Archive for the ‘Hitler’ Category

la verdad tiene muchas facetas

7 septiembre, 2012

filosofando … 7  sept 2012

Posted on 7 de septiembre de 2012by

 

Me gusta:

Be the first to like this.

Günter Grass: lo que hay que decir

12 abril, 2012

El escritor alemán, públicamente linchado tras denunciar que Israel puede desencadenar una Tercera Guerra Mundial.

 Así, Grass encarna al perfecto alemán de posguerra, alemán antialemán que se considera autor del Holocausto (“nosotros como autores”). Vulnerando todos los principios del derecho penal, que limita a autoría a los individuos perpetradores, Grass satisface a la oligarquía resucitando el viejo cachivache preilustrado e irracional de la culpabilidad colectiva. Alemana, por supuesto. Nadie protestó entonces, cuando Grass se describió a sí mismo como genocida. Al contrario: lo hizo en los términos que el estamento político “cipayo” de ocupación gusta de utilizar contra su propio pueblo, al que -moral y materialmente- se dedica a extinguir sobre la faz de la tierra para bien consumar, de modo paulatino e imperceptible, el plan Kaufman/Morgenthau diseñado en 1941 (verdadero desencadenante del holocausto en la medida en que existió algo remotamente parecido al relato que nos incrusta en el cerebro la prensa y la televisión al servicio de la oligarquía). Por ello, ante tan ejemplar sumisión, encarnada por Grass, resulta sorprendente que alguien pueda siquiera insinuar que el escritor alemán es un nazi, un antisemita o cosa semejante.

Los párrafos de arriba pertenecen a Jaume Farrerons quien, en su blog FILOSOFÍA CRíTICA, transcribe un pasaje de un libro que contiene afirmaciones no solamente antinacionalsocialistas, sino incluso antialemanas, vertidas en el año 1990 por el Premio Nobel Günther Grass en su obra Schreiben nach Auschwitz :

Escribe Jaume Farrerons: Se opone Grass, com es bien conocido, a la reunificación alemana y, a mi entender, argumenta una de las más penosas teorías antialemanas que nunca haya escuchado. Transcribo literalmente: “quiero, para terminar, enfrentar la ruptura, la quiebra de la civilización que es Auschwitz, con ese deseo alemán de reunificación. En contra de toda tendencia forzada por el estado de ánimo, en contra del poder adquisitivo de la Alemania occidental -un un marco alemán fuerte se puede conseguir hasta la unidad-, sí, incluso en contra del derecho a la autodeterminación, que corresponde indiviso a otros pueblos, en contra de todo esto habla Auschwitz, porque uno de los requsitos para lo monstruoso, junto a otras fuerzas motrices más antiguas, fue una Alemania fuerte, una Alemania unificada. / Ni Prusia, ni Baviera, ni siquiera Austria hubieran podido, por sí solas, desarrollar y aplicar los métodos y la voluntad del genocidio organizado: tenía que ser la gran Alemania. Tenemos todas las razones para tener miedo de nosotros mismos como unidad capaz de actuar. Nada, ningún sentimiento nacional por muy idílicamente que se coloree, ninguna afirmación de buena voluntad de los que han nacido después puede relativizar ni eliminar a la ligera esa experiencia, que, nosotros como autores y las víctimas con nosotros, tuvimos como alemanes unificados. No podemos pasar por alto Auschwitz. No deberíamos, por mucho que nos atrajera, tratar de realizar ese  acto de violencia, porque Auschwitz forma parte de nosotros, es una marca a fuego permanente de nuestra historia y -¡como ganancia!- ha hecho posible un entendimiento que podría expresarse así: por fin nos conocemos” (Grass, G., Escribir después de Auschwitz. Reflexiones sobre Alemania: un escritor hace balance de 35 años, Barcelona, Paidós, 1999, pp. 56-58).

Günter Grass se ha limitado a proclamar, con una extraordinaria e inesperada valentía, lo que piensan millones de personas en Alemania y en el resto de Occidente: la criminal hipocresía de la extrema derecha judía, el racismo supremacista del sionismo, el imperialismo israelí y, en definitiva, la amenaza que la banda asesina de Tel Aviv supone para la paz mundial:

schweige nicht mehr,weil ich der Heuchelei des Westensüberdrüssig bin
No sigo callando porque estoy harto de la hipocresía de occidente.
Doch warum untersage ich mir,jenes andere Land beim Namen zu nennen,in dem seit Jahren – wenn auch geheimgehalten -ein wachsend nukleares Potential verfügbaraber außer Kontrolle, weil keiner Prüfungzugänglich ist?
Pero ¿por qué me prohíbo nombrar
a ese otro país en el que
desde hace años —aunque mantenido en secreto—
se dispone de un creciente potencial nuclear,
fuera de control, ya que
es inaccesible a toda inspección?
Das allgemeine Verschweigen dieses Tatbestandes,dem sich mein Schweigen untergeordnet hat,empfinde ich als belastende Lüge und Zwang, der Strafe in Aussicht stellt,sobald er mißachtet wird;das Verdikt “Antisemitismus” ist geläufig.
El silencio general sobre ese hecho,
al que se ha sometido mi propio silencio,
lo siento como gravosa mentira
y coacción que amenaza castigar
en cuanto no se respeta;
“antisemitismo” se llama la condena.
¡Escándalo! !Intolerable! !Blasfemo! ¡Pretende pensar por sí mismo saliéndose del Esquema Narrativo Obligatorio! ¡Ofensor del Templo y NAAAAZI! Una termitera de insectos a sueldo de Sión se han arrojado inmediatamente sobre la yugular del escritor. No sólo eso: el delincuente universal Benjamin Netanyahu, jefe de la organización genocida más conocida como “Estado de Irael”, le ha recordado a Grass su pasado en las SS. En suma, asistimos a una comedia teatral del siguiente jaez: “se le otorgará a usted el Premio Nobel, pero siempre que se atenga al guión de Hollywood o, en el peor de los casos, se quede calladito. Si osa protestar, o sea, decir la verdad, tratando con ello de rentabilizar contra el antifascismo la autoridad moral del “prestigioso galardón” (concedido a terroristas judíos) o cuestionar el proyecto ultraderechista hebreo del Eretz Israel, de forma automática pasará usted a transmutarse súbitamente en un nazi indigno y, como tal, se le retirará el derecho de tomar la palabra desde el ‘lado correcto’ de la vida.” Porque “la palabra” está habitualmente comprada, pero cuando incluso el mecanismo de bochornosa autocensura no funciona, entonces, como un resorte, se desencadena el recurso a la difamación. Hemos conocido muchos casos similares, Günther Grass no es el primero ni será el último.
“Serví en las SS”
Günther Grass, “preceptor moral de Alemania”, confesó muy tardiamente, en 2006, y poco antes de publicar su autobiografía, que con 15-17 años había servido en las SS. Bien, ¿y qué? ¿No pactaron y colaboraron los fundadores del actual Estado de Israel nada menos que con la cúpula del III Reich? ¿No les ofrecieron a los SS alianza contra sus adversarios occidentales a cambio de la aplicación del programa sionista, que coincidía sin más con el programa nazi: expulsión de los judíos, traslado a Israel? ¿No se puso en marcha ese plan conjunto nazi-sionista hasta que el estallido de la guerra hizo imposible su continuidad? ¿No se emitió una medalla conmemorativa que hermana la Esvástica con la Estrella de David? ¿No intentaron entonces los nazis “librarse” de los judíos transportándolos a Madagascar? ¿No fue a la sazón precisamente Inglaterra la que imposibilitó la operación? Si los propios dirigentes israelíes han sido colaboradores de los nazis, si hasta el propio Habermas, cumbre del pensamiento filosófico alemán de izquierdas, tuvo que comerse una carta en la que cantaba loas al régimen nazi, ¿por qué iba a resultar tan especialmente grave que un muchacho alemán de la época se alistara en las SS? ¿Todavía no nos hemos enterado de que medio mundo fue nazi o pronazi, empezando por los propios sionistas? ¿De que en aquel tiempo el nacionalsocialismo arrastró a millones de personas de decenas de países, entre las cuales no sólo se contaban adolescentes inmaduros, sino, por ejemplo, la cumbre de la filosofía del siglo XX, Martin Heidegger (o Ferdinand Céline, Ezra Pound, Knut Hamsun y tantos otros)?
Quizá Grass esté empezando a comprender lo que en miles de blogs como Filosofía Crítica y en todo el mundo se viene repitiendo desde hace años a tenor de una simple lectura de libros de historia, obras que se encuentran ya en todas las bibliotecas públicas, pero que los medios de comunicación mantienen ocultos a las grandes masas que “no leen libros”, es decir, a aquellos que construyen su imagen del mundo a partir de la información selectiva que la televisión les transmite. Tal vez Grass haya entrado en un proceso de lento deslizamiento hacia posiciones antisistema y eso se nota incluso en sus “confusiones”… Porque Grass erró quizá el número de prisioneros alemanes exterminados en la URSS, pero se quedó cortó si a esos prisioneros sumamos las víctimas de los bombardeos terroristas aliados y las víctimas alemanas de posguerra, que suman, como mínimo, 8 millones de personas.
Pero lo más repugnante de todo el asunto es que, como venimos subrayando, en 1990 ya había Grass concedido de alguna manera su participación colectiva en el presunto Holocausto cuando habla de “nosotros, los autores”, refiriéndose a los alemanes. ¿No resultaba esto mucho más serio, moral y políticamente hablando, que servir como menor de edad en la SS sin disparar un solo tiro? Desde luego, antójase mucho más grave el mea culpa de 1990, pero éste rezumaba el aroma de lo políticamente correcto, mientras que una cosa muy diferente sería el hecho que un ex SS ostente el Premio Nobel y, de propina, se atreva a criticar a Israel. !Un SS no puede ser “inocente” aunque no haya cometido delitos pues la SS fue declarada, en su conjunto, una organización criminal a cuya mera pertenencia acarreaba una imputación de culpabilidad! ¿Hay SS “inocentes” y, además, escritores geniales? Grass mismo es la escandalosa prueba de ello. Así, mientras pisoteaba a Alemania, observamos que Grass no era culpable de genocidio a pesar de incluirse simbólicamente entre los perpetradores de Auschwitz. Pero Grass pasa a convertirse en un antisemita, a título individual, a pesar de que no hubiera cometido ningún crimen, por haber vestido el uniforme SS. Curiosa inversión del sentido del derecho y de la moral.  ¿La diferencia? !La política, sólo la política, que actualmente decide a placer sobre tales significados! Cuestionar la ingeniería racial -limpiza étnica, exterminio selectivo, deportación, colonización- de Tel Aviv lo cambia todo. Constatamos, en definitiva, por enésima vez, el torticero funcionamiento del universo mental antifascista, un mundo orwelliano en el que se pasa ad hoc de Premio Nobel a no-persona (“nazi”) en cuestión de horas y en función de los intereses, instantáneos y cambiantes, del régimen oligárquico.
Crítico del sistema capitalista liberal
Günther Grass no se ha limitado a vulnerar el tabú que prohibe a las personas “decentes” (=fariseos de la oligarquía) cualquier crítica de la política islaelí, también se atrevió a cuestionar el sistema en su conjunto en una entrevista tan polémica como veraz que parecía iniciar el camino de una disidencia:

Gunter Grass: “Urge poner en cuestión el sistema en su conjunto”

El patriarca de la literatura alemana arremete, indignado, contra la degeneración de la democracia
A sus 83 años, Günter Grass se muestra más enfadado que nunca. El patriarca de la literatura alemana arremete contra los bancos yel sistema financiero que, dice, anulan la democracia y secuestran a gobiernos y parlamentos. Grass se mete con los medios de comunicación, que para ser conformistas ya ni siquiera necesitan censura, denuncia la inadvertida transformación del ejército alemán en una máquina orientada hacia la intervención exterior y compuesta por “mercenarios”. La ocasión fue el décimo aniversario de una asociación de periodistas de Hamburgo, en la que el Nobel de literatura 1999 pronunció un discurso en plena sintonía con los indignados europeos.
En primer lugar los bancos. Sus directivos y grandes accionistas forman, “una sociedad paralela”, dice Grass. Los bancos viven “una vida propia”. “Las consecuencias de sus economías basadas en el riesgo, las pagan los contribuyentes”. “Han tomado como rehenes al parlamento y al gobierno”, pero son insaciables y “siempre están hambrientos”.
También los medios son prisioneros. Para extorsionarlos ya no se precisa censura, “basta con negarles publicidad”, dice. En esas condiciones es imposible “explicarle a la opinión pública los abusos de poder de los lobbies”. Contra ellos hay que interponer “estrictas barreras” de protección alrededor del Bundestag, el parlamento alemán, para poder mantener a raya a los lobbistas.
“La degradación de los ciudadanos de la antigua Alemania del Este y sus descendientes a la condición de alemanes de segunda clase se ha convertido en un hecho tan evidente que la mayoría de los jóvenes abandonan sus ciudades y se van al oeste. Algunas regiones empiezan a despoblarse y muchas veces los que se quedan son los radicales de extrema derecha, que son lo que dan el tono en las zonas abandonadas”, denuncia el escritor. Mientras tanto, Alemania pretende aplicar en Grecia una medicina de fideicomisos y privatizaciones, no muy diferente a la que condujo a esos resultados en Alemania del Este.
“La creciente deriva hacia una sociedad de clases con una mayoría empobrecida y una grasienta minoría rica, la montaña de deudas cuya cima está cubierta por una nube de ceros, la incapacidad y manifiesta impotencia del parlamento electo frente al poder de los lobbies y al completo dominio de los bancos”, todo eso, dice Grass, “nos urge a hacer algo inaudito: poner en cuestión el sistema en su conjunto”.
El capitalismo neoliberal , dice, “ha degenerado en una máquina de destrucción del capital, bien lejos de los éxitos de la economía social de mercado”.
Es un “Moloch asocial”, que “ninguna ley puede atajar”, dice. Y se plantea la pregunta: ¿tiene aun la democracia parlamentaria la fuerza y la voluntad de contrarrestar esta decadencia, o vamos a continuar manteniendo en el ámbito de lo no vinculante todo intento de reforma de los bancos con la excusa de que “eso sólo se puede arreglar a nivel global”?
Rafael Poch
La Vanguardia, 9 de agosto de 2011
No hace falta ser un monstruo para padecer la imputación de “fascista” (=criminal), acusar a Israel de abrigar intenciones criminales y reconocer a voz en grito que el sistema actual es un fraude. Hasta un Premio Nobel puede compartir estos rasgos con nosotros, pobres ratas de la RAO (Resistencia Anti-Oligárquica). Pero ya vemos que ni siquiera a Günther Grass le permiten disentir sin deshonor ni rabiosa diabolización. Como reconoce el sociólogo de izquierdas James Petras, el sionismo es el estalinismo de nuestro tiempo. La campaña de linchamiento resulta poca cosa, comparado con lo que nos espera, pero los latigazos del dispositivo oligárquico tienen también un efecto pedagógico: al obligarles a quitarse la máscara, los torturadores ya no pueden llenarse la boca con la bazofia de la “democracia” y los “derechos humanos”. Los torturadores están sentados en las poltronas. Los torturadores son los antifascistas. Y, al igual que bajo el régimen de Stalin, los disidentes serán acusados de “fascistas”, no importa qué méritos, morales o intelectuales, presenten en su descargo.
Günther Grass defiende su poema ante los ataques de la termitera sionista:
http://www.cuartopoder.es/detrasdelsol/las-razones-de-gunter-grass/1613
El poema, una joya para todas las personas que todavía se lavan en medio de la pocilga sionista de mentiras y crímenes justificados apelando al mantra de Auschwitz :
Günther Grass
Warum schweige ich, verschweige zu lange, was offensichtlich ist und in Planspielen geübt wurde, an deren Ende als Überlebende wir allenfalls Fußnoten sind.
Es ist das behauptete Recht auf den Erstschlag, der das von einem Maulhelden unterjochte und zum organisierten Jubel gelenkte iranische Volk auslöschen könnte, weil in dessen Machtbereich der Bau einer Atombombe vermutet wird.
Doch warum untersage ich mir, jenes andere Land beim Namen zu nennen, in dem seit Jahren – wenn auch geheimgehalten – ein wachsend nukleares Potential verfügbar aber außer Kontrolle, weil keiner Prüfung zugänglich ist?
Das allgemeine Verschweigen dieses Tatbestandes, dem sich mein Schweigen untergeordnet hat, empfinde ich als belastende Lüge und Zwang, der Strafe in Aussicht stellt, sobald er mißachtet wird; das Verdikt “Antisemitismus” ist geläufig.
Jetzt aber, weil aus meinem Land, das von ureigenen Verbrechen, die ohne Vergleich sind, Mal um Mal eingeholt und zur Rede gestellt wird, wiederum und rein geschäftsmäßig, wenn auch mit flinker Lippe als Wiedergutmachung deklariert, ein weiteres U-Boot nach Israel geliefert werden soll, dessen Spezialität darin besteht, allesvernichtende Sprengköpfe dorthin lenken zu können, wo die Existenz einer einzigen Atombombe unbewiesen ist, doch als Befürchtung von Beweiskraft sein will, sage ich, was gesagt werden muß. 
Warum aber schwieg ich bislang? Weil ich meinte, meine Herkunft, die von nie zu tilgendem Makel behaftet ist, verbiete, diese Tatsache als ausgesprochene Wahrheit dem Land Israel, dem ich verbunden bin und bleiben will, zuzumuten. 
Warum sage ich jetzt erst, gealtert und mit letzter Tinte: Die Atommacht Israel gefährdet den ohnehin brüchigen Weltfrieden? Weil gesagt werden muß, was schon morgen zu spät sein könnte; auch weil wir – als Deutsche belastet genug – Zulieferer eines Verbrechens werden könnten, das voraussehbar ist, weshalb  unsere Mitschuld durch keine der üblichen Ausreden zu tilgen wäre.
Und zugegeben: ich schweige nicht mehr, weil ich der Heuchelei des Westens überdrüssig bin; zudem ist zu hoffen, es mögen sich viele vom Schweigen befreien, den Verursacher der erkennbaren Gefahr zum Verzicht auf Gewalt auffordern und gleichfalls darauf bestehen, daß eine unbehinderte und permanente Kontrolle des israelischen atomaren Potentials und der iranischen Atomanlagen durch eine internationale Instanz von den Regierungen beider Länder zugelassen wird.
Nur so ist allen, den Israelis und Palästinensern, mehr noch, allen Menschen, die in dieser vom Wahn okkupierten Region dicht bei dicht verfeindet leben und letztlich auch uns zu helfen.

¡ el padre de la MENTIRA!!!

22 abril, 2011

Si Jesucristo llamó a Satanás el “Padre de la Mentira”, también otras  doctrinas tradicionales condenan la mentira como uno de los peores crímenes pues dañan y mátan a las almas…  El hinduísmo comprendió muy bien que con la difusión de ideas se puede hacer muchísimo bien y también muchísimo mal…  De aquí la enorme fuerza y poder de la propaganda… En la historia de los hombres no sólo son hechos los acontecimientos reales que ocurren… también son hechos que pesan en el acontecer diario los relatos de esos hechos tanto si son fieles a la verdad como si son mentiras absolutas…  En este sentido tenía razón Goebbels cuando acusaba a los bolcheviques de mentir y repetir miles de veces una mentira…pues consideraba que esa mentira actuaba como si fuera verdad sobre los hombres que creían en ella…

Desde las dos últimas guerras mundiales, la propaganda de las fuerzas llamadas “aliadas” ó de las “Naciones Unidas” se ha impuesto de tal manera que las mayores falsificaciones históricas se admiten como verdad indiscutible…

Uno de los pocos pensadores que se atreve a cuestionar las mentiras oficiales es Jaume Farrerons. De su interesantísimo blog reproduzco el siguiente post, titulado:

¡Rechacemos la Mentira!

Se acostumbra a minimizar que el Premio Nobel de la Paz Alexandr Solzhenitsyn, brutalmente ignorado por la intelectualidad occidental cuando, después de poner en evidencia la realidad del sistema soviético, dejó muy claro que no iba a dedicarse a adular las sociedades de consumo occidentales, propuso a todos los ciudadanos decentes del mundo un código de conducta muy simple: rechazar la mentira. Conviene aclarar que existe una diferencia de matiz relevante entre “decir la verdad”, ética racional universal, sencilla e irrefutable que vengo proponiendo en este blog desde hace cuatro años, y negarse a acoger la mentira dentro de uno en términos de “resistencia pasiva”. Solzhenitsyn mismo lo aclara:

No es una llamada a filas. No hemos madurado para salir a la plaza y proclamar la verdad públicamente, y expresar en voz alta lo que pensamos. No es necesario; aunque es terrible que no podamos hacerlo. Pero, al menos, !neguémonos a decir lo que no pensamos!

(Solzhenitsyn, A., Alerta a occidente, Barcelona, Acervo, 1978, p. 45).

El rechazo de la mentira es algo así como una resistencia pasiva que no obliga más que a no convertirse en una caja de resonancia del discurso oficial, algo que está en nuestro poder y que, sin embargo, las más de las veces despreciamos como un detalle insignificante, cuando podría tener consecuencias decisivas en la lucha contra la opresión antifascista:

Aquí yace la clave que despreciamos. La más sencilla, la más asequible para alcanzar la liberación: !LA NO PARTICIPACIÓN PERSONAL EN LA MENTIRA! Que la mentira lo cubra todo; pero obstinémonos en lo más pequeño: que domine pero !NO A TRAVÉS DE MÍ!

(op. cit., íbidem).

Y añade: “este es nuestro camino”. Se trata de la clave de una ética cívica individual que pondría en riesgo, de manera inmediata y sin sangre, el entero entramado del poder oligárquico mundial. Aplicada no sólo al ámbito político, sino a todo lo que tenga que ver con nuestra actividad como ciudadanos, de manera ejemplar para los demás, supone el primer paso hacia la verdad y, por ende, hacia una regeneración integral de las instituciones democráticas. Solzhenitsyn, quien arriesgó su vida luchando pacíficamente contra la dictadura totalitaria soviética, desarrolla con tremenda autoridad moral una suerte de decálogo del coraje cívico:

No escribirá, no firmará, no publicará de modo alguno una sola frase que, en su opinión, tuerza la verdad.

Ni en conversación privada, ni públicamente, ni mediante declaración escrita, ni como propagandista, maestro o educador; ni desempeñando un papel en el teatro; ni artísticamente, esculturalmente, fotográficamente, técnicamente, musicalmente, no representará, no acompañará, no transmitirá un solo pensamiento falso, una sola verdad tergiversada, que pueda discernir.

Ni oralmente, ni por escrito traerá a colación una sola cita “directiva”, para complacer, para asegurarse, para ascender en su trabajo, si no comparte la totalidad de la idea citada o no tiene relación directa con lo que se trata.

No permitirá que contra sus deseos y voluntad se le haga asistir a una manifestación o mitin. No tomará en las manos, no elevará una pancarta o una consigna que no comparta en su totalidad.

No alzará la mano electora de una propuesta que no comparta con sinceridad; no votará ni abierta ni secretamente en favor de un individuo que estima indigno o dudoso.

No permitirá que se le acose en una reunión en la que se espera un debate forzoso y tergiversado del asunto.

Dejará inmediatamente la reunión, la sesión, la conferencia, el espectáculo, el cine en cuanto escuche del orador la mentira, la sandez ideológica o la propaganda desvergonzada.

No se suscribirá y no adquirirá en números sueltos el diario o la revista donde la información es tergiversada y son ocultados hechos de primera importancia.

No he enumerado, naturalmente, todas las abstenciones posibles y necesarias. Mas quien comience a purificarse, con su mirada ya limpia fácilmente discernirá en otros casos.

Sí, en los primeros tiempos será difícil. Habrá quien pierda su trabajo temporalmente. A los jóvenes que quieran vivir en la verdad, al principio se les complicará mucho la vida: las lecciones que reciben están repletas de mentira, y hay que elegir. Quien desea ser honrado tiene que elegir: todos los días, todos nosotros, incluso ante las ciencias técnicas más seguras, hemos de andar o en dirección a la verdad o en el sentido de la mentira; hacia la independencia espiritual o el servilismo del alma. Y quien no tenga valor para defender su alma, que no se enorgullezca de sus convicciones vanguardistas, que no se ufane de ser académico o artista del pueblo, personalidad emérita o general; que se diga a sí mismo: soy un animal y un cobarde y sólo necesito suculencia y calor (op. cit., pp. 46-47).

Entre quienes se niegan a ser vehículos de la mentira y quienes proclamen abiertamente la verdad -que primero habrá que fundamentar con los métodos rigurosos y univerales de las ciencias-, deberán existir hilos más o menos sutiles. La afirmación de la verdad exige tales sacrificios, que serán pocos quienes puedan comprometerse tan a fondo en la lucha contra el poder filosionista. Pero si están rodeados de personas que, pese a no dar ese paso al frente, al menos arropan a los valientes alzados en su negativa a colaborar con la mendacidad institucionalizada, la tarea de aquéllos resultará humanamente más asumible y efectiva.

La doctrina oficial del sistema oligárquico mundial es el antifascismo. La oligarquía transnacional vigente representa el dispositivo de poder más criminal que conoce la historia de la humanidad, pero también aquél que con más medios técnicos cuenta para sacar rendimiento a su arma principal, a saber, la mentira, precisamente, pero también, en última instancia, cualquier tipo de artilugio terrorífico que ni siquiera la fuerza de las masas podría actualmente derrotar. Ahora bien, lejos de arriesgarse a caer en esa sangrienta confesión de su carácter antidemocrático (que vale sólo para el Tercer Mundo, donde los asesinos se quitan la máscara sin empacho), en los países centrales del sistema no se nos oprime con fusiles, sino con un asfixiante lavado de cerebro filosionista y con la amenaza implícita de la denominada “muerte civil”. Ésta supone en muchos casos la renuncia a una carrera profesional en el ámbito que fuere, pero singularmente en aquéllos relacionados con la cultura, la docencia y la administración pública. “Fracaso” económico y de estatus personal que, en las sociedades de consumo actuales, afecta al corazón mismo de la existencia del disidente, pues destruye su vida familiar, su equilibrio psicológico, su salud, etcétera. La “muerte civil” equivale así a un veneno lento que asesina sin dejar huellas. Para romper el bloqueo, se puede recurrir a la política, por ese motivo hemos fundado una organización que aspira, entre otras cosas, a dirigirse a la mayor parte de la población de la nación, los trabajadores, a fin de que despierten de la narcosis propagandística en que el discurso oligárquico los ha sumido desde hace décadas.

Ahora bien, en la actualidad, políticamente ya no se trata sólo de denunciar el gulag, sino de analizar aquéllo que ha hecho posible la impunidad de la mayor atrocidad de la historia, perpetrada por una organización, el partido bolchevique y sus derivaciones, en la que, como se ha demostrado ya sin contestación, en sus orígenes la mayoría de sus dirigentes y perpetradores eran judíos. Dicha impunidad trasciende el régimen comunista y compromete a occidente en su conjunto. Representa el hilo conductor para comprender nuestra realidad social cotidiana actual. Es necesario preguntarse cómo está constituida la estructura del poder político en el mundo occidental para que hayan podido suceder ciertos espantosos acontecimientos, de enorme magnitud -de tamaño cósmico, por decirlo así-, que interesan al núcleo mismo del discurso legitimador de nuestras sociedades (los derechos humanos) y, sin embargo, se viva como si aquéllos carecieran de importancia o nunca hubiesen ocurrido, mientras se machaca sin parar la mente de los ciudadanos con la propaganda relativa a uno solo de los genocidios habidos en el siglo XX. Sin contar con que dicho genocidio “privilegiado” ha sido tremendamente exagerado y tergiversado y que, quizá también por pura casualidad, la narración del mismo tiene por objeto central la persecución de los judíos y sólo de los judíos (gitanos, rusos y otras víctimas del nazismo son olvidadas también). ¿Existe una relación entre la minimización del gulag y la inflación de la Shoah? Sólo un ciego o una persona muy deshonesta se negaría a aceptar la luminosa (y monstruosa) evidencia intelectual del escándalo. Esta situación puede parecer normal a algunos, porque a fin de cuentas la simple repetición de las imágenes y conceptos guía de la ideología antifascista nos ha habituado a la imagen del judío-víctima; ciertamente, nos habituaría a cualquier cosa que hubiésemos experimentado con tal regularidad y que formara parte de la cotidianeidad más profunda vivida desde la infancia, como lo demuestra la naturalidad con que se aceptan los dogmas religiosos más absurdos siempre que se imbuyan tempranamente en la psique del niño.

Casi todas las personas que en la actualidad se alimentan de la cultura y de los medios de comunicación del “antifascismo socioliberal filosionista” han nacido en una época en que la oligarquia había ya empezado a reescribir la historia o justamente en la fase de transición (los años 60) hacia una sociedad en que Auschwitz monopolizaría el centro del espacio público. Nos hemos acostumbrado a la impostura, la cual, por otro lado, sigue una curva ascendente en su peso mediático, educativo y cultural a medida que nos alejamos del hecho histórico a la que originariamente remite en teoría (unos edificios reconstruidos, supuestas cámaras de gas, en el campo de concentración de Auschwitz, Polonia). Pero la lógica, la objetividad, el acceso, todavía posible, a la literatura y el pensamiento anteriores al triunfo de la oligarquía, nos permiten cotejar datos y entender que “lo cotidiano” en el occidente contemporáneo no es “lo normal” desde ningún punto de vista racional, sino un estado de excepción moral y político que atenta contra el espíritu. Vivimos en un mundo orwelliano donde la mente del ciudadano ha sido colonizada por una serie de imágenes falaces imbuidas propagandísticamente e impuestas a los desafectos mediante la presión a la conformidad social y, en los casos de rebeldía extrema, mediante la amenaza penal -y la cárcel- o incluso la muerte. La característica central del sistema totalitario vigente es que, al poder controlar el alma de las gentes gracias sobre todo a los medios de comunicación, destruye en la mayoría precisamente la conciencia de vivir inmersos en el totalitarismo. De manera que la liberación no será política si no es primero espiritual, bien entendido que tampoco puede generar una incidencia histórica significativa mientras, en una suerte de espiral entre lo filosófico y lo político, no se consiga que el espíritu empape a las masas de alguna manera, provocando la única reacción eficaz digna de consideración a los efectos de una auténtica democracia, a saber, la revolución pacífica de la verdad y el derrocamiento de la tiranía oligárquica. En definitiva, sólo seremos libres el día en que podamos decir: “Auschwitz fue una mentira”, sin que ello nos convierta en fascistas; pues, de hecho, no otra es la única superación posible del propio fascismo.

Jaume Farrerons

28 de febrero de 2011

Publicado por Jaume Farrerons

10 cosas buenas…

9 febrero, 2011

Es tanto y variado lo que se ha escrito en contra de los “nazis”… que es sorprendente que álguien se atreva a publicar que… hicieron 10 cosas buenas.

Según leemos en listverse, fueron las siguientes:

Nazi Germany was the first country to ban vivisection in the world, enacting a total ban in April 1933. The measure to ban vivisection was a huge concern and was put forth to the Reichstag as early as 1927. High ranking Nazis such as Hermann Goring, Heinrich Himmler and Adolf Hitler were very concerned about animal conservation, particularly pertaining as to how animals were butchered. Most current laws in Germany, and indeed the world, are derived from the laws put forth by the Nazi Party. This is, obviously, incredibly ironic as while on the one hand they defended the lives of brute animals, whilst on the other hand cruelly slaughtered Catholics, homosexuals, gypsies, and jews.

Hermann Goring, who was established as the Prime Minister of Prussia, had this to say:

“An absolute and permanent ban on vivisection is not only a necessary law to protect animals and to show sympathy with their pain, but it is also a law for humanity itself…. I have therefore announced the immediate prohibition of vivisection and have made the practice a punishable offense in Prussia.

Until such time as punishment is pronounced the culprit shall be lodged in a concentration camp.”

The above picture is a cartoon showing animals saved from vivisection saluting Hermann Goring. The sign in the window says “Vivisection Forbidden”.

===

When the Nazis came to power in 1933, their concerns not only laid with the people, but with the animals native to Germany. In 1934, a national hunting law was passed to regulate how many animals could be killed per year, and to establish proper ‘hunting seasons’. These hunting laws have now been applied in most western countries.

This law was known as Das Reichsjagdgesetz, the Reich Hunting Law. The Reichstag also footed the bill for education on animal conservation at Primary, Secondary and College levels. Additionally, in 1935, another law was passed, the Reichsnaturschutzgesetz (Reich Nature Protection Act). This law placed several native species on a protection list including the wolf and Eurasian lynx. Additions were added later as to afforestation and the humane slaughter of living fish.

Without this law it is likely some species would have completely disappeared from Germany’s forests.

===

It is rumored that Adolf Hitler was so opposed to smoking in his later life that he couldn’t stand someone lighting up in the same room, and often felt obligated to object to it as a waste of money. Thus, he began one of the most expensive and effective tobacco movements throughout history. While during the 1930s and 1940s, other anti-tobacco movements failed fantastically in other countries, it was taken seriously in Nazi Germany.

The Nazis banned smoking in restaurants and public transportation systems, citing public health, and severely regulated the advertising of smoking and cigarettes. There was also a high tobacco tax, and the supplies of cigarettes to the Wehrmacht were rationed. Several health organizations in Nazi Germany even began claiming that smoking heightened the risks of miscarriages by pregnant women, now a commonly known fact.

The statistics of annual cigarette consumption per capita as of 1940 had Germany at only 749, while Americans smoked over 3,000.

The picture above says “He does not devour it, it [the cigarette] devours him!”

===

Nazi Germany had one of the largest public welfare programs in history, based on the philosophy that all Germans should share a standard of living.

One of the most famous of these was the Winter Relief program, where high ranking Nazis and common citizens both took to the streets to collect charity for the unfortunate. This was not only an extremely intelligent propaganda move, but also a ritual to generate general good public feeling toward those in need. Posters urged people to donate rather than give directly to beggars. Joseph Goebbels, himself a high ranking Nazi in control of Radio, Television and Propaganda, often participated in these events.

But how was the cost of this met? Largely from the stealing of belongings from those people considered enemies of the regime. The Nazi government stole immense amounts of money from their population and used it to fund a social welfare scheme that favored select members of society. Modern schemes modeled on this system are funded by taxes that steal from everyone.

Pictured above is a canister used for the Winter Relief Fund effort.

===

Literally meaning “People’s Car”, this vehicle was presented as a car that every German citizen could afford to buy. It was based on the advice of Hitler to the designer, saying that it should resemble a beetle. The car was a huge success (it was made available to citizens of the Third Reich through a savings scheme at 990 Reichsmark, about the price of a small motorcycle), but toward the end of the war resources were low and public availability declined. The Volkswagen emerged more as a military vehicle toward the end of the Third Reich.

However this has not stopped it from being one of the most popular vehicles in the world, known for reliability, stylish design (though some might question that!) and ease of use.

===

While not originally conceived by the Nazis, Hitler was an enthusiastic supporter of the idea and pushed for the largest network of roads to be built across Germany. Established as the first freeway system in the world, the autobahn was a revolutionary feat of engineering that forever changed the way humans travel. Thousands of countries have emulated the system Hitler put in place, including America and Britain. It is single handedly the largest network of roadways in the world, with roads stretching all across the country, even to other countries such as Austria.

The construction of this roadway wasn’t only revolutionary in itself, it provided over 100,000 workers with jobs necessary for the economic recovery efforts. It was a goal of the Nazi party to try and bring the country into a sense of unity through the roadway system, and for the most part it was successful. Aircraft was tested on the long, smooth, straight sections of road and Grand Prix racing teams are known to practice on them.

===

The man who invented rockets as we know them today, Wernher Von Braun, was a member of the Nazi party and commissioned Schutzstaffel Officer. He aided both Germany and the United States in the use of rockets during and after WW2, and eventually became a naturalized U.S. Citizen.

Although he pioneered many areas, including the installation of liquid-fueled rockets in aircraft and orbit to ground missiles, he is best known for his achievements in NASA.

His best achievement there was undoubtedly the development of the Saturn V booster rocket, that helped man to finally touch the moon, in July 1969. Von Braun officially opened the gate to space travel through his innovative inventions…as well as creating one of the most destructive methods of war known to mankind.

===

The Nazis were very interested in both film and music as propaganda techniques and essential cultural pillars. The first known magnetic tape recording was of a speech made by Hitler, and Joseph Goebbels pushed for more complicated methods of filming.

For example, the propaganda film ‘Triumph of the Will’, the sequel to the former propaganda film ‘Triumph of the Faith’, is regarded as one of the most important pieces of cinematographic history. The director, Leini Riefenstahl (pictured above) used an astounding thirty film cameras and over one hundred technicians to produce the two hour film. Since Triumph of the Will had an unlimited budget, the latest technologies were used. Cranes and track-rail filming were used, techniques still used today to make a smooth ‘traveling’ effect.

Ultimately, the propaganda films are dead, but the techniques developed at the time are seen regularly in the latest great Hollywood blockbusters.

===

The Nazi style of uniform was as bold as their style of government. Thick-soled leather boots, slouch hats, cowhide coats, and peak hats were some of the staples in Nazi fashion, as well as muted color tones often in gray, tan and black. The SS Panzer military organization struck fear into the hearts of their adversaries, with black forage caps and leather coats which were later adopted by American rockers. Doc Martens closely resemble the jump boots that many Schutzstaffel officers wore. Look around at any rock, industrial or otherwise ‘edgy’ group and you see small traces of Nazi fashion sense. The American novelist Kurt Vonnegut once described the style as ‘mildly theatrical’.

Additionally, the founder of Adidas, Adolf Dassler (whose nickname was Adi), was a Nazi. He produced shoes for the Wehrmacht during the war, as well was providing American and Nazi athletes with his footwear during the Berlin Olympics. This created national acclaim when Jesse Owens won the sprinting event at the Berlin Olympics wearing Adolf Dassler’s shoes. Adidas is now a multinational company, supplying athletes all over the world with a supply of footwear and sports accessories.

His brother, Rudolf Dassler, was the more ardent Nazi of the two brothers and went on to found another proficient sports company…Puma. Oh – and Hugo Boss was a Nazi who, from 1934, was an official supplier of uniforms to the SA, SS, Hitler Youth, NSKK and other Party organizations (as evidenced in the advertisement above).

===

The death of ethics from medicine in Nazi Germany was a sinful, reckless, and dangerous decision, leading to untold atrocities; it has created one of the most extensive ethical controversies in history. Through the Nazi use of torture they discovered information that is discretely used by doctors and medical scientists today. For example, the Nazis extensively studied and monitored hypothermia, at Dachau concentration camp, by subjecting victims to severe torture. The Nazis immersed victims in vats of freezing water or left them out in the winter cold, all the while monitoring changes in body temperature, heart rate, muscle responses and urine. These tests were initially performed on volunteer soldiers, but the Nazis were not satisfied that they had all the information they could get and began to test on concentration camp victims. They attempted to formulate methods to bring the bodies back to a safe temperature, including the “Rapid Active Rewarming” technique that seemed to be the most effective method of revival – and is used today in the west. This research could potentially fill a gap in other researchers studying hypothermia.

A fascinating and extensive article on the ethics involved can be found here.

===

Nota de HURANIA:

Esta información nos ha sido conocida a través del blog “Te maldigo“, el cual. a su vez la tomó de de10.com.mx  y éste de Listverse.com.  Para dar idea de la tendencia ideológica de Listverse hemos señalado en letras cursivas un párrafo en el que se repiten los archisabidos embustes y exageraciones de la propaganda enemiga del Reich. Lo cual, precisamente da más valoración al hecho de que hoy, trancurridos 65 años de la derrota militar de 1945, se reconozca que los “nazis” hicieron 10 cosas buenas… Y hay que tener en cuenta que sólo dispusiereon de 12 años, incluidos  seis años de guerra… Quizás habria que añadir en su haber… un 11ª cosa “buena”: la plena ocupación laboral… habiendo tenido, durante la llamada “república de Weimar”, unos seis millones de trabajadores  desempleados…

Kristo no fumaba…,el Führer … tampoco…

7 enero, 2011

Los números de 2010

2 enero, 2011

Los duendes de estadísticas de WordPress.com han analizado el desempeño de este blog en 2010 y te presentan un resumen de alto nivel de la salud de tu blog:

Healthy blog!

El Blog-Health-o-Meter™ indica: Wow.

Números crujientes

Imagen destacada

Un barco de contenedores puede llevar a unos 4.500 contenedores. Este blog fue visto cerca de 15,000 veces en 2010. Si cada cada visita fuera un contenedor, tu blog llenaria 3 barcos.

 

En 2010, publicaste 42 entradas nueva, haciendo crecer el arquivo para 163 entradas. Subiste 90 imágenes, ocupando un total de 5mb. Eso son alrededor de 2 imágenes por semana.

Tu día más ocupado del año fue el 4 de diciembre con 188 visitas. La entrada más popular de ese día fue ¿POR QUÉ DECIMOS QUE SOMOS DE RAZA CAUCÁSICA?.

¿De dónde vienen?

Los sitios de referencia más populares en 2010 fueran search.conduit.com, rafaespana.blogspot.com, arribaeuropa.blogspot.com, mundodaorino.es y es.wordpress.com.

Algunos visitantes buscan tu blog, sobre todo por raza caucasica, desnudismo, cruz esvastica, raza caucásica y hurania.

Lugares de interés en 2010

Estas son las entradas y páginas con más visitas en 2010.

1

¿POR QUÉ DECIMOS QUE SOMOS DE RAZA CAUCÁSICA? abril, 2008
8 comentários

2

Significado de la cruz esvástica febrero, 2009
8 comentários

3

DESNUDO SÍ; DESNUDISMO, NO febrero, 2008
1 comentario

4

la belleza de una mujer aria septiembre, 2009
3 comentários

5

EN CUEROS VIVOS Y BELLOS mayo, 2008
1 comentario

Sarrazin: ¿un blog con bandera falsa?

7 septiembre, 2010

Es interesante comprobar que según vemos en el blog titulado LUPE, DER SATIRE-BLOG:

http://swiss-lupe.blogspot.com/2010/08/bundesbank-versetzt-sarrazin-nach.html

el político del SPD  Thilo Sarrazin habría abierto un blog con el nombre de

IN THILO VERITAS, es decir una parodia del dicho latino

 IN VINO VERITAS,

lo cual, como es evidente, significa que, en nuestra sociedad “abierta”  y”libre” de la actual Europa, sólo los borrachos se atreven a proclamar la verdad, ó al menos… a dar a conocer públicamente sus ideas…

Ocurre… sin embargo, que es muy extraño que una persona que pertenece o pertenecía al SPD  diga que entre sus libros favoritos está el “Mein Kampf”, entre sus músicos,… Richard Wagner… y entre las películas… “El triunfo de la voluntad”, es decir el famoso film    TRIUMPH DES WILLENS… que según la “progre” wikipedia  es una película propagandista nazi dirigida por Leni Riefenstahl.  …Y según METAPEDIA: El Triunfo de la Voluntad (en alemán, Triumph des Willens) es una película dirigida por Leni Riefenstahl. Muestra el desarrollo del congreso del Partido Nacionalsocialista en 1934 en Núremberg.

También es muy sorprendente que en su perfil personal de su supuestamente blog se publique una fotografía con un gesto algo cómico y acompañado del signo de interrogación “?”:

Ese mismo blog “LUPE”, es decir “La Lupa”, publica esta  foto-caricatura de Thilo Sarrazin para ridiculizarle:

En todo caso, falsa o auténtica, esta es la copia de la “información”  que aparece en el citado blog LUPE:

29.08.2010

Bundesbank versetzt Sarrazin nach Istanbul! Dieser eröffnet einen Blog

zwei exklusive news: wir haben die ersten screenshots von thilo sarrazins blog, den er morgen eröffnen will und die deutsche bundesbank beschloss soeben, ihren “deutschlandretter” für seine äusserungen in die zweigstelle nach istanbul strafzuversetzen. 

thilo sarrazin, jener kreuzritter, der deutschland vor den muslimen zu retten gedenkt, will morgen aus anlass der buchpräsentation einen eigenen blog eröffnen. da dieser aus versehen zwischendurch bereits online war, hier einige screenshots vorab. zuerst aus seinem blogger-profil:

(…/…)
====
NOTA de HURANIA: ¿Se nos quiere hacer creer que Thilo Sarrazin, con su curioso apellido, que suena a sefardita, presume de ser “neonazi”? Eso parece querer sugerir lo que leemos en esta dirección ( http://www.blogger.com/profile/16036575854868841020) que corresponde, en el blog IN THILO VERITAS, en castellano y alemán, el perfil de Thilo Sarrazin:
  • Sternzelchen: Wassermann
  • Beruf:                   Politiker
  • Standorf:            Frankfurt : Hessen

Uber mich:

Ich wurde am 12.02.1945 im Deutschen Reich geboren. Ich habe meine steile berufliche Karriere allein meiner Mitgliedschaft in der Sozialdemokratischen Partei Deutschlands (SPD) und Klaus Wowereit (SPD) zu verdanken, die mich seit meinem Parteieintritt 1974 immer gefördert hat. Alle meine Positionen habe ich durch mein Parteibuch bekommen. Wer unter mir Minister war, hat mich nie sonderlich interessiert – und das war auch gut so. Leider hatte ich immer nur unfähige Vorgesetzte, die meine Arbeit nicht zu würdigen wussten. Aber ich habe mich immer gegen sie durchgesetzt, so wie zuletzt auch gegen diesen Axel Weber. Ich plane derzeit KEINE vaterländische Volkspartei, um unser Vaterland vor den Negern und islamischen Horden zu retten. Die SPD hat die notwendige Infrastruktur, um meine Ziele zu erreichen. Mir Rassismus vorzuwerfen, ist nicht nur typisch Gutmenschentum, sondern auch völliger, entlarvender Unsinn, denn schließlich habe ich oft genug wiederholt, daß ich gerne wieder ein paar 15% intelligentere Juden aus Ost-Europa bei uns hätte. Viele sind ja nicht mehr übrig.

Interessen

Lieblingsfilme

Lieblingsmusik

Lieblingsbücher

Mein blog

In Thilo veritas!  

“Libreria Europa”, otra vez en “el banquillo” de los acusados.

29 enero, 2010

Barcelona, 29 ene (EFE).- El dueño de la librería “Europa” de Barcelona Pedro Varela ha defendido hoy que las obras de ideología neonazi que vende y edita son “para todo tipo de público” y que su criterio para seleccionarlas es puramente comercial, sin que necesariamente él comparta la opinión de sus autores.

En el juzgado penal número 11 de Barcelona se ha celebrado hoy el juicio contra Pedro Varela, para quien la Fiscalía y la acusación particular -ejercida por la comunidad israelí en Barcelona- piden cuatro años de prisión por vender libros que justifican el genocidio nazi e incitan a la segregación racial.

El juicio que afronta hoy el librero, que cuenta con una condena previa de siete meses de prisión por justificar el Holocausto, es consecuencia de un registro efectuado por los Mossos d’Esquadra en su local de Barcelona, donde se incautaron 4.793 libros de Ediciones Ojeda, editoral de su propiedad, que difundían la ideología nazi.

No obstante, Varela ha asegurado que su librería va dirigida “a todo tipo de gente” y que la frecuentan desde universitarios hasta alumnos de secundaria enviados por sus profesores, dado que está “especializada en la Segunda Guerra Mundial y el siglo XX”.

“Nos adaptamos a lo que pide la gente”, ha mantenido Pedro Varela, que ha asegurado que sus criterios para seleccionar los libros que edita o vende son sólo comerciales, en función de si están agotados en España o de si han tenido éxito internacional, sin que él comparta “necesariamente” la opinión de todos sus autores.

Pese a que los Mossos que inspeccionaron la librería han insistido en que ésta es monotemática, Varela ha recalcado que ésa es una “percepción ideologizada” y que su establecimiento, que cuenta con más de 13.000 clientes en España y el extranjero, vende “libros de todo tipo”.

Nota de HURANIA: La información y la fotografía de arriba está tomadas de yahoo noticias. En la fotografía -de archivo-  aparecen Pedro Varela y el autor David Duke  con motivo de la prresentación de un libro titulado “El supremacismo judío” durante una conferencia, en Barcelona, que estuvo vigilada por los “mossos d´ esquadra”, policia de Catalunya.

arte, hitler y otros temas hoy silenciados

11 enero, 2010

 

De Adolf Hitler se ha dicho de todo… incluso que mordía furioso las alfombras y que fue pintor de brocha gorda … Lo cierto es que fue / es autor de una  obra pictórica, hasta hoy escondida  y vigilada…  ( para que permanezca desconocida para la inmensa mayoría de la población europea…) Sobre la relación  del “Führer”   con el arte y con otros temas he leído en un interesante y atípico blog, cuyo propietario y autor es un poeta joven, Luis d’Algaida.  A continuación reproducimos algunos textos publicados en http://algaida.wordpress.com

En 3 de enero de 2010 se publica:

Y es que, efectivamente, no es así. El Gran Mufti permaneció en Berlín como invitado personal de Hitler hasta la entrada soviética porque realmente había algo en común. Igual que lo había con aquellos monjes tibetanos que se encontraron muertos en Berlín, en 1945, uniformados y armados bajo las órdenes de las Waffen SS. Fue una de las cosas que se trajeron tras su visita al Dalai Lama.

Aparte del simple antisionismo (¡que hay que diferenciar del antisemitismo! Para muestra, la calurosa acogida que el parlamentario israelí, Israel Shamir, ha tenido siempre entre el neofascismo), que a todas luces constituye la piedra angular de la coordinación estratégica, hay ciertas consideraciones…

Aparte del simple antisionismo (¡que hay que diferenciar del antisemitismo! Para muestra, la calurosa acogida que el parlamentario israelí, Israel Shamir, ha tenido siempre entre el neofascismo), que a todas luces constituye la piedra angular de la coordinación estratégica, hay ciertas consideraciones…

Porque reducir todo a la persecución de los judíos es un tanto ridículo. No se monta tanto circo para tan poca fiera. La cosmovisión de los fascismos era exclusivamente europea. No podía extenderse más allá de las fronteras culturales (o raciales, o geográficas, o políticas; ya depende de la escuela fascista, pero son más o menos las mismas tierras) sin perder la autenticidad. Pero eso no implicaba que se le diese la espalda al mundo. Ramiro Ledesma, con preclara visión política, le gritó vivas al fascismo italiano, al NS alemán y al bolchevismo ruso. Cada política en su casa y el socialismo en la de todos, más o menos.

La alianza primera no vino del antisionismo, sino de la más elemental lucha contra el imperialismo. Al menos, esa es nuestra interpretación a la luz de la rebelión panarabista contra el colonialismo occidental. Algo, por cierto, que no concuerda con la actuación de Italia en Etiopía… Pero el socialismo árabe y laico, o al menos la construcción política homologable a él en el mundo árabe, que si no es socialismo es algo muy parecido, ha constituido siempre la real alianza con el nacionalsocialismo europeo.

Ninguno de los fascismos es racista en la práctica, si entendemos el racismo en sentido «supremacista». Sí lo es, en cambio, el KKK. También lo han sido, he ahí la praxis, todas las derechas. Pero el fascismo no. Por eso en las malditas SS lucharon musulmanes arios y no arios, bosnios y palestinos. Yo creo que la ventaja del nacionalsocialismo es que afirma la importancia de la raza (no seré yo quien lo niegue. Hitler dixit: «el pecado contra la sangre y la raza constituye el pecado original de este mundo») sin por ello desacreditar a ninguna otra. Están las infiltraciones derechistas, pero el partido nazi apostó por la independencia de las colonias, por la creación de un estado judío en África (y no en zona árabe, por Alá), por su integración natural entre los combatientes cristianos, paganos y budistas, por la independencia palestina,…

Uno comprende que el antifascismo, esa «enfermedad del alma» que dicen ya algunos teóricos y que el mismo fundador del PCI acusó de ser «lo peor del fascismo», se niegue a darle a Hitler el papel de padrino de la resistencia palestina. No pedimos tanto. Pero que llegue a acusar al estado sionista de nazi, es vergonzoso y una afrenta a todos los judíos que sufrieron el exilio durante la II Guerra Mundial, a todos los que murieron en tan trágica etapa. Y también una afrenta a la justicia histórica, porque los nazis defendieron Jerusalén frente a la ocupación israelí. ¿Habría pasado lo mismo si Su Graciosa Majestad hubiese permanecido allí?

Por otra parte, el anticapitalismo de base que se descubre en todas las culturas, excepto en el judaísmo y ahora en el catolicismo, es sin duda, junto al antiimperialismo, la otra fe común. Y esto se da porque la usura está condenada en el Islam, en el budismo, lo estuvo en el catolicismo hasta hace cincuenta años, es antinatural en el paganismo, las tribus negras jamás se lo plantearon,… Entonces, aunque sea sin profesiones religiosas (los panárabes laicos, los paneuropeos laicos), hay siempre afinidades irrenunciables que colocan en el mismo bando a unos y otros. Por eso no debe extrañar una alianza que, no siendo antisemita, es antisionista por la menos recurrida de las opciones: porque el sionismo conlleva la usura.

La alianza del fascismo (no el mediterráneo, sino todo él) con el mundo árabe siguió después de los bombardeos de Alemania y la caída de Berlín. Por ejemplo, el Partido Árabe Socialista Baaz, el de Saddam Hussein, nació al calor de los combatientes alemanes que derrotaron a Francia, su metrópoli. Un partido laico y no islamista, como argüían los invasores yankis hace unos años. También están los ex de la República Social Italiana instruyendo a los de Al-Asifah; Blas Piñar pactando con el Sha de Persia; Gadafi metiéndose en todos los fascismos europeos a través de su embajada (todavía conservo un ejemplar del Libro Verde); etc.

La cuestión del Libro Verde es sumamente interesante, pero para ello habría que adentrarse en CEDADE. Quizás lo hagamos otro día, porque tenemos un amigo que vivió aquel idilio hasta el punto de convertirse al Islam. En él se plantea un socialismo revolucionario que bien se adecua al de Mussolini. Todos los movimientos árabes (y algunos islámicos) han buscado en Europa alianzas que les llevaran a fortalecer su posición, pero siempre las buscaron entre los fascismos. Pocas veces fueron la URSS del marxismo antimarxista o los USA del petrodólar los pedestales para su ascenso al poder, hasta que los neofascismos no tuvieron ninguna influencia real en política ni ofrecían la promesa de conquistarla.

http://algaida.wordpress.com/2010/01/03/nacionalsocialismo-religion-en-el-iii-reich-sobre-moros-y-nazis/

En 4 de enero de 2010:

Durante el régimen nacionalsocialista alemán la pugna entre arte degenerado y sano fue constante. Y el desprecio del degenerado es algo que no debe sorprender. Adolf Hitler arremete en Mi lucha contra futuristas, dadaístas y cubistas, que no se conformaban «con traer impurezas, sino que por añadidura se vilipendiaba también todo lo realmente grande del pasado». Esas tres corrientes son precisamente un nido de fascistas italianos, con lo que, aunque sea artísticamente, podemos distinguir ya el fascismo mediterráneo del «fascismo» nórdico. Y uso el vocablo «fascismo» en su acepción más genérica y, por qué no, ambigua.

En España también podría distinguirse perfectamente entre dos fascismos según las preferencias culturales: el de José Antonio -mediterráneo-, y el de Ledesma -germánico en todos los aspectos-. Después ellos mismos lo corroborarían con hechos y palabras. Con Ledesma es fácil, porque conservamos sus obras literarias, filosóficas y políticas. (…/…)

Aquel nacionalsocialismo, con todas las rotundas afirmaciones previas de Hitler, despreció a Nolde, Monet, Manet, Renoir, Van Gogh, Cezanne, Picasso, Mondigliani, de Chirico, Braque, Matisse, Klee, Kandinsky, Gauguin, Pissarro, Chagall, Grosz,… Y al lado, otra galería, esta vez de «arte alemán», en la que se exponía a Werner Peiner, Adolf Ziegler, Fritz Erler, Adolf Wissel, Julius Paul Junghanns, Franz Eichhorst, Hanns Bastanier,…

http://algaida.wordpress.com/2010/01/04/nacionalsocialismo-arte-degenerado-y-arte-sano-introduccion/

En 5 de enero de 2010: 

http://algaida.wordpress.com/2010/01/05/nacionalsocialismo-ii-arte-degenerado-y-arte-sano-2-el-arte-sano-como-producto-hitleriano/

Cuando uno se enfrenta a un régimen totalitario (y precisamente el nacionalsocialista -en adelante, NS- se vanagloriaba de serlo) hay que tener cuidado con el material que uno maneja. En la mayoría de los casos, la propaganda ejerce uno de los poderes más sólidos en la misma vida interna del país, por lo que cierta información puede aparecer distorsionada por los apologistas y por los detractores, casi siempre más tergiversadores que los mismos embellecedores de la historia real. Tampoco puede procederse por  la técnica del punto medio, tan apreciada hoy, que consiste en considerar las cosas equilibrando las teorías positiva y negativa. Hay que tener espíritu crítico y cierta audacia, no dejarse llevar por pasiones, pero no creer en la historia como una ciencia. Es un arte distinto.

No cabe duda de que el NS concibe al hombre como un animal cultural. Y lo manifestó desde el principio. Su creador, Hitler, se ganó la vida unos años vendiendo acuarelas, desde poco después de su regreso a Viena en 1907 hasta que se presentó voluntario para la Gran Guerra en 1914, donde colaboraba con sus dibujos en los periódicos del frente. A pesar de la frustración de que le acusan algunos por no lograr el ingreso en la Academia de Bellas Artes de Viena, no creemos que un mero trámite burocrático (¡tener el título oficial de pintor!) fuese una cuestión traumática para el lector voraz y el artista de cierto mérito en que se había convertido.

Para entrar en el arte oficial del III Reich hay que comprender un poco más la figura de Hitler. Hay que saber que era vegetariano, que amaba los animales. No es tema que nos incumba ahora en profundidad, pero tiene su importancia. Aunque durante algunos decenios se ocultaron sus fotografías personales, las del álbum de Eva Braun o las que le hizo Hoffman, hoy podemos confirmar que esas fotografías (privadas, insistimos, nunca usadas por el régimen con intención propagandística) revelan una identidad que difiere del monstruo que pintaron USA y la URSS. (…/…)

El NS formó lo que después podría llamarse el precedente del «corpus jurídico ecologista». Quedan para los anales la Ley de protección de los animales (Reichs-Tierschutzgesetz, de 1933), la Ley de caza (Reichs-Jagdgesetz, de 1934) y la Ley de protección de la naturaleza (Reichs-Naturschutzgesetz, de 1935). Pido, a quien lo sepa, que dé un solo ejemplo en el que el Estado procure alimento a los animales de compañía. Tan sólo uno en el que haya cartillas de racionamiento, en carestía, para los perros que vivan con humanos.

 Quizá el ecologismo hitleriano se basara en sus lecturas de Shopenhauer, Nietzsche y Wagner. Es muy probable que su afirmación de que «cuando más conozco a los hombres más quiero a mi perro» la extrajera de sus propuestas en defensa de la naturaleza. (…/…)

Nota de HURANIA:  Siguiendo la pauta del blog amigo IRANIA (www.tresmontes.wordpress.com), también HURANIA pretende dar noticia de aquellos blogs que por su contenido, calidad estética y por sacar a la luz todas las verdades que merecen ser conocidas. En Irania se informa sobre Iota Unum, blog católico-tradicional,antimodernista y antisistema. En Hurania, hoy tenemos la suerte de descubrir algo de las cosas muy interesantes que  publica el blog Algaida y a su propietario nos permitimos felicitarle por la calidad y profundidad de análisis de sus trabajos.

el poeta del hitlerismo esotérico, Miguel Serrano

9 marzo, 2009

El 28 de febrero de 2009 viajó al Más Allá el mundialmente conocido –sólo por insiders– idealizador de un hitlerismo entre quimérico y real. A continuación la reseña del óbito publicado por El Mundo (Madrid, 9 de marzo de 2009):

OBITUARIOS|MIGUEL SERRANO

Poeta del nazismo en Chile

·                                 09.03.2009

RAMY WURGAFT

A Miguel Serrano le hubiera gustado asistir a su propio entierro.En vez de las graves notas de la Marcha Fúnebre, la orquesta arremetió con el andante-vivace de la marcha nazi Yo tenía un camarada. Una guardia pretoriana, compuesta por jóvenes con el pecho entorchado de esvásticas y enarbolando el retrato de Adolf Hitler, rindió honores a las puertas del Cementerio General.

Miguel Serrano Fernández, diplomático y escritor de la llamada Generación del 38, falleció a los 91 años de un derrame cerebral. Armando Uribe, Premio Nacional de Literatura en el 2004, fue uno de los escritores de renombre que, desafiando el repudio de sus pares, asistió a la misa oficiada en la Iglesia de San Pedro, donde alguien quiso y no fue autorizado para izar la bandera del Tercer Reich. Evocando a su colega, Uribe destacó que Serrano fue adherente de la izquierda tradicional hasta que la matanza de 60 jóvenes nazis, ordenada por el presidente Arturo Alessandri en 1938, le empujó a los brazos del hitlerismo, «pero no de sus manifestaciones brutales, sino de su vertiente espiritual, que Miguel tituló como Nazismo Esotérico», precisó Uribe.

En cumplimiento de sus funciones diplomáticas, Serrano estuvo en Yugoslavia, Austria y en la India. En ese último destino, el incipiente escritor, sobrino del reconocido poeta Vicente Huidobro, fraguó una mitología propia en la que se mezclaban elementos de la cosmovisión hindú y la de los mapuches, la etnia originaria de Chile. Serrano defendió la tesis de que el Kallash, monte sagrado de la India, estaba conectado con el Melimeyú, un cerro de la Patagonia venerado por los mapuches, que a su vez conducía a la mítica Ciudad de los Césares. Como la mística de Hitler también estaba fundada sobre el sincretismo de los antiguos mitos germanos y las leyendas hindúes, una cosa fue llevando a la otra, hasta que Serrano concluyó que Hitler encarnaba al Herrenmensch (hombre superior) que rescataría a Occidente de su decadencia, y a esa convicción se aferró hasta su muerte.

La prolífica obra de Serrano refleja de cuerpo entero la ideología y el esoterismo que propugnaba. Así, por ejemplo, Nietzsche y la Danza de Siva; El Cordón Dorado, Hitlerismo Esotérico; o El Ciclo Racial Chileno, donde afirma que los habitantes de ese país están emparentados con los arios. Otras escrituras, como Los Protocolos de Sión y su aplicación en Chile o Fin de una mentira, cámaras de gas y holocausto judío, son abiertamente antisemitas. La mayoría de los críticos coinciden en que la prosa de Serrano, aunque sirviera a una causa infame, fue de lo mejor que se ha producido en Chile. Hasta una edad avanzada, defendió la teoría de que Hitler no murió en el bunker sino que fue trasladado en submarino a un refugio en la Antártica, e incluso organizó una expedición para hallar los restos de su ídolo.

Miguel Serrano, escritor, nació el 10 de septiembre de 1917 en Santiago de Chile, donde murió el 28 de febrero de 2009.

 


A %d blogueros les gusta esto: