Archive for the ‘Religión’ Category

“Origen del Islam”, por Richard Williamson

12 12UTC septiembre 12UTC 2016

Orígenes del Islam

¿Quién se beneficia promoviendo a los adversarios de Nuestro Señor?
Aquellos que sirven a Dios azotándonos con aflicciones.

Al recomendar a los lectores “Complot Contra la Iglesia” por Maurice Pinay, un libro que prueba con abundancia de documentos que el principal enemigo externo de la Iglesia Católica por 2000 años han sido los judíos, estos “Comentarios” declararon que los judíos estaban detrás del Islam, la Masonería y el Comunismo.

Ningún lector impugnó que ellos estaban detrás de la Masonería y del Comunismo, pero unos pocos preguntaron qué es lo que demuestra que también estaban detrás del Islam. En realidad, ya que el Islam surgió en el siglo séptimo después de Cristo, no existe para éste nada como la documentación que existe para las raíces modernas de la Masonería y del Comunismo. Además, expertos en Islam dirán que incluso muchos documentos originales sobre el comienzo del Islam habrían sido destruidos, precisamente para ocultar sus verdaderos orígenes. Lo que nos queda aquí son el texto del Corán mismo y argumentos históricos que apuntan a los judíos como los que originaron el Islam.

En cuanto al texto del Corán, uno que lo estudió de cerca antes del Concilio, Hanna Zakarías, llegó a la conclusión en su libro “Verdadero Mahoma, Falso Corán” que éste fue totalmente trabajo de un Rabino judío. Para apoyar su tesis de que el Islam es simplemente el judaismo explicado a los Árabes por un Rabino para convertirlos al único Dios verdadero del Antiguo Testamento, Zakarías sostiene que no hay historia ni detalle en el Corán que no sean específicamente judíos, en referencia al Antiguo Testamento, al Talmud o a otra literatura judía. Solamente un judío, argumenta él, pudo haber glorificado tanto a Israel como lo hace el Corán, a la cabeza de las naciones, único receptor de la única Revelación del único Dios verdadero. Así, pasajes en el Corán honrando, por ejemplo, a Juan el Bautista y a la Santísima Virgen, los honran puramente como judíos, cortando toda conexión con la Cristiandad (Sura XIX, 1–21). En cuanto a Jesús, Él pudo haber sido el hijo de María pero ciertamente Él no fue el Hijo de Dios.

Por el contrario, un estudioso post-conciliar del Islam, Laurent Lagartempe, afirma en su libro “Orígenes del Islam” que hay muchas preguntas acerca de la persona histórica de Mahoma y él argumenta que el Corán es una mezcolanza de textos dispares, más o menos estabilizados apenas dos siglos después del comienzo del Islam, para justificar la nueva religión y para actuar como su texto sagrado para rivalizar con el Antiguo y Nuevo Testamentos de Moisés y Jesucristo, respectivamente. Pero Lagartempe no refuta una presencia significativa del judaísmo en el Corán ni su influencia.

En cuanto a los argumentos históricos sobre los judíos detrás del Islam, el libro de Pinay documenta el bien conocido papel jugado por los judíos en ayudar a los Árabes a conquistar la España católica entre 711 y 788, reconquistada por los Católicos solamente en 1492. Lagartempe supone razonablemente que la precedente conquista Árabe del Norte de África desde 647 hasta 710 fue también ayudada por los judíos, porque aquellos países al sur del Mediterráneo, alguna vez una floreciente parte del Cristianismo, han desde entonces permanecido mayormente bajo control árabe.

Sin embargo, tal vez el argumento principal sobre los judíos detrás del Islam es de un orden más general, y difícilmente discutible, apoyado en el papel muy especial jugado en la historia por el pueblo del Mesías, Nuestro Señor Jesucristo. Para empezar, el entrenamiento dado por Dios a los israelitas para ese papel, se extendió a lo largo de 2,000 años desde Abraham hasta Cristo. Vean en el Antiguo Testamento cuán especialmente Dios los recompensaba tanto como los castigaba, para formarlos como la cuna del Mesías por venir. Eso les dio a los judíos una familiaridad muy especial con el único Dios verdadero y ellos nunca la perdieron totalmente desde entonces. Y esa familiaridad les da una habilidad especial para fabricar religiones sustitutas que parecen satisfacer las reales necesidades religiosas de los hombres.

Desgraciadamente, ellos rechazaron a su Mesías cuando Él vino, y ese rechazo les da una motivación especial para fabricar falsas religiones con el fin de arrastrar a los seres humanos lejos de Cristo y lejos de la salvación eterna. Aquí está el por qué Maurice Pinay puede mostrar cómo ellos han luchado a través de todos los siglos contra la Iglesia Católica. Hoy ellos están indiscutiblemente detrás de la invasión Musulmana de las que alguna vez fueron naciones católicas de Europa para disolver los últimos remanentes de la Fe y así lograr que esas naciones dejen de oponerse a su Nuevo Orden Mundial.

Kyrie eleison.

===
FUENTE:
http://nonpossumus-vcr.blogspot.com.es/2016/09/comentario-eleison-numero-cdlxxviii-478.html

Día de difuntos: El morir sólo es el billete de vuelta

4 04UTC noviembre 04UTC 2012

Somos religiosos, antes que por otras cosas formidables por la perogrullada de que la vida no nos la hemos dado nosotros y que es una gran suerte haberla recibido para gustarla y aprovecharla. Como un escultor en su taller y con las piedras que recibió. En ambos casos siempre agradecidos a Quien nos amó desde el principio del tiempo. (Ef 1, 4) Y, por descontado, somos cristianos en virtud de la promesa de que los que creamos en Jesús de Nazaret, Dios mismo hecho hombre, viviremos después del tránsito de la muerte.

Muchas maravillas guarda nuestra religión, pero el habernos asegurado la vida eterna es lo que hace de Cristo santo y seña de nuestro ser y estar; luz que alumbra a todo hombre que viene a este mundo, dice San Juan. Es el saber de quién nos hemos fiado (2 Tim 1, 12) lo que arraiga todas nuestras esperanzas, invencibles ante el misterio de la muerte, que a todos disturba, pero que resulta insignificante ante el misterio del haber nacido, en el que pocos reparan.

Desvíos hacia el barranco.

¿Se dan cuenta? Ningún católico muere por un misal, ni por un fundador, ni por este o aquél Papa; eso es propio de secta. Sólo lo haremos por el Dios encarnado. Es por Él, por lo que Él nos dijo y por lo que con Él y su enseñanza se relaciona, que estamos dispuestos a pelear y arriesgar la vida. Por Él y sólo por Él se ama al prójimo. Por Él se rechazan los falsos magisterios que quieren borrarle de nuestro corazón y de la historia. Es por Cristo que se denuncia al jerarca usurpador, al clérigo vividor, al teólogo vendido, al párroco que deserta del cuidado de almas.

Es por amor a Cristo que se elige la misa de Trento, la que ya San Pedro decía con el mismo significado sacrificial, la que muestra y obliga con simbolismos sagrados y enseña lecciones de adoración y ofrenda. Y es por respeto a Dios, Uno y Trino, que rechazamos la misa enmaridada de protestantismo: “banquete de hermanos”, demagogia agazapada, remedo de alimento sin sal y sin sabor de Dios, asamblea del pueblo capaz de sentar por mayoría que el sol sale del fondo del mar. Y pensar que hay tradicionalistas que aceptan y pagan misas heréticas jamás prescritas por el CVII. Misas de duelo dichas sin respeto al difunto ni al dolor de los parientes; ramplonas, frías, sin fe…

¿Talibanes? ¿Fundamentalistas?

En nada nos debilitan los que a sí mismos se engañan y, con ese fruto, nos echan toda la tinta de calamar que pueden. Pero en esto de las misas no queremos transigir. No queremos porque si la misa es “el culmen de la religión católica”, la nueva expresa con toda justicia la rebaja que desde el Concilio Vaticano II se le ha infligido a la religión católica. Que más parece que un evento consultivo, que no se definió dogmático, haya de ser superior a la fe de nuestros antepasados y a la misma Iglesia cuya nueva presencia en el mundo rompe la memoria que de ella guardábamos. Por cierto, muchos se preguntan – muchos más ni eso, se van y basta – qué fuerzas habrá en la sombra que determinen estos dislates, ambigüedades y vagabundeos teológicos. Esta religión nueva que se adapta como guante al refrán: “Decidme de qué presumís y os diré de lo que carecéis.” Así, a: de la falsa nueva confesionalidad; b: de la falsa revolución humanitarista; c: de la falsa caridad con el prójimo; d: del falso ecumenismo. Porque ha sido en los últimos 40 años que a), naciones enteras se han impulsado por los papas conciliares a desgajarse de Dios en sus constituciones; b) las sociedades quedaron huérfanas de una moral cristiana protectora; c) una extrañísima caridad deja al prójimo en su ignorancia del amor de Dios, y d), el fracaso de la vuelta de los mal llamados hermanos a la Una, Santa, Católica y Apostólica Iglesia romana.

La obra de Annibale Bugnini, el Novus Ordo aprobado por Pablo VI, se corresponde perfectamente con este objetivo, con los frutos evidentes de una religión nueva que perfectamente se expresa en la Nueva Misa comparada con la antigua que tenían que ser unos franceses, quizás por caridad divina, los que nos la preservaran de su aniquilación.

Pero los católicos queremos ser tan “anticuados” como nuestro Credo. Y es que, miradas las cosas con sencillez, si nuestras verdades son “eternas” ¿por qué hay que reconvertirlas a un volátil presente? Si nuestra fe es religión enseñada por el mismo Dios ¿qué cambio se justificarfá en su predicación? Existe hoy un adjetivo de calidad: “Lo clásico”. Esta tarde en el hipermercado me han dado una papeleta promocional para llevarme gratis séis litros de leche “clásica”, si el sábado hago compra de no recuerdo cuánto. Existe gran variedad de cosas clásicas inimaginables: el cine clásico, la música clásica, los historiadores clásicos, el matrimonio clásico, la educación clásica… Es evidente que el gusto por “lo clásico” entraña la búsqueda de valores invariables, como el oro, que sube de precio cuando el dinero lo pierde.

En nada queremos ser originales, ni epatar a nadie. Nuestro pensar no es nuestro, es el recibido de la Tradición (1 Co 11, 12), a nuestros argumentos los refuerzan los hechos. En estas cosas preferimos sentirnos coetáneos de San Vicente de Lerins, o de los que se unieron a San Atanasio de Alejandría el doctor solitario frente al grueso de obispos abrigados por el poder de los emperadores y la debilidad del Papa… No nos queda otra que rechazar el atropello llamado “puesta al día” con el que se nos impuso, un-dos, un-dos, una temeraria adaptación a los tiempos. No reparando en que pretender educar al mundo con la adopción de sus defectos atrae la fatal compañia de sus primos: el demonio y la carne. (cfr Catecismo, Los enemigos del alma.)

Mañana, dos de noviembre, es el día de los cementerios. Día oportuno para pensar estas cosas y descubrir hasta qué punto la Iglesia es o no congruente con su fe divina y católica. Esos paseos entre monumentos y epitafios nos preguntan a cada cual en cuánto estamos abandonando nuestra formación en la fe de católicos por un simple temor a no destacar. Falsa humildad donde las haya.

Sí, con razón el mundo sin fe suele objetarnos: “— Pero, oigan, ¿no es la muerte el argumento definitivo de la nada? ¿Podemos creer en la inmortalidad después de ver una incineración?” Es cierto que ante el ser querido al que vemos descenderle a una fosa, la certeza de su descomposición nos sacude hasta parecernos que con él enterramos toda esperanza. Mas, también, en ese momento la fe se hace el único asidero que nos sostiene más allá de lo que vemos… Con acierto diremos que esa contemplación es “la hora de la verdad” en la que descubrimos si nuestras creencias no son mero convencionalismo, clavo ardiendo de fantasías consoladoras.

Nuestra fe se fortalece en que nuestra naturaleza, supuestamente efímera, está sustentada en algo indestructible, el alma. ¿Dónde está la incineradora capaz de aniquilar el alma? No se esfuercen en buscarla porque no hay nada que pueda enfrentarse al aliento de vida que sale de la boca de Dios. Dios dio vida inmortal a nuestro barro y por eso un cristiano, un bautizado, no teme a la muerte. (Ge 2, 7) Y si la teme es con mezcla de curiosidad, tal que Simón el Pescador cuando, como niño curioso, anduvo sobre las aguas y, asombrado del prodigio, dudó y temió hundirse.

Con la fe cristiana vislumbramos, pues, que la muerte no es el final de nuestra existencia, que aun con todas las tinieblas que se quiera este túnel tiene una salida espléndida de luz. Fue prometido que cuando nos llegue la muerte, una vez cumplida esta gravidez en la placenta de la fe, Dios nos parirá de nuevo, rescatados para la Vida que no acaba… Así se aprecia en la bellísima metáfora propuesta por Jesús: «La mujer, cuando está de parto, tiene congoja, pues llegó su hora; mas cuando ha dado a luz al niño, ya no se acuerda del aprieto por el gozo de que nació un hombre al mundo.» (Jn 16, 21)

¿Es que hay un Más Allá?

Agujeros negros, supernovas con la energía de un millón de soles, enjambres de galaxias… y, ahora, la Física Quántica en cuyas subpartículas se pierden los descreidos. ¿Y ha de ser esto para desperdicio? ¿Para que los ocasos se quemen en inútil derroche ante un campo sin nadie que sustituya al sol…? (J.M. Valverde) No,rotundamente no.

Seguros podemos estar de que lo que sabemos hoy  se empequeñecerá con lo que sabremos mañana. Por ejemplo, casi ayer nada conocíamos de los neutrinos que parecen espectros, o de esa masa oscura que sostiene astros y sistemas… Esto solo ya me parece más increíble que la idea de inmortalidad. Ahora, último regalo, la “Teoría de las Cuerdas” que nos propone varios universos, intercomunicados o estancos…

Si la Física y las ciencias exactas apuntan a que todo lo creado pudiera no radicar en la inmensidad material visible poco nos importará ya un Big-Bang, o el Gran Atractor, pues antes y detrás siempre estará ese Dios que nos hizo casi iguales a los ángeles. (Ap 22, 9) Porque es de elemental conclusión que debe haber una Causa Primera, que el orden de lo hecho supone, exige la existencia de un Ordenador, y que entre la creación visible y la invisible hay muchas energías desconocidas. La mayor de todas, la que meteríamos en un arca de oro con una etiqueta que dijera: “Amor”. La creación máxima de Dios (1 Jn 4, 8) ante la que nada importa que “se quede el infinito sin estrellas”, como decía una canción.

Inmortales

En las escrituras Dios nos promete abrir nuestros sepulcros…: «Y os haré salir de ellos. […] os infundiré mi espíritu y viviréis […] y sabréis que yo el Señor lo digo y lo hago.» (Ez 37, 12b -14)

Sospecho que los que no creen en la inmortalidad no lo es tanto por objeción racional sino por lo mucho que la desean. Y es que tenemos miedo de que no sea verdad. ¡Vivir para siempre y, además, recuperados los dones perdidos…! Lógico es que nuestra nimiedad nos haga recelar. No obstante, que somos criaturas hechas por Dios y para Dios lo prueba sentir dentro de nosotros la atracción “genética” hacia Él, como bien dijo San Agustín: «Nos hiciste, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti.» Realidad que le da título a este post.

Al gustar de la esperanza cristiana y sentir la natural e inmedible gratitud que provoca, surge preguntarnos lo que perderemos si seguimos la apostasía hoy tan fuerte. Lo seguro es que nada más nos quedemos con el nihilismo de la indiferencia y la orfandad del materialismo. Una pregunta a la que sin pretenderlo contestó con otra un patrón de pescadores de Galilea: «¿Adónde iremos, Señor? Sólo tú tienes palabras de vida eterna.» (Jn 6, 68) No, señores irenistas, “progrez” y bazofia de la “Nueva Cristiandad” mariteniano-montiniana, y de la fenomenología juanpablista, nada sois ante la definitiva promesa para este día. «Yo soy la resurrección y la vida; quien cree en mí aunque haya muerto vivirá.» (Jn 3, 36; 6, 51; 11,25)

Las visitas a los cementerios nos impulsan a dar un salto sin red a la fe. En nuestra cultura, a la fe cristiana. Creer en la vida sin final, prometida por quien puede prometerlo, Dios, es condición fundamental para bañar de fe nuestras visitas del Día de Difuntos. Sepulturas que nos recuerdan el misterio de vivir para morir, de llegar para marcharnos; que nos siembran el alma con sentimientos que merecen ser escudriñados. Porque llevan a Dios. De los que los vivos, muertos de miedo y de insolencia, huimos de su reclamo. Sin embargo, ¿no es cierto que sin Dios esas lápidas son muy poca cosa? Apenas una evocación de aquellos a los que hemos amado y nos amaron.

Que vivan en paz.

===
Nota de HURANIA: Este post es original de Pedro Rizo, quien lo ha publicado en su blog  ubicado en PeriodistaDigital

Desagravio… en RUSSIA

1 01UTC agosto 01UTC 2012

De un blog publicado por el periodista y escritor Antonio Parra Galindo, admirador del cristianismo de Rusia,  reproduzco el siguiente post:

ZLO (EL MAL)

Salió el patriarca a bendecir barbas patriarcales con sus ornamentos episcopales ricas capas pluviales recamadas de oro que contrastan un poco con la pobreza de vida de este santo varón que vive en Moscú en un humilde piso alquilado donde ha recibido amenazas de muerte y ha sufrido las molestias del vecino de arriba que inundó de polvo las habitaciones y encharcó su biblioteca.

El lujo y el boato de la Santa Iglesia Ortodoxa la reservan sus ministros para engalanar el “esplendor de su casa”. La frágil y enteca figura de Su Beatitud revela la austeridad de vida del monje que fue no sé sí en el monasterio de Valaam famoso hontanar de la ortodoxia o en uno de los muchos conventos que circundan a la capital rusa y que llaman El Anillo de Oro como uno de los principales baluartes que tiene el cristianismo hoy en el mundo.

Salió a bendecir y bendijo a la manera tradicional con las dos manos juntando el índice, el pulgar y el dedo corazón de la diestra y siniestra a una multitud enfervorizada de cerca de cincuenta mil personas que se agolpaba a las puertas de la catedral de Cristo Redentor lujosamente engalanada y consagrada después de haber servido durante varias décadas de museo del ateismo.

En su alocución final animó a los creyentes a persistir en la defensa de la fe aduciendo que uno de los objetivos de la iglesia rusa es la pugna contra el mal (zlo, un concepto muy importante en la teología oriental que tiene que ver poco con la secularidad y disquisiciones intelectuales al uso en la iglesia latina), contra las fuerzas oscuras y a la propagación de la caridad y del perdón. Que los cristianos no deben tomarse la justicia por su mano ni responder a la provocación.

Y en la santa noche de pascua en la fiesta de la resurrección se había producido una verdadera provocación sacrílega mientras la clerecía entonaba el Tedeum tradicional de la liturgia de este día (molobien) cuando los coros cantan la estrofa “Vuestra resurrección, Cristo Dios, cantan los ángeles en cielo y tierra pues bajando al sepulcro nos rescataste de la muerte”surgió un tropel de mujeres desnudas de un grupo inglés autodenominado Pussy riot (literalmente, la revolución del felpudo) enarbolando pancartas ofensivas a la religión tirando botes de brea sobre las casullas de los popes, parando el tráfico y colocando silicona en las puertas de los autobuses para inutilizarlos impidiendo el regreso de los congregantes que regresarían al hogar tras la celebración de la vigilia.

Lector desde hace casi cincuenta años de los autores rusos son incesantes las alusiones a este momento cuando el pueblo retorna a sus quehaceres transfigurados al cabo de los oficios divinos de la Resurrección. A Rusia no hay que olvidarlo lo llaman el país de la Resurrección puesto que cuando parece muerta y apabullada o pisoteada resurge para consternación de sus enemigos.

Un personaje de Chejov tras saludar a todos los viandantes con el tradicional ósculo (tres besos al grito de Xto resucitó a lo que contesta el homenajeado con un verdaderamente resucitó) le dice a su mujer:

-Son las tres de la mañana y en Vladivostok se estarán preparando para acudir a la misa de medianoche, Irina Petrovna

-Así es, Alexei Ivanovich. Como siempre. Los años pasan, nos hacemos viejos. Pero Cristo resucita todas las primaveras.

-Esa es la esperanza.- dice melancólico Alexei que debía de ser un trasunto del propio Antón Chejov que era hijo de un diácono y que siempre recordó el amplio y largo ceremonial a veces hasta cansarse pues la misa se sigue durante más de dos horas de pie, cuando niño en Tula.

El sacrilegio cometido por las “pussys” tan bigotudas e indecentes cabe las gradas de la gran catedral moscovita ha conmovido profundamente a la sociedad rusa. Hace falta ser ruso para leer a Pushkin, hace falta ser ruso para entender lo que representa para su idiosincrasia el fulgor de la noche santa, luz sagrada adornada con los huevos pintos, el triple beso y los saludos de la Boskresenia. Es la fiesta entre las fiestas cuando se soslayan las enemistades, se entierra el hacha de la guerra y en tiempos de los zares se declaraban las treguas sagradas porque el Evangelio manda perdonar a los enemigos.

Kuprin tiene un relato hermosísimo en que narra cómo los huéspedes de una casa a pupilo de Kiev celebran la noche y toman el pastel de pascua en el cuarto de una pobre mujer que ejercía de una prostituta. Todos son perdedores, gente hundida por el destino y a los que la vida había dado muchos coscorrones pero que en ese momento recuperan la inocencia perdida y vuelven con nostalgia a la pureza de la infancia al grito de Cristo ha resucitado; Cristo verdadero resucitó. La narración roza el límite de lo inefable.

Cincuenta mil personas abarrotaban la plaza la mayoría jóvenes y cerca de siete mil policías vigilaban pero ningún miliciano osó intervenir para cargar contra los alborotadores de la Pussy riot ante la explanada de la catedral del Salvador en atención al significado de la pascua rusa. Se acordonó el recinto y no han podido trascender fotografías de ese gran sacrilegio con visos de profanación y afrenta a la tradición y costumbres patrias.

Algunos periódicos dicen que se trata de unos cuantos chicos englobados en el término de “liberales” demasiado genérico y evasivo para enmascarar la crudeza del problema. Las fuerzas oscuras le han declarado la guerra al cristianismo vía twitter, facebook y los llamados grupos sociales que al preconizar la globalidad actúan como verdaderos caballos de tropa para minar la moral de los creyentes y distribución una doctrina de perversión y de desesperación.

A muchas verstas de la Plaza Roja en Jerusalén otra chusma de exaltados jóvenes hebreos se dedicaron a escupir a los clérigos que hacían un vía crucis en la Calle Dolorosa. Y un archimandrita sirio de rito maronita tuvo que refugiarse en un convento católico para no ser linchado por la multitud. No se trata pues de unos grupúsculos de gamberros ocasionales sino que responden a un frío diseño bien situado y con mucho mando en plaza y poder arriba. Uno no concibe cómo puede Israel el pueblo de la promesa en cuya lengua escribieron Isaías, Amós, Jeremías y otros grandes profetas orquestar una campaña contra los creyentes en Jesucristo y unirse a las huestes del mal (zlo) porque esa actitud sería atentar contra sus propios principios pero esa actitud parece un hecho consumado.

Aquí en Alcalá de Henares movimientos similares como el Pussy a favor de las banderas arco iris puso en berlina a monseñor Reig que en su sermón de las siete palabras condenó la homosexualidad.

El prelado ha tenido que recoger velas ante la fuerte presión mediática orquestada por el cejijunto y sañudo autodenominado demócrata don Pedro Jota (ya ajustaremos cuentas). No es esa la actitud de los metropolitas rusos que han hecho un llamado a la defensa de la fe aun a fuer de someterse a la amenaza del martirio.

Valiente y enérgica actitud que no percibimos en occidente donde noticias como la declaración del gobierno noruego, retando a Arabia Saudí, y prohibiendo la construcción de mezquitas en su territorio mientras en los paises mahometanos no se permita el culto de las iglesias cristianas, no trascienden o se ocultan.

Los carteles con leyendas obscenas injuriaban al bendito patriarca Cirilo al que llamaban “talibán” por haber condenado la homosexualidad o en medio de la rogativa pascual realizando simulacros procaces del acto sexual, indignidades que la pluma de este periodista se resiste a consignar y otras injurias al clero y al pueblo de dios.

Al declararle la guerra a la Santa Rusdia estos agentes del agit-prop anglosajón con hondas raices en el estado de Israel y en Internet las Pussy lo tienen crudo porque la iglesia ortodoxa es un bastión del patriotismo con una historia de más de mil años.

La reacción del patriarcado y de la sociedad sec enmarca en los límites de la prudencia, el perdón a los alborotadores, y el bochorno pero en la firmeza de condena a la rusofobia a la información torticera y amenazante.

Rusia militarmente es inconquistable, posee arsenales nucleares y uno de los mejores ejércitos del planeta. El mensaje a los agitadores es que la tolerancia puede tener un límite. Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.

 

28 jul 12

¿Aceptará la Fraternidad San Pio X todo el Vaticano II?

18 18UTC mayo 18UTC 2012

Cardenal Koch: «No podemos ser católicos y no aceptar el Vaticano II»

NUEVO DOGMA NOS IMPONE EL MODERNISMO.

EL OTRO ES EL DEL HOLOCAUSTO.

Sobre el caso de los lefebvrianos

Una nueva imbecilidad de la iglesia conciliar… Su cara parece decirlo todo… “la operación sigue al ser”

Las conversaciones entre la Fraternidad Sacerdotal San Pío X y el Vaticano están en una fase decisiva. La reconciliación parecía inminente pero se ha frenado. Sin embargo, las negociaciones siguen adelante.

“Está claro que no puedo decir nada públicamente acerca de lo que estamos hablando. Está claro, tenemos que preparar algo. Al final, el Santo Padre decidirá”, ha dicho el cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

El proceso de reconciliación provocó divisiones entre los lefebvrianos. Tres obispos de este grupo tradicionalista no están de acuerdo con las condiciones del Vaticano a pesar de que permiten una legítima discusión sobre el Concilio. El principal punto de desacuerdo es que el grupo tradicionalista no acepta el Concilio Vaticano II ni el Magisterio de los papas posteriores.

“No podemos ser católicos y no aceptar el Concilio Vaticano II o el Magisterio de la Iglesia católica, nacido después del Concilio Vaticano II”, recuerda el purpurado.

Todo apuntaba a que el Vaticano publicaría su respuesta definitiva a finales de mayo. Pero ahora el futuro es aún más incierto. (rome reports)

Fuente:

http://radiocristiandad.wordpress.com/2012/05/18/cardenal-koch-no-podemos-ser-catolicos-y-no-aceptar-el-vaticano-ii-la-iglesia-conciliar-presenta-nuevo-dogma/

ХВАЛИТЕ ИМЯ ГОСПОДНЕ (ukrainian orthodox chants)

7 07UTC mayo 07UTC 2012

http://youtu.be/lBdm6IncHZc

===

Nota de HURANIA:

Fuente:

http://www.grancoyelfranquismo.blogspot.com.es/2012/05/ukrainian-orthodox-chants.html

Urano, Urania, Afrodita, Penia, Poros, Eros, Pandemo…

16 16UTC enero 16UTC 2012

…el origen …pág.  31

…la importancia de AIDÓS…  Afrodita… pág. 35

…AIDÓS en acción…  la Esfinge y Edipo…. pág. 38

…la moralidad en Grecia… Esquines…  uno de los 10 oradores Áticos… pág. 43

…Demóstenes….. pág. 45…

…Gea )ó  Gaya),…la Tierra (ó  Tellus)…. pág.  48

…Esparta… hoplita… pág. 53…

…parejas…   Apolo y Dafne   (de Arno Brekker)… pág. 63…

… Alejandro el Magno…..pág.  67…

…amor creativo … Ares….(de Ludovisi)…. pág.  70…

…el poder de la procreación… Urania… pág. 72…

…”El rapto de Proserpina”, (de bernini)… pág. 74…

…”El banquete”… Platón… pág.  79…

…las Vasijas…  pág. 85…

…Pan, el jefe de los sátiros… y Afrodita… pág. 87 …

…las Vasijas… libro de K. J. Dover… pág.  90…

…Safo de Lesbos…. y las 9 musas …  pág.  92…

…Safo… la mejor poetisa… pág.  95…

…”FAMILIA NóRDICA”,…por  Wolfgang Willrich … pág. 106.

SEMINARIO VACíO, libro de Antonio Parra

20 20UTC diciembre 20UTC 2011

Me entero, a través de un blog que se titula nada menos que  “francoyelfranquismo” que en Moscú se va a editar un libro que trata sobre la crisis vocacional en los seminarios de la Iglesia Católica Romana y del cual es autor un periodista español, Antonio Parra. Copio lo siguiente:

http://www.grancoyelfranquismo.blogspot.com/2011/12/nadie-es-profeta-en-su-tierra-pero-ayer.html

EL “SEMINARIO VACÍO”  SE TRADUCIRÁ AL RUSO
Buenas noticias. Albricias. He recibido una carta de una editorial moscovita para tratar de publicar mi libro en Rusia. Esto recompensa por los sinsabores y esa frialdad que nace de la envidia, del desprecio o la ignorancia (el “Castilla desprecia cuanto desconoce” machadiano, y el“aquí no hay más que envidia… y a gente como tú la odian” de José Antonio Alonso García al que le digo que Mig16 el hombre de luto no es más que un personaje de mi imaginación al igual que otros, nada personal ni que ver con la realidad) padecidos. Llegas a las librerías y te miran como un bicho raro y nace en ti el complejo de culpa. Esta sociedad mira a los escritores que van por lo libre como a delincuentes.
Sin embargo todo el rebaño prorrumpe en balidos de admiración cuando el plumilla en cuestión es objeto de una entrevista en TV o los suplementos literarios de la Prensa de la Consigna y las Planchas masónicas lo mientan en alguna gacetilla aunque el autor en cuestión sea Lucía Echeverría la hija de mi amigo Jesús y de su mujer la Juani, ambos de Bilbao y aberchales, que no podían ver a Franco y al que este corresponsal de Franco invitó alguna vez al “Martínez” de Regent Street y Jesús correspondió con un bacalao al pilpil que era para chuparse los dedos.
El “Seminario Vacío” en el que dos hispanistas rusos encuentran un entronque con Gogol el maestro de la sátira y resonancias chejovianas es un canto a la hermosura del viejo dogma cristiano, un tesoro que portan los hombres pecadores en vasijas de barro. Hay quien puede ver en sus cuatrocientas páginas un holocausto ofrecido a la diosa Némesis pero no hay ningún afán de venganza.
 Aquellos buenos sacerdotes operarios diocesanos fundados por el catalán Domingo y Sol fueron ejemplares en la educación que nos dieron aunque pudo haber un desvío fruto de las circunstancias y del pensamiento de la época.
Uno de los temas que se vienen a apuntar es que la fe cristiana no es un problema de bragueta y en ese sentido aquellos buenos curas nos enseñaron a mirar lo trascendente a entusiasmarnos con la utopía a amar a los hombres a través del Evangelio esto es los libros.
Cristo, interpelado sobre la pecadora, no escribió más que unas cuantas letras sobre la arena que luego borrarían el viento y las olas del mar de Galilea pero sus discípulos desde san Pablo, pasando por los santos Padres hasta llegar a las encíclicas pontificias basaron su mensaje en la letra muerta que no mata como cree Unamuno sino que vivifica, nos resucita y nos proyecta. Sin embargo, y esto es a lo mejor lo que quería decir don Miguel de Unamuno en su “Agonía del Cristianismo” cuando se abusa de la parenética o se esgrime la Biblia como única fuente de la Revelación en menoscabo de la tradición y de espaldas al viento que inspira y expira con soplos del paráclito, terminamos en discusiones bizantinas “utrum angeles migeant necne” que refería don José María García Diez el hoy deán de Compostela en sus clases de Moral, o en el protestantismo. La Reforma-volvamos a Unamuno- hizo de la religión cristiana letra muerte, lecturas a palo seco, altares desnudos, guerras de religión y el positivismo del lucro y el comercio.
 El que los ángeles de ocho alas tengan, o no, pilila, o fundamentar toda la fábrica monumental del pensamiento católico en las Epístolas de San Pablo como pretendía Martín Lutero nos llevaría a aberraciones a aparte de ser indiferente.
 Yo no me propuse lanzar mensaje pues uno no escribe una novela con un propósito filosófico pero me ha salido una añoranza de todo aquel tiempo perdido en la debacle del Vaticano II. En la curia que son muy inteligentes creo que han prestado atención al parche.
 En Roma se han dado cuenta de que las ideas corren y vuelan por Internet y que éste es un medio de comunicación de hoy. En tal sentido reputo de dulcísimo consuelo el que se haya vuelto a cantar la Passio y he colgado el video en esta bitácora de 31 minutos y que el papa Benedicto XVI haya insistido en el latín como lengua litúrgica y universal y que la sede apostólica, precavida como está de poder ser víctimas de manipulaciones de los que odian a Cristo y a su Iglesia, restrinja los viajes por el mundo de los que tal vez abusó su predecesor. Sí nos han hecho caso. Bendita seas, Virgen Santísima que proteges a los pecadores y a aquellos curillas que marraron el camino.
 Quedan otros aspectos a los que la Curia se muestra poco propicia a atender y a la ordenación de sacerdotes casados y ya metidos en años en la acepción autentica de la palabra de “presbíteros” que en el Vaticano por ahora prestan oídos de mercader. La fruta está madura. Todo se andará, si Dios quiere.
Me duele el mutis con que se ha acogido en mi pueblo este texto. Nadie es profeta en su tierra. En el querido Adelantado de Segovia su director se negó a dar acogida a un breve reseña. Sin embargo, me cabe el honor de proclamar que en algunos periódicos de provincia como La Nueva España, de Oviedo, me trataron con mucho más cariño que esos cardos borriqueros de José Zorrilla.
 Me duele también la cobardía, el desbarajuste, el aire de retirada de ciertas iglesias cercanas a Rouco y a COPE que como no les pueden vencer se han unido a ellos haciendo de tripas corazón.
 Me duelen los abusos de aquella espiritualidad merengue que ciertos padres nos querían insinuar a los pipis aunque las cosas no llegaron nunca a mayores ni creo que en la iglesia española salvo excepciones se produjeran esos abusos que han acontecido en Bélgica en Alemania en Inglaterra en Irlanda y en Estado Unidos. The church must change the tune. Tiene la jerarquía  que cambiar la melodía. El sexo como vehículo de la conservación de la especie no debe convertirse en un factotum que regule la vida de un cristiano aunque tiene que ser encauzado y entendido con más comprensión. Por aquellos días era una obsesión de la cual ahora nos reímos al ritmo de los cambios que se han operado en el mundo. No estoy dolorido ni he querido realizar un ajuste de cuentas con la escritura de este libro en medio del ambiente apocalíptico – la verdadera Apocalipsis entre nosotros son la envidia y la ignorancia el desden mayúsculo hacia aquellos que no profesan el pensamiento oficial- sino orgulloso de haber trabajado muchas horas durante tres años en esta novela. Se ha conseguido, al menos, una cosa: que nos reunamos al menos una vez por año y con nuestras diferencias ideológicas vitales con nuestros achaques y nuestros temores hemos descubierto que guardamos en el alma una parte de aquellos niños que ingresaron en el seminario un primero de octubre de 1955 y con respecto a esto mismo, me ha llegado un mensaje de Lino José María Rincón Tapia que estudió en Segovia y luego cursó teología en Montpellier, de un curso anterior al nuestro interesándose por “Seminario Vacío”. Ellos se reúnen dos veces al año y aquí va la foto de su última reunión en Hontoria a los pies de la Patrona. Gracias, Rincón. Es una alegría reencontrarnos 53 años después.
En conclusión he de añadir que yo he puesto los cinco sentidos en este trabajo. Si ha sido un acierto o un fracaso es algo que no está a mi alcance. Es la historia la que ha de emitir su fallo. Aunque esta comunicación que me lleva de Rusia me anima a seguir adelante. Por lo pronto he tenido las agallas y el coraje de meter en una novela cosas que no se atreve a contar nadie. Pero alguien tiene que ponerle el cascabel al gato… Sufficit… salutem plurimam.
Vivimos tiempos recios.

Según Wikipedia hay “antisemitismo” en el Nuevo Testamento

4 04UTC marzo 04UTC 2011

Wikipedia, famosa enciclopedia “progre” fundada por dos judíos, según dicen, publica -en inglés- una entrada en la que se dice lo siguiente:

The presence of antisemitism in the New Testament is a debated topic in biblical scholarship, though there is a growing trend to prefer the term Anti-Judaism to antisemitism.[1][2] It is also argued that the New Testament contributed toward subsequent antisemitism in the Christian community. Most authorities concur that Christianity began as a Jewish sect in Israel.[3][4][5][6]

Contents

[hide]

The New Testament and Christian antisemitism

 

A. Roy Eckardt, a pioneer in the field of Jewish-Christian relations,[7] asserted that the foundation of antisemitism and responsibility for the Holocaust lies ultimately in the New Testament.[8] Eckardt insisted that Christian repentance must include a reexamination of basic theological attitudes toward Jews and the New Testament in order to deal effectively with antisemitism.[9]

The general message that scholars such as Eckardt are trying to convey is that, using the New Testament as its authoritative source, the Church has stereotyped the Jewish people as an icon of unredeemed humanity;[Need quotation to verify] they became an image of a blind, stubborn, carnal, and perverse people. According to this view, this dehumanization is the vehicle that formed the psychological prerequisite to the atrocities that followed.[Need quotation to verify]

According to Rabbi Michael J. Cook, Professor of Intertestamental and Early Christian Literature at the Hebrew Union College, there are ten themes in the New Testament that are the greatest sources of anxiety for Jews concerning Christian anti-Semitism:

  1. The Jews are culpable for crucifying Jesus – as such they are guilty of deicide
  2. The tribulations of the Jewish people throughout history constitute God’s punishment of them for killing Jesus
  3. Jesus originally came to preach only to the Jews, but when they rejected him, he abandoned them for Gentiles instead
  4. The Children of Israel were God’s original chosen people by virtue of an ancient covenant, but by rejecting Jesus they forfeited their chosenness – and now, by virtue of a new covenant (or “testament”), Christians have replaced the Jews as God’s chosen people, the Church having become the “People of God.”
  5. The Jewish Bible (“Old” Testament) repeatedly portrays the opaqueness and stubbornness of the Jewish people and their disloyalty to God.
  6. The Jewish Bible (“Old” Testament) contains many predictions of the coming of Jesus as the Messiah (or “Christ”), yet the Jews are blind to the meaning of their own Bible.
  7. By the time of Jesus’ ministry, Judaism had ceased to be a living faith.
  8. Judaism’s essence is a restrictive and burdensome legalism.
  9. Christianity emphasizes excessive love, while Judaism maintains a balance of justice, God of wrath and love of peace[10].
  10. Judaism’s oppressiveness reflects the disposition of Jesus’ opponents called “Pharisees” (predecessors of the “rabbis”), who in their teachings and behavior were hypocrites (see Woes of the Pharisees).

Cook believes that both contemporary Jews and contemporary Christians need to reexamine the history of early Christianity, and the transformation of Christianity from a Jewish sect consisting of followers of a Jewish Jesus, to a separate religion often dependent on the tolerance of Rome while proselytizing among Gentiles loyal to the Roman empire, to understand how the story of Jesus came to be recast in an anti-Jewish form as the Gospels took their final form.[11]

Some scholars assert that critical verses in the New Testament have been used to incite prejudice and violence against Jewish people. Professor Lillian C. Freudmann, author of Antisemitism in the New Testament (University Press of America, 1994) has published a study of such verses and the effects that they have had in the Christian community throughout history.[Need quotation to verify] Similar studies have been made by both Christian and Jewish scholars, including, Professors Clark Williamsom[Need quotation to verify] (Christian Theological Seminary), Hyam Maccoby[Need quotation to verify] (The Leo Baeck Institute), Norman A. Beck (Texas Lutheran College),[Need quotation to verify] and Michael Berenbaum[Need quotation to verify](Georgetown University).

Occasionally, these verses have also been used to encourage anti-Christian sentiment among non-Christians.[citation needed] Christian apologists argue that by taking isolated verses out of context, people distort the message of Christianity.[Need quotation to verify]

Jewish-Christian conflict in the New Testament

 

Competition for converts and other factors led to an intensification of Jewish-Christian conflict towards the end of the first century, although there is also evidence of continued Jewish-Christian interaction, including Christian participation in Sabbath worship, in some areas well beyond that.[Need quotation to verify] These conflicts are thought by some scholars to have had a negative impact on the writers of certain parts of the New Testament.[Need quotation to verify]

There are some verses in the New Testament that describe Jews in a positive way, attributing to them salvation John 4:22 or divine love (Epistle to the Romans 11:28). In the story of the crucifixion, meanwhile, Jews prompt Jesus‘ execution and say “His blood be on us, and on our children” Matthew 27:25. In the Book of John, Jesus calls certain Pharisees “children of the devil”. John 8:44

Gospel of Mark

According to the New Testament, Jesus’ crucifixion was authorized by Roman authorities at the insistence of leading Jews (Judeans) from the Sanhedrin.[12]

Paul H. Jones writes:[13]

Although Mark depicts all of the Jewish groups united in their opposition to Jesus, his passion narratives are not “overtly” anti-Jewish, since they can be interpreted as falling within the range of “acceptable” intra-Jewish disputes. To some readers, the “cleansing of the Temple” scene (11:15-19) framed by the “withered fig tree” pericopes confirms God’s judgment against the Jews and their Temple. Most likely, however, the story explains for this small sect of Jesus followers that survived the Roman-Jewish War why God permitted the destruction of the Temple. It is an in-house interpretation and, therefore, not anti-Jewish. Likewise, the parable of the vineyard (12:1-12), by which the traditional allegorical interpretation casts the tenants as the Jews, the murdered heir as Jesus, and the owner as God, must be set within the context of an intra-Jewish dispute.

The New Testament records that Jesus’ (Jewish) disciple Judas Iscariot (Mark 14:43-46), the Roman governor Pontius Pilate along with Roman forces (John 19:11; Acts 4:27) and Judean (Jewish) leaders and people of Jerusalem were (to varying degrees) responsible for the death of Jesus.(Acts 13:27)

Gospel of Matthew

Although the Gospel of Matthew is considered to be the “most Jewish” of the Gospels, it contains one of the most anti-Jewish passages found in the Second Testament. Probably located in Syrian Antioch, the Matthean community defined itself over and against the synagogue.

Main article: Rejection of Jesus

Thus, the term “Jews” in the Gospel represents those who deny the resurrection and believe that the disciples stole Jesus’s corpse (28:13-15). Through Jesus, membership in the one people of God is extended to include the Gentiles (24:14; 28:16-20; see also Great Commission), but they do not replace the Jews (4:18-13:58). Both Jew and Gentile participate in God’s plan for salvation. [14]

As Matthew’s narrative marches toward the passion, the anti-Jewish rhetoric increases. In chapter 21, the parable of the vineyard (to which we have already referred) is followed by the great “stone” text, an early christological midrash of Psalm 118:22-23: “The stone that the builders rejected has become the cornerstone” (Matt. 21:42). Then, in chapters 23 and 24, three successive hostile pericopes are recorded. First, a series of “woes” are pronounced against the Pharisees: “you testify against yourselves that you are descendants of those who murdered the prophets…You snakes, you brood of vipers! How can you escape being sentenced to hell?” (23:31, 33).

Main article: Jesus and the money changers

According to the New Testament Gospels, Jesus, on his fateful entry into Jerusalem before Passover, was received by a great crowd of people. While at the Temple, Jesus had attacked the money changers. Jesus was duly arrested and purportedly tried by the Sanhedrin. After the trial, Jesus was handed over to Pontius Pilate, who duly tried him again and, at the urging of the people, had him crucified.

Then, Jesus laments over the capital: “Jerusalem, Jerusalem, the city that kills the prophets and stones those who are sent to it…See, your house is left to you, desolate” (23:37-38). And finally, Jesus predicts the demise of the Temple: “Truly I tell you, not one stone will be left here upon another; all will be thrown down” (24:2b).[15]

The culmination of this rhetoric, and arguably the one verse that has caused more Jewish suffering than any other second Testament passage, is the uniquely Matthean attribution to the Jewish people: “His [Jesus’s] blood be on us and on our children!” (27:25). This so-called “blood guilt” text has been interpreted to mean that “all Jews, of Jesus’ time and forever afterward, accept the responsibility and blame for Jesus’ death.” As discussed previously, the one time that the passion narratives break away from the method of “prophecy historicized” is when the Gospels assert Jewish responsibility and Roman innocence. Thus, Matthew “invented” this verse to address the fate of Jerusalem as just punishment for its rejection of Jesus.[16]

Shelly Matthews writes:[17]

In Matthew, as in many books of the New Testament, the idea that Christ followers are persecuted is pervasive. Blessings are pronounced on those who are persecuted for righteousness sake in the Sermon on the Mount; the woes against the Pharisees in Matthew 23 culminate in predictions that they will “kill and crucify, flog in synagogues, and pursue from town to town;” the parable of the banquet in Matthew 22 implies that servants of the king will be killed by those to whom they are sent.

The pervasiveness of the accusation that Jews persecute, kill or intend to kill Christ believers in Matthew is accompanied by a dearth of specifics regarding the charges, the motives, the causes, and the specific agents of the persecution.

Douglas Hare noted that the Gospel of Matthew avoids sociological explanations for persecution:[18]

Only the theological cause, the obduracy of Israel is of interest to the author [of Matthew]. Nor is the mystery of Israel’s sin probed, whether in terms of dualistic categories or in terms of predestinarianism. Israel’s sin is a fact of history which requires no explanation.

Gospel of John

The Gospel of John is the only one that collectively describes the enemies of Jesus as “the Jews”.[Need quotation to verify] In none of the other gospels do “the Jews” demand, en masse, the death of Jesus.[Need quotation to verify] In the other three gospels the plot to arrest Jesus and put him to death is always presented as coming from a small group of priests and rulers, the Sadducees.[Need quotation to verify]

However, John’s use of the term ‘Jews’ is a complex and debated area of biblical scholarship. New Testament scholar J.G. Dunn writes:

“The Fourth Evangelist is still operating within a context of intra-Jewish factional dispute, although the boundaries and definitions themselves are part of that dispute. It is clear beyond doubt that once the Fourth Gospel is removed from that context, and the constraints of that context, it was all too easily read as an anti-Jewish polemic and became a tool of anti-semitism. But it is highly questionable whether the Fourth Evangelist himself can fairly be indicted for either anti-Judaism or anti-semitism.”[19]

Gospel narrative

In none of the other gospels do “the Jews” demand, en masse, the death of Jesus. In the other three gospels, the plot to arrest Jesus and put him to death is always presented as coming from a small group of priests and rulers, the Sadducees. Whoever was the author of John’s Gospel, one thing has become clear: the image of “the Jews” acting collectively as the enemy of Jesus became fixed in the Christian mind.[20]

The Gospel’s treatment of the role of the Jewish authorities in the Crucifixion has given rise to allegations of anti-Semitism. The Gospel often employs the title “the Jews” when discussing the opponents of Jesus. The meaning of this usage has been the subject of debate, though critics of the “anti-Semitic” theory cite that the author most likely considered himself Jewish and was probably speaking to a largely Jewish community.[21]

Hence it is argued[who?] that “the Jews” properly refers to the Jewish religious authorities (see: Sanhedrin), and not the Jewish people as a whole. It is because of this controversy that some modern English translations, such as Today’s New International Version, remove the term “Jews” and replace it with more specific terms to avoid anti-Semitic connotations, citing the above argument. Most critics of these translations, conceding this point, argue that the context (since it is obvious that Jesus, John himself, and the other disciples were all Jews) makes John’s true meaning sufficiently clear, and that a literal translation is preferred.

Paul Jones writes:

The Gospel of John has the dubious distinction of being both the most popular Gospel (considered the most “spiritual” of the canonical Gospels) and the most anti-Jewish. The term “the Jews” (Ioudaios) in the Gospel functions as a “hostile collective stereotype” and is identified with “evil” and the “devil.” Yet the Gospel of John is intimately connected with Judaism. Jesus is thoroughly Jewish in this Gospel. His life revolves around the Jewish festivals, and his identity as the Messiah is confirmed by the Jewish scriptures. According to John 20:31, the book was written so “that you may come to believe that Jesus is the Messiah, the Son of God.” Christology, therefore, is the key to understanding both the theology of the Gospel and its strained relationship with the larger Pharisaic Jewish tradition.

[citation needed]

The Gospel of John in particular records a hostile attitude between Jesus and the “Jews” (the Jesus Seminar translates this as “Judeans”, i.e. residents of Judea, in contrast to residents of Galilee). For example, in John 7:1-9[22] Jesus moves around in Galilee but avoids Judea, because “the Jews/Judeans” were looking for a chance to kill him. John 6:60-66[23] records “many disciples” (who were largely Jewish) leaving Jesus after he said that those who eat his body and drink his blood will remain in him and have eternal life[24], for interpretations of this passage, see Transubstantiation.

In 6:67-71 Jesus asks the Twelve if they also want to leave, but St. Peter responds that they have become believers. In 7:12-13 some said “he is a good man” whereas others said he deceives the people, but these were all “whispers”, no one would speak publicly for “fear of the Jews/Judeans”. Jewish rejection is also recorded in 7:45-52, 8:39-59, 10:22-42, and 12:36-43. 12:42 says many did believe, but they kept it private, for fear the Pharisees would exclude them from the Synagogue. After the crucifixion, 20:19 has the disciples hiding behind locked doors, “for fear of the Jews/Judeans”.

Other critics[who?] go further, arguing that the text displays a shift in emphasis away from the Roman provincial government, which actually carried out the execution, and to the Jewish authorities as a technique used to render a developing Christianity more palatable in official circles[citation needed]. Nevertheless, these passages have been historically used by some Christian groups to justify the persecution of Jews[who?].

In several places John’s gospel associates “the Jews” with darkness and with the devil. This laid the groundwork for centuries of Christian characterization of Jews as agents of the devil, a characterization which found its way into medieval popular religion and eventually into passion plays[citation needed].Other parts of John’s gospel associate salvation with the Jews, and link darkness with the world in general. Like the other gospels, it makes many references to the Jewish scriptures.

John 8: 37-39[25] ; 44-47[26] say:

Jesus speaking to a group of Pharisees: “I know that you are descendants of Abraham; yet you seek to kill me, because my word finds no place in you. I speak of what I have seen with my Father, and you do what you have heard from your father. They answered him, “Abraham is our father.” Jesus said to them, “If you were Abraham’s children, you would do what Abraham did. … You are of your father the devil, and your will is to do your father’s desires. He was a murderer from the beginning, and has nothing to do with the truth, because there is no truth in him. When he lies, he speaks according to his own nature, for he is a liar and the father of lies. But, because I tell the truth, you do not believe me. Which of you convicts me of sin? If I tell the truth, why do you not believe me? He who is of God hears the words of God; the reason why you do not hear them is you are not of God.”

Later commentary

Successive generations of Christians read in the Gospel of John the collective guilt of Jews, universally and in all generations, in the death of Christ. John’s use of the collective expression “the Jews” is likely explained by the historical circumstances in which and audience for which he wrote. After the destruction of the Temple in the year 70, the Jewish priesthood, and thus the class of the Sudducees, no longer existed. As John wrote his Gospel after these events, for a Gentile audience, he spoke generically of Jews, rather than specifying a group within Judaism that no longer existed and that would have been unfamiliar to his readers.[27]

Most commentators consider that Jesus’ statements refer to the specific group of Pharisees he was addressing, or possibly the Pharisaic movement as a whole, but not to the Jewish people as a whole, which would have included Jesus and all his followers. On the other hand, some retort that Rabbinic Judaism is the heir of the Pharisees and that the verse should still be considered an attack on Judaism as a whole.

It has been argued[who?] that John’s descriptions of the Jews ought to be read in context of the persecution of Christians in the New Testament. John is commonly thought to be the “last apostle”, given that eleven of the twelve original apostles met a martyr’s death, having been killed in unusual circumstances. Stephen is executed by stoning [28]. Before his conversion, Saul (who later became better known as Paul of Tarsus) puts followers of Jesus in prison [29][30][31]. After his conversion, Saul is whipped at various times by Jewish authorities [32], and is accused by Jewish authorities before Roman courts [33].

New Testament use of the Prophetic Tradition

In many places in the New Testament, the Jewish nation is condemned and assigned punishment by the quotation of the prophetic literature of the Jewish scriptures in terms at least as condemnatory as the words of Jesus.[34]

Christian responses to the New Testament material

  1. The classical Christian view is that the verses are condemning those Jews that have not accepted Christian beliefs about God and Jesus[citation needed].
  2. One claim holds that some of these verses are a critique of “Judeans”, meaning specifically the Jews from Judea, as opposed to Jews from Galilee or Samaria for instance.[Need quotation to verify] This is based on a translation of the Greek word Ioudaioi as Judeans rather than Jews. This view is held by the Jesus Seminar.[Need quotation to verify]
  3. Another view is that the verses are a critique of some Jews, or specific individuals, or some aspects of Judaism at the time of Jesus, but not of all Jews, nor of the Jewish faith in general, nor of any Jews today. This view has been officially held by the Roman Catholic Church since the Second Vatican Council.[Need quotation to verify]
  4. A third view is that these verses are a critique by the writers of the Bible that should not be interpreted as the Word of God, but rather understood in the context of the time and the prejudices of the writers.[Need quotation to verify]
  5. A fourth view is that these verses are a critique of the Pharisees as the moneyed, self-righteous establishment of the Jewish community. Some modern-day liberal ministers argue that well-to-do, churchgoing Christians, not modern Jews, are the group most comparable to the Pharisees whom Jesus criticized.[Need quotation to verify]

There are many Christian churches which have changed or clarified their teachings on this subject.[Need quotation to verify]

See also: Christianity and anti-Semitism and Christian-Jewish reconciliation.

As one example, the Catholic Church already denounced antisemitic views held by Christians in the past with a series of statements beginning in 1937 (cf. Mit Brennender Sorge of Pope Pius XI). In the decree Nostra Aetate, Pope Paul VI in Council declared that:

  • “The Church believes that by His cross Christ, Our Peace, reconciled Jews and Gentiles, making both one in Himself”.
  • “God holds the Jews most dear for the sake of their Fathers; He does not repent of the gifts He makes or of the calls He issues”.
  • “the death of Christ … cannot be charged against all the Jews, without distinction, then alive, nor against the Jews of today”.
  • “the Jews should not be presented as rejected or accursed by God, as if this followed from the Holy Scriptures”.
  • “the Church … decries hatred, persecutions, displays of anti-Semitism, directed against Jews at any time and by anyone”.

Proposal to remove verses from Christian lectionaries

Norman Beck, professor of theology and classical languages at Texas Lutheran University, has proposed that Christian lectionaries remove what he calls “… the specific texts identified as most problematic …”.[35] Beck identifies what he deems to be offensive passages in the New Testament and indicates the instances in which these texts or portions thereof are included in major lectionary series.

Daniel Goldhagen, former Associate Professor of Political Science at Harvard University, also suggested in his book A Moral Reckoning that the Roman Catholic Church should change its doctrine and the accepted Biblical canon to excise statements he labels as anti-Semitic, to indicate that “The Jews’ way to God is as legitimate as the Christian way”.[36] See also Dual covenant theology.

See also

Further reading

  • Eckhardt, A. Roy. Elder and Younger Brothers: The Encounter of Jews and Christians, Schocken Books (1973)
  • Eckhardt, A. Roy. Your People, My People: The Meeting of Christians & Jews, Crown Publishing Group (1974); ISBN 0-81290-4125
  • Freudmann, Lillian C. Antisemitism in the New Testament, University Press of America (1994); ISBN 0819192953
  • Kee, Howard Clark and Borowsky, Irvin J., Removing the Anti-Judaism from the New Testament, American Interfaith Institute, Philadelphia, PA

External links

References

 
  1. ^ George M. Smiga, Pain and polemic: anti-Judaism in the Gospels, Paulist Press, 1992 p.11.
  2. ^ Peter Richardson, ‘The Beginnings of Christian Anti-Judaism, 70-C.235,’ in William David Davies, Steven T. Katz, Louis Finkelstein (eds.) The Cambridge History of Judaism: vol.4,The late Roman-Rabbinic period, 2005 Cambridge UP ch.10 pp.244-258 p.244.
  3. ^ Anthony J.Saldarini, Matthew’s Christian-Jewish Community, University of Chicago Press< 1994 p.18:’Most agree that Christianity began as a Jewish sect in the land of Israel’.
  4. ^ >Gavin I. Langmuir, Toward a Definition of Antisemitism, University of California Press, 1996, p.7:’Christianity had started as a Jewish sect, and even when Christians separated from Judaism and created their own Christian religions, their reliance on Jewish beliefs and practices remained enormous.’
  5. ^ John G. Gager, Origins of anti-semitism: attitudes toward Judaism in pagan and Christian antiquity, Oxford University Press US, 1985 pp.113-14: ‘Judaism was the dominant force in the world of early Christianity. While at one level this is simply a truism, its various implications have not always been fully appreciated. The very earliest groups of those who confessed Jesus as the Christ (Messiah) are now generally seen and studied as religious movements within Judaism. They observed the Mosaic commandments; they worshipped in the Jerusalem temple; and they saw in Jesus the long-anticipated prophet, teacher, and messiah, . .as is usual with reformist or revitalizing movements, these early followers of Jesus generated considerable controversy within the various circles or parties of Palestinian Judaism. This was no more true of the Jesus movement than it was of other Jewish sects of the time – the covenanter of Qumran, the Zealots, and the Pharisees, to name but the most prominent . .while we must treat the early Jesus movement in Palestine as intra-Jewish/phenomenon in every respect, we cannot ignore its peculiar character as a minority movement under sharp attack on a variety of social and religious grounds. In time, however, and for a variety of reasons, certain Christian groups began to define themselves in opposition to Judaism, while insisting that they had replaced historical Judaism as the true Israel.
  6. ^ J.G.Dunn. The Question of Anti-Semitism in the New Testament Writings of the Period. Jews and Christians: the parting of the ways, A.D. 70 to 135. Wm. B. Eerdmans Publishing, 1999. Page 179. ‘The challenge thus posed to Christian NT scholars in particular cannot therefore be ducked… The question we must face, then, is whether such attitudes are already inseparable from the scriptures on which they were based. … in terms of the present inquiry, Does the attitude to Jews in the post-70 NT documents indicate that the final breach, the decisive parting of the ways between Christianity and (rabbinic) Judaism, has already happened?’
  7. ^ In Memoriam: Professor A. Roy Eckardt Holocaust and Genocide Studies 1998 12(3):519
  8. ^ Eckardt, A. Roy. Elder and Younger Brothers
  9. ^ Eckardt, A. Roy. Your People, My People
  10. ^ baised on mishna avot “on three pillars the world stands..”
  11. ^ Michael Cook 2008 Modern Jews Engage the New Testament
  12. ^ Mark 15:1-15
  13. ^ “FROM INTRA-JEWISH POLEMICS TO PERSECUTION: The Christian formation of the Jew as religious other” (– Scholar search). Encounter. Sprint 2006. http://findarticles.com/p/articles/mi_qa4044/is_200604/ai_n16452274/pg_1. Retrieved 2007-06-30. [dead link]
  14. ^ Paul Jones
  15. ^ Ibid
  16. ^ Ibid
  17. ^ Shelly Matthews. “Violence in Matthew: The Question of Text and Reality”. http://www.class.uidaho.edu/jcanders/Matthew/shelly_matthews.htm. Retrieved 2007-06-06. 
  18. ^ Douglas Hare. (1967). The Theme of Jewish Persecution of Christians in the Gospel According to St. Matthew. Cambridge: Cambridge University Press. pp. 145. 
  19. ^ J.G.Dunn. The Question of Anti-Semitism in the New Testament Writings of the Period. Jews and Christians: the parting of the ways, A.D. 70 to 135. Wm. B. Eerdmans Publishing, 1999. Page 209.
  20. ^ Is John’s Gospel antisemitic
  21. ^ Anti-Semitism and the Gospel of John
  22. ^ 7:1-9
  23. ^ 6:60-6:66
  24. ^ (6:48-59
  25. ^ John 8:37-39
  26. ^ John 8:44-47
  27. ^ Is the Gospel of John Anti-Semitic?
  28. ^ (Acts 7:58)
  29. ^ (Acts 8:3
  30. ^ Galatians 1:13-14
  31. ^ 1 Timothy 1:13)
  32. ^ (2 Corinthians 11:24)
  33. ^ Acts 25:6-7)
  34. ^ For example: Amos 2.Primary source WP:NOR[Need quotation to verify] from secondary source
  35. ^ Beck, Norman. “Removing Anti-Jewish Polemic from our Christian Lectionaries: A Proposal by Prof. Norman A. Beck”. http://www.jcrelations.net/en/displayItem.php?id=737. Retrieved 2007-07-18. 
  36. ^ Riebling, Mark (January 27, 2003). “Jesus, Jews, and the Shoah”. National Review. Archived from the original on February 8, 2007. http://web.archive.org/web/20070208063622/http://www.findarticles.com/p/articles/mi_m1282/is_1_55/ai_96403717. Retrieved January 5, 2008.

Nota de HURANIA: Si aceptamos que semitas son una raza que también comprende a gran parte de los pueblos que aceptan el Corán como “libro sagrado”, tendremos que concluir que el Papa Wojtyla no es “antisemita”.

En el Nuevo Testamento puede haber críticas y condenas contra el judaísmo ó los judíos si se entiende que Jesús de Nazareth fue galileo de nación aunque formalmente pareciera judío en cuanto partícipe de la cultura ó religión judía.  Galilea era una región muy helenizada y con prresencia de gentiles.

asi se calumnia… ó se elogia… al Papa Benedictus XVI

14 14UTC octubre 14UTC 2010

“el blog agua viva” y… “el blog de agua viva”

4 04UTC agosto 04UTC 2010

Realmente hay blogs católicos  en abundancia y algunos muy interesantes, siendo  los que podríamos calificar de conservadores o tradicionalistas los que, en general,  parecen conocer mejor la realidad política y social que nos circunda. El hecho de estar en una actitud crítica hacia el Concilio Vaticano II les hace desarrollar una agudeza visual de la que carecen los blogs conformistas con el statu quo eclesiástico.  Entre unos y otros he descubierto un blog con posicionamiento diferente. No es ni “conservador” ni “progresista”: Es el blog de una mujer al parecer muy docta en temática cristiana. Su nombre es Beatriz y su blog se titula “el blog  agua viva“.

Publico a continuación una noticia de Aciprensa del 2001.
 
Niñas pobres de Bangladesh y Honduras, niños pobres de Mozanbique, mujeres pobres vietnamitas y peruanas, son objeto de la “caridad ” de estos multimillonarios para que no tengan hijos. El doble discurso: por un lado regalo vacunas para niños pobres mestizos, indígenas y negros, y por el otro financio proyectos para que no nazcan más. Y la ONU nuevamente aparece en la escena.
 
Ojalá los ingenuos abran los ojos y puedan identificar cuál es el problema aquí.
 
No tengo idea cuál será la preferencia religiosa de Bill Gates, el hecho de estar casado con una católica no nos dice nada.

WASHINGTON DC, 28 May. 01 (ACI).- ¿Por qué tres de los hombres con más dinero en el mundo donan millones de dólares al controlismo? ¿Cuáles son sus blancos favoritos? Éstas son algunas de las preguntas que el experto en temas poblacionales Steven Mosher, responde en un completo estudio.

Según la investigación, Bill Gates –con una fortuna de 63 mil millones de dólares-, Warren Buffett -28 mil millones- y Ted Turner -9 mil millones-, además de compartir un lugar en la lista de ricos y famosos, coinciden en una desfasada propuesta: la superpoblación es la peor amenaza del mundo en el siglo XXI.

El diario The New York Times del 1 de enero del 2000 enlistó a la superpoblación como uno de los “mitos del siglo XX” y comprobó que la teoría de Thomas Malthus sobre el crecimiento desmedido de la población no sólo había sido derribada, sino que el mundo camina a la subpoblación por las demandas de la vida moderna, los anticonceptivos, el aborto y la esterilización.

Según Mosher, presidente del Population Research Institute, la población del mundo jamás volverá a duplicarse. Por el contrario, alcanzará una cifra máxima de nueve mil millones de personas en el año 2040, y luego comenzará a reducirse.

Aunque el problema a largo plazo, indica Mosher, es que el mundo tendrá pocos niños, los multimillonarios dirigen miles de millones de dólares al control natal y cada uno da sus propias razones.

El caso Turner

Ted Turner es conocido por haber fundando la cadena noticiosa más grande del mundo: la CNN, sin embargo también es “popular” por sus frecuentes ataques al cristianismo que incluso lo habrían llevado a separarse de su esposa, la ex actriz Jane Fonda.

En 1997, Turner ofreció una donación de mil millones de dólares a la ONU con la condición de que la mayor parte de su dinero fuera destinado a financiar programas de control natal.

En efecto, sus fondos hasta el momento han sido distribuidos de la siguiente manera:

-mejorar la salud reproductiva –es decir promover la anticoncepción, esterilización y aborto- entre las adolescentes de Bangladesh, con $1,063,705;

-implementación de la salud reproductiva en hospitales públicos de Honduras, con $2,513,338;

– consejería voluntaria confidencial, pruebas de SIDA, distribución de preservativos, tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, planificación familiar y educación sexual en Mozambique, con $2,751,000.

“Si lo traducimos, aclara Mosher, tenemos que: las niñas de 10 años de Bangladesh recibirán información muy explícita sobre el sexo, las niñas hondureñas serán alentadas a recurrir a la anticoncepción y al aborto, y los jóvenes de Mozambique verán sus creencias culturales y religiosas irse a la basura por la promoción de la homosexualidad y la actividad sexual previa al matrimonio.

Turner ha afirmado que la política del hijo único de China debe ser adoptada por todo el mundo y se ha pronunciado a favor de reducir el número de hijos de las personas que viven en condición de refugiados.
La fundación creada con su dinero en la ONU, recientemente ofreció $5.9 millones de dólares al Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA) y al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (UNHCR) con el fin de “desarrollar y distribuir información sobre salud reproductiva de emergencia –que incluye métodos abortivos para los primeros meses del embarazo- a los refugiados” en América Central y varias regiones de África.

Warren Buffet

Warren Buffett comenzó su fortuna con una textilera en Nueva Inglaterra y la construyó especulando el mercado. Su compañía es la Berkshire-Hathaway, Inc., con sede en Omaha, posee acciones de Coca-Cola, Dairy Queen, periódicos y demás.

“Aunque tenga medios de comunicación, ha dicho muy poco de su filantropía”, afirma Mosher. Su fundación está principalmente orientada al control poblacional.

La Buffett Foundation es conocida por financiar proyectos que otras fundaciones descartaron como el de la píldora abortiva RU-486. En 1994, Buffet otorgó dos millones de dólares al principal promotor de la droga, el Population Council, para ensayos clínicos que condujeran a la Food and Drug Administration (FDA) a aprobar la droga.

Además, destinó dos millones de dólares al Family Health International (FHI) para desarrollar una droga conocida como quinacrina hidroclorida, que con el pretexto de combatir la malaria desarrolla esterilizaciones químicas en las mujeres que la consumen. Insertadas en la parte superior del útero, las tabletas de quinacrina se disuelven en un poderoso ácido que quema la parte superior del útero y las trompas de falopio.

Aunque la FHI comenzó a probar la quinacrina como un agente esterilizador desde 1976. Sin embargo fue rechaza en 1981 por la FDA y se demandaron “estudios rigurosos” para lograr su aceptación, estudios que fueron financiados por Buffet.

El gobierno vietnamita a esterilizado a miles de mujeres pobres con este método, muchas veces sin su consentimiento.

Aunque la esterilización con quinacrina fue prohibida en la India, los periódicos de Nueva Delhi han reportado que más de 30 mil mujeres pobres y analfabetas fueron sometidas al procedimiento.

Buffet también financia organismos abiertamente abortistas como la National Abortion Rights Action League (NARAL), el Center for Reproductive Law and Policy, y Pathfinder International. Además, financia las actividades de la cadena Planned Parenthood para practicar abortos.

Mosher cuestiona “qué es lo que lleva a un hombre de tal inteligencia y fortuna a gastar millones de dólares para financiar agresivos programas de esterilización y aborto”. El biógrafo de Buffett, Roger Lowenstein, indica que Buffet tiene “un temor maltusiano de que la superpoblación agravará los problemas en otras áreas como la alimentación, la vivienda y hasta la supervivencia humana”. Como Turner, Buffet también ha desarrollado una férrea antipatía hacia los cristianos.

Bill Gates

Bill Gates no tiene mucho en común con los dos multimillonarios anteriores. A diferencia de Ted Turner, a quien se le diagnosticó un cuadro maníaco depresivo en los 80’s, Gates parece bastante normal para ser el “nerd” más famoso del mundo.

Está, para todo el mundo, felizmente casado con Melinda French Gates, una devota católica. Su acuerdo pre-nupcial establece que sus hijos –actualmente tienen dos- crecerían en la fe cristiana.

Sin embargo, Gates parece tener dos mentes cuando se trata del crecimiento poblacional. Gates, el empresario, dijo en 1996 durante una entrevista con la revista Forbes que “Julian Simon (economista partidario del crecimiento poblacional) está en lo correcto y Paul Ehrlich (un maltusiano) está equivocado. Creo que el mundo está progresando. Los recursos son más abundantes”.

Mosher explica que tres años después de haber endorsado el progreso humano, el director asociado de la William P. Gates Foundation aseguró que el gurú de las computadoras “tiene una preocupación legítima sobre el crecimiento acelerado de la población mundial”, preocupación que se tradujo en varias donaciones:

-$545,000 a la alemana Foundation for World Population para lograr “reducir la tasa de crecimiento poblacional mundial”

-donaciones a la filial de la International Planned Parenthood Federation (IPPF) en República Dominicana, PROFAMILIA.

El Cardenal Nicolás López Rodríguez, Arzobispo de Santo Domingo, recientemente comparó la campaña de esterilización de PROFAMILIA aplicada en las mujeres locales con los operativos de los escuadrones de la muerte.

-Gates también donó fondos al Instituto Peruano de Paternidad Responsable (INPPARES). La organización, otra afiliada de la IPPF, colaboró con el gobierno en una polémica campaña de esterilización masiva [Fujimori y las 300,000 campesinas peruanas esterilizadas]

Según Mosher, lo que más llama la atención es que al tiempo en que Gates financia el controlismo, también ha aportado $750 millones de dólares para establecer el Fondo Global para las Vacunas Infantiles. Su objetivo es inmunizar a todos los niños del mundo contra la difteria, viruela, polio, tétano, tuberculosis y tos convulsiva. Si la campaña prospera, salvará a medio millón de niños por año.

“¿Qué es lo que finalmente previene Bill Gates? ¿De quién hablamos: del Bill Gates que ve el valor de la vida humana de un niño con polio, o el Bill Gates que financia la esterilización”, concluye Mosher.

Nota de HURANIA: A título informativo sobre el contenido del “blog de agua viva” he creído conveniente reproducir su último post de fecha 3 de agosto de 2010.

Ahora debo precisar que ha existido otro blog,  llamado “El blog de agua viva”, que en su costa existencia publico el siguiente post:

Qué opinas de los Cristianos que tienen piercing en su cuerpo:

Nota de HURANIA: Lo que opina HURANIA está claro… Cualquier cristiano, si además no tiene la mente corrompidapor la propaganda del “Sistema”… debería pensar que es impensable, además de sacrílego, tratar de recibir la “sagrada comunión” en forma de Hostia, con con  piercing… en la lengua…

El autor de ese blog,  es también autor de este otro blog: http://www.fuentesdeaguaviva.org/, en el cual hay un estudio sonoro sobre el uso del piercing

En muy elocuente que en los medios y ambientes más decadentes y donde se abuda en la  propaganda multicultural, en favor del mestizaje racial y la promiscuidad sexual es donde se da más la comercialización del piercing y de los tatuajes en todos los lugares y partes del cuerpo humano…


A %d blogueros les gusta esto: