Archive for the ‘Fascismo’ Category

Estatura física de Hitler, Franco y Stalin

12 12UTC octubre 12UTC 2012

1,72 m. ;  1,63 m.; 1,63 m.   respectivamente.

Según he leído recientemente  en un libro cuyo título no recuerdo,  la estatura expresada en centímetros de los tres estadistas europeos arriba citados es, respectivamente de 172, 163 y 163.

Por otra parte, buscando en yahoo.es he econtrado la siguiente respuesta respecto a la estatura de Adolf Hitler:

Pues sabrás que don Adolfo era una persona promedio 1.78 m de estatura y unos 75 Kgs. de peso. Nariz típica germana, ojos azules, No tomaba bebidas alcohólicas, no fumaba, y no andaba con mujeres pero no creo que haya sido homosexual. Muchos de los grandes hombres han sido mayormente asexuales. Si su padre no hubiera sido adoptado, su apellido habría sido Schickelgruber.

FUENTE:

Seguidamente leemos lo siguiente:

…ciertamente la historia no es como nos la han vendido…

bueno esta muy comprobado que el holocausto es improbable, es una de las mentiras mas grandes de la historia, la historia esta escrita por los vencedores de la segunda guerra mundial y por los judíos mismos muchísimos libros con pruebas reales que demuestran la mentira del holocausto son censurados, quemados etc. Por que ? si se supone que la verdadera verdad soporta cualquier tipo de prueba, o no
Es exacto que la Alemania nacionalsocialista creó campos de concentración; lo hizo
después junto con muchos otros países, convencidos todos de que dichos campos serían más humanos que la cárcel:

Hitler veía en esos campos lo que Napoleón III había creído ver en la creación de las colonias penitenciarias: un progreso para el ser humano. Pero es falso que haya creado campos de exterminio. Es exacto que los alemanes fabricaron camiones que funcionaban con gas (Gaswagen).
es falso que hayan fabricado camiones de gas homicidas (si uno solo de esos camiones hubiera existido, estaría expuesto en el museo del automóvil o en los museos del Holocausto.
si los alemanes empleaban el Zyklon (producto a base de ácido cianhídrico utilizado desde 1922) para proteger mediante la desinsectación la salud de los civiles, de las tropas, de los prisioneros o de los internados. jamás emplearon el Zyklon para matar a nadie y mucho menos a multitudes de seres humanos ; a raíz de las drásticas precauciones en el manejo del gas cianhídrico, los pretendidos gaseamientos homicidas de Auschwitz o de otros campos habrían sido, además, radicalmente imposibles. Si los alemanes contemplaban una « solución final de la cuestión judía Pero esa solución era territorial y no homicida; se trataba de instar o, caso de ser necesario, de forzar a los judíos a abandonar Alemania y su esfera de influencia en Europa para establecer, mediante un acuerdo con los sionistas, un hogar nacional judío, en Madagascar o donde fuera. Muchos sionistas colaboraron con la Alemania nacionalsocialista para que se llevara a cabo esa  solución, y no un programa de exterminio físico.
si algunos campos de concentración poseían hornos crematorios para la
incineración de los cadáveres. Pero era para combatir mejor las epidemias y no para incinerar en ellos, como algunos se atrevieron a veces a decirlo, a seres vivos además de los cadáveres.
si los judíos conocieron los sufrimientos de la guerra, del internamiento, de
la deportación, de los campos de retención, de los campos de concentración, de los campos de trabajo forzado, de los ghettos, de las epidemias, de las ejecuciones sumarias por toda clase de razones; también padecieron represalias o hasta masacres porque no hay guerra sin masacres.
Pero también todos esos sufrimientos los padecieron de igual manera otras
naciones en particular, los alemanes y sus aliados
(exceptuando los sufrimientos de los ghettos, puesto que el ghetto es primero y ante todo una creación específica de los propios judíos.) ; es sobre todo verosímil, para quien no padezca una memoria hemipléjica y para quien se esfuerza por conocer las dos caras de la historia de la Segunda Guerra Mundial (la cara que siempre se muestra y la cara que casi siempre se oculta), que los sufrimientos de los vencidos durante la guerra y después de la guerra fueron, tanto en el aspecto cuantitativo como cualitativo, peores que los de los judíos y de los
vencedores, sobre todo en lo referente a las deportaciones.
Es falso que, como algunos se atrevieron a afirmarlo durante mucho tiempo, haya
existido orden alguna de Hitler o de alguno de sus próximos colaboradores de exterminar a los judíos. Durante la guerra, algunos soldados y oficiales alemanes fueron condenados por sus propios tribunales militares, y a veces fusilados, Es bueno que los exterminacionistas (es decir aquellos que creen en el exterminio de los
judíos) hayan terminado, rendidos, por reconocer que no se encuentra rastro de ningún plano, de ninguna instrucción, de ningún documento relativo a una política de exterminio físico de los judíos y que, de la misma manera, hayan admitido por fin que no se encuentra rastro de cámaras y demás instrumentos con que se llevo a cabo “el exterminio” porque entonces la historia contada por los judíos?
por dinero, el motor que les mueve
libros:
El Holocausto bajo la lupa – Jürgen Graf
Escritos revisionistas – Robert Faurisson
En el anteproyecto a la «ley antir-racismo», que el Consejo Federal suizo presentó al Parlamento, ¡se penaliza toda crítica referente a la veracidad del holocausto con multa o prisión!

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20081018071239AAAYXQB

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20111201055857AATy8VJ

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090723031653AAQ7UVO

http://www.galeon.com/zulia88/6milagros.…

“fascismo” y “antifascismo”… ¿hasta cuándo?

8 08UTC junio 08UTC 2010

Divide y vencerás… Una forma de debilitar a una nación es hacerla caer en la trampa de contradicciones y oposiciones internas… mientras se baja la guardia ante los autenticos enemigos, los exteriores, los que son por naturaleza biológica y por razones geopolíticas nuestros enemigos objetivos…  En estas circunstancias, las luchas de “clases”, de “sexos”  (de “género” dicen los manipuladores… que destruyen la familia), los “separatismos” territoriales, etc… sólo son conflictos menores, con frecuencia explotados por los poderes de facto del Sistema dominante… Uno de estos conflictos distorsionadores de la real guerra que amenaza a Europa y a Occidente es el debate entre “fascistas” (o “neo-nazis”, aunque éstos son muy diferentes a los anteriores) y “antifascistas”…

Estas consideraciones me las ha sugerido la lectura de un interesante post publicado en montalbo:

“antifascista”… un anacronismo…

Por montalbo

Con frecuencia observamos personas totalmente respetables… que tienen tendencia a definirse políticamente no tanto por lo que defienden sino por lo que dicen combatir…  En el mejor de los casos, cabe decir que si su “enemigo” desapareciese… ellos se encontrarían en una situación de vacío, es decir, sin sentido…

Es significativo que trancurridos 65 años desde el final de la segunda guerra mundial, regímenes y movimientos políticos totalmente fracasados sigan utilizando una jerga política propia de los años treinta del siglo XX, cuando el “agitprop” de la época hizó la bandera del “antifascismo”,  y así, recientemente el régimen de la DDR llamó “muro antifascista de protección” al Muro de Berlín y hoy, incluso los más extremistas líderes del islamismo radical –todos ellos claramente contrarios al Estado de Israel– llaman “fascistas” a quienes en Occidente se oponen a la invasión de inmigrantes musulmanes…  Y, por supuesto, los creadores de opinión judíos y afines al judaismo político , cultural y religioso ven “fascistas” y “nazis” en toda persona o idea que les critique…

Mi opinión es que, en cualquier caso, tanto si se  valoran sobre todo, sus méritos  como sus errores, los movimientos nacionales europeos de los años 30 y 40, deben ser objeto de estudio serio y sereno y no motivo de odio y de  descalificación del adversario.  Esa actitud de utilizar la “memoria histórica” como medio de control despótico del pensamiento y de la política es lo que Orwell denunciaba ya en el año 1947  en su famoso libro “1984″. Es en suma un juego sucio que además socava la convivencia en las naciones europeas.

Sin embargo, a todo esto debe anotarse que se dan casos de posicionamientos políticos e ideológicos que, estando fundamentalmente de acuerdo, se autodefinen como simpatizantes o contrarios a lo que, para entendernos,  llamaremos “fascismo histórico”… 

A este respecto, pongamos por ejemplo, una postura que se dice “antifascista” y que hemos tomado de un interesante blog, la respuesta de europa:

*Mi anti-islamismo es consecuencia de mi anti-fascismo. Mi blog es la expresión más pura del anti-fascismo. Es el anti-fascismo en su máxima pureza, me atrevo a decir. El islam es la última ideología totalitaria amenazante. Pero no es la única ideología totalitaria superviviente. Se lo recuerdo a los lectores.
Ningún paso en vano da el islam, ni otras ideologías del neolítico, en estos momentos, en este período de transición donde se juegan su futuro, su supervivencia.
Con respecto al islam, es una ofensiva planetaria lo que vivimos. Es un frente internacional. Es preciso advertir sus múltiples estrategias. Lo último, enviar esa flotilla de alimentos, denominada cínicamente ‘de la libertad’, a Gaza. Todo calculado y bien calculado. Es obvio que han provocado este asunto. Es un acto de guerra, una batalla, una misión encubierta y suicida (sin reparar en ‘gastos’). Contaban con las víctimas (los mártires). Los peones (y algún que otro alfil) que se apuntaron a esta ‘aventura’. Pobres desgraciados. Movidos. Instrumentalizados. Este uso de civiles en sus estrategias de poder. No les importa sacrificar ni a sus propios hijos –como todos sabemos. ¿Cómo van a tener piedad de los demás, de los otros? La ambición de poder de los líderes musulmanes; su total falta de escrúpulos morales –su arma más poderosa. Como el ‘alien’ en la película de Scott. No es invencible, empero.
Ningún análisis crítico en nuestros medios de comunicación. Todos han entrado a saco contra Israel. Nuestra falta de inteligencia y de claridad mental en estos momentos es uno de los signos de nuestra decadencia. Que caigamos en estas trampas tan burdas. Que le sigamos el juego al peor y al más absurdo y delirante enemigo que en estos momentos tienen los pueblos y culturas del mundo; que tiene la humanidad. En nombre de la democracia y de la libertad, precisamente. Es deplorable e indignante.
Poner las cosas en su lugar, de esto se trata. Que sepamos con quién (con qué clase de gente) nos enfrentamos. Que nada puedan ni sus gritos, ni sus amenazas, ni su violencia, ni sus lágrimas. Que no nos intimiden, que no nos conmuevan. Es una guerra declarada contra el no-islam, a ver si nos enteramos. Contra el mundo libre. Contra todos nosotros. Se nos ha declarado la guerra. Estamos en guerra. Hay que entender cada gesto como parte de la estrategia, de la guerra (ideológica, cultural, económica, de posiciones, de conquista…). No nos engañemos. Llevamos años así.
Es el mundo libre, el mundo no sometido (no islamizado), el que debe responder como se debe a estos fantasmas y poner en su lugar las ridículas y peligrosas pretensiones de dominio del islam. Decirle no al islam aquí y allí. Dentro y fuera de sus dominios. Sin temor ni rubor.
Es una torpeza intolerable, imperdonable. La de nuestras clases políticas, la de nuestros gobernantes, de la de nuestros pueblos. Las presentes generaciones. El tema ‘islam’ los tiene confundidos. Tanto peor será en el futuro, cuando los flujos migratorios indeseados –son intrusos- de millones de musulmanes alóctonos se hallen asentados en los países del mundo libre. En nuestra ciudades y tierras europeas, americanas, asiáticas… Una quinta columna que tan sólo espera su momento en cada lugar; sedientos de sangre.
La terrorífica ‘umma’ y sus terroríficos ‘pastores’. Seres aborrecibles. Su presencia, aquí y allá, en este nuevo período que ilumina a la humanidad es, cuando menos, siniestra. Anuncian males. Astutos, tramposos, violentos, sin escrúpulos morales. Harán lo imposible por permanecer, e incluso por destruir este incipiente período. Nos esperan tiempos de muerte y de dolor a todos –pueblos e individuos. Una aurora roja. La que ya vivimos.
*Provocará, el islam, una guerra planetaria que, en último término, acabará con los residuos ideológicos del neolítico. Precipitará su propia desaparición, y la de otros; será la muerte definitiva del segundo período. Se encaminan hacia su total destrucción. Lo sepan o no lo sepan; lo quieran o no lo quieran. Ya están espiritualmente vencidos. Hace ya tiempo que deambulan como clones, como zombis; como fantasmas del pasado. Testigos somos de su agonía –de su violenta y destructiva agonía.
Serán vencidos, como digo, espiritual y materialmente vencidos; arrojados del cielo y de la tierra.
*
Hasta la próxima,
Manu

——

alex dijo…

ya sabes mi posición respecto a llamar “fascista” al islamismo…
Esto conduce a que en consecuencia, todos los “antifascistas” y los “izquierdistas” que hoy son cómplices del islamismo y promueven la “alianza de civilizaciones” se convierten automáticamente en “fascistas”…
Por otra parte, todos las personas que están en contra de la invasión islámica de Europa, entre los cuales abundan los elementos que la prensa del Sistema llama “neonazis”, “fascistas” y “extrema derecha” pasarían a ser, según tu terminologia… “Antifascistas”…
Aunque no tiene exactamente relación con este tema, te sugiero leas un artículo que se publica en el número 100 de “el catoblepas”, de cual hay información en http://www.jrania.wordpress.com y también, directamente, en http://www.nodulo.org/ec/2010/n100p10.htm
Por cierto, que aunque admiro a Gustavo Bueno, no comparto todos sus puntos de vista… y finalmente yo te hago una pregunta: ¿Quienes, como el obispo Williamson, no aceptan el “dogma” laico ó judio de los seis millones… ¿también son “fascistas” …
Saludos amistosos… porque en el fondo creo que opinamos casi igual…

4 de junio de 2010 12:03

Respuesta a un comentario:

Manu Rodríguez. Desde Europa (05/06/10).

Alex, a estas alturas debería estar claro que se puede ser anti-islamista y no ser antifascista. Digamos que los fascismos europeos (neonazis, fascistas, extrema derecha…) se oponen al fascismo musulmán. Por lo que les toca. Las ideologías totalitarias combaten y compiten entre sí. Eso es todo.
“Tengo que explorar en que otros medios pudieran circular mis escritos. Hasta ahora solo han entrado en los medios anti-islamistas. Hay mucho fascismo tradicional europeo, mucho anti-judaísmo, mucho cristianismo, muchos cruzados… Estaban semi-dormidos, la entrada del islam en Europa los ha despertado. Son mis antípodas. Se han confundido con mi blog. Los que han ido más allá de mi claro anti-islamismo han encontrado cosas que no les han gustado, como era de esperar. No tengo nada que ver con estos fantasmas ‘europeos’.”
Este fragmento que te incluyo no lo introduje en la última entrada. Añado este (completo) de una entrada reciente: “*…los seguidores del blog están confundidos conmigo; está claro que no han leído, como recomiendo, los textos en su orden de aparición. Si me hubieran leído, ahora no contaría con ningún seguidor. (No hay sino cristianos, un judío, extremistas de derecha, nacionalistas… (nueve en total). Han captado, y aplaudido, mi anti-islamismo, pero no mi anti-cristianismo, o mi anti-judaísmo, o mi anti-nacionalismo… español, francés, alemán, o lo que sea. Que yo hablo de pueblos y culturas, y no de credos y naciones.”). Lo que va entre paréntesis es lo que no incluí.
Esto, por si no estuviese claro el contenido del blog desde sus primeras entradas. Puedes repasar el segundo trabajo (‘Contra la muerte y el olvido’).
Universalismos, internacionalismos, totalitarismos, fascismos, autarquías, tiranías, dictaduras, teocracias, clero-cracias… Nombres para lo mismo.
Es obvio que el anti-islamismo de un neonazi, o de un cristiano tipo cruzado, no los convierte en anti-fascistas. Ellos significan otro horror. Ya tuvieron su oportunidad, cuando se apoderaron de la soberanía. Nos han mostrado a todos su ser y su proceder en el tiempo y en el espacio. Ya hemos visto lo que son. ¿Por qué habríamos de esperar de ellos algo distinto en el futuro?
Ya tenemos experiencia de estas ideologías totalitarias religiosas o políticas; de todas sus monstruosas variedades. Mira la historia, contempla lo pasado y lo presente. Reflexiona. ¿Qué futuro quieres para ti, para tu gente, para tu pueblo? ¿Este infierno que vivimos desde hace milenios quieres prolongar y legar a los venideros? Son patologías sociales, colectivas, no lo dudes.
No es extraño que desde el cristianismo se cuestione el reciente holocausto judío (o se rebajen sus cifras). Ese feo gesto. El anti-judaísmo tiene su origen en el cristianismo, precisamente (desde los primeros cristianos, pueden consultarse sus fuentes). Es similar al anti-cristianismo y al anti-judaísmo que promueve el islam. Este odio o aversión lo encontramos ya en sus textos sagrados (Nuevo Testamento y Corán); es un odio sacralizado, entiéndase esto. Son el mismo mal.
El anti-fascismo tiene su origen en la democracia. El universalismo cristiano, o el musulmán, son anti-democráticos por definición. Como lo son los internacionalismos socialistas o comunistas. Los creyentes y militantes de estas ideologías, si son sinceros, son anti-democráticos. Sus ideologías totalitarias tienen las soluciones para todos los problemas culturales, económicos, o sociales. Ellos tiene la clave de cómo un país debe ser regido. ‘No necesitamos la democracia’, nos dicen con tranquilidad. Aceptan, y aceptarán, las reglas de juego democrático en tanto no puedan conseguir el poder. En tanto no puedan imponer sus respectivas ‘utopías’.
La hipocresía es común a todas estas ideologías. Y la mentira. Te recuerdo la invocación a la tolerancia romana de los primeros cristianos en Roma (y la intolerancia que mostraron cuando alcanzaron el poder), la llamada a la democracia y a los derechos humanos de los musulmanes actuales en Europa (y el desprecio que muestran hacia los mismos en su ámbito de dominio), o la supervivencia de formaciones políticas internacionalistas de izquierda en nuestras modernas democracias (y el totalitarismo que aplican en los lugares donde han dominado o dominan). Todas estas ideologías, radicalmente anti-democráticas, viven hoy libremente, e incluso financiadas, en nuestros Estados democráticos. Se crían monstruos, cuervos. Es el enemigo en casa. Esto es algo que las democracias actuales deberán resolver en el futuro. Si quieren sobrevivir.
El anti-fascismo genuino es el democrático. Es espurio, e hipócrita, el comunista, el cristiano, el islamista, o el de cualquier otra ideología totalitaria –conocida o por conocer. Lo primero para un creyente o un militante es su fe. Para un fascista (de izquierdas o de derecha, religioso o político) sincero y consecuente, tanto las otras naciones, como las otras ideologías (y culturas) son un estorbo, un peligro, el mal… Ninguna de estas ideologías pasaría la prueba democrática.
Los anti-fascistas europeos actuales están, simplemente, confundidos, y tarde o temprano incluirán al islam, y no sólo al islam, en su nómina de los fascismos del mundo (religiosos o políticos). Ya lo harán. Es cuestión de tiempo. El engaño no durará mucho. Ya es el día.
No sé si estas palabras disiparán al fin la perplejidad que estos términos que uso (fascismo, anti-fascismo) provocan en ti. Te vuelvo a recomendar que leas el blog desde las primeras entradas. Si tal cosa hicieras, no te harías preguntas que ya están contestadas de una y mil formas aquí y allá. Tendrías, además, una idea de conjunto, y no te sorprenderían ciertos conceptos, argumentos, reflexiones, o analogías. El blog es bien claro desde el principio. El lugar desde el cual hablo.
*Los momentos presentes son momentos de confusión semántica, lingüística, cultural, ideológica… Es confusión sembrada desde antiguo. Rebrota, tristemente, en nuestros días; se recrudece en estos tiempos de transición, en esta aurora. Voces que ya deberían estar apagadas vuelven a sonar. Vienen del pasado. Son fantasmas del pasado. Nos confunden, nos ciegan. Nos dividen y nos enfrentan. No terminan de callar esos discursos dia-bólicos que nos retienen con astucia y violencia en esta pesadilla (locura) colectiva milenaria.
Sal de ahí, te digo. Sitúate en el futuro, piensa en el futuro, sé tú uno de los futuros. Aclárate, purifícate, renuévate, renace. Disponte al nuevo día. Alégrate.
*
Hasta la próxima,

Manu

====

Y a continuación, otro blog, titulado filosofía crítica, en el que se denuncia la implacable persecución que sufre toda idea o hecho que sea susceptible de ser  considerada como “fascista”:

Katyn. Víctimas de los comunistas acusadas de “fascistas”. Unos 100 millones de personas han sido exterminadas bajo este concepto. En un mundo repleto de “progresistas” y de presuntos defensores de los derechos humanos, el mayor genocidio de la historia de la humanidad permanece impune. Los “fascistas” no eran seres humanos y para la “democracia” liberal siguen sin serlo. Todavía hoy, la prensa “democrática” decreta la muerte civil de un ciudadano acusándolo de “fascista”. ETA te descerraja un tiro en la nuca por el mismo “motivo”. Estas prácticas incluyen a los funcionarios de prisiones que denuncian torturas en las cárceles del sistema o que simplemente se comprometen con la legalidad humanitaria sin dobles varas de medir. Por lo que a mí respecta, puedo acreditar que el 9 de noviembre de 2006, en el programa de máxima audiencia “Els Matins”, de TV3, presentado por J. Cuní, el gobierno de la Generalitat de Catalunya llamó por teléfono al presentador para impedir que se pudiera explicar, con decenas de documentos probatorios encima de la mesa, la impunidad del maltrato a los internos en los centros penitenciarios catalanes. Josep Cuní obedeció caninamente el mandato del amo según testimonio escrito (que conservo) de la periodista Xiana Siccardi. La justificación de este repugnante fariseo fue que el Departament de Justícia me acusaba de “fascista”. Stalin podía regocijarse desde su tumba.

 

martes, junio 01, 2010
Nota de Montalbo:  Estamos, sin duda, ante un debate abierto y sin fácil solución… En todo caso, aunque se diga que lo más parecido a un fascista es un antifascista, opinamos que este tema desborda el ámbito de lo ideológico y racional para entrar en el campo de lo vital y biológico…  ¿Hay condicionamientos genéticos que nos hacen sentir y pensar a favor o en contra de alguien o de algo?… En mi opinión, estar a favor de Esparta, de los “300″, de la Cristiandad, de los Defensores de Constantinopla en 1453, del III Reich,…   es algo que se lleva en la sangre…

A %d blogueros les gusta esto: