Archive for the ‘Guerra Mundial’ Category

TOMÁS SALVADOR, ESCRITOR FALANGISTA, que estuvo en la Blau Division…

12 septiembre, 2017

TOMAS SALVADOR ESCRITOR ,DE LA BLAU,  QUE CONOCIÓ Y AMÓ A RUSIA.

A LA VISTA DE LAS CÚPULAS DE LA CATEDRAL DE SAN ISAAC ,DE PETROGRADO ,DIJO:

UN DIA RESUCITAREIS…  

Y LA PROFECIA CUMPLIOSE

 

TOMÁS SALVADOR VALCANALILLO (1)

 

Tomás Salvador murió a 23 de junio de 1984 casi en la miseria nadie lo recuerda yo sí. España es mal pagador con sus genios. Castilla desprecia lo que ignora y teme al talento y a los que dicen la verdad pero su obra está ahí: Cuerda de Presos, División 250 (una de las mejores novelas escritas en Europa sobre la segunda guerra mundial narra la caída de Novgorod frente a Petrogrado el Día de la Resurrección, y un día resucitarán las cúpulas de la catedral de san Isaac y así ha sido; porque a lo último de la novela en medio del fragor del cerco de unos cuantos soldados españoles de infantería copados en el Lago Ilmen se formula la profecía de la resurrección de la ortodoxia con Putin,) “El atentado”, donde se avisa a los españoles de la peste terrorista en Vascongadas y en Cataluña “Les presento a Manolo”, “Las compañías blancas”, “el arzobispo pirata”, los atracadores”, la “nave”.

Seguramente hay en este palentino sin madera de héroe el mejor novelista de la generación de posguerra, el más cualificado narrador muy por encima de Cela pero tuvo un defecto: ser un falangista de izquierdas. Manuel de Agustí, Zunzunegui y Foxá el gran Foxá del Madrid de Corte a Checa se le acercan aunque no le igualan.

Agustín de Foxá se cansó pronto de la novela, se dio a la bebida. Agustí la ceniza fue árbol pondera la Cataluña industrial a la que admiraba Franco, y Zunzunegui componía unas novelas demasiado largas con Bilbao como escenario y eso cansa. En efecto, Salvador era el más completo luego vinieron Delibes, la Matute, la Quiroga y todo un tropel de féminas cuya abanderada sería la ovetense Dolores Medio a la que habría que calificar como la Jane Austen española.

Era don Salvador ▬ le conocí en carne mortal cuando fuimos Lalo Azcona y yo a entrevistarlo a Barcelona para el suplemento de Arriba y en honor a nosotros se puso una camisa azul vieja que le estaba prieta pues había engordado, regentaba un quiosco en la Diagonal ▬ muy sordo  a causa del estampido de un cañonazo en la batalla de Krasnii Bor cuando un disparo del 105 le trepanó los tímpanos.

Los organillos de Stalin zurraban a discreción y la artillería alemana disparaba contra el palacio deCatalina la Grande.

Era gordo. Era falangista sindicalista y bonachón y además de Palencia de Villada cerca de Fromista cuna del románico. Tales vicisitudes acaso le marcaron; también fue policía de Franco. Leía novelas de Agalla Christie, y eso  por lo visto no se perdona.

Quadecausa,  sus obras yacen en el olvido y sólo unos pocos escogidos tenemos la fortuna de releer a Tomás Salvador, que resucitarán algún día como resucitaron las cúpulas doradas de la catedral de Novgorod.

Tampoco se  le perdona que vistiera camisa azul, que tuviera un genio endiablado mandase a los machacas  a tomar polculo con un gran sentido del humor y que en su gran novela “Cuerda de Presos” hiciera un canto a la Guardia Civil.

Se trata de un escritor versátil, todo terreno; escribía con tal facilidad una novela de espionaje como otra de contexto histórico y al cabo acabó escribiendo cuentos para niños. Fue un pionero y un dechado de la Literatura Infantil en España. Redactaba muy bien quizá demasiado bien y con harta  humildad.

Tan pronto abordaba una narración de ciencia-ficción como retrataba el tiempo de la edad media estudiando a un personaje tan inabordable como fue Pedro I el Cruel en sus Compañías Blancas. En “Historias de Valcanillo” novela en la cual revive los tiempos palentinos de su infancia y estudia la psicología del tonto del pueblo realiza un verdadero tour de force psicológico.

A través de Jacintón disminuido psíquico el lector se va a adentrar en el complejo mundo de una villa castellana con sus esplendores y miserias a mediados del pasado siglo. la agnición  o pasapalabra que se repite a lo largo del libro es la siguiente:

▬ ¿Por qué lloras, Jacintón?

▬ Porque me da la gana.

Es menester ser un poeta de recursos para desenvolverse en un asunto tan difícil como es el del retraso mental pero este novelista lo aborda con solercia y ternura sin caer en los tópicos al uso. El temblor de un cierto lirismo lleno de piedad cervantina envuelve toda la narración. Hay siempre un ángel de la guarda que protege a los inocentes de los peligros el tonto de Valcanillo va por ahí repitiendo su estribillo de no quiero, no me da la gana, y si le dicen algo se planta a llorar. Ahí está la real gana de los españoles  una idea que no se encuentra en ninguna otra lengua indoeuropea. Da rienda a lo fantástico y hay pasajes  como cuando el protagonista conversa con los ángeles que recuerdan por su fuerza impetuosa a Gogol.

A Jacintón le echan también del infierno y en el cielo no lo quieren tal vez tenga una plaza en el limbo pero el limbo ya no lo existe lo dijo uno de los últimos papas. Así que menudo panorama.

¿Por qué lloras, Jacintón? Porque me da la gana.

 

12/09/2017

FUENTE:

https://antonioparragalindo.blogspot.com.es/

Bombardeos sobre Alemania en 1939 a 1945: Todavia hay bombas sin desactivar

5 mayo, 2017

Casi 50.000 personas serán evacuadas en Hannover para desactivar 13 bombas de la Segunda Guerra Mundial

Ya se han comenzado a disponer cientos de hospitales de campo y decenas de miles de porciones de alimentos para el tiempo que dure la operación.

LD/Agencias

2017-05-05

 

 

El Ayuntamiento antiguo de Hannover, en 1943 | Wikipedia

Cerca de 50.000 personas tendrán que ser evacuadas este domingo en la ciudad alemana de Hannover para llevar a cabo el proceso de desactivación de 13 bombas de la Segunda Guerra Mundial en lo que será la segunda mayor movilización de fuerzas de seguridad desde la propia guerra.

Los artefactos fueron descubiertos durante la exploración de un edificio en el distrito de Vahrenwald. Debido a la magnitud de la evacuación, ya se han comenzado a disponer cientos de hospitales de campo y decenas de miles de porciones de alimentos para el tiempo que dure la operación, según informa el diario Augsburger Allgemeine y recoge Europa Press.

Hannover fue, durante la Segunda Guerra Mundial, blanco habitual de los bombarderos aliados. Sólo en la noche del 9 de octubre de 1943 se lanzaron sobre la ciudad un total de 261.000 artefactos. Más de 1.200 personas murieron y cerca de 250.000 perdieron sus viviendas.

Precedente en Augsburgo

Esta será la segunda mayor operación que tiene lugar desde el conflicto. La más grande llevada a cabo hasta el momento tuvo lugar el pasado mes de diciembre, cuando un total de 54.000 personas fueron evacuadas de la localidad alemana de Augsburgo para proceder a la desactivación de una bomba de casi dos toneladas.

El alcalde de Augsburgo, Kurt Gribi, pidió a los residentes que “abandonaran la zona, a ser posible por su propio pie”, a través de un vídeo publicado en la cuenta de la Alcaldía en la red social Twitter.

La bomba fue desactivada tras cinco horas de trabajos por parte de los artificieros, tras lo cual los evacuados pudieron comenzar a regresar a sus viviendas.

===

FUENTE:

http://www.libertaddigital.com/internacional/europa/2017-05-05/casi-50000-personas-seran-evacuadas-en-hannover-para-desactivar-13-bombas-de-la-segunda-guerra-mundial-1276598310/

 

“La manipulación de los indignados”.

16 enero, 2013

 

Stéphane Hessel y la decadencia

del movimiento 15 de mayo”.

No necesitamos una mitología prefabricada sobre la resistencia francesa para enfrentar los poderes oligárquicos del momento: aquello que urge hoy es una racionalidad que nos permita analizar y comperender cómo se ha pasado en occidente de los discursos humanitarios de la posguerra a la realidad brutal de los mercados financieros, a la impunitat del genocidio perpetrado en nombre de idearios progresistas, al escándalo permanente del Tercer Mundo, a las agresiones imperialistas por el dominio de las reservas del petróleo y a los delirantes designios expansionistas bíblicos del Estado de Israel.

Jaume Farrerons, licenciado en filosofía por la Universidad de Barcelona, intentará explicar las causas del fracaso del movimiento indignado analizando la influencia nefasta que, a su entender, ha ejercido la figura de Hessel, un diplomático profesional que se descolgó en un momento crucial de crispación social para entregar a la ciudadanía la pólvora doctrinal con que, supuestamente, se haría saltar por los aires el sistema oligárquico en crisis. Pero, ¿y si era en realidad una pólvora ya mojada donde se preservaban los valores esenciales de ese mismo sistema?

El autor pretende demostrar, basándose en fuentes absolutamente fiables, que el estamento político actual, a escala mundial, no es sólo corrupto e incluso criminal, sino responsable de auténticos genocidios -los peores de la historia-, los cuales han quedado olvidados e impunes gracias a los dispositivos de manipulación que son la prensa, la televisión, el denominado “mundo de la cultura” y la propaganda política. Todo ello haciendo referencia a obras de personajes como Illan Pappé, Israel Shahak, Zygmut Bauman, Norman Finkelstein, Lenni Brenner, Alfred de Zayas, Gilles Macdonough, Stéphane Courtois, Jörg Friedrich, James Petras, James Bacque, John Sack, Daniel Goldhagen y Noam Chomsky, entre otros.

Así, se propone que el movimiento indignado haga autocrítica, que se libere de la influencia ideológica de Hessel y enfoque el ataque al estamento político corrupto no como un intento de reconstruir la obsoleta sociedad de consumo socialdemócrata, sino como un proyecto de creación ex novo de una democracia popular participativa basada, en primer lugar, en la verdad racional y en el rechazo de todas las utopías que el sistema neoliberal utiliza para fomentar la constante reinversión del capital, la fabricación de nuevos productos que supuestamente han de traernos la felicidad, cuando sólo nos traen una creciente miseria moral. Quizá los valores hedonistas y eudemonistas defendidos actualmente por los indignados no serían, en definitiva, revolucionarios, antes bien los auténticos pilares ideológicos de la sociedad burguesa en la que todavía vivimos. Serían, en suma, la fuente doctrinal de justificación no sólo de la opresión económica, sino de todas las masacres que han acompañado el desarrollo de la oligarquía financiera desde la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948.

Martes, 15 de enero, a las 19:00 h., en la Sala de Graus de la Facultat de Lletres (Universitat de Girona).

Organiza: ASSOFIA – Associació d’Estudiants i Professors de Filosofia.

assofia.mail@gmail.com

La Marca Hispànica, 25 de desembre de 2013

http://www.nacional-revolucionario.blogspot.com.es/2012/12/conferencia-de-jaume-farrerons-en-la_25.html

8 torres indestructibles

24 mayo, 2011

Las 8 Torres evocan las 2 Torres que relata Tolkien en su grandiosa obra “El Señor de los Anillos”. Estas construcciones ciclópeas nos hablan de una civilización destruida por el fuego infernal del fósforo y del azúfre, tragedia que ocurrió hace miles de años… aunque los documentos recojan una datación correspondiente al período comprendido entre los años 1940 y 1944…

¡ el padre de la MENTIRA!!!

22 abril, 2011

Si Jesucristo llamó a Satanás el “Padre de la Mentira”, también otras  doctrinas tradicionales condenan la mentira como uno de los peores crímenes pues dañan y mátan a las almas…  El hinduísmo comprendió muy bien que con la difusión de ideas se puede hacer muchísimo bien y también muchísimo mal…  De aquí la enorme fuerza y poder de la propaganda… En la historia de los hombres no sólo son hechos los acontecimientos reales que ocurren… también son hechos que pesan en el acontecer diario los relatos de esos hechos tanto si son fieles a la verdad como si son mentiras absolutas…  En este sentido tenía razón Goebbels cuando acusaba a los bolcheviques de mentir y repetir miles de veces una mentira…pues consideraba que esa mentira actuaba como si fuera verdad sobre los hombres que creían en ella…

Desde las dos últimas guerras mundiales, la propaganda de las fuerzas llamadas “aliadas” ó de las “Naciones Unidas” se ha impuesto de tal manera que las mayores falsificaciones históricas se admiten como verdad indiscutible…

Uno de los pocos pensadores que se atreve a cuestionar las mentiras oficiales es Jaume Farrerons. De su interesantísimo blog reproduzco el siguiente post, titulado:

¡Rechacemos la Mentira!

Se acostumbra a minimizar que el Premio Nobel de la Paz Alexandr Solzhenitsyn, brutalmente ignorado por la intelectualidad occidental cuando, después de poner en evidencia la realidad del sistema soviético, dejó muy claro que no iba a dedicarse a adular las sociedades de consumo occidentales, propuso a todos los ciudadanos decentes del mundo un código de conducta muy simple: rechazar la mentira. Conviene aclarar que existe una diferencia de matiz relevante entre “decir la verdad”, ética racional universal, sencilla e irrefutable que vengo proponiendo en este blog desde hace cuatro años, y negarse a acoger la mentira dentro de uno en términos de “resistencia pasiva”. Solzhenitsyn mismo lo aclara:

No es una llamada a filas. No hemos madurado para salir a la plaza y proclamar la verdad públicamente, y expresar en voz alta lo que pensamos. No es necesario; aunque es terrible que no podamos hacerlo. Pero, al menos, !neguémonos a decir lo que no pensamos!

(Solzhenitsyn, A., Alerta a occidente, Barcelona, Acervo, 1978, p. 45).

El rechazo de la mentira es algo así como una resistencia pasiva que no obliga más que a no convertirse en una caja de resonancia del discurso oficial, algo que está en nuestro poder y que, sin embargo, las más de las veces despreciamos como un detalle insignificante, cuando podría tener consecuencias decisivas en la lucha contra la opresión antifascista:

Aquí yace la clave que despreciamos. La más sencilla, la más asequible para alcanzar la liberación: !LA NO PARTICIPACIÓN PERSONAL EN LA MENTIRA! Que la mentira lo cubra todo; pero obstinémonos en lo más pequeño: que domine pero !NO A TRAVÉS DE MÍ!

(op. cit., íbidem).

Y añade: “este es nuestro camino”. Se trata de la clave de una ética cívica individual que pondría en riesgo, de manera inmediata y sin sangre, el entero entramado del poder oligárquico mundial. Aplicada no sólo al ámbito político, sino a todo lo que tenga que ver con nuestra actividad como ciudadanos, de manera ejemplar para los demás, supone el primer paso hacia la verdad y, por ende, hacia una regeneración integral de las instituciones democráticas. Solzhenitsyn, quien arriesgó su vida luchando pacíficamente contra la dictadura totalitaria soviética, desarrolla con tremenda autoridad moral una suerte de decálogo del coraje cívico:

No escribirá, no firmará, no publicará de modo alguno una sola frase que, en su opinión, tuerza la verdad.

Ni en conversación privada, ni públicamente, ni mediante declaración escrita, ni como propagandista, maestro o educador; ni desempeñando un papel en el teatro; ni artísticamente, esculturalmente, fotográficamente, técnicamente, musicalmente, no representará, no acompañará, no transmitirá un solo pensamiento falso, una sola verdad tergiversada, que pueda discernir.

Ni oralmente, ni por escrito traerá a colación una sola cita “directiva”, para complacer, para asegurarse, para ascender en su trabajo, si no comparte la totalidad de la idea citada o no tiene relación directa con lo que se trata.

No permitirá que contra sus deseos y voluntad se le haga asistir a una manifestación o mitin. No tomará en las manos, no elevará una pancarta o una consigna que no comparta en su totalidad.

No alzará la mano electora de una propuesta que no comparta con sinceridad; no votará ni abierta ni secretamente en favor de un individuo que estima indigno o dudoso.

No permitirá que se le acose en una reunión en la que se espera un debate forzoso y tergiversado del asunto.

Dejará inmediatamente la reunión, la sesión, la conferencia, el espectáculo, el cine en cuanto escuche del orador la mentira, la sandez ideológica o la propaganda desvergonzada.

No se suscribirá y no adquirirá en números sueltos el diario o la revista donde la información es tergiversada y son ocultados hechos de primera importancia.

No he enumerado, naturalmente, todas las abstenciones posibles y necesarias. Mas quien comience a purificarse, con su mirada ya limpia fácilmente discernirá en otros casos.

Sí, en los primeros tiempos será difícil. Habrá quien pierda su trabajo temporalmente. A los jóvenes que quieran vivir en la verdad, al principio se les complicará mucho la vida: las lecciones que reciben están repletas de mentira, y hay que elegir. Quien desea ser honrado tiene que elegir: todos los días, todos nosotros, incluso ante las ciencias técnicas más seguras, hemos de andar o en dirección a la verdad o en el sentido de la mentira; hacia la independencia espiritual o el servilismo del alma. Y quien no tenga valor para defender su alma, que no se enorgullezca de sus convicciones vanguardistas, que no se ufane de ser académico o artista del pueblo, personalidad emérita o general; que se diga a sí mismo: soy un animal y un cobarde y sólo necesito suculencia y calor (op. cit., pp. 46-47).

Entre quienes se niegan a ser vehículos de la mentira y quienes proclamen abiertamente la verdad -que primero habrá que fundamentar con los métodos rigurosos y univerales de las ciencias-, deberán existir hilos más o menos sutiles. La afirmación de la verdad exige tales sacrificios, que serán pocos quienes puedan comprometerse tan a fondo en la lucha contra el poder filosionista. Pero si están rodeados de personas que, pese a no dar ese paso al frente, al menos arropan a los valientes alzados en su negativa a colaborar con la mendacidad institucionalizada, la tarea de aquéllos resultará humanamente más asumible y efectiva.

La doctrina oficial del sistema oligárquico mundial es el antifascismo. La oligarquía transnacional vigente representa el dispositivo de poder más criminal que conoce la historia de la humanidad, pero también aquél que con más medios técnicos cuenta para sacar rendimiento a su arma principal, a saber, la mentira, precisamente, pero también, en última instancia, cualquier tipo de artilugio terrorífico que ni siquiera la fuerza de las masas podría actualmente derrotar. Ahora bien, lejos de arriesgarse a caer en esa sangrienta confesión de su carácter antidemocrático (que vale sólo para el Tercer Mundo, donde los asesinos se quitan la máscara sin empacho), en los países centrales del sistema no se nos oprime con fusiles, sino con un asfixiante lavado de cerebro filosionista y con la amenaza implícita de la denominada “muerte civil”. Ésta supone en muchos casos la renuncia a una carrera profesional en el ámbito que fuere, pero singularmente en aquéllos relacionados con la cultura, la docencia y la administración pública. “Fracaso” económico y de estatus personal que, en las sociedades de consumo actuales, afecta al corazón mismo de la existencia del disidente, pues destruye su vida familiar, su equilibrio psicológico, su salud, etcétera. La “muerte civil” equivale así a un veneno lento que asesina sin dejar huellas. Para romper el bloqueo, se puede recurrir a la política, por ese motivo hemos fundado una organización que aspira, entre otras cosas, a dirigirse a la mayor parte de la población de la nación, los trabajadores, a fin de que despierten de la narcosis propagandística en que el discurso oligárquico los ha sumido desde hace décadas.

Ahora bien, en la actualidad, políticamente ya no se trata sólo de denunciar el gulag, sino de analizar aquéllo que ha hecho posible la impunidad de la mayor atrocidad de la historia, perpetrada por una organización, el partido bolchevique y sus derivaciones, en la que, como se ha demostrado ya sin contestación, en sus orígenes la mayoría de sus dirigentes y perpetradores eran judíos. Dicha impunidad trasciende el régimen comunista y compromete a occidente en su conjunto. Representa el hilo conductor para comprender nuestra realidad social cotidiana actual. Es necesario preguntarse cómo está constituida la estructura del poder político en el mundo occidental para que hayan podido suceder ciertos espantosos acontecimientos, de enorme magnitud -de tamaño cósmico, por decirlo así-, que interesan al núcleo mismo del discurso legitimador de nuestras sociedades (los derechos humanos) y, sin embargo, se viva como si aquéllos carecieran de importancia o nunca hubiesen ocurrido, mientras se machaca sin parar la mente de los ciudadanos con la propaganda relativa a uno solo de los genocidios habidos en el siglo XX. Sin contar con que dicho genocidio “privilegiado” ha sido tremendamente exagerado y tergiversado y que, quizá también por pura casualidad, la narración del mismo tiene por objeto central la persecución de los judíos y sólo de los judíos (gitanos, rusos y otras víctimas del nazismo son olvidadas también). ¿Existe una relación entre la minimización del gulag y la inflación de la Shoah? Sólo un ciego o una persona muy deshonesta se negaría a aceptar la luminosa (y monstruosa) evidencia intelectual del escándalo. Esta situación puede parecer normal a algunos, porque a fin de cuentas la simple repetición de las imágenes y conceptos guía de la ideología antifascista nos ha habituado a la imagen del judío-víctima; ciertamente, nos habituaría a cualquier cosa que hubiésemos experimentado con tal regularidad y que formara parte de la cotidianeidad más profunda vivida desde la infancia, como lo demuestra la naturalidad con que se aceptan los dogmas religiosos más absurdos siempre que se imbuyan tempranamente en la psique del niño.

Casi todas las personas que en la actualidad se alimentan de la cultura y de los medios de comunicación del “antifascismo socioliberal filosionista” han nacido en una época en que la oligarquia había ya empezado a reescribir la historia o justamente en la fase de transición (los años 60) hacia una sociedad en que Auschwitz monopolizaría el centro del espacio público. Nos hemos acostumbrado a la impostura, la cual, por otro lado, sigue una curva ascendente en su peso mediático, educativo y cultural a medida que nos alejamos del hecho histórico a la que originariamente remite en teoría (unos edificios reconstruidos, supuestas cámaras de gas, en el campo de concentración de Auschwitz, Polonia). Pero la lógica, la objetividad, el acceso, todavía posible, a la literatura y el pensamiento anteriores al triunfo de la oligarquía, nos permiten cotejar datos y entender que “lo cotidiano” en el occidente contemporáneo no es “lo normal” desde ningún punto de vista racional, sino un estado de excepción moral y político que atenta contra el espíritu. Vivimos en un mundo orwelliano donde la mente del ciudadano ha sido colonizada por una serie de imágenes falaces imbuidas propagandísticamente e impuestas a los desafectos mediante la presión a la conformidad social y, en los casos de rebeldía extrema, mediante la amenaza penal -y la cárcel- o incluso la muerte. La característica central del sistema totalitario vigente es que, al poder controlar el alma de las gentes gracias sobre todo a los medios de comunicación, destruye en la mayoría precisamente la conciencia de vivir inmersos en el totalitarismo. De manera que la liberación no será política si no es primero espiritual, bien entendido que tampoco puede generar una incidencia histórica significativa mientras, en una suerte de espiral entre lo filosófico y lo político, no se consiga que el espíritu empape a las masas de alguna manera, provocando la única reacción eficaz digna de consideración a los efectos de una auténtica democracia, a saber, la revolución pacífica de la verdad y el derrocamiento de la tiranía oligárquica. En definitiva, sólo seremos libres el día en que podamos decir: “Auschwitz fue una mentira”, sin que ello nos convierta en fascistas; pues, de hecho, no otra es la única superación posible del propio fascismo.

Jaume Farrerons

28 de febrero de 2011

Publicado por Jaume Farrerons

G. Knupffer: “Struggle for World Power”

14 abril, 2010

En los años sesenta  se publicó en España un libro titulado “La lucha por el poder mundial”, obra hoy casi desconocida, de  G. Knuppfer, un economista ruso exilado a causa de la revolución soviética.  El editor era  “Mauricio Karl”, pseudónimo que de Mauricio Carlavilla, autor especializado en denunciar, antes de 1936,  las entonces llamadas “sociedades secretas”.

Hoy, el texto escrito de una conferencia titulada “El problema del dinero”, pronunciada por dicho autor, G. Knuffer, lo he hallado en un blog cuyos contenidos son de alta calidad informativa. Por su extraordinario interés lo copiamos  íntegramente del citado blog, qbitácora:

C. Knupfer – El problema del dinero

Esta es la transcripción de un conferencia realizada (según se deduce del texto) antes de la caída de la URSS, en la que el autor trata los siguientes asuntos:

  • El funcionamiento del sistema monetario del capitalismo, un problema sobre el que hay mucha ignorancia, muy infravalorado y poco tratado.
  • La relación entre comunismo y capitalismo. Creo que es la primera vez que trato el asunto aquí.
  • La descripción de ciertos hechos históricos.

El autor tiene una manera de expresarse que si bien no es muy concisa, lo compensa con un estilo coloquial y ameno. Según lo leía, tenía la sensación de estar presente escuchando su discurso. Por lo ameno del texto y lo bien explicado y fácil de entender, así como por explicar tan bien la relación entre comunismo y capitalismo, y por su información histórica, lo incluyo en la lista de mis artículos favoritos. He remarcado en negrita lo que me ha parecido conveniente.

* * * * * * *

¡Señoras y señores! ¡Sr. Presidente!.

Mucho hemos oído sobre la toma de posesión del poder en el mundo, sobre el esclavizamiento de los pueblos y de sus gentes, y todo esto es cierto, todo ello viene a constituir antiguos aspectos de lo que está ocurriendo en el mundo; ha venido ocurriendo desde hace varios siglos, pero estos factores no tienen una importancia práctica decisiva, porque no se puede ejercer una influencia simplemente por medio de la expresión de cierta filosofía o ideología, a menos que exista una verdadera fuerza o impulso detrás de ello. Yo creo que fue de Víctor Hugo de quien se dijo que había observado que no hay nada tan poderoso como una idea que ha llegado, que se ha producido en el momento exacto. Felizmente esto es una supersimplificación, porque lo que verdaderamente puede decirse que es cierto es que nada es tan poderoso como una idea y desgraciadamente puede estimarse mala aquella que tiene un apoyo material de volumen suficiente. La Política es el arte de lo posible, como dijo Bismarck, pero también es el arte de lo factible y realizable en términos prácticos.

En mis primeros años, yo me sentía inclinado a dar por bueno y aceptable más o menos automáticamente y sin mucha fuerza, la existencia de dos sistemas básicos que operan en el mundo desde 1917: comunismo y lo que generalmente se conoce como capitalismo, combinados corrientemente con lo que se denomina democracia. Y, sin profundizar mucho en detalles, yo lo acepté como el evidente hecho práctico de que era mucho mejor vivir bajo la dispensa democrática capitalista que bajo el comunismo. Y entonces llegó la gran crisis de 1929‑30, en que, repentinamente, millones de personas quedaron sin empleo y se produjeron toda clase de otros fenómenos más desagradables que se extendieron por todo el mundo.

Desde luego, después de eso, yo me he dado cuenta de que este sistema conocido como capitalismo no es perfecto; ciertamente, por decir lo menos en algunos aspectos muy importantes resulta trágicamente equivocado. Yo decidí estudiarlo intensamente para tratar de descubrir qué era. Después de aproximadamente un año y medio o dos años de duro trabajo, conseguí dar con ello. Estuve leyendo los dos volúmenes de las memorias del difunto Henry Ford, en las cuales trató de manera muy competente la cuestión del dinero y la financiación de los negocios, de los débitos y de los intereses y así sucesivamente. Y, conforme estaba leyendo estas páginas, de repente vino la conexión ‑ lo conseguí y después de ello comencé a estudiar la cuestión de emisión monetaria, de préstamos e intereses y así sucesivamente. Después entré en contacto con aquellas personas que ya habían realizado mucho trabajo en este sentido y descubrí una completa literatura que explicaba gran parte de este problema. Todo ello vino a confirmar lo que yo había ya descubierto en cierto y considerable grado. No incidentalmente, toda la literatura de lo que nosotros podríamos llamar verdadera nueva economía ha sido escrita en inglés, en primer lugar en Inglaterra y después en los Estados Unidos y existe muy poca participación de ninguna otra parte. En Alemania existen libros que resultan de mucha ayuda, tales como un circunstancial ejemplo, el de Werner Sombart “Die Juden un die Weltwirtschaft” (“Los judíos y la economía mundial”) y algunos otros similares; en francés, más recientemente, han aparecido los libros de Henry Coston, como “Les financiers qui menent le monde” (“Los financieros que dominan el mundo”). Existen otros muchos libros, pero no tratan del problema original.

El problema original, básico, es algo muy sorprendente ‑ aunque tiene tal tremenda influencia y ha influido tanto en el sino de la humanidad en un período de dos o tres siglos ‑ es un problema que, incluso hoy, es muy ampliamente desconocido, o se conoce deficientemente. Y puedo decirles que en los últimos cuarenta años, en que he estado actuando prácticamente sobre todos estos asuntos, he viajado mucho por todo el mundo. Como pueden ver, hablo un poco el inglés, crecí en la Rusia Imperial, de forma que sé hablar ruso, y asimismo francés y alemán. Yo descubrí que incluso entre los puestos de altura, digamos entre los primeros Ministros, o Ministros de Hacienda, o Reyes o Presidentes, prácticamente no existen conocimientos de todos los hechos básicos de la vida económico‑monetaria. Es, desde luego, extraordinario, pero es verdad. Hay excepciones. Ahora se aprecia, así, por qué este sistema no se ha practicado satisfactoriamente desde hace mucho tiempo. Aquí encontramos la circunstancia básica que debemos tener siempre presente como punto de partida para considerar y estudiar los problemas del poder, los problemas políticos, los problemas de la historia de nuestros tiempos, y los problemas de lo que nosotros podemos hacer sobre ello, cómo podemos solucionar y resolver las cuestiones que se nos plantean, cómo podemos contrarrestar los peligros que surgen continuamente.

El problema original y básico que debemos considerar es el problema del poder, el cual, en el mundo moderno, es el poder y el derecho a poner todos los medios de intercambio sin nada como débito que comporta intereses. Y, en los últimos cuarenta años, desde que me vengo ocupando de este asunto, he hecho muchas investigaciones, no sólo en la literatura, sino también hablando y conversando con personas, especialmente banqueros; por ejemplo en los Estados Unidos, donde tuve muchas oportunidades, y donde se encuentran personas que le dicen a uno francamente lo que piensan y lo que saben, y que vienen a admitir hechos que, realmente y en cierto modo, hablan en disfavor de ellos mismos o, por lo menos, en contra del sistema que ellos representan; así pues, lo que yo voy a decirles a ustedes es algo que no se acaba de inventar, sino algo que he comprobado y vuelto a comprobar y en lugares donde los hechos son bien conocidos.

Vean ustedes; si van a un banco del mundo capitalista, y quieren pedir un préstamo de dinero, independientemente de si son ustedes representantes de un Estado soberano, de una empresa, o simplemente actúan por cuenta propia, y dicen que solicitan un préstamo de, digamos, un millar o un millón de libras ‑ello no constituye diferencia ‑ el principio es exactamente el mismo, y el banco le preguntará si tiene garantías, y si estas garantías puede facilitarlas de alguna forma tangible, por ejemplo, un inmueble, acciones, una fábrica, barcos, o cualesquiera otra cosa, y el banco entonces le dice: “Muy bien, usted tiene una buena reputación, le conocemos, dispone de suficientes garantías; le facilitaremos, en consecuencia, un préstamo de un millar de libras, a tal porcentaje de interés”. Después el banco anota en su cuenta corriente: en el haber, la cifra de mil libras. Después, con un talonario de cheques, puede sacar en efectivo o efectuar pagos mediante cheques que se ponen en circulación de una forma o de otra. En países de elevado desarrollo, tales como Gran Bretaña o Estados Unidos de América, más del 95 por ciento de todo el dinero circulante está constituido por dinero a crédito que se maneja por medio de cheques. Ahora bien, el banco que le ha prestado ese dinero, y por el cual le cobra intereses, no ha sacado esa cantidad de ningún otro fondo o cuenta, y, en el acto de prestárselo a usted, ha creado ese dinero de la nada, con la ayuda de media gota de tinta y un par de centímetros cuadrados de papel: eso es todo.

Este sistema comenzó ‑sin que vayamos a adentramos en la prehistoria del mismo, lo cual, aunque sería interesante, nos llevaría muchas horas ‑ con la fundación del Banco de Inglaterra en Londres el año 1694. En aquel tiempo, el centro de la “High International Finance” (Alta Finanza Internacional) se encontraba en Holanda, y el Barney Baruch de su época era un caballero llamado Israel Ben Menasse, y el hombre cabildero, propagandista o de relaciones públicas, que los financieros de Londres utilizaban para preparar el terreno para la fundación de este banco, en el reinado de William III y Nary ‑siendo William el director y dinásticamente ilegal dominatario de los muchachos ‑ era William Patterson (co‑fundador del Banco de Inglaterra). Este individuo, haciendo propaganda para el Banco, dijo claramente:

“El Banco tendrá el derecho de emitir dinero de nada y obtendrá los beneficios del mismo e intereses sobre el mismo”.

Y lo que ellos hicieron fue prestar al gobierno 1.200.000 libras de lo que entonces era dinero efectivo (oro, plata), cargando el 6 por ciento. Pero también consiguieron una ley del parlamento, la cual ‑si ustedes la observan, que el epígrafe y encabezamiento era tan largo como éste que ven, y aumenta continuamente, de hecho permite a Su Majestad imponer tasas y derechos sobre la cerveza y guantes blancos de Francia, y derechos sobre las alzas, las bajas, y tonelaje, con toda clase de expresiones estrambóticas. Observen ustedes que después de todo este llamémosle prólogo, viene la verdadera “piéce de resistence”, porque dicen: “y para fundar un Banco, el Banco de Inglaterra, para financiar la guerra actual contra Francia”. Y sin embargo esto es falso, porque, aunque había alguna guerra de menor importancia en aquel momento contra Francia, ciertamente el Banco no fue fundado con esos fines. Todo ello fue solamente para desviar la atención de la verdadera cuestión. Ahora bien, según ello, los banqueros que restaron 1.200.000 Libras en efectivo de la clase por aquel entonces disponible, también obtuvieron el derecho de crear otras 1.200.000 en valor de papel‑moneda, en billetes de banco impresos, que ellos emitían de la nada; solamente tenían el gasto de su impresión. Y asimismo se les permitió hacer préstamos al 6 por ciento de interés. Así pues, sobre la cantidad original, ellos conseguían el 12 por ciento con la garantía del Estado, por tanto no tenían ninguna posibilidad de experimentar pérdidas. Habiendo conseguido tales progresos con esa cantidad de dinero imaginario, ellos continuaron cada vez más con mayores empresas, hasta la actualidad, en que, desde luego, la emisión y resultados crediticios son de volumen astronómico, y siguen todavía in crescendo.

Bien, si ustedes se sitúan mentalmente en la situación de estos banqueros que han adquirido el derecho a emitir todos los medios de cambio sin ningún esfuerzo ni gasto, y reciben intereses que cargan sobre ello, ustedes apreciarían que, en primer lugar, ellos tienen los beneficios de emitir. Los beneficios de emisión los tienen sobre todo el dinero que circula por el Mundo Occidental ‑que constituye una muy grande, grandísima suma‑ y cuentan también con los beneficios que les reportan los intereses que perciben sobre todo ese dinero, lo cual es, evidentemente, una suma asimismo elevadísima.

Pero lo que es todavía peor es la fuerza, el poderío que todo ello les confiere. En primer término, tienen la facultad de aumentar el volumen del dinero y hacer que los precios suban o, viceversa, de disminuirlo, haciéndolos bajar; ellos pueden especular con el alza y la baja y ejercer diversas presiones económicas y políticas. Pero lo principal aquí es que, una vez que los gobiernos empiezan a pedir dinero prestado a los banqueros, evidente y lógicamente, estos gobiernos vienen a convertirse en obedientes servidores de los banqueros. Además, debe tenerse muy presente que, si prácticamente todo el dinero ha nacido de una deuda que comporta intereses, creado de la nada, solamente mediante una anotación de entrada en los libros, entonces se infiere que no habrá dinero en circulación, conforme a tal dispensa, a menos que exista el número suficiente de personas dispuestas a solicitar préstamos de los banqueros. Mirémoslo de otra manera: Si existe una determinada cantidad de dinero o medios de cambio en circulación y todo marcha bien, entonces la gente no contrae deudas; se sentirán más bien inclinados a reembolsar aquello que deben a los bancos. Pero si el dinero se ha obtenido por medio de un préstamo bancario, queda desde luego anulado por su reembolso, lo que es exactamente el proceso contrario. Así pues, si los bancos recuperan sus fondos durante un período de prosperidad, entonces gradualmente la cantidad de dinero en circulación en ese país, debido a la falta de nuevos préstamos y al reembolso de los existentes, la cantidad de dinero en circulación, repito, disminuirá gradualmente. Por ello, los banqueros, en lugar de dejar que esto se vaya produciendo automáticamente y fuera de control, se adelantan y toman la iniciativa. Entonces anuncian con cara seria toda clase de fantásticas teorías sobre el hecho de que la economía se está derrumbando, o que nosotros nos hemos excedido, como vulgarmente se dice, “estirar más el brazo que la manga” y toda clase de cosas que realmente no tienen relación con los hechos, y simplemente significan que están tratando de buscar una excusa para hacer bajar los precios, para luego decir a sus clientes, a la comunidad mercantil y de negocios en general: “Señoras y señores, desde ahora emitiremos mucho menos dinero, en otras palabras, prestaremos mucho menos, y esperamos que se nos efectúen los reembolsos con mayor rapidez”, con el consiguiente resultado de que, si yo soy fabricante de muebles, y hago esta silla para venderla, digamos, al precio de 10 Libras, esperando obtener un beneficio de unas 30 sobre ello, y me veo imposibilitado de venderla por más de 8 Libras, y experimento una pérdida, y, a la larga, me encuentro con que no puedo venderla en absoluto, y tengo que despedir a mis obreros, ‑tenemos aquí el típico fenómeno de una crisis, Así, cuando esto ha durado el tiempo suficiente y una cantidad de empresas han quebrado o se encuentran en difícil situación, entonces los banqueros anuncian la feliz noticia de que la crisis se ha superado. Todo esto, explicado en términos científicos. Después indican que están dispuestos a proseguir con la concesión de préstamos y créditos, con lo cual yo acudo humildemente al banco, y pido dinero a crédito; y así obran todos los demás, a base de sus condiciones y plazos. Y así el sistema continúa, desde un auge y ruina a otro auge y ruina, y no puede salirse de ello.

Hoy día los principales Estados, los mayores estados de actividades financieras son el Reino Unido y, desde luego, especialmente, los Estados Unidos de América, y esos países se permiten regularmente presupuestos deficitarios.

En otras palabras, todos los años el Estado recoge menos de lo que gasta. Por consiguiente, está pidiendo préstamos continuamente y sin estos créditos continuados todo el sistema no podría sobrevivir. En estos momentos hemos tenido noticias de que la Alemania Occidental, que es muy astuta, muy lejos de solicitar créditos, está acumulando beneficios. Como ven ustedes, tiene una favorable balanza comercial, de forma que no es prestataria. Esto es, pues, lo que se describe en las páginas financieras de los periódicos eufemísticamente como una crisis de disponibilidad internacional; traducido en correcto inglés, una crisis de disponibilidad internacional.

Quiere decir que no existe bastante dinero prestado en circulación. Y, desde luego, los banqueros nunca pueden, bajo ninguna circunstancia, crear dinero de otra forma, porque entonces ellos acabarían con el hechizo. Deben conservar rigurosamente la impresión, la teoría, de que la única forma de que el dinero llegue a existir es justamente de esta especial manera. Y cuando, por ejemplo, hace un centenar de años, el Presidente Lincoln se enfrentó con los usureros que exigían un 20 por ciento y más en sus préstamos, y decidió obligar a cumplir la Constitución americana y empezar a emitir dinero de manera adecuada, no tardó en ser asesinado. La Constitución americana tiene una muy buena disposición sobre la emisión de moneda, a la cual se llegó aproximadamente de esta forma: Las administraciones autónomas de las colonias de Nueva Inglaterra, las Colonias de las Costas del Atlántico, fueron fundadas, establecidas y administradas mediante un Privilegio Real en los días anteriores a la fundación del Banco de Inglaterra, antes de que la potencia y los derechos de la emisión monetaria hubieran sido transferidos del Estado a los bancos privados. Y, por lo tanto, estos privilegios estipulaban que las Colonias podrían emitir su propio dinero, lo que así hicieron. Y, desde luego, lo realizaron libres de deudas e intereses, con el resultado de que, hacia finales del siglo XVIII, la prosperidad media de los habitantes de las colonias americanas fue considerablemente superior al promedio de prosperidad de las gentes del Reino Unido.

Tan pronto como los banqueros se apercibieron de este hecho, dijeron al gobierno que diera orden a las Colonias de que no dispusieran más de su propio dinero, sino que lo pidieran prestado en el mercado de la moneda de Londres, con el resultado de que se produjeron quiebras, desempleo y todos los fenómenos corrientes dentro del capitalismo que presta dinero. Esto enojó a los americanos, y por ello comenzó la guerra de la Independencia, la revolución americana. En los libros de historia hemos tenido que falsear muchas cosas al objeto de poder ocultar la verdad, y se nos ha dicho que ha sido a causa de los impuestos, o por otros diversos motivos. El impuesto era tan insignificante, dos peniques por libra, que realmente no constituía un factor en absoluto; se mencionaba solamente por decir algo. No, el verdadero motivo es este. Los compiladores de la Constitución americana de hecho establecieron esta frase:

“El Congreso acuñará moneda y regulará el valor de la misma y de la moneda extranjera”.

La acuñación en este sentido no quiere decir acuñación de monedas metálicas; quiere decir emisión de moneda, creando los medios de intercambio, porque, incluso antes de la Constitución, ya había papel‑moneda en circulación en las colonias, de forma que no resultan tan primitivas como eso, sustituyendo las primeras monedas metálicas por dinero. Pero, desgraciadamente, en la época en que el poder político iba a establecerse, el nuevo gobierno y el Congreso, las personas importantes ‑como George Washington y otros‑ eran ese tipo de personas que no comprenden las cuestiones monetarias en absoluto, con el resultado de que un caballero llamado Alexander Hamilton, persona de actividades bancarias, pudo realizar el establecimiento del Banco de los Estados Unidos, el cual era un Banco típicamente capitalista, en completa contradicción con las disposiciones de la Constitución. Más tarde, en los años 1830, fue el presidente Andrew Jackson quien comprendió este problema y trató de llevar a cabo la adecuada reforma y hacer cumplir la Constitución, pero no tuvo éxito en su empeño, porque su mandato era sólo de 4 años, y durante ese tiempo no se pueden realizar muchas cosas. El último presidente que emitió constitucionalmente moneda corriente fue el Presidente Lincoln, (Nota de qbit: Esta información está desactualizada, por ser el texto anterior al último presidente en emitir dinero de manera constitucional en EE.UU.: J.F. Kennedy, asesinado en 1963), quien hizo imprimir en dinero 450 millones de dólares, de los que aproximadamente 350 millones todavía están en circulación. Los intereses que se han economizado con ese dinero, al no tratarse de un préstamo con interés, pueden calcularse del orden de ‑creo yo‑ unos 20 billones de dólares en un centenar de años.

De cualquier manera, tenemos aquí una situación en la que el poder, el verdadero poder, en el mundo capitalista‑democrático, se encuentra en manos de una oligarquía dictatorial, ni más ni menos. No es que esté diciendo y nunca lo diré, que todos los banqueros sean unos conspiradores conscientemente malvados, y en contra de nuestro bienestar. Sencillamente, esto no es cierto. La mayoría de ellos han nacido para el trabajo; ellos realizan su trabajo exactamente día tras día y año tras año y, de hecho, incluso no se dan cuenta de las consecuencias de lo que están haciendo, De hecho, para ser perfectamente justo, en la banca moderna, la mayoría de sus funciones, cierta y prácticamente todas sus funciones ‑excepto la emisión de moneda ‑ son llevadas a cabo muy útil y muy bien. Y nosotros no podríamos hacer nada sin bancos, lo mismo que tampoco podemos hacer nada sin Compañías de Seguros. No es que estemos sugiriendo que los bancos debieran abolirse o incluso nacionalizarse. Todo lo que yo estoy diciendo es sencillamente que esta facultad, este poder de crear dinero de la nada, simplemente con una gota de tinta, debiera quitársele a los hombres de negocios particulares, cualquiera que sea la función que parecen desempeñar, ya sea un banquero o cualquier otra persona, debiendo esta función ser repuesta a quien pertenece y ha pertenecido a lo largo de los siglos: al Estado.

Ahora bien, una vez más, si nos imaginamos estar nosotros mismos en la posición de tal banquero, que puede emitir este dinero, podemos imaginarnos también exactamente cómo estableceríamos nuestra política en nuestro propio interés; porque estamos inclinados y obligados a hacerlo; si nosotros tenemos negocios como banqueros, nuestras ideas deben predominar, deben estar imbuidas del aspecto del interés de nuestra profesión y de nosotros mismos como individuos. Al haber adquirido, como digo, un poder prácticamente dictatorial sobre los Estados, nosotros estamos obligados a cumplir, a ejecutar, a ejercitar ese poder. En otras palabras, a guiar los destinos del Estado en una dirección que nos convenga.

Ahora bien, este sistema que acabo de describirles no es estable; no es eterno. Su propia construcción es un factor que se destruye a sí mismo, porque, si ustedes piensan, de un año a otro, en cualquier país normal, la población aumenta, el desarrollo técnico comporta un aumento de los rendimientos y beneficios de la industria, etc., de lo que se infiere que todos los años puede emitirse nuevo dinero, dinero complementario, completamente aparte y desligado de cualquier cuestión de inflación y si todo este dinero surge como préstamo sujeto a interés, es lógico pensar que debe llegar el momento de utilizar una forma válida de prueba matemática que algunos de ustedes pueden recordar de la escuela, como la “reductio ad absurdum”, (reducción al absurdo), lo cual, en este caso, querría decir que llegará el día en que tengan que pagar un cien por cien del impuesto de la renta para pagar los intereses de la deuda nacional. No olviden que en un país como Gran Bretaña la deuda nacional comenzó al final del siglo XVII ‑y ahora estamos aproximadamente a finales del XX‑ Así pues, los ingleses todavía están pagando ese préstamo original con motivo de las guerras de Napoleón y las guerras de los Zulúes; y siguen pagando ahora, y continuarán pagando bajo esta dispensa hasta el día del Juicio Universal. Ahora bien, puesto que este sistema es limitado esa es la condición, se infiere que, desde luego, la gente que ha creado el sistema, y que lo ha llevado a cabo y que lo comprende perfectamente, deben haber pensado, y de hecho lo pensaron, ya hace mucho tiempo por lo menos hace 100 años ‑ en qué podrían hacer para modificar el sistema o para sustituirlo por otro, sabiendo como saben que el sistema actual no puede continuar indefinidamente. Como ustedes ven, si acumulamos la deuda y el gravamen de los intereses, podemos aligerar el peso mediante la inflación de la moneda muy rápidamente. Si el dólar yanqui o la libra esterlina, o el franco suizo, tuvieran que ser tratados como la lira italiana o los cruceiros brasileños, entonces este gravamen se aliviaría considerablemente, pues si la libra llegara a tomar el valor de un penique, nos encontraríamos en una situación diferente. Pero no puede hacerse esto indefinidamente. Sin embargo, los usureros han visto que pueden establecer otra forma de poder y explotación global que sea estable y que, en teoría, podrá durar indefinidamente. Y el sistema que han venido apoyando, desarrollando y divulgando por todo el mundo, es el COMUNISMO aliado con muchas otras formas de subversión premeditada. Quiero decir que, incluso, el jazz es subversión, y diseñado para ser subversivo. Sin que nos adentremos en detalles, limitémonos a tomar exactamente el comunismo. Dejando de lado toda la fraseología y toda la pseudo‑fílosofía, y todos los escritos y observaciones que constituyen una completa y deliberada mentira, y ustedes lo contemplan tal como es, el comunismo no es otra cosa que una ESCLAVITUD UNIVERSAL impuesta por un terror ABSOLUTAMENTE DESPIADADO, sencillamente esto. Ustedes saben que antes de que Lenin subiera a ocupar el poder en Rusia, él estaba subvencionado por un consorcio de banqueros internacionales, y se sabe exactamente quién le dio tanto, de qué forma, cómo se entremezclaron con los demás, a través de qué canales, de qué medios se llegó a los comunistas, y así sucesivamente. Todos los detalles se conocen muy bien. Y si estas gentes son capaces, a través de sus principales agentes ‑como Lenin ‑, de decir, como él dijo, que el comunismo en Rusia debía establecerse y mantenerse por medio de un terror despiadado, y si ese terror nos cuesta ‑dijo Lenin‑ nueve décimas partes de la población rusa, ese comunismo, no obstante, se sigue manteniendo, todo ello vale la pena. Dijo que estaba dispuesto a enfrentarse y combatir al 90 por ciento de todo el pueblo ruso. De hecho, directa o indirectamente, hasta el momento actual, en cifras redondas, pero no como una vaga aproximación ‑existe un cálculo bastante preciso ‑ la revolución rusa, el comunismo, le ha costado a Rusia un centenar de millones de vidas. Esta pequeña “broma” de Lenin de aproximadamente nueve décimas partes ‑ustedes pueden apreciarlo – ciertamente no se alcanzó, pero calculo que el daño que se hizo fue de dimensiones extraordinarias, y de una gran magnitud. Y este método puede ‑en teoría‑ ser practicado indefinidamente, pues creo que, por lo menos en teoría, no existe en este método un factor de autodestrucción como existe en el sistema democrático‑capitalista. Y aquí, a propósito de la democracia, debería mencionar también que, desde luego, es un sistema muy conveniente para la oligarquía financiera porque, como ustedes pueden ver, el voto del pueblo, de la multitud, viene a ser en la realidad totalmente cómico y ridículo.

Imagínense que han sido invitados a una función de títeres. Todo es igual, desde luego, todo está controlado por la misma persona; todo es una completa farsa, un “bluff”, y ello es muy conveniente, pues si se controla la prensa, la radio y los partidos políticos y todo lo demás, puede entonces predeterminarse el resultado de la elección exactamente con la misma facilidad que la caída del sillón de la presidencia. Así es exactamente como ocurre. Así pues, cuando hablamos de la democracia, simplemente hablamos del engaño, un ardid o truco, utilizado muy eficazmente por la oligarquía financiera para imponer su completa dictadura. Ya que esto es lo que verdaderamente es. De hecho, admito que puedo sentirme un poco perjudicado porque toda la vida he sido, y todavía continuo siendo, un convencido realista. Yo puedo decir que todo ello es muy discutible, pero no quiero insistir sobre ello porque realmente es cuestión aparte; que si hay libertades en otros países ‑como de hecho las tienen ‑ estas libertades son en mucho mayor grado los residuos de las reglas y disposiciones monárquicas y legislativas, más que las disposiciones y legislaciones democráticas. La democracia tiende a conducirnos hacia la dictadura, y no existe protección contra ella si sólo confiamos seriamente en el votante de clase media, cuyos conocimientos son absolutamente deplorables, y todo ello perdurará a través de los siglos venideros. Aquí tenemos pues un sistema que nos gobierna o nos desgobierna, nos explota bajo el capitalismo y la democracia a un lado del “Telón de Acero” ­y que nos esclaviza, nos somete al terror, nos interna en campos de concentración, y nos deja aislados de cientos de millones del otro lado del Telón. Esto exactamente parecería constituir una elección para nosotros. Nosotros, en el lado capitalista, estamos creando, promoviendo y estimulando al lado comunista. Esto es lo que parecería, a menos que nos tomáramos la molestia de sacar deducciones de un análisis de cómo el sistema capitalista de préstamo del dinero funciona de hecho y de manera efectiva. Y si ustedes comprenden esto, conocen ya la solución al problema.

Y ésta es, desde luego, muy sencilla. La restauración del poder, de la fuerza y autoridad para la emisión monetaria, de la emisión de medios de intercambio, al Estado soberano, libre de intereses y de deudas, y en cantidades que mantengan un elevado poder adquisitivo. Entonces el Estado, que es el representante de la Nación, del Pueblo, realmente se convierte en soberano; el dinero ya no constituye una carga para el pueblo, sino que es un beneficio, como debe ser, porque refleja el trabajo del pueblo mientras que los banqueros no producen absolutamente nada, aunque creen todo el dinero del mundo, lo cual constituye una reivindicación, una efectiva reivindicación válida en la práctica sobre el trabajo de todas las gentes. En el sistema actual, constituye una reivindicación de la nada sobre el todo. Es una completa inversión del orden natural de las cosas.

Ahora bien, si ese dinero es emitido en la manera que debe hacerse, desde luego, lo primero que el Estado hace cuando emite nuevo dinero, cada año o cada medio año o cuando lo estime conveniente, lo primero que hace, digo, es utilizar ese nuevo dinero para las necesidades del propio Estado. Como se produce un surplus, un superávit, éste puede ir a los banqueros. Todos los banqueros pueden pedir dinero prestado a sus clientes en forma de economías, y así sucesivamente. Después, junto con sus propiedades, ahorros y ganancias, los bancos tienen bastante dinero disponible que ofrecer a sus clientes como préstamos en los casos en que realmente se necesitan. Pero, en lo que al Estado se refiere, si se ocupara de este problema, podría de hecho abolir, si no toda, sí gran parte de los impuestos. Y esto no es una teoría que a alguien como a mí o a otro se le haya ocurrido en su propia imaginación; es algo que realmente ocurre y ha ocurrido en todo el curso de mi vida.

Desde los primeros días del Imperio Ruso, los medios de cambio fueron emitidos por el Banco del Estado, libre de deudas y de intereses. El resultado fue que no hubo desempleo, no se produjo auge y quiebra, ni tampoco hubo impuestos sobre la renta. Incluso – durante la primera guerra mundial – el Imperio Ruso tuvo que llamar a filas a no menos de 22 millones de hombres. Ahora, 22 millones de hombres constituyen una gran cantidad. Una parte de ellos tuvo que ser transportada a lugares equidistantes del globo, desde Kamtchatka, en el Lejano Oriente, al Báltico; eso costó dinero. Además de todo ello, había que alimentarlos, equiparlos, armarlos y demás. Esto costó enormes sumas, y todo ello se hizo sin establecer impuestos ni contribuciones sobre la renta. Por las memorias del General Ludendorf descubrimos que los alemanes, durante la primera guerra mundial, mantenían más de la mitad de sus tropas en el frente ruso. El Imperio Austríaco – una de las principales potencias‑ mantuvo prácticamente todas sus tropas en el frente ruso. Y después estaba el Imperio Turco, el cual, aunque en política y económicamente en situación y pasos vacilantes, era todavía una potencia fuerte y tenía un ejército valiente y aguerrido. Y el ejército turco constituía un ejemplo de competencia, ciertamente duro, tenaz y resistente; y, desde luego, todo el ejército turco se hallaba en el frente ruso. La campaña de Palestina implicaba una gran cantidad de batallones. Pero en condiciones normales modernas, que pueden aplicarse también a la primera guerra mundial, una potencia militar no empieza a preocupar a menos que tenga unos cientos de divisiones, y nosotros necesitamos varios centenares. Durante el transcurso de la guerra, Rusia apresó sola diez veces más soldados que todo el resto de los aliados juntos, es decir, Gran Bretaña, Francia, Bélgica, Portugal, Brasil, etc. Ellos, en conjunto, hicieron de 300 a 400.000 prisioneros, y los rusos cogieron de 3 a 4 millones: alemanes, austríacos y turcos. Por todo ello fue necesaria esta extraordinaria movilización, debido a que los frentes eran extremadamente amplios y tenían mucha actividad. Pero la cuestión principal no es militar, sino económica: No hubo impuestos sobre la renta.

El segundo ejemplo dentro del tiempo en que nosotros hemos vivido, ha sido el de Adolf Hitler. Con toda franqueza, no pretendo empezar a hacer ninguna clase de debates acerca de los pros y los contras del Nacional‑Socialismo, pero simplemente digo ‑destacando mi propia imparcialidad ‑ que yo no iba a favor de Hitler porque me he tomado la molestia de leer “Mein Kampf” en el original alemán, incluso antes de que él subiera al poder, y yo sabía que Hitler hablaba seriamente cuando dijo que su principal idea política era la conquista territorial a costa de Rusia. Esto solo ya resulta suficiente para que me fuera imposible aprobar a Adolf Hitler. (N. del T.: hay que aclarar que el autor es de nacionalidad rusa).

Pero, respecto a las finanzas, él hizo exactamente lo que procedía, lo correcto, en toda su plena medida. Y, ya antes de la subida al poder, los nacionalsocialistas acostumbraban a hacer propaganda contra la esclavitud, contra la Knechtschaft. Nosotros conocíamos este problema. Y, ciertamente, en “Mein Kampf”, Hitler nos dice que él aprendió economía de Gottfried Feder. Sabiendo eso, yo fui a la biblioteca del Museo Británico, y allí encontré los libros de Gottfried Feder, y puedo asegurar que sabía lo que decía. Él no conocía todo lo que nosotros conocemos ahora, porque esto fue hace ya décadas, pero sabía los hechos básicos. Y quedó establecido que Hitler, contra la oposición del Dr. Schacht y Schwerin von Krosigk, hizo todo lo necesario para la emisión del dinero por el Estado, y no por medio de bancos particulares, con el resultado de que en Alemania, donde había millones de parados, todos estos trabajadores fueron empleados en la industria y en la agricultura, y en un espacio de tiempo relativamente corto, el desempleo desapareció y, después de esto, la prosperidad de Alemania fue creciendo de año en año, no sólo a causa de que las masas de obreros vivieran bien sino también porque el número de millonarios aumentaba anualmente en todos los niveles del sistema económico.

Cuando digo que el Estado debería emitir el dinero no estoy diciendo nada que no sea académico. Esto, de hecho, se está realizando, se hará y marchará bien. Ahora no es cuestión de prosperidad nacional, sino que también es cuestión de supervivencia, frente a estos trucos y astucias subversivas, sobre todo del comunismo, con el que nos enfrentamos todavía hoy en el mundo. Desde luego, tan pronto se le quite esta fuerza a las Altas Finanzas Internacionales, se quedarán sin poder ni fuerza alguna, absolutamente nada, y como el comunismo es su creación, y depende de ellos incluso en este momento, política y económicamente, el comunismo acabaría rápidamente si esta reforma se llevara a cabo. Es, pues, una cuestión extraordinaria y extremadamente importante; es totalmente básica para la supervivencia de todos nosotros. Esto no es una supersimplificación, esto no es una cosa maravillosa o extraordinaria, como la gente que concentra sus ideas en problemas como el fluoruro en agua. Bien, yo me siento totalmente en contra del fluoruro en agua, pero quiero significar que no es cuestión de “ser o no ser” para toda la Humanidad. Pero yo me quejo sin ninguna vacilación, y hago ver que este es el problema político de nuestra época. Y, a menos que se solucione, y a menos que se tomen las medidas para solucionarlo, esto es, que los gobiernos estén informados y educados políticamente, a menos que se haga a tiempo y a menos que, finalmente, tengamos algunos gobiernos que estén de acuerdo con ello y realmente realicen esta reforma en el momento de mayor necesidad y derrumbamiento ‑que está acercándose ‑ nos encontraremos perdidos, completa y definitivamente perdidos. Porque, suponiendo que el dólar y la libra y las principales monedas se derrumben completamente, nos encontraremos con un caos, tumultos, hambre, miseria e inanición por todo el mundo, una completa desintegración de toda la economía organizada, de la vida política y social. Y, en tales condiciones, solamente existe una fuerza en el momento presente, capaz de tomar el poder, bajo estas condiciones, y es el comunismo. Ustedes saben muy bien cómo están organizados. Lugares como Addis Abeba, Zanzíbar, etc, tienen focos de expansión de la red comunista, y grandes influencias durante largos años desde la segunda guerra mundial. E, incidentalmente, una de las pruebas básicas de la verdad de lo que estoy diciendo, está en la contestación a la pregunta: ¿Quién ganó la Segunda Guerra Mundial? Y la respuesta es: Sólo el Comunismo, absolutamente nadie más. Y, sin embargo, ¿quién llevó las riendas? ¡Las Altas Finanzas! . Ahora les doy a ustedes un ejemplo. Inmediatamente después de que terminara la guerra contra Alemania, ese grande, inteligente, y poderoso hombre, Mr. Bernie Baruch, visitó Inglaterra. Inglaterra se sintió extremada y tremendamente honrada con este extraordinario acontecimiento. Bernie Baruch vino de los Estados Unidos, y su visita fue preparada por medio de una declaración pública que respondía a esto: Roosevelt envió un cable a Churchill ‑todo esto fue publicado en los periódicos‑, envió, repito, un cable a Churchill, diciendo:

“Nuestro amigo Bernhard N. Baruch está en camino de Inglaterra para visitarle. Como usted sabe, es muy inteligente, y estoy seguro de que usted desea recibir su consejo”.

Y Churchill contestó a Roosevelt: (No cito verbalmente todas las palabras, pero éste es el verdadero sentido de lo que ocurrió)

“Me sentiré muy feliz por saludar a nuestro Amigo Mr. Bernard N. Baruch, que es muy inteligente, y aceptaré su consejo”.

Y Baruch dijo lo mismo, de manera ligeramente más sencilla, porque él es un hombre muy sencillo y encantador: cuando los periodistas le preguntaron que porqué había ido a Inglaterra, el gran hombre se complació en decir, desde la altura de su majestuoso trono: “Yo he venido aquí a enarbolar el bastón fuerte por encima de los grandes muchachos para comprobar que no violan la paz”. Esta es la voz de la autoridad. Esta es, como ven ustedes, la forma de hablar del Emperador. Con cierta clase de descaro, de atrevimiento. Bien, así es como se hizo. Ahora bien, cómo pudo este hombre que, incluso después de la primera guerra mundial ‑cuando una comisión senatorial de investigación de los Estados Unidos le preguntó (porque él había estado encargado de toda la producción industrial para la primera guerra mundial en Estados Unidos): “Mr. Baruch, ¿es verdad que durante ese período Ud. era el hombre más poderoso del mundo? “; y Mr. Baruch dijo: “Sí, es verdad”. Tal como lo oyen. Y todas esas gentes que llevan las riendas, el mando, determinando la política a seguir, dieron la victoria al comunismo. Y ¿cómo ocurrió eso?.

Ustedes saben que, cuando las tropas aliadas estaban avanzando por Eu­ropa, de hecho, no solamente tuvieron que retroceder, sino que fueron arrojadas de diversos lugares para dejar que las ocuparan los comunistas.

En el Lejano Oriente, ya saben ustedes que Japón ofreció rendirse antes de que fuera lanzada la primera bomba atómica, y que el super‑criminal Roosevelt se negó a aceptar esta oferta de rendición, ante la sorpresa de su propio Estado Mayor. Pero, de cualquier forma, ésta fue la razón principal: Como ustedes saben, tuvieron que esperar hasta que Alemania sucumbiera finalmente para que la Unión Soviética pudiera trasladar un número sufi­ciente de tropas al Lejano Oriente. Después, cuando ya estas tropas estu­vieron en su posición, llegaría el momento en que Japón se viera obligado a capitular, una vez que la Unión Soviética hubo declarado la guerra a Ja­pón, lo cual no había hecho aún en aquel momento. Así es como ocurrió.

Tan pronto como las tropas soviéticas llegaron a la frontera china, en aquel tiempo cerca de Manchuria ‑ésta era la base principal de los depósitos militares japoneses, industrias militares, etc – la Rusia Soviética declaró la guerra a Japón, y cuatro días más tarde, mediante el empleo de la bomba atómi­ca, Japón fue obligado a rendirse nuevamente, porque desde luego los So­viets no estaban en condiciones de guerrear contra Japón, después de la difícil derrota de Alemania, y fueron ellos quienes lograron los frutos de la victoria, en 4 días de participación nominal en la guerra.

Hay otros muchos relatos e historias, Yo voy a darles, en resumen, una breve información relatando cómo todas estas cosas ocurren. Tanto Corea corno Vietnam eran deliberadas guerras que no se pagan. Y, en Corea, como algunos de ustedes recordarán, fueron las Naciones Unidas ‑no los Estados Unidos‑ las que combatieron contra los comunistas de Corea del Norte. Lo que no se sabe es que las Naciones Unidas se establecieron por medio de un comité de comunistas, bajo la dirección y mando de Alger Hiss, un convicto agente comunista, y ellos escribieron en el reglamento de esta encantadora organización, cuyo símbolo o divisa es precisamente el mismo que el de la Unión Soviética, y no por accidente, el globo o la bola del mundo con unas gavillas de trigo:

urss-coat-of-arms-of-the-soviet-union1onu-emblema2

escribieron ‑repito ‑ en el reglamento que el Ministro del Ejército, es decir, el subsecretario de Asuntos Militares, (porque el Secretario General es una especie de futuro primer ministro del Gobierno del mundo, cuya capital se trata de que sea Jerusalén) de esta deliciosa organización tenía que ser nombrado del bloque comunista, todas las veces, y hasta ahora lo ha sido ya nueve o diez veces, cada una de ellas alguien designado por la Unión Soviética, excepto una vez que fue nombrado por Tito ‑un comunista de Yugoslavia ‑, un camarada llamado Protitch. Al mundo se le dice que las Naciones Unidas están combatiendo al comunismo en Corea, y el Ministro del Ejército era comunista. Ahora bien, ¿puede la traición seguir adelante? . Esto es un asesinato, porque las gentes que iban voluntarias, o aquellos que eran movilizados para combatir en Corea, eran sacrificados deliberadamente para nada en absoluto. ¡Y ocurre lo mismo en Vietnam! ¡Exactamente lo mismo! . Y, hablando de asesinato, ¿saben ustedes que, después de la ocupación de Alemania, Austria e Italia, fueron hallados en los territorios ocupados varios millones de rusos, hombres, mujeres y niños, que se aprovecharon de la retirada de los alemanes para retirarse con ellos, al objeto de poder escapar del Paraíso Comunista?. Mediante un acuerdo que se realizó entre el Occidente ‑dominado por el Capitalismo ‑ y Stalin, agente a su vez del Capitalismo Occidental, (los convenios se hicieron en lugares como Yalta, Postdam, etc.) todas estas gentes fueron entregadas a la fuerza a los Soviets. El propio Stalin admitió que aproximadamente 5 millones de personas fueron entregadas a la fuerza durante 3 años y medio, empezando desde finales de 1944. Esto es, sin embargo, un asesinato en masa, si se obliga a la gente a caer bajo el poder del cual se sabe de antemano que sufrirán las consecuencias y las penalidades, como las padecieron todos, excepto aquellos que se suicidaron. Tales son algunos de los crímenes llevados a cabo por las potencias dominadas por el capitalismo‑comunismo y, sin embargo, estas potencias tuvieron la desfachatez de sentarse ante un tribunal para el juicio de los nacionalsocialistas.

Quiero significar que, si el magistrado Lord Lawrence, del Reino Unido, estuvo sentado en el mismo tribunal con un representante de la Policía Secreta de la Unión Soviética, un pretendido general llamado Yusenko, este juez ha manchado el buen nombre de la Justicia Británica para muchos siglos venideros. Al mencionar a Al Capone, puede verse la diferencia de que Al Capone era más bien una pequeña marioneta inofensiva en comparación con estos sujetos ‑él mató quizá a 15 o 16 personas, mientras que estos destruyeron a centenares de millones, lo que constituye una completa diferencia. Las tropas que se utilizaron fueron incidentalmente británicas y también americanas, desde luego, y en algunos casos francesas. Se utilizaron para hacer entrega de estas gentes, cometiendo asesinatos. ¿Cuánta sangre se derramó y cuando quedará limpia? NUNCA. Esta es una desgracia que nunca se puede olvidar, que no se puede lavar. Y esto es lo que ocurre cuando, en la cima de las cosas, en el mismo pináculo, se encuentran los siervos del diablo en persona. ¡Los super‑destructores de este mundo! Esto es lo que tenemos delante, con lo que nos enfrentamos. No puede ser muy hermosa la vida para ninguno de nosotros cuando ellos se apoderen de todo.

Así pues, es el deber de todos los que estamos aquí, en esta sala, y de sus amigos, cuando ustedes les inculquen y traspasen esta idea, asegurarse completamente y convencerse de que la única posibilidad de contraatacar es ponerse en acción AHORA, porque podría haber ocurrido ya ayer. Nos queda muy poco tiempo, si es que nos queda.

Quantcast

Esta entrada fue publicada el a las Miércoles 16 de Abril de 2008 y está archivada bajo las categorías Comunismo, Historia, Monetarismo. Puedes seguir las respuestas de esta entrada a través de sindicación RSS 2.0. Puedes dejar una respuesta, o trackback desde tu propio sitio.

Una respuesta para “C. Knupfer – El problema del dinero”

  1. axel black Dice:
    14 Abril 2010 en 11:44 am | Responder muy interesante.

de este autor Editorial Nos, de Mauricio Carlavilla, publicó en los años sesenta un libro hoy muy dificil de encontrar. “La lucha por el poder mundial”.

Fuente: http://qbitacora.wordpress.com/2008/04/16/c-knupfer-el-problema-del-dinero/

===

Nota de HURANIA: Este excelente artículo viene a completar otros trabajos esclarecedores sobre la esencia y origen del dinero, de los que son autores estudiosos y economistas poco conocidos, como Joaquim Bochaca, J. M. de Mahieu, Walter Bevegheri y otros.   En lengua inglesa George Knupffer publicó “Struggle for World Power”, traducido al castellano como “la lucha por el poder mundial”.  George Knuffer, estuvo en España –en los años sesenta– para entrevistarse con altas personalidades del mundo económico  y político a fin de asesorar al Gobierno sobre sun relaciones internacionales en temas financieros.

avant-guerre….: pre-guerra…

24 febrero, 2010

Vamos a empezar, aquí en HURANIA, a dar alguna noticia sobre una obra de G. Faye que, al parecer no ha sido traducida a la lengua castellana. Lo que sigue está tomado de fnb:

Programme FNBLe FNBDémocratieInsécuritéIslamArmes Programa de la FNBLa FNBDemocraciainseguridadel IslamArmas Armée belgeSantéFéretLe BastionEmploiEnseignementVos élus Ejército BelgaSaludFeretBastiónEmpleoEducaciónEl Municipio 
 AVANT-GUERRE Antes de la guerra 

Chronique d’un cataclysme annoncé Crónica de un desastre anunciado 

Après L’Archéofuturisme , La Colonisation de l’Europe et Pourquoi nous combattons? , Guillaume Faye récidive. Después de la Archéofuturisme, la colonización de Europa y por qué luchamos? Recurrencia Guillaume Faye. 

Ce nouveau livre défend la thèse suivante: La Troisième Guerre mondiale va éclater de manière imminente. Este nuevo libro defiende la tesis siguiente: La Tercera Guerra Mundial va a estallar de forma inminente. Ses formes seront radicalement nouvelles, “archéofuturistes”. Sus formas son radicalmente nuevo “, archéofuturistes. 

Elle sera la plus violente, la plus impitoyable, la plus dévastatrice que l’humanité ait jamais connue. Será el más violento, la más despiadada, la más devastadora que la humanidad haya conocido jamás. Elle n’opposera pas des Etats entre eux, mais sera un choc titanesque de civilisations, de religions et de races, au cœur duquel il ya la reprise mondiale du djihad islamiste et de sa troisième offensive historique contre l’Europe, mais aussi le risque d’un conflit majeur dans la zone pacifique. Ella no se opone a Estado entre ellos, pero será un choque de titanes de las civilizaciones, religiones y razas, en cuyo corazón se encuentra la reanudación de la jihad islámica mundial y su tercera ofensiva histórica contra Europa, sino también el riesgo un gran conflicto en el Pacífico. 

Les attentats du 11 Septembre ont été l’élément déclencheur de cette guerre, tout comme l’assassinat de Sarajevo entraîna la Première Guerre mondiale. Los ataques del 11 de septiembre fueron el detonante de esta guerra, como el asesinato en Sarajevo llevó a la Primera Guerra Mundial. 

L’Europe et la France se trouveront au centre de la ligne de front de ces conflits, dont les deux principales formes seront le terrorisme de masse et la razzia insurrectionnelle. Europa y Francia estará en el centro de las líneas del frente de estos conflictos, que son las dos principales formas de terrorismo de masas y los ataques insurgentes. Nous allons vivre simultanément une “guerre globalisée” et une guerre civile à forte connotation ethnique en Europe. Vamos a vivir juntos una “guerra mundial” y una guerra civil a la fuerte connotación étnica en Europa. Il faut nous attendre aussi à des actes de “giga-terrorisme”, notamment nucléaire. Debemos esperar también a los actos de “giga-el terrorismo, incluida la nuclear. 

Face au formidable cyclone qui se lève, l’impréparation de la société occidentale est totale, analyse l’ auteur: une classe politique aveugle ou indifférente; des intellectuels plus veules que jamais dans leur tour d’ ivoire; une population autochtone émasculée et ahurie. Habida cuenta de la tremenda tormenta que se levanta, la falta de preparación de la sociedad occidental es completa, analizar el autor: una ciega política o indiferente, intelectuales sin espinas, más que nunca en su torre de marfil, un indígena castrado y desconcertada. Pourtant il ne faut pas désespérer: cette guerre totale qui se prépare et va embraser la planète sera non seulement un démenti cinglant au souhait américain Sin embargo, no hay que desesperar: Esta guerra total es de venir y se tragará el planeta no sólo es un rotundo mentís a la voluntad de América 

de “fin de l’histoire” et de “nouvel ordre mondial” au XXI” siècle, mais l’unique moyen de refonder la civilisation européenne dans la douleur et d’ opérer la reconquête de notre aire de civilisation. “fin de la historia” y “nuevo orden mundial” en el siglo XXI, pero la única manera de reconstruir la civilización europea en el dolor y de efectuar la recuperación de nuestra área de civilización. 

Le Tribunal de l’Histoire prononcera bientôt son verdict… El Tribunal de Justicia de la Historia emitirá su veredicto pronto … 

Guillaume FAYE: « AVANT-GUERRE » « Chronique d’un cataclysme annoncé », Editions de l’AEncre, 382 pages, ISBN 2-911202-52-X. Guillaume Faye: “guerra” Crónica de un desastre anunciado, AEncre Publishing, 382 páginas, ISBN 2-911202-52-X. 

En vente notamment à la Librairie nationale, 12 rue de la Sourdière, F-75001 Paris En venta, incluyendo la Biblioteca Nacional, 12 rue de la Sourdière, F-75001 Paris 

Tel:++33.(0)1.42860692 Fax : ++33.(0)1.42860698 http://www.librairienationale.com Tel: + +33. (0) 1.42860692 Fax: + +33. (0) 1.42860698 http://www.librairienationale.com 

Entretien avec Guillaume Faye Entrevista con Guillaume Faye 

Je vais commencer par vous citer. Voy a empezar con cita. Dans la revue Études et recherches, voici quinze ans, vous écriviez que l’on peut en arriver au point où “une civilisation mondiale désireuse de stabiliser l’histoire oppose sa volonté conservatrice aux forces qu’elle a elle-même déclenchées”. En la revisión de estudios e investigación, hace quince años, usted escribió que se puede llegar al punto en que “una civilización mundial quiere estabilizar la historia entre su compromiso con las fuerzas conservadoras que él mismo ha desencadenado. Selon vous, en sommes-nous là ? En su opinión, estamos ahí? 

L’Occident, longtemps témoin passif de l’invasion ethnique, l’Amérique longtemps complice imprudente des islamistes, ont-ils encore la force d’âme pour “stopper le cours de l’histoire” alors que le choc des civilisations est passé du stade de la “guerre froide” à celui de la “guerre chaude” ? El Oeste, testigo pasivo a largo cómplice de la invasión de América étnicas largo islamistas irresponsables, que todavía tienen la fortaleza para “detener el curso de la historia”, mientras que se gasta el choque de civilizaciones etapa de la “guerra fría” que la “guerra caliente”? 

Guillaume Faye : Une époque se termine, une autre commence. Guillaume Faye: Una era termina, empieza otro. On ne peut pas prévoir ce qui va se passer : ce que nous savons est que nous sommes à la croisée des chemins, nous vivons la fin d’un âge de la civilisation européenne. No podemos predecir lo que sucederá: lo que sabemos es que estamos en una encrucijada, estamos presenciando el fin de una era de la civilización europea. Civilisation qui a connu trois grandes époques : l’époque antique, l’époque médiévale, puis l’époque moderne qui a commencé vers les années 1850. La civilización ha experimentado tres grandes períodos: la antigüedad, la Edad Media, la era moderna se inició en la década de 1850. Actuellement nous vivons la fin de cette dernière époque car l’Europe est envahie par ceux-là même qu’elle avait conquis alors qu’elle est en plein déclin démographique. En la actualidad somos testigos del final de ese período debido a que Europa fue invadida por las mismas personas que había ganado cuando estaba en plena decadencia de la población. Sur le plan moral, mental, psychologique, toutes les valeurs européennes sont arrivées à terme, diluées dans l’humanisme et l’égalitarisme total. En la moral, mental, emocional, todos los valores europeos han sido terminados, diluido en el humanismo y la total igualdad. La thèse assez hégelienne que je défends est que cette situation est en train de provoquer une catastrophe mondiale qui peut à terme nous régénérer. La tesis hegeliana suficiente como para que yo defiendo es que esta situación está provocando una catástrofe mundial de que se puede regenerar. On ne se régénère pas à froid : on ne peut se métamorphoser qu’à chaud. No se regenera en frío: se puede transformar en calor. 

La question centrale qu’on peut se poser d’une manière dialectique est de savoir si cette catastrophe ethnique, écologique, éthique, etc. La cuestión central que puede surgir de una dialéctica es si este desastre étnicas, ecológicas, éticas, etc. que la civilisation européenne a provoquée par sa propre décadence va être l’occasion d’une régénération ou d’une disparition. que la civilización europea fue causada por su propia decadencia será una oportunidad para la regeneración o desaparecidos. Actuellement nous sommes colonisés et cette invasion se double d’un incroyable masochisme de la part des européens eux-mêmes. Actualmente estamos colonizados y que la invasión es, junto con un increíble masoquismo por parte de los propios europeos. Or, seule une crise terrifiante que je souhaite, à cet égard peut changer les mentalités collectives, réveiller les Européens. Sin embargo, sólo una crisis terrible que lo deseen pueden cambiar la mentalidad colectiva, despertar a los europeos. 

Dans mon nouveau livre, Avant-Guerre, je développe ma thèse de “La Colonisation de l’Europe”, tout en allant vers le choc des civilisations, nous allons vers la troisième guerre mondiale ! En mi nuevo libro, Avant-Guerre, puedo desarrollar mi tesis “La colonización de Europa”, mientras que entrar en el choque de civilizaciones, vamos a la Tercera Guerra Mundial! 

Le choc de septembre 2001 a semblé réveiller la capacité d’analyse de certains médias. Puis, bien vite, Bush a précisé qu’il ne faisait pas la guerre à l’Islam, les grands médias Le Monde ou Télérama en France, La Repubblica en Italie, ont consacré toute leur énergie à nous faire connaître l’Islam, cette religion de tolérance et de culture, si proche et si lointaine… El choque de septiembre de 2001 pareció despertar la capacidad analítica de algunos medios de comunicación. Luego, rápidamente, Bush dijo que no tenía guerra contra el Islam, los medios de comunicación o Telerama Le Monde en Francia, La Repubblica Italia, han dedicado su energía a nuestro conocimiento del Islam, la religión de la tolerancia y la cultura, tan cerca y tan lejos … La censure est-elle déjà revenue ? La censura es que de nuevo ya? 

Cette prise de conscience était un frémissement, un battement d’aile. Esta toma de conciencia fue una emoción, un ala aletear. Quand Bush et Blair disent qu’ils ne font pas la guerre à l’islam, c’est risible. Cuando Bush y Blair dicen que no la guerra contra el Islam es ridícula. Peut-être qu’on ne fait pas la guerre à l’islam, mais l’islam nous fait la guerre ! Tal vez no la guerra contra el Islam, pero el Islam ha hecho la guerra! 

Ce n’est pas vous qui désignez l’ennemi, c’est l’ennemi qui vous désigne ! Usted no designar quién es el enemigo es el enemigo que significa que usted! Ils savaient très bien qu’ils déclaraient la guerre à l’islam, qui d’ailleurs est désigné en arabe par le même mot que l'”islamisme” : islamiya. Ellos sabían muy bien que se declaró la guerra al Islam, que también es designado por la misma palabra árabe que “el islamismo”: Islamiyya. Il ya donc eu une petite prise de conscience, mais elle n’est pas très importante. Así que hubo un poco de conciencia, pero no es muy importante. La guerre que nous fait l’Islam n’a pas commencé le 11 septembre 2001, mais dès les années 60. La guerra que hizo el Islam no comenzó septiembre 11, 2001, pero desde los años 60. Ce qui est positif, c’est que les islamistes sont allé trop loin, trop vite : c’est la mentalité arabe qui veut ça. Lo positivo es que los islamistas se han ido demasiado lejos, demasiado rápido: es la mentalidad árabe que lo quiere. Ils sont passés trop vite du temps de la paix au temps de la guerre, alors qu’ils étaient en train d’envahir les consciences. Fueron demasiado rápido tiempo de paz en tiempos de guerra cuando estaban invadiendo la conciencia. S’ils avaient été moins pressés, personne n’aurait rien vu. Sans doute, pour que les yeux s’ouvrent vraiment, faudra-t-il un attentat géant : mais je ne crois pas que cela aura lieu tout de suite, ce n’est pas dans leur intérêt d’en réaliser trop dans l’immédiat. Si fueran menos ansioso, nadie habría visto nada. Sin duda, la que realmente me abrió los ojos, ¿va a atacar a un gigante, pero yo no creo que se llevará a cabo inmediatamente, no está en su interés de lograr demasiado en el futuro inmediato. Il est possible qu’il y ait une période de calme. Es posible que un período de calma. Nous sommes face à un terrorisme qui ne dépend pas d’une vraie organisation terroriste, mais se déploie suivant la logique d’une guerre transnationale, en réseaux, et qui va au-delà des seules capacités d’un groupe comme Al-Qaïda : l’islam est une multinationale, la guerre n’est pas territorialisée, ni réductible aux méfaits d’une seule organisation ! Nos enfrentamos a un terrorismo que no depende de una organización terrorista real, pero se desarrolla siguiendo la lógica de la guerra en las redes transnacionales, que va más allá de la mera creación de un grupo como Al-Qaeda: El Islam es una multinacional, la guerra no es territorialmente o reducibles a afectar a una organización! La fin de Ben Laden ne résoudra rien du tout car ce dernier, simple sponsor du djihad malgré sa posture de Prophète, n’avait fait qu’applaudir à des actes qu’il avait sans doute suivis et financés, mais certainement pas organisés directement lui-même ! El fin de bin Laden no va a resolver nada, porque este último, sólo los patrocinadores de la jihad a pesar de su posición de profeta, había hecho aplaudir los actos que probablemente había seguido y financiado, pero ciertamente no lo tenía directamente tú mismo! 

Quelle stratégie préconisez-vous pour les citoyens qui voudraient se préparer aux conflits futurs ? Certains ont dit que vous vouliez fonder votre propre parti politique. ¿Qué estrategia me recomiendan para personas que quieren prepararse para conflictos futuros? Algunos han dicho que desea basar su propio partido político. 

C’est idiot ! ¡Es ridículo! Cela limiterait mon audience. Esto limitaría mi audiencia. Cela va totalement à l’encontre de mon analyse actuelle, car je préconise un travail en réseau. Esto va totalmente en contra de mi análisis actual, ya que abogan por la creación de redes. Il est certes nécessaire qu’il y ait des partis pour faire de l’agit-prop. Si bien es necesario que las partes en la agitación y propaganda. Mais l’important est le réseau, à l’échelle européenne, sans gourou ni chefaillon ! Pero lo importante es la red a escala europea, sin gurú o cabecillas! Fonder sa petite secte une de plus est totalement contre-productif. Basando su secta es un poco más plenamente cons-productivo. Mon “parti”, c’est mon secrétariat et les nombreux amis avec qui je collabore dans toute l’Europe. Mi “partido” es mi Secretaría y los muchos amigos con los que he trabajado en toda Europa. Je ne veux pas d’étiquette ! No quiero etiquetar! 

Dans la revue Réfléchir et Agir , vous avez préconisé un “repli” sur l’action associative, à l’instar de ce qu’a fait l’extrême-gauche. Pourriez-vous développer ce point ? En la revista Pensar y actuar, que ha llamado un “retiro” en la acción asociativa, como lo es la extrema izquierda. ¿Puede usted explicarnos esto? 

Ce n’est pas un “repli”, mais une stratégie polyvalente. Esto no es un “retiro”, sino una estrategia multifacética. Il faut des partis, des maisons d’édition, des associations, des syndicats. Tenemos partes, editoriales, asociaciones, sindicatos. Il faut qu’il y ait dans la société civile une présence de nos idées. Debe haber en la presencia de la sociedad civil de nuestras ideas. Mais toutes les formes d’action sont nécessaires : il ne faut pas vouloir faire de la métapolitique contre la politique. Pero todas las formas de acción son necesarias: no queremos hacer metapolítico contra la política. Toutes les actions, politiques, culturelles, doivent être reliées par une même vision du monde. Todas las acciones, políticas, culturales, deben ser unidos por una visión del mundo común. Ce n’est pas une stratégie de repli, mais d’étalement, comparable à celle qu’ont eu les trotskystes qui sont aujourd’hui à la tête de l’État et de l’Église catholique ! Esto no es una estrategia de salida, pero se propaga, comparable a lo que los trotskistas que es ahora jefe del Estado y la Iglesia Católica! dès les années 60. desde los años 60. La droite nationale française est miné par la culture de l’échec, les petits chefs, les ragots : les différents groupes de musulmans et de gauchistes peuvent se détester entre eux, mais ils ont les uns comme les autres des ennemis contre lesquels ils s’unissent. El derecho nacional francés se ve socavada por la cultura del fracaso, la cabeza pequeña, los chismes: los diversos grupos de musulmanes e izquierdistas pueden odiar, pero que tienen como enemigos contra los que ‘ unir. Alors que pour beaucoup de personnes de nos idées, l’ennemi c’est d’abord son propre ami politique, pour de simples raisons de jalousie ! Mientras que para muchas personas a nuestras ideas, el enemigo es el primero de su amigo político, por simples razones de celos! Je suis étonné de voir que l’action associative a si peu été utilisée. Me sorprende que el Grupo de Acción ha sido muy poco utilizado. Il n’ya aucune association qui défende les européens ! No hay ninguna asociación que defiende los europeos! Il ya bien l’ AGRIF , mais ils font peu de choses, et ils appartiennent trop ostensiblement au Front National, ce qui mine leur crédibilité : SOS Racisme avait su camoufler à peu près son inféodation au PS ! Existe la AGRIF, pero son pocos, y pertenecen también visible para el Frente Nacional, que socava su credibilidad: SOS Racismo había logrado ocultar sobre su lealtad a PS! Au moins, la gauche se bouge : regardez Agir contre le Chômag e, ATTAC ou Droit Au Logement , qui représentent 5000 personnes en France ! Al menos, el mover a la izquierda: mira actuar contra el desempleo e ATTAC o Derecho a la vivienda, que representa a 5.000 personas en Francia! Les gens dans nos milieux sont pour l’ordre, mais ils sont désordonnés et inactifs, alors que les trotskystes, malgré leur idéologie, sont des gens ordonnés. La gente de nuestra comunidad están en orden, pero son desorganizados e inactivos, mientras que los trotskistas, a pesar de su ideología, se ordenó a la gente. Il faut se bouger ! Hay que moverse! Je suis sidéré par la pauvreté de l’activité associative dans notre camp. Estoy asombrado por la pobreza de la actividad asociativa en nuestro campamento. Je le répète, il ya du racisme anti-européen et aucune association ne se remue vraiment pour en faire parler ! Una vez más, no hay racismo y la asociación europea no se mueve realmente en hablar! 

Que pensez-vous de cette dérive pro-islamiste que l’on observe dans la droite nationale française, dérive souvent suscitée par un antiaméricanisme nourri d’antisémitisme mal digéré ? ¿Qué piensa usted de esta pro-islamista de deriva se observa en el derecho nacional francés, la deriva a menudo impulsados por el anti-americanismo alimentado el antisemitismo sin digerir? 

Cette dérive est avérée. Esta deriva está probado. Ils confondent l’ennemi et l’adversaire : l’adversaire c’est celui qui nous affaiblit soit les Etats-Unis l’ennemi c’est celui qui nous envahit concrètement : l’Islam et le tiers monde. Que confundir al enemigo y el enemigo: el enemigo es el que nos debilita es los Estados Unidos es el enemigo que nos invade en concreto: el Islam y el Tercer Mundo. Le plus drôle est que c’est moi, entre autres, qui, dans les années 70, ai convaincu ce milieu qu’il ne fallait pas être pro-Américain à fond. Lo gracioso es que, entre otros, que en los años 70, creo que este ambiente no debe ser pro-fondo americano. Tous les anti-Américains obsessionnels d’aujourd’hui étaient alors pro-Américains ! Todos los anti-americanos obsesivo hoy fueron pro-americano! Giorgio Locchi et moi, notamment avec mon livre Le système à tuer les peuples, avons fait basculer dans l’anti-américanisme Alain de Benoist qui était auparavant américanophile ; pour s’en rendre compte, il suffit de relire les numéros d’avant 1975 de la revue Nouvelle École ! Giorgio Locchi y yo, incluyendo a mi sistema de libro para matar a gente, se ha movido en el anti-americanismo Alain de Benoist antes era pro-americano, para darse cuenta, basta con leer los números de antes de 1975 Examen de la Escuela de Nuevo! 

Certains souffrent d’un antisémitisme obsessionnel, doublé d’une sorte de syndrome de Stockholm qui leur fait aimer l’ennemi véritable. Algunos sufren de lucha contra el trastorno obsesivo-semitismo, junto con una especie de síndrome de Estocolmo que les hace el amor el verdadero enemigo. Les musulmans ne leur en tiendront aucun gré : les “identitaires” français qui ont peut-être admiré les actions attribuées à Ben Laden seront égorgés comme les autres ! L’Islam est une religion de force qui conduit certains militants nationalistes à se prosterner devant la religion conquérante avec une fascination de colonisé. Mais même s’ils se convertissent, ce qui est déjà le cas pour certains, ils ne seront jamais, en tant qu’Occidentaux, que des musulmans de second ordre. Los musulmanes no toman voluntariamente: la “identidad” que el francés puede haber admirado las acciones atribuidas a Bin Laden serán sacrificados como los demás! Islam es una religión de la fuerza que llevó a algunos militantes nacionalistas a ceder ante el la conquista de la religión con una fascinación por los colonizados. Pero incluso si se convierten, que ya es el caso de algunos, que nunca será, como occidentales, los musulmanes como de segunda clase. 

Le pro-islamisme dans la droite nationaliste est assez fréquent. El pro-islamismo en la derecha nacionalista es bastante común. Plus ces gens sont “nazebroques” au sens le plus primaire du mot, anti-Américains au sens le plus idiot du terme, et plus ils sont pro-musulmans, et sans connaître d’ailleurs l’Amérique ni l’islam. Además estas personas son “nazebroques” el más elemental sentido de la palabra, anti-estadounidenses en el sentido más amplio de la palabra idiota, y se pro-musulmán, y sin saber, además de Estados Unidos o el Islam. Ils sont fascinés par l’idée néo-romantique qu’ils se font de l’islam. Ellos están fascinados por la idea neo-romántico que tienen del Islam. Dans des milieux qui se disent radicaux, il ya une réaction infantile : ces gens sont peut-être extrémistes, mais pas radicaux, car les radicaux sont ceux qui vont à la racine des choses. En los entornos de los que se dicen radicales, hay una infantil reacción de estas personas pueden ser extremistas, pero no radical, porque los radicales son los que van a la raíz de las cosas. C’est facile de taguer “US go home” ou “Vive Ben Laden” dans le métro ; ils risquent moins que s’ils allaient écrire “islam dehors” dans les banlieues. Es fácil de etiqueta “EE.UU. ir a casa” o “Long Bin Laden en vivo” en el metro, que es menos probable que si tuviera que escribir “fuera del Islam”, en los suburbios. 

En tant que journaliste, quel jugement portez-vous sur la sociologie des médias actuels ? Como periodista, ¿cuál es su evaluación sobre la sociología de los medios de comunicación hoy en día? Le politiquement correct trouve-t-il ses racines dans le tiers-mondisme des années 50 et 60, dans l’engagement communiste, ou plutôt dans mai 68 et les années qui ont suivi ? La corrección política es que sus raíces en el Tercer Mundo para los años 50 y 60, en un comunista, o más bien en mayo del 68 y los años que siguieron? 

C’est un enchaînement ; mais je crois que c’est le post-68 qui a le plus pesé. Es una cadena, pero creo que este es el post-68 que más ha influido. Ceux qui tiennent les médias sont des gens de 50 ans, de ma génération, qui ont grandi dans une atmosphère néo-marxiste. Aquellos que argumentan que los medios son personas de 50 años de mi generación que creció en una atmósfera de neo-marxista. Mais il faut savoir que règne chez les journalistes une vraie pensée unique stalinienne : le marxisme a cédé à cet égard la place au tiers-mondisme, puis à l’immigrationnisme. Pero tenga en cuenta que reina entre los periodistas el pensamiento único y verdadero estalinista del marxismo ha dado paso a este lugar en el Tercer Mundo, entonces el immigrationist. Pour réussir socialement, il faut avoir une position qui aille dans le sens de la soft-idéologie anti-raciste, immigrationniste et égalitaire (comme au temps de l’URSS, où il fallait être pro-soviétique). Para tener éxito social, debe tener una posición que va en la dirección de la suave anti-ideológica immigrationist racista e igualitario (como en los tiempos de la URSS, donde tuvo que ser pro-soviético). Sachant que même des gens la désapprouvant participent à cette vulgate. A sabiendas de que incluso la gente de desaprobación que participan en este Vulgata. Tout le monde voit la vérité dans la rue, tout le monde sauf les élites actuelles, qui jouent les autruches. Todo el mundo ve la verdad en la calle, todos, excepto las élites actuales, que juegan el avestruz. De grands journalistes, totalement de mes idées, ont signé les pétitions pour les “sans-papiers” : ils m’ont expliqué que s’ils avaient refusé, leur carrière était foutue. Grandes periodistas, totalmente mis ideas, han firmado peticiones de “indocumentados”, explicaron que se habían negado, se arruinó su carrera profesional. Il ne suffit pas de n’en pas parler : il faut se dire anti-raciste, comme il fallait se dire stalinophile dans les années 50. No es suficiente para no hablar: debe decir anti-racista, como que tenía que decir stalinophile en los años 50. 

Charlie-Hebdo avait attaqué Gérard Depardieu parce qu’il avait refusé de signer… Charlie-Hebdo, Gérard Depardieu fue atacado porque se negó a firmar … 

Cela ne lui a fait aucun mal, car il est au zénith. Que no le hacía daño, porque está en su cenit. Mais un jeune comédien aurait vu sa carrière sciée. Pero la carrera de un joven actor habría cortado. Il faut savoir que beaucoup ne parlent pas par conviction, mais par trouille : ils veulent être du côté du manche. Usted debe saber que muchos no hablan de la convicción, sino miedo, quieren ser el lado ganador. Il faut se proclamer anti-raciste, pour l’intégration, etc. Debemos proclamar anti-racista, para la integración, etc. comme au XIXe siècle il fallait aller à la messe tous les dimanches ! en el siglo XIX se tenía que ir a misa todos los domingos! Cela dit, Charlie-Hebdo, dirigé par de “vieux cons”, est l’exemple type du “torchon stalinien et délateur”, un “média de flics de la pensée et de collabos”, le “degré zéro du journalisme”. Dicho esto, Charlie Hebdo, dirigido por “con viejos” es un ejemplo típico de “paño y confidente de Stalin”, un policía “los medios de comunicación el pensamiento y colaboradores”, el “cero periodismo”. Pour que les Européens aient une vraie prise de conscience, au point de conformisme et d’aveuglement ethno-masochiste où en sont nos soi-disants “leaders d’opinion”, nous avons besoin d’une crise terrible, qui seule pourra nous donner l’énergie de nous défendre. Para asegurarse de que los europeos tienen una conciencia real hasta el punto de conformismo ciego y etno-masoquista, ¿dónde están nuestros llamados “líderes de opinión”, tenemos una crisis terrible, que solo nos puede dar poder para defendernos. 

Propos recueillis par Victor Marck Entrevista realizada por Víctor Mack
Victor Marck est collaborateur d’une agence de presse. Víctor Mack es una agencia de noticias asistente.Publié avec l’autorisation de www.aipj.net Publicado con www.aipj.net permiso 

(Bastion n°68 de février 2003) (Bastión N º 68 de febrero de 2003) 

[ Accueil ] [ Bastion ] [Inicio] [Bastion] 


  

//

“Libreria Europa”, otra vez en “el banquillo” de los acusados.

29 enero, 2010

Barcelona, 29 ene (EFE).- El dueño de la librería “Europa” de Barcelona Pedro Varela ha defendido hoy que las obras de ideología neonazi que vende y edita son “para todo tipo de público” y que su criterio para seleccionarlas es puramente comercial, sin que necesariamente él comparta la opinión de sus autores.

En el juzgado penal número 11 de Barcelona se ha celebrado hoy el juicio contra Pedro Varela, para quien la Fiscalía y la acusación particular -ejercida por la comunidad israelí en Barcelona- piden cuatro años de prisión por vender libros que justifican el genocidio nazi e incitan a la segregación racial.

El juicio que afronta hoy el librero, que cuenta con una condena previa de siete meses de prisión por justificar el Holocausto, es consecuencia de un registro efectuado por los Mossos d’Esquadra en su local de Barcelona, donde se incautaron 4.793 libros de Ediciones Ojeda, editoral de su propiedad, que difundían la ideología nazi.

No obstante, Varela ha asegurado que su librería va dirigida “a todo tipo de gente” y que la frecuentan desde universitarios hasta alumnos de secundaria enviados por sus profesores, dado que está “especializada en la Segunda Guerra Mundial y el siglo XX”.

“Nos adaptamos a lo que pide la gente”, ha mantenido Pedro Varela, que ha asegurado que sus criterios para seleccionar los libros que edita o vende son sólo comerciales, en función de si están agotados en España o de si han tenido éxito internacional, sin que él comparta “necesariamente” la opinión de todos sus autores.

Pese a que los Mossos que inspeccionaron la librería han insistido en que ésta es monotemática, Varela ha recalcado que ésa es una “percepción ideologizada” y que su establecimiento, que cuenta con más de 13.000 clientes en España y el extranjero, vende “libros de todo tipo”.

Nota de HURANIA: La información y la fotografía de arriba está tomadas de yahoo noticias. En la fotografía -de archivo-  aparecen Pedro Varela y el autor David Duke  con motivo de la prresentación de un libro titulado “El supremacismo judío” durante una conferencia, en Barcelona, que estuvo vigilada por los “mossos d´ esquadra”, policia de Catalunya.

Adolf Hitler,… ¿fue católico “no practicante” ?

23 diciembre, 2009

“Si hubiese algún sacerdote que ridiculizase o despreciará los conceptos de sangre, suelo, raza… ofendería ideológicamente e iría en contra de su propia Iglesia. Porque cuando esas palabras expresan pertenece a las posesiones naturales, especialmente valiosas, que Dios nos ha dado”.

Miltenberger, Vicario General de la Iglesia Católica.

Esta interesante y poco conocida cita de un vicario de la Iglesia Católica –Miltenberger– la publica el blog del licenciado Gabriel Pautasso llamado  Instituto Eremita Urbanus

Seguidamente, en esta misma página, se publica una fotografía del abad Alban Schachleiter, del monasterio de Emaus (situado en Chequia y destrido por un bombardeo de la aviación USA) en la que el religioso aparece  en un aposento en cuya pared hay una pequeña foto de Hitler enmarcada y adornado con un ramo.

Estos dos testimonios vienen a cuento de un tema muy controvertido, dado que si por una parte hay quienes  acusan al NS de ser pagano o  paganizante, por otra parte también hay muchas pruebas de que Adolf Hitler más bien se identificaba con el Cristianismo que con el llamado “paganismo” germánico.

Es esta controversia por la que, aparte de la postura en favor del III Reich (que no tanto del NS) de significados dignatarios eclesiásticos católicos y protestantes, nos parece interesante reproducir lo que escribe Alonso Quijano en el blog  último reducto:

” (…)Hitler en su cartilla militar se declaró como católico -su madre también lo era – y tributó siempre al Estado como tal, pero lo cierto es que no era practicante; Hitler no iba a misa.  (…).

(…) De hecho, aunque algunos no quieran creerlo, parecía que Hitler no sentía ninguna simpatía por los grupos político-neopaganos, tal y como escribe nl Mein Kampf (algunos de cuyos párrafos misteriosamente no aparecen en las ediciones en castellano, aun en la llamada “completa”): “estas personas que sueñan con el heroísmo de los antiguos germanos, con sus armas primitivas, como hachas de piedra, lanzas y escudos son en realidad los mas cobardes” […] “especialmente cuando se trata de reformadores religiosos a base de germanismo antiguo. Tengo siempre la impresión de que han sido enviados por aquellas instituciones que no quieren el renacimiento de nuestro pueblo”.

Declaraciones como ésta solo tenemos unas cuantas y es bueno que todos los camaradas lo tengan en claro, son cosas que están ahí, gusten o no, pero se ha de dejar claro. Lo que tampoco me gustaría es que estas declaraciones de Hitler se usen de una manera “fraudulenta” (digo “fraudulenta pues este seria el mejor adjetivo si se quisiesen usar para dar la imagen de un Hitler “ultracristiano”).

Sigamos con las declaraciones de Hitler:

“Ya he prohibido estas tonterías firmemente varias veces -dijo Hitler -. Todas estas historias de los lugares de Thing, de los solsticios, de la serpiente de Mittgard y todo lo que esta sacado de los tiempos germánicos primitivos. Después les leen a los jóvenes de 15 años a Nietszche y a través de las citas ininteligibles les hablan del súper-hombres y les dicen que eso han de ser ellos” (Hitler aus nähter Näte H. A. Tuerner Frankfurt 1978. pág. 419).

A pesar de estas declaraciones, que dejan bien su postura, parece no se dio mucha gente por enterada, pues el consejo de Nuremberg volvió a la carga con el tema:

“Nada tenemos que ver con aquellos elementos que solo conocen al Nacionalsocialismo de oídas y por lo tanto confunden con demasiada facilidad con frases nórdicas identificadas, y con las cuales en cualquier circulo atlántico legendario encuentran motivos para su investigación”.

Aunque era evidente que dentro del NSDAP había una corriente minoritaria “pagana” -particularmente dentro de las SS, si bien el tanto por ciento de los miembros de origen cristiano, luterano o católico, fue siempre muy superior al de los paganos” , aquellos en cuyas conocidas fechas figuraban como “creyentes” , sin adscribirse a ninguna confesión -, desde 1935 se prohibieron diversas organizaciones “neopaganas”, ocultistas preexistentes al partido, disolviéndose movimientos de este tipo (como el grupo de Ludendorff).

Así, en septiembre de 1935 Himmler prohibía a los miembros de las SS a ser dirigentes de organizaciones de esa índole. Al tiempo que prohibía toda manifestación de intolerancia religiosa y cualquier forma de desprecio por los símbolos religiosos. Algunos miembros del partido serían expulsados por actividades anti-religiosas.

Es curioso que simultáneamente a estas expulsiones, la iglesia católica también expulsó a anti-nacionalsocialistas con las siguientes declaraciones del Vicario General Miltenberger:

“Si hubiese algún sacerdote que ridiculizase o despreciara los conceptos de sangre, suelo, raza… ofendería ideológicamente e iría en contra de su propia iglesia. Porque cuanto esas palabras expresan pertenecer a las posesiones naturales, especialmente valiosas, que Dios nos ha dado” (qué razón llevaba el Vicario, cuando la iglesia no era tan mundana y decía lo que tenia que decir, eran otros tiempos…). Sin embargo algunos sedicentes NS usan verdades a medias, en este tipo de debates, que son las peores mentiras, veamos…

Se dice: “en la Alemania Nacionalsocialista el 23 de Abril de 1941, el Gauletier Adolf Wagner, ordena la progresiva supresión de los crucifijos en las escuelas”. Sí señor, es verdad, Adolf Wagner era un fanático anticristiano, pero es una verdad a medias, pues cuando Hitler se entero de esto, el 28 de Agosto de 1941, ordena que se retire esa ley, o sea, que por Hitler continúan los crucifijos en las escuelas.

Aun con los serios problemas que se tenían en aquellos años con la guerra, estuvo muy atento de controlar para que no se dictasen leyes anticristianas. Así, en enero de 1942, Rosenberg y en abril de 1943, Bormann, tuvieron que enviar ordenes a sus mandos para que se abstuviesen de toda critica religiosa.

Von Papen recuerda que, hablando con Hitler en septiembre de 1941, éste se  sentía muy molesto por las actividades de los “fanáticos del partido”.

En conversación privada con el Obispo Berning, le contaba; “Por esta razón me he puesto en contra de Ludendorff y he roto mis relaciones con él, y por la misma razón rechazo el libro de Rosenberg”.

Esta postura de Hitler la podemos encontrar en forma reiterada. Así, Hjalmar Schacht en My first Seventy-Six Years, “Siempre le he indicado a Rosenberg -palabras de Hitler – que no debe meterse ni con faldas ni con sotanas”. En Hitler´s Secret Conversation -Diálogos en el Cuartel General, tómese con las debidas precauciones sobre su autenticidad – el 4 de julio de 1942, Hitler indicó que había sido un gran error para Rosenberg quedar envuelto en polémicas con la Iglesia Católica; según notas del Cardenal Schulte sobre su conversación con Hitler el 7 de febrero de 1934, éste le había indicado que a él no le gustaba el libro de su colaborador.

Así como la posición de Hitler va quedando bastante clara, también hay que decir que en aquella época, la Iglesia no se llevaba mal con Hitler, podemos ver las siguientes declaraciones de personalidades religiosas de la época:

Obispo Bornewasser: “Con el rostro levantado y firme paso hemos entrado en el nuevo Reich y nos preparamos a servirle con toda la potencia en alma y cuerpo”.

Obispo Vogt: “Las Diócesis y el Obispo participara gozosamente en la construcción del nuevo Reich”.

Obispo Hilfrich: “La Iglesia hará cuanto corresponda de forma que la idea de un liderazgo (Führerprinzip) autoritario sea aceptado con plena convicción en los corazones de los hombres”.

Obispo Gröber: “El Führer del III Reich ha librado al hombre alemán de su humillación externa y de las debilidades internas causadas por el marxismo. Le ha devuelto a la Alemania ancestral, a los valores del honor, la lealtad y el valor”.

Obispo Kaller: “Como creyentes y cristianos inspirados por el amor de Dios. Con toda la fe y confianza seguimos a nuestro Führer”.

Obispo Rarkowski: “Todos veis ante vosotros el brillante ejemplo de un autentico guerrero, nuestro Führer, quien con firme mano guía los destinos de nuestro pueblo”.

Obispo Berning: “La era del individualismo ha cedido ante la época que, con toda justicia, busca, el retorno a los lazos de la sangre”.

(Para no cansar al lector omitiremos otras tantas declaraciones de altas jerarquías eclesiásticas de la época en los mismos términos indicados)

Como podemos comprobar, también es mentira que las Iglesias Católica y Protestante  no estuviesen con Hitler.

Asimismo, podemos dar al lector una serie de declaraciones del propio Hitler en las que se reconoce abiertamente católico:

Hitler: Ambos somos católicos, pero ¿no hemos de decirlo? ¿Hemos de suponer que no ha habido nunca nada en la Iglesia donde se puedan encontrar defectos? Precisamente porque somos católicos lo decimos, Sabemos que el catolicismo hubiera permanecido intacto aun cuando la mitad de la jerarquía hubiera estado constituida por judíos. Un cierto numero de hombres sinceros lo mantienen siempre en alto, aunque frecuentemente solo en secreto, muchas veces incluso contra el Papa. Algunas veces ha habido muchos de esos hombres, otras veces pocos”. (ECKART, Dietrich. “Der Bolchewismus von Moies bis Lenin; Zwiegerspräch zwischen Adolf Hitler und mir”. Hohenneichen Verlag München 1924. Traducción castellana: “De Moisés a Lenin. Un dialogo entre Hitler y yo”, Ediciones U, alto Lucero, Veracruz, 2006).

En Mi Lucha dice: “La Iglesia Católica ofrece un ejemplo del cual se puede aprender mucho. El celibato de sus sacerdotes radica la obligada necesidad de reclutar siempre las generaciones del clero entre las clases del pueblo y no de entre sus propias filas. Pero precisamente de ese aspecto de la institución del celibato no se puede apreciar a menudo en su verdadera importancia. Reclutando sin interrupción el inmenso ejercito sus dignatarios eclesiásticos entre las capas mas bajas del pueblo, la Iglesia no solo mantiene su unión instintiva con la atmósfera de los sentimientos populares; se asegura también la suma de vigor y energía que se encontrara eternamente entre la masa popular. De ello saca la Iglesia Católica la extraordinaria juventud y flexibilidad intelectual y su voluntad de acero”.
Con todo y con eso, su catolicismo no practicante le permitía igualmente poder ser crítico con las cosas que no veía correctamente en el seno de su Iglesia en el mismo “Mi Lucha” comenta:

“De que nuestras dos confesiones cristianas, mantengan misiones en Asia y África, con el objeto de ganar nuevos prosélitos, esto es, empeñados en una actividad de modestos resultados frente a los progresos que realiza mas allá el Mahometismo” y en cambio “pierden en Europa mismo millones y millones de adeptos convencidos los cuales se hacen en absoluto indiferentes a la vida religiosa o van por su propio camino. Sobre todo desde el punto de vista moral son muy poco favorables las conciencias”

Estas palabras de Hitler son muy reveladoras, ya que si como católico no practicante puede tener una visión menos fanatizada que un católico muy practicante que todo lo ve bien de la Iglesia, sabe ver bien sus fallos y los critica abiertamente, pero en cambio estas palabras traslucen también una preocupación de Hitler por la salud moral, la salud espiritual del pueblo europeo, y como podemos ver le preocupa desde un punto de vista cristiano (indiferente protestante o católico).

Veamos un discurso muy importante que pronuncia Hitler el 12 de abril de 1922: “¡Con amor ilimitado, como lo hace todo cristiano y como hombre, leo el lugar que nos relata cómo el Señor acabó por arremangarse y para tomar el látigo para arrojar del templo a los usureros, engendro de víboras y serpientes!

Como cristiano no tengo el deber de dejarme desollar, sino que tengo el deber de ser un luchador por la verdad y el derecho”.

Y el 30 de abril de 1923: “Queremos evitar que nuestra Alemania sufra, como sufrió el Elegido en la Cruz”

En el congreso de Nuremberg de 1935 hace un reconocimiento a la importancia de las manifestaciones artísticas cristianas en Europa declarando: “Nuestras catedrales son el eterno testimonio de nuestra pasada grandeza”.

De una manera más oficial como gobernante, el 23 de marzo de 1933, ante el Reichstag recién llegado al poder, dice: “Las ventajas de índole política personal que pudieron resultar de compromisos con organizaciones ateístas no compensan ni con mucho, las consecuencias que se hacen patentes en la destrucción de valores morales de todos. El gobierno nacional ve en las confesiones cristianas los factores más importantes para el mantenimiento de nuestro pueblo. El gobierno nacional respetara todos los compromisos concertados entre ellas y los países. Sus derechos no serán restringidos, la preocupación del gobierno en la sincera colaboración entre la Iglesia y el Estado; la lucha contra una ideología materialista en pro de una verdadera comunidad popular sirve a los intereses de la nación alemana lo mismo al bien de nuestra fe cristiana. Del mismo modo el Gobierno del Reich da importancia suma a sus amistosas relaciones con el Vaticano, siendo en el cristiano el fundamento inamovible de moral y virtud popular”.

El 30 de enero de 1939 defendiéndose de los ataques que sufría del exterior que intentaban mostrar a una Alemania anti-religiosa, dice entre otras cosas esto:

“Sí, ciertos estadistas demócratas del extranjero se hacen cargo exageradamente de la defensa de ciertos sacerdotes alemanes, ello no puede responder más que a una razón política, ya que esos mismos estadistas enmudecieron cuando en Rusia cientos de miles de eclesiásticos fueron exterminados, callando igualmente cuando en España decenas de millares de sacerdotes y religiosos eran asesinados o quemados vivos; mientras que, a raíz de estas matanzas, numerosos voluntarios nacionalsocialistas y fascistas se habían puesto a disposición del General Franco, con el fin de preservar a Europa de cualquier nueva expansión de la amenazadora ola de sangre bolchevique”.

“Alemania ha tomado parte en el conflicto español precisamente para salvar la cultura europea y la verdadera civilización del peligro de la destrucción bolchevique, y ha secundado el movimiento del General Franco solamente por el deseo de verle conseguir libertar a España de un peligro que ya a su vez había amenazado hacer sucumbir a la propia Alemania”.

“No es por lo tanto, la simpatía o la piedad a los religiosos “perseguidos” lo que puede haber provocado el interés de los ciudadanos de ciertos estados democráticos en pro de algunos sacerdotes alemanes que se han puesto fuera de la ley sino en primer y único lugar el de apoyar a quienes se oponen al Estado alemán. Es preciso pues subrayar, una vez más, que nosotros protegemos siempre al eclesiástico, siervo de Dios, pero tendremos que proceder contra aquellos que por su conducta se convierten en enemigos políticos del Reich”.

Otra cosa no se debe olvidar, es que tanto Hitler como el resto del NSDAP en su posición oficial de los “25 puntos”, defendían para su patria al cristianismo positivo, aquel que a nivel popular había sido asimilado al carácter nacional, mas no por ello dejaban que el clero interviniese en política. En este sentido, unas declaraciones de Hermann Goering en Viena el 26 de marzo de 1938, en el que saca de nuevo el tema de la matanza de sacerdotes en España, aprovecha para advertir al clero que se mete en política de esta manera: “Se afirma: ¡Ahora es exterminada la religión, ahora es eliminada la fe! Que se me enseñe la Iglesia que, como ha ocurrido en España, haya sido destruida o incendiada; que se me muestren los sacerdotes que hayan sido torturados o desollados; que se me enseñe una Iglesia que haya sido cerrada y en la cual los fieles no puedan rezar; que se me muestre a un sacerdote al que se le haya impedido dedicarse a sus funciones sacerdotales. Si fue detenido un sacerdote, esto no fue por dedicarse a sus misiones sacerdotales, sino porque se hizo demasiado mundano”.

Con la misma franqueza antes vista en declaraciones de Hitler sobre el cristianismo positivo, siempre dejó igualmente claro que la función del clero es la de salvar almas, la política es cosa del NSDAP y en este ámbito, las jerarquías dedicadas a dicha misión sobre las almas de sus fieles, nada tenían que hacer. Esta línea la marco el NSDAP con autoridad, produciéndose a veces detenciones de sacerdotes metidos en política. Ante esto, el NSDAP no titubeo ni un momento, manteniéndose firme hasta el final.

Para no hacer demasiado extenso este artículo solo daremos unos datos oficiales de la Alemania del NSDAP:

En la primavera de 1933 el Vaticano concluyó un Concordato con Hitler, fueron dirigidas las negociaciones por Von Papen.

En declaraciones del propio Adolf Hitler dice que: “Desde el año 1933, el Estado Nacionalsocialista ha puesto a disposición de las dos Iglesias, católica y protestante, las sumas siguientes: durante el periodo presupuestario de 1933, ciento treinta millones de marcos; en 1934 ciento setenta millones; en 1935 doscientos cincuenta millones; en 1936 trescientos veinte millones; en 1937 cuatrocientos millones; y por último, en 1938 quinientos millones de marcos. Aparte de estas cantidades, las Iglesias han recibido anualmente ochenta y cinco millones de marcos procedentes de los diversos países alemanes y siete millones de parte de los municipios”.

Estos datos, citados por el mismo Führer, dejan claro  no sólo de palabra, sino con hechos, que los aportes  del Estado Nacionalsocialista servían para sustentar las Iglesias cristianas alemanas.

Con la esperanza de haber aportado algo de luz a este tema, para que la figura de Hitler no sea deformada en uno u otro sentido… respetemos su memoria tal y como fue, no permitiendo manipulaciones interesadas, que ya tanto manipulan los enemigos de Hitler y del NS.

Supongo que, si como decía Kubizek, Hitler tenía esos ocasionales ataques de ira… cocería uno tremendo, al ver que en estos momentos decisivos, en los que somos tan pocos, en los que los camaradas están en la cárcel, mientras otros están pendientes de juicio, cuando Europa se muere absorbida por el mundialismo que aniquila su identidad y cultura, viendo que en sus filas los camaradas se pelean entre unos y otros por cuestiones de índole personal, de cómo se entiende la trascendencia y la relación con lo divino,  Guardemos, pues, nuestras energías para mejores fines: nuestro pueblo.

profecías escritas en el siglo xix

23 diciembre, 2009

“Me aburren los ateos, siempre están hablando de Dios.”
[HEINRICH BÖLL (1917-1985).]

“También yo, durante algún tiempo, creía que era exagerado lo que se decía de la Masonería. Pero posteriormente, gracias a la experiencia de mi ministerio, tuve ocasión de tocar directamente las llagas que ha abierto.
Desde entonces, estoy convencido de que todo lo que se publicado acerca de esta sociedad infernal no ha revelado aún toda verdad”.

(PÍO X, Bula Acre nefariumque bellum del 14 de mayo de 1905 contra la Masonería.)

En una de sus cartas, escrita el 22 de enero de 1870 por MAZZINI a PIKE, el gerifalte masón italiano le decía la gerifalte masón americano, siendo ambos las máximas autoridades masónicas mundiales y vinculados además por su jerarquía illuminati: “We must create a super rite, which will remain unknown, to which we will call those Masons of high degree whom we shall select. With regard to our brothers in Masonery, these men must be pledges to the strictest secrecy. Though this supreme rite, we will govern all Freemasonery which will become the one international center, the more powerful because its direction will be unknown”.

El Cardenal JOSÉ MARÍA CARO RODRIGUEZ (1886-1958), primer purpurado chileno de la Historia y hoy en proceso de beatificación, hace referencia y cita otra de esas cartas, que resulta especialmente impactante en su obra El misterio de la Masonería (1925). PIKE se la habría mandado a MAZZINI el 15 de agosto de 1871. En ella, el maestro entre los maestros masones transcribía uno de los mensajes que había recibido de su “profeta iluminador”.

La carta en cuestión es objeto de una viva polémica. A ella se refirió el oficial de la marina canadiense WILLIAM GUY CARR (1895-1959) en su obra PAWNS IN THE GAME (1995). Posteriormente, en un libro recopilatorio de la obra de CARR llamado SATÁN PRINCE OF THIS WORLD (1966), publicado cuando el canadiense y el Cardenal habían fallecido hacia años, se dice refiriéndose a la carta en cuestión en nota al pie de página:
“El conservador de manuscritos informó recientemente al autor que esta carta no está catalogada en la librería del Museo Británico. Parece extraño que un hombre con el conocimiento del cardenal CARO RODRIGUEZ hubiera dicho que estaba catalogada en 1925”.
(El informante debió llamar por teléfono a CARR al cielo o al infierno, pues al autor había muerto siete años antes).
Es curioso que el British Museum no notificará esa inexistencia en su catálogo, si es que la notificó, hasta que el Cardenal CARO y el propio CARR – será casualidad – habían fallecido y no podían defender su autenticidad. La obra del Cardenal llevaba en el mercado más de cuarenta años y se había editado con éxito notable en todo el mundo; la de CARR había sido un best-seller mundial. Hasta entonces nadie se había atrevido a negar la existencia en el British de la carta en cuestión: sin duda es “extraño”, como afirma quien escribió la nota al libro de CARR.
El contenido de la misiva incluye planes para provocar tres guerras mundiales, describiendo con precisión acontecimientos que han ido sucediendo posteriormente. En la “profecía” se insinuaba la inminencia de una guerra instigada por los agentes illuminati infiltrados en el Imperio Británico y en Alemania. Con ello se propiciaría el derrocamiento de la Monarquía Zarista y la construcción de un Estado comunista ateo. Ese nuevo Estado serviría como plataforma para debilitar al Cristianismo y destruir otros gobiernos occidentales.
Hasta ahí, podría aceptar como hipótesis – para mí, absurda – que el Cardenal CARO se hubiera inventado una patraña. Pero lo que no puede ser, salvo que el “profeta iluminador” de PIKE fuera un ectoplasma del no nacido Cardenal CARO, es que el chileno pudiera prever en 1925 lo que a continuación se “profetiza” en la carta.
Luego vendría otra guerra y en el transcurso de la misma se produciría en Alemania una brutal persecución de judíos. Esa guerra la perdería Alemania. Entonces se crearía el Estado sionista de Israel. Tras la guerra, el Comunismo se transformaría en el poder ideológico dominante, hasta el punto de equilibrar e incluso aventajar la influencia del Cristianismo en Occidente.
Una buena parte del mundo, otrora mayoritariamente cristiano, sería controlado para utilizarlo a su antojo por PIKE y los suyos. Luego caería el Comunismo.
Todas estas “profecías” se recogían en esta carta cuya autenticidad se discute. Cada cual puede opinar lo que le parezca al respecto y amparar su opinión en que a día de hoy la carta, al parecer, no existe, pero tendrá que afirmar entonces que el Cardenal CARO era un mentiroso al tiempo que un indubitable profeta, lo cual es en sí mismo contradictorio.
La carta continuaba su inquietante “profecía” dando nuevos datos sobre acontecimientos, que aún hoy serían futuros. Habría una nueva guerra fomentada por los enfrentamientos entre políticos pro-sionistas y pro-islámicos, que llevarían al mundo a una guerra total. El objetivo sería que tanto el Sionismo como el Islam enfrentados se exterminarán junto con sus respectivos aliados. A continuación, el Cardenal CARO – insisto, en 1925 – decía que lo siguiente estaba escrito en la carta de PIKE:
“Vamos a soltar a los nihilistas y ateístas, y provocar un tremendo cataclismo social que enseñará a las naciones, con todo su horror, los efectos del ateísmo absoluto, origen del salvajismo y de la subversión más sangrienta. Entonces los ciudadanos, obligados a defenderse contra la minoría de revolucionarios mundiales, exterminarán a estos destructores de la civilización y la multitud, desalentada del cristianismo, cuyos adoradores de Dios quedarán en ese momento sin brújula, en busca de un ideal pero sin saber adónde dirigir su veneración, recibirán la verdadera luz, a través de la manifestación de la pura doctrina de LUCIFER, llevada finalmente a la vista del público, una manifestación que será el resulto de un movimiento reaccionario general que seguirá a la destrucción de la cristiandad y el ateísmo, ambos conquistados y exterminados al mismo tiempo”.

(…) Si es cierto lo que el Cardenal y el canadiense CARR contaron que PIKE había escrito y no se impide que la “profecía” llegue hasta el final, estaríamos próximos a la aparición de ese “salvador” luciferino, de ese falso Mesías, del Maytreya de la Nueva Era: del ANTICRISTO que impondría al mundo la “anhelada paz”, el “anhelado orden”.
Yo no creo en falsas profecías, porque nada del futuro está escrito, salvo el triunfo de JESUCRISTO. Cada hombre depende de sus actos y del Juicio que de los mismos hará Dios, que será quien le asigne su destino para la Eternidad. Pero sí creo en la existencia de planes satánicos como el de PIKE, porque desde que lo formuló se viene cumpliendo. También creo en la existencia de proyectos vinculados a esos planes, como el formulado en LOS PROTOCOLOS DE LOS ANCIANOS DE SIÓN, que desde entonces se viene practicando (…).
Bibliografía:
(Reseña de “LOS PROTOCOLOS. Memoria histórica” por GUILLERMO BUHIGAS ARISCUN. p. 425- 430. Madrid, Sekotia Ediciones 2008; además,
JEAN LOMBARD, “LA CARA OCULTA DE LA HISTORIA MODERNA”, tomo II, Dififollac, Bogotá, Col. 1989, p. 545-556. Por último, LEO FERRARO, “EL ÚLTIMO PROTOCOLO, Las claves secretas del dominio sionista mundial”, Crónicas de Rosa de Espina, 343 pp., Madrid, 1986).


A %d blogueros les gusta esto: