una parte de los trabajadores de Alemania del Este por la débil situación económica que estaba atravesando el país, eso nadie lo duda, pero sus propuestas reformistas fueron canalizadas por la contrarrevolución anticomunista (interna y externa) y, de este modo, se convirtieron en una herramienta para la liquidación del Estado de obreros y campesinos. La supuesta espiral represiva que, según dicen los propagandistas de Washington, cometieron las autoridades germano orientales y las tropas soviéticas para aplastar las revueltas NO fue tal (no hubo víctimas mortales, sólo detenciones y encarcelados), sino que fue el resultado de la propaganda de guerra instrumentalizada por Washington y Bonn. Como señala JA González la historia ha demostrado que el denominador común de los grupos que nacieron dentro de los sistemas orientales durante la guerra fría para derribarlos eran prooccidentales y estaban financiados y promovidos por el imperialismo, fuesen conscientes o no las bases de estos grupos. Eso sí, las cúpulas dirigentes (como los casos del polaco Lech Walesa o el checo Vaclav Havel) sabían lo que hacían. En Hungría, en 1956 (otro “levantamiento anticomunista”), ocurrió exactamente lo mismo que en la RDA, en 1953, con los mismos actores externos e idénticas motivaciones de la guerra fría.

http://uraniaenberlin.com/2015/08/01/el-ultimo-1o-de-mayo-multitudinario-en-alemania-oriental-por-que-se-hundio-la-rda-seis-meses-despues-2/


*************************************************************************

28 NOVIEMBRE 2015

http://uraniaenberlin.com/2015/11/28/el-ultimo-1o-de-mayo-multitudinario-en-alemania-oriental-por-que-se-hundio-la-rda-seis-meses-despues-y-3/

“25 JAHRE  ANTIFASCHISTICHER SCHUTZWALL”, REZA LA LEYENDA DEL PALCO DE AUTORIDADES DE LA RDA, EN 1986

El fin de la RDA se debió, fundamentalmente, a dos hechos no concurrentes en el tiempo y no, necesariamente, relacionados entre sí. En primer lugar, gracias a una elaborada estrategia de tensión, acoso y derribo que hizo fortuna en la llamada “guerra fría” donde la propaganda de Radio Free Europe, la infiltración de saboteadores (el “muro antifascista” de Berlín sirvió para frenar, de alguna manera, la penetración de la OTAN y la CIA) y también, probablemente, a algunos errores políticos de bulto de las autoridades germano-orientales hicieron que el país fuese minado paulatinamente. Por otra parte, se gestó, en la ya “histórica-histérica” fecha de 1989, el conocido golpe de Estado a cargo de varios miembros del partido comunista germano oriental (Gregor Gysi,Hans Modrow, etc), quiénes pactaron con los presidentes de la entonces URSS, Mijail Gorbachov, Helmut Kohl de la RFA y Ronald Reagan, de EEUU la rendición de la RDA y su anexión, incondicional, a la Alemania del Oeste y, por tanto, a la OTAN, en lo que constituía la piedra de toque de la expansión imperialista de la Alianza Atlántica a toda la Europa del Este (incumpliendo, de este modo, el “pacto”-farsa al que Gorbachov y Occidente habían llegado para que la OTAN se “quedase” donde estaba y no fuese más allá de las antiguas fronteras del bloque oriental).

La pomposamente llamada “reunificación”, por los medios capitalistas occidentales, no fue tal sino una herramienta-farsa de propaganda para tergiversar y manipular la historia, puesto que para que hubiera existido tal “reunificación” debería haberse plasmado la misma en un acuerdo mutuo, expreso y firmado, por parte de los presidentes de las dos Alemanias, no mediante la imposición de una de las partes a la otra. La RFA, apoyada fuertemente por EEUU y sus socios de la OTAN, hizo su particular “anschluss” con la RDA a precio de saldo. Lo que ocurrió después, con este último país, es de sobra conocido: fue descapitalizado de forma salvaje y las empresas públicas de la RDA fueron vendidas a un consorcio mafioso, constituido al efecto desde la entonces RFA, llamado Treuhand, con el que se enriquecieron delictívamente decenas de empresarios con pasado nazi y políticos de la Alemania del Oeste. También se produjo una gran purga entre funcionarios de la RDA, muchos de los cuáles fueron perseguidos judicialmente, incluso por haber juzgado a elementos terroristas, pagados por Occidente, que se habían infiltrado en la RDA para realizar acciones de sabotaje y propaganda subversiva. Otra de las consecuencias del “neues kapitalismus” es que más de dos millones de trabajadores de la RDA, como consecuencia de la venta de las empresas públicas, fueron a la calle. (…).

La RDA poseía, en 1989, un valor económico por un monto total de 1200 millones de marcos, con una renta per cápita/habitante más que aceptable. Tras la anexión todo ese capital se trasladó a Alemania Federal. Esta riqueza social de la RDA se convirtió en 1,2 billones de marcos alemanes del imperialismo capitalista, es decir, décadas de trabajo provenientes de los escombros y de las cenizas de la II Guerra mundial habían caído en manos del neohitlerianismo alemán, las cuales fueron totalmente destruidas. Un ejemplo de todo ello fue una gran planta química de propiedad estatal que estaba situada en Pisteritz. Empleaba a unos 10.000 trabajadores y ocupaba el tamaño de un pequeño pueblo. Fue liquidada como tantos activos económicos de la RDA para ponerla en manos del capitalismo salvaje privatizador del Oeste. El nuevo orden político impuesto por la República Federal de Alemania tuvo un objetivo: el enriquecimiento del sistema capitalista de la RFA y la destrucción completa de toda actividad económica de la RDA. Esto se pudo ver muy claramente (los inmensos aumentos de beneficios en todos los ámbitos de la economía de la RFA) durante los primeros años después de la anexión. La venganza del imperialismo alemán, tutelado por EEUU, sobre el otro Estado alemán, la RDA, era palpable. ¿Cuál es la situación de las personas en el este de Alemania hoy en día?. Una ola de miseria recorre la antigua RDA, acompañada de recortes sociales y desempleo masivo. No es de extrañar que la antigua RDA sea considerada actualmente como una de las regiones más pobres de Europa.

En definitiva, el revanchismo tomó carta de naturaleza y lo que no hicieron en Alemania Federal durante cuarenta años con miles de nazis a los que dieron cobijo, pensiones y trabajo en la Administración pública, lo ejecutaron, de forma sistematizada e implacable, no sólo contra los miembros del partido comunista germano oriental, el SED, sino contra el conjunto de los alemanes de la RDA, a los que llamaron despectivamente “ossies”. Los alemanes orientales pasaron de vivir en un Estado anti-fascista a saborear las ¿mieles-hieles? de capitalismo y su fascismo “blando”. Ya estaban, por fín, en “democracia”. La anexión de la RDA a la RFA fue un acto ilegal y una estafa para los ciudadanos alemanes democráticos. Fue la ejecución de un plan que ya se había elaborado en la Alemania de Adenauer de los años 50, pero que se mantuvo en la nevera para ser puesto en práctica en cuanto se dieran las condiciones adecuadas, reactualizándolo, lógicamente.

(…)

Mientras, y de cara a la opinión pública, en aquel agitado año de 1989, se escenificaba por los media pro-imperialistas una avalancha de propaganda, manipulación y sensacionalismo no vista desde la guerra fría. Entonces no existía Internet para contrarrestar aquella orquestada campaña de mentiras y abrumadora intoxicación de los medios controlados, donde se nos mostraba, con grandioso aparato publicitario anticomunista, una muchedumbre de “refugiados” germano-orientales yendo a toda pastilla a abrazar el capitalismo hedonista occidental (luego se arrepintieron) y, supongo, que algunos de ellos a hacer cola en la sede de la CIA, en Berlín Occidental, para recibir la paga por los servicios prestados.

También la banda corrupta política capitalista no perdió el tiempo. Según un neocon español (seguramente de esos que aplaudían a la red Gladio que asesinaba ciudadanos inocentes en Europa Occidental) y que fue franquista a tiempo completo (no me acuerdo de su nombre), los comunistas (después de los sucesos del Este europeo) debían “arrodillarse” ante el “capitalismo” y “pedir perdón”. Por su parte, un promocionado mediocre vasallo de los que masacran civiles por petróleo, Francis Fukuyama, proclamaba con aire de insultante obscenidad “el fin de la historia”…para que comenzase la nueva del IV Reich de EEUU-Israel y la OTAN. Se había consumado, definitivamente, la pantomima de la disolución del Muro, con toda su exuberante iconografía de falseada y deformadora propaganda para la posteridad. A este respecto, recuerdo una carta (sorprendentemente publicada) de un lector del diario “El País”, durante aquellas jornadas de histeria colectiva anticomunista, en la que mostraba su malestar e indignación por el tratamiento informativo que dicho diario “independiente” estaba dando acerca de los “sucesos” en el Este socialista, en particular, en la RDA. El lector tildaba la información del periódico polanquista de (más o menos) “amarillismo y de caer en unas cotas de miseria moral e indignidad bochornosas”, parafraseando una cita de Groucho Marx, que no recuerdo ahora.

El descontento o malestar de la ciudadanía germano oriental con sus dirigentes, y cualquier otra actividad subversiva ocurrida en la RDA, en los días previos a la disolución del Muro, fue fagocitado, puntual y meticulosamente, por EEUU y la OTAN, al igual que en el resto de la Europa socialista, usando los mismos mecanismos involutivos que en las recientes “revoluciones” árabes o en el sainete golpista sangriento de Kiev, como es sabido, acontecimientos instigados fundamentalmente por Washington, Israel y la OTAN, que han sido coordinados y monitoreados por dos personajes siniestros, sobrados, ambos, de criminalidad: el terrorista del ISIS John McCain y la hiena predilecta (tiene cara de ello) de la Casa Blanca, Victoria Nuland, la portavoz de Obama, ambos bajo órdenes directas del presidente estadounidense. En la RDA, en 1989, concretamente, se materializó esa “ayuda” con la creación del llamado “Nuevo Foro”, formación que agrupaba a la iglesia protestante reaccionaria de la RDA (a la cabeza de las “protestas” el pastor anticomunista Joachim Gauck, hoy jefe de Estado de Alemania) y un maremágnum político de conversos al capitalismo, troskistas, neoliberales, engañados, etc…todos ellos supervisados por la CIA y el espionaje alemán federal, el BND. También hubo, todo hay que decirlo, honestos ciudadanos de la RDA (la mayoría), que creían en un cambio de rumbo de la política socialista del gobierno alemán oriental, exigiendo unas dimisiones que fueron impuestas, básicamente, desde el lado Occidental, pero no entró nunca en los planes de aquéllos la disolución de la RDA.

En el resto de Europa, igualmente en 1989, el Papa polaco Wojtyla, la premier inglesa Margaret Thatcher y el presidente USA, Ronald Reagan, fueron los activadores principales de eso que dieron en llamar “revoluciones de terciopelo”, eso sí, alfombradas  todas ellas en los salones de la CIA, el MI6 y en las cloacas vaticanas a través de sus marionetas que tenían repartidas por el Pacto de Varsovia (Gorbachov-Yeltsin en la URSS, el ultraderechista Vaclav Havel en Checoslovaquia, el reformista Janos Kadar, en Hungría, los golpistas de Rumanía que asesinaron al presidente del país, Nicolae Ceaucescu, bajo órdenes directas de la CIA, o el contemplativo Wojciech Jaruzelsky en Polonia, éste dando vía libre al sindicato meapilas polaco “Solidaridad”, enteramente creado y financiado por la CIA). Todos ellos fueron quienes se encargaron de ejecutar la tramoya para el triunfante y emergente imperio euroamericano. Un muro de alambrada y hormigón que la OTAN, construyó con la sangre de Gladio y del añejo pasado nacionalsocialista. Finian Cunningham nos recuerda ese pasado: El reclutamiento de miles de agentes nazis, oficiales militares y científicos por parte de Occidente en las postrimerías de la Segunda Guerra Mundial para librar una guerra clandestina contra la Unión Soviética fue la señal inequívoca de los objetivos estratégicos occidentales.

Uno de los personajes más decisivos en todo aquel proceso de demolición controlada de la RDA, el último jefe de Estado de la RDA, en 1990, Hans Modrow, quien participó activamente por el “cambio” en los últimos días de la RDA y contribuyó resueltamente al proceso de anexión, hipócritamente, ya a sus 85 años, en una entrevista realizada en 2013, retomaba el viejo lenguaje marxista anti-imperialista de que el fascismo es una forma del capitalismo, un capitalismo imperialista, intentando ¿expiar? los pecados de la traición de 1989. Aunque ahora vaya de apóstol de la izquierda alemana y recupere la bandera de la RDA diciendo con cierto aire de no sé si impostada nostalgia que “Nosotros queríamos una nueva Alemania, y esta nueva Alemania tenía que ser socialista. Esto es lo que constituye para mí el problema fundamental: aquello por lo que yo luché, o sea, una Alemania socialista y pacífica, ya no existe; y eso es lo que yo extraño, porque lo que existe hoy es una Alemania que quiere volver a ser una potencia mundial, que está al lado de los Estados Unidos y que juega un papel de dominación en Europa. Yo estoy en contra de eso, yo quiero una nueva Alemania.” “Yo no puedo recuperar la RDA porque la historia siempre va hacia adelante”.

Un “gran” descubrimiento, el de Modrow. El ex jefe de la RDA luchó por una Alemania antifascista y socialista a la que él mismo se encargó de expedir el certificado de defunción en 1990 y ahora reconoce que Alemania quiere ir de la mano de EEUU. ¿Alguna vez dejó de estarlo? ¿Hubo alguna probabilidad, después de liquidar la RDA, de continuar con una “nueva” Alemania unida, neutral, solidaria, socialista y verdaderamente libre? La respuesta es no y Modrow  ya lo sabía en 1990 y no tuvo problemas a la hora de entregar la cuchara, el tenedor y el plato completo a Helmut Kohl, Mihail Gorbachov y Ronald Reagan. Hans Modrow creía, ¿ingenuamente? que la unificación alemana debía comportar una Alemania ajena a la OTAN, un planteamiento que el golpista Gorbachov (a quien Modrow llama traidor, “a buenas horas, mangas verdes…”). se negó en redondo a admitir, confirmandoselo incluso al entonces representante de Exteriores de EEUU en aquel momento. Modrow, es cierto, que también clamaba, en enero de 1990, por que la RDA no se deshiciera en pedazos. Pero lo hizo después de arriar la bandera del compás y el cincel; entonces, ya sólo quedaba el teatro de jugar un papel de comparsa ante Gorbachov, Reagan y compañía…La RDA iba a anexionarse a la RFA y ser parte integral de la agenda de la OTAN.

Modrow tiene, eso sí, el detalle de contar una anécdota que debería haberle hecho reflexionar, a él y a los sinvergüenzas que promovieron la caída de la RDA. Cuenta Modrow que estando en el Metro: “una señora mayor (ex alemana oriental) estaba sentada frente a mí, me miró y me preguntó: “Señor Modrow, ¿me puedo sentar a su lado?”. Le dije: “Claro, ¿por qué no?”, y ella me replicó: “Yo nunca estuve en su Partido. Yo quería ser maestra y no lo logré, fui hermana en la diaconía de la iglesia y trabajé en un hospital. Yo le quiero decir con todo respeto que no quisiera que no se pierda todo aquello por lo que usted luchó, que no se pierda todo lo que fue la RDA”. Un lección de humildad para quién fue un intermediario más en la demolición controlada del Estado de obreros y campesinos.

Puede que la RDA no fuese ese “paraíso” para los trabajadores que señalaba en interrogante Bruni La Motte en su breve librito acerca de la RDA (RDA, ¿infierno de la Stasi o paraíso de los trabajadores? Lecciones que debemos aprender) ni fuese, tampoco, un ejemplo de vivificante socialismo, pero esa imagen de país gris, opresivo, de gente poco agraciada, mujeres hombrunas y demás tópicos salidos de la factoría de la guerra fría occidental eran tan ridículos y grotescos como fácilmente contrastables, al menos hoy en día cuando la propaganda anti-RDA está completamente deshecha (salvo para los que siguen viviendo de ella), no sólo en lo que se refiere al modo de vida, a la cotidianeidad, en la RDA y otros países del Pacto de Varsovia, sino respecto de aquellos acontecimientos políticos que promovieron, instigaron y financiaron desde los países capitalistas (el “levantamiento” de Hungría de 1956, el mismo de Berlín, de 1953 o la famosa Primavera de Praga, de 1968, en Checoslovaquia) . Me ocuparé de ellos cuando tenga tiempo.

En fin, les presento, a continuación, algunas imágenes de la “fealdad siniestra” de la RDA. …imágenes que es posible, quizás, sorprendan (o no) a más de uno/a…

[Nota: Todas las fotografías son de la RDA; y algunas están hechas por el fotógrafo Klaus Morgenstern, que vivió en la RDA.]

1º MAYO DEL  AÑO 1986

MAYO DE 1972, DISFRUTANDO DE UN DÍA RADIANTE EN LA FUENTE DE ALEXANDERPLATZ,  BERLÍN

  REVISTA  “MODISCHE MASCHEN”  DEL AÑO 1967

BERLINESES DEL ESTE TOMANDO CAFÉ

 

PLAYA (AÑOS 70)

 

JÓVENES ARTESANAS DE LA RDA EN LOS SETENTA

UNA ANIMADA CALLE PEATONAL DE LEIPZIG (RDA), EN 1968

 LA MODA…EN 1973

 LA MODA… EN 1987

===

http://uraniaenberlin.com/2015/11/28/el-ultimo-1o-de-mayo-multitudinario-en-alemania-oriental-por-que-se-hundio-la-rda-seis-meses-despues-y-3/


A %d blogueros les gusta esto: