Archive for the ‘Rusia’ Category

TOMÁS SALVADOR, ESCRITOR FALANGISTA, que estuvo en la Blau Division…

12 septiembre, 2017

TOMAS SALVADOR ESCRITOR ,DE LA BLAU,  QUE CONOCIÓ Y AMÓ A RUSIA.

A LA VISTA DE LAS CÚPULAS DE LA CATEDRAL DE SAN ISAAC ,DE PETROGRADO ,DIJO:

UN DIA RESUCITAREIS…  

Y LA PROFECIA CUMPLIOSE

 

TOMÁS SALVADOR VALCANALILLO (1)

 

Tomás Salvador murió a 23 de junio de 1984 casi en la miseria nadie lo recuerda yo sí. España es mal pagador con sus genios. Castilla desprecia lo que ignora y teme al talento y a los que dicen la verdad pero su obra está ahí: Cuerda de Presos, División 250 (una de las mejores novelas escritas en Europa sobre la segunda guerra mundial narra la caída de Novgorod frente a Petrogrado el Día de la Resurrección, y un día resucitarán las cúpulas de la catedral de san Isaac y así ha sido; porque a lo último de la novela en medio del fragor del cerco de unos cuantos soldados españoles de infantería copados en el Lago Ilmen se formula la profecía de la resurrección de la ortodoxia con Putin,) “El atentado”, donde se avisa a los españoles de la peste terrorista en Vascongadas y en Cataluña “Les presento a Manolo”, “Las compañías blancas”, “el arzobispo pirata”, los atracadores”, la “nave”.

Seguramente hay en este palentino sin madera de héroe el mejor novelista de la generación de posguerra, el más cualificado narrador muy por encima de Cela pero tuvo un defecto: ser un falangista de izquierdas. Manuel de Agustí, Zunzunegui y Foxá el gran Foxá del Madrid de Corte a Checa se le acercan aunque no le igualan.

Agustín de Foxá se cansó pronto de la novela, se dio a la bebida. Agustí la ceniza fue árbol pondera la Cataluña industrial a la que admiraba Franco, y Zunzunegui componía unas novelas demasiado largas con Bilbao como escenario y eso cansa. En efecto, Salvador era el más completo luego vinieron Delibes, la Matute, la Quiroga y todo un tropel de féminas cuya abanderada sería la ovetense Dolores Medio a la que habría que calificar como la Jane Austen española.

Era don Salvador ▬ le conocí en carne mortal cuando fuimos Lalo Azcona y yo a entrevistarlo a Barcelona para el suplemento de Arriba y en honor a nosotros se puso una camisa azul vieja que le estaba prieta pues había engordado, regentaba un quiosco en la Diagonal ▬ muy sordo  a causa del estampido de un cañonazo en la batalla de Krasnii Bor cuando un disparo del 105 le trepanó los tímpanos.

Los organillos de Stalin zurraban a discreción y la artillería alemana disparaba contra el palacio deCatalina la Grande.

Era gordo. Era falangista sindicalista y bonachón y además de Palencia de Villada cerca de Fromista cuna del románico. Tales vicisitudes acaso le marcaron; también fue policía de Franco. Leía novelas de Agalla Christie, y eso  por lo visto no se perdona.

Quadecausa,  sus obras yacen en el olvido y sólo unos pocos escogidos tenemos la fortuna de releer a Tomás Salvador, que resucitarán algún día como resucitaron las cúpulas doradas de la catedral de Novgorod.

Tampoco se  le perdona que vistiera camisa azul, que tuviera un genio endiablado mandase a los machacas  a tomar polculo con un gran sentido del humor y que en su gran novela “Cuerda de Presos” hiciera un canto a la Guardia Civil.

Se trata de un escritor versátil, todo terreno; escribía con tal facilidad una novela de espionaje como otra de contexto histórico y al cabo acabó escribiendo cuentos para niños. Fue un pionero y un dechado de la Literatura Infantil en España. Redactaba muy bien quizá demasiado bien y con harta  humildad.

Tan pronto abordaba una narración de ciencia-ficción como retrataba el tiempo de la edad media estudiando a un personaje tan inabordable como fue Pedro I el Cruel en sus Compañías Blancas. En “Historias de Valcanillo” novela en la cual revive los tiempos palentinos de su infancia y estudia la psicología del tonto del pueblo realiza un verdadero tour de force psicológico.

A través de Jacintón disminuido psíquico el lector se va a adentrar en el complejo mundo de una villa castellana con sus esplendores y miserias a mediados del pasado siglo. la agnición  o pasapalabra que se repite a lo largo del libro es la siguiente:

▬ ¿Por qué lloras, Jacintón?

▬ Porque me da la gana.

Es menester ser un poeta de recursos para desenvolverse en un asunto tan difícil como es el del retraso mental pero este novelista lo aborda con solercia y ternura sin caer en los tópicos al uso. El temblor de un cierto lirismo lleno de piedad cervantina envuelve toda la narración. Hay siempre un ángel de la guarda que protege a los inocentes de los peligros el tonto de Valcanillo va por ahí repitiendo su estribillo de no quiero, no me da la gana, y si le dicen algo se planta a llorar. Ahí está la real gana de los españoles  una idea que no se encuentra en ninguna otra lengua indoeuropea. Da rienda a lo fantástico y hay pasajes  como cuando el protagonista conversa con los ángeles que recuerdan por su fuerza impetuosa a Gogol.

A Jacintón le echan también del infierno y en el cielo no lo quieren tal vez tenga una plaza en el limbo pero el limbo ya no lo existe lo dijo uno de los últimos papas. Así que menudo panorama.

¿Por qué lloras, Jacintón? Porque me da la gana.

 

12/09/2017

FUENTE:

https://antonioparragalindo.blogspot.com.es/

Desagravio… en RUSSIA

1 agosto, 2012

De un blog publicado por el periodista y escritor Antonio Parra Galindo, admirador del cristianismo de Rusia,  reproduzco el siguiente post:

ZLO (EL MAL)

Salió el patriarca a bendecir barbas patriarcales con sus ornamentos episcopales ricas capas pluviales recamadas de oro que contrastan un poco con la pobreza de vida de este santo varón que vive en Moscú en un humilde piso alquilado donde ha recibido amenazas de muerte y ha sufrido las molestias del vecino de arriba que inundó de polvo las habitaciones y encharcó su biblioteca.

El lujo y el boato de la Santa Iglesia Ortodoxa la reservan sus ministros para engalanar el “esplendor de su casa”. La frágil y enteca figura de Su Beatitud revela la austeridad de vida del monje que fue no sé sí en el monasterio de Valaam famoso hontanar de la ortodoxia o en uno de los muchos conventos que circundan a la capital rusa y que llaman El Anillo de Oro como uno de los principales baluartes que tiene el cristianismo hoy en el mundo.

Salió a bendecir y bendijo a la manera tradicional con las dos manos juntando el índice, el pulgar y el dedo corazón de la diestra y siniestra a una multitud enfervorizada de cerca de cincuenta mil personas que se agolpaba a las puertas de la catedral de Cristo Redentor lujosamente engalanada y consagrada después de haber servido durante varias décadas de museo del ateismo.

En su alocución final animó a los creyentes a persistir en la defensa de la fe aduciendo que uno de los objetivos de la iglesia rusa es la pugna contra el mal (zlo, un concepto muy importante en la teología oriental que tiene que ver poco con la secularidad y disquisiciones intelectuales al uso en la iglesia latina), contra las fuerzas oscuras y a la propagación de la caridad y del perdón. Que los cristianos no deben tomarse la justicia por su mano ni responder a la provocación.

Y en la santa noche de pascua en la fiesta de la resurrección se había producido una verdadera provocación sacrílega mientras la clerecía entonaba el Tedeum tradicional de la liturgia de este día (molobien) cuando los coros cantan la estrofa “Vuestra resurrección, Cristo Dios, cantan los ángeles en cielo y tierra pues bajando al sepulcro nos rescataste de la muerte”surgió un tropel de mujeres desnudas de un grupo inglés autodenominado Pussy riot (literalmente, la revolución del felpudo) enarbolando pancartas ofensivas a la religión tirando botes de brea sobre las casullas de los popes, parando el tráfico y colocando silicona en las puertas de los autobuses para inutilizarlos impidiendo el regreso de los congregantes que regresarían al hogar tras la celebración de la vigilia.

Lector desde hace casi cincuenta años de los autores rusos son incesantes las alusiones a este momento cuando el pueblo retorna a sus quehaceres transfigurados al cabo de los oficios divinos de la Resurrección. A Rusia no hay que olvidarlo lo llaman el país de la Resurrección puesto que cuando parece muerta y apabullada o pisoteada resurge para consternación de sus enemigos.

Un personaje de Chejov tras saludar a todos los viandantes con el tradicional ósculo (tres besos al grito de Xto resucitó a lo que contesta el homenajeado con un verdaderamente resucitó) le dice a su mujer:

-Son las tres de la mañana y en Vladivostok se estarán preparando para acudir a la misa de medianoche, Irina Petrovna

-Así es, Alexei Ivanovich. Como siempre. Los años pasan, nos hacemos viejos. Pero Cristo resucita todas las primaveras.

-Esa es la esperanza.- dice melancólico Alexei que debía de ser un trasunto del propio Antón Chejov que era hijo de un diácono y que siempre recordó el amplio y largo ceremonial a veces hasta cansarse pues la misa se sigue durante más de dos horas de pie, cuando niño en Tula.

El sacrilegio cometido por las “pussys” tan bigotudas e indecentes cabe las gradas de la gran catedral moscovita ha conmovido profundamente a la sociedad rusa. Hace falta ser ruso para leer a Pushkin, hace falta ser ruso para entender lo que representa para su idiosincrasia el fulgor de la noche santa, luz sagrada adornada con los huevos pintos, el triple beso y los saludos de la Boskresenia. Es la fiesta entre las fiestas cuando se soslayan las enemistades, se entierra el hacha de la guerra y en tiempos de los zares se declaraban las treguas sagradas porque el Evangelio manda perdonar a los enemigos.

Kuprin tiene un relato hermosísimo en que narra cómo los huéspedes de una casa a pupilo de Kiev celebran la noche y toman el pastel de pascua en el cuarto de una pobre mujer que ejercía de una prostituta. Todos son perdedores, gente hundida por el destino y a los que la vida había dado muchos coscorrones pero que en ese momento recuperan la inocencia perdida y vuelven con nostalgia a la pureza de la infancia al grito de Cristo ha resucitado; Cristo verdadero resucitó. La narración roza el límite de lo inefable.

Cincuenta mil personas abarrotaban la plaza la mayoría jóvenes y cerca de siete mil policías vigilaban pero ningún miliciano osó intervenir para cargar contra los alborotadores de la Pussy riot ante la explanada de la catedral del Salvador en atención al significado de la pascua rusa. Se acordonó el recinto y no han podido trascender fotografías de ese gran sacrilegio con visos de profanación y afrenta a la tradición y costumbres patrias.

Algunos periódicos dicen que se trata de unos cuantos chicos englobados en el término de “liberales” demasiado genérico y evasivo para enmascarar la crudeza del problema. Las fuerzas oscuras le han declarado la guerra al cristianismo vía twitter, facebook y los llamados grupos sociales que al preconizar la globalidad actúan como verdaderos caballos de tropa para minar la moral de los creyentes y distribución una doctrina de perversión y de desesperación.

A muchas verstas de la Plaza Roja en Jerusalén otra chusma de exaltados jóvenes hebreos se dedicaron a escupir a los clérigos que hacían un vía crucis en la Calle Dolorosa. Y un archimandrita sirio de rito maronita tuvo que refugiarse en un convento católico para no ser linchado por la multitud. No se trata pues de unos grupúsculos de gamberros ocasionales sino que responden a un frío diseño bien situado y con mucho mando en plaza y poder arriba. Uno no concibe cómo puede Israel el pueblo de la promesa en cuya lengua escribieron Isaías, Amós, Jeremías y otros grandes profetas orquestar una campaña contra los creyentes en Jesucristo y unirse a las huestes del mal (zlo) porque esa actitud sería atentar contra sus propios principios pero esa actitud parece un hecho consumado.

Aquí en Alcalá de Henares movimientos similares como el Pussy a favor de las banderas arco iris puso en berlina a monseñor Reig que en su sermón de las siete palabras condenó la homosexualidad.

El prelado ha tenido que recoger velas ante la fuerte presión mediática orquestada por el cejijunto y sañudo autodenominado demócrata don Pedro Jota (ya ajustaremos cuentas). No es esa la actitud de los metropolitas rusos que han hecho un llamado a la defensa de la fe aun a fuer de someterse a la amenaza del martirio.

Valiente y enérgica actitud que no percibimos en occidente donde noticias como la declaración del gobierno noruego, retando a Arabia Saudí, y prohibiendo la construcción de mezquitas en su territorio mientras en los paises mahometanos no se permita el culto de las iglesias cristianas, no trascienden o se ocultan.

Los carteles con leyendas obscenas injuriaban al bendito patriarca Cirilo al que llamaban “talibán” por haber condenado la homosexualidad o en medio de la rogativa pascual realizando simulacros procaces del acto sexual, indignidades que la pluma de este periodista se resiste a consignar y otras injurias al clero y al pueblo de dios.

Al declararle la guerra a la Santa Rusdia estos agentes del agit-prop anglosajón con hondas raices en el estado de Israel y en Internet las Pussy lo tienen crudo porque la iglesia ortodoxa es un bastión del patriotismo con una historia de más de mil años.

La reacción del patriarcado y de la sociedad sec enmarca en los límites de la prudencia, el perdón a los alborotadores, y el bochorno pero en la firmeza de condena a la rusofobia a la información torticera y amenazante.

Rusia militarmente es inconquistable, posee arsenales nucleares y uno de los mejores ejércitos del planeta. El mensaje a los agitadores es que la tolerancia puede tener un límite. Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.

 

28 jul 12


A %d blogueros les gusta esto: