Archive for the ‘Vida’ Category

Día de difuntos: El morir sólo es el billete de vuelta

4 noviembre, 2012

Somos religiosos, antes que por otras cosas formidables por la perogrullada de que la vida no nos la hemos dado nosotros y que es una gran suerte haberla recibido para gustarla y aprovecharla. Como un escultor en su taller y con las piedras que recibió. En ambos casos siempre agradecidos a Quien nos amó desde el principio del tiempo. (Ef 1, 4) Y, por descontado, somos cristianos en virtud de la promesa de que los que creamos en Jesús de Nazaret, Dios mismo hecho hombre, viviremos después del tránsito de la muerte.

Muchas maravillas guarda nuestra religión, pero el habernos asegurado la vida eterna es lo que hace de Cristo santo y seña de nuestro ser y estar; luz que alumbra a todo hombre que viene a este mundo, dice San Juan. Es el saber de quién nos hemos fiado (2 Tim 1, 12) lo que arraiga todas nuestras esperanzas, invencibles ante el misterio de la muerte, que a todos disturba, pero que resulta insignificante ante el misterio del haber nacido, en el que pocos reparan.

Desvíos hacia el barranco.

¿Se dan cuenta? Ningún católico muere por un misal, ni por un fundador, ni por este o aquél Papa; eso es propio de secta. Sólo lo haremos por el Dios encarnado. Es por Él, por lo que Él nos dijo y por lo que con Él y su enseñanza se relaciona, que estamos dispuestos a pelear y arriesgar la vida. Por Él y sólo por Él se ama al prójimo. Por Él se rechazan los falsos magisterios que quieren borrarle de nuestro corazón y de la historia. Es por Cristo que se denuncia al jerarca usurpador, al clérigo vividor, al teólogo vendido, al párroco que deserta del cuidado de almas.

Es por amor a Cristo que se elige la misa de Trento, la que ya San Pedro decía con el mismo significado sacrificial, la que muestra y obliga con simbolismos sagrados y enseña lecciones de adoración y ofrenda. Y es por respeto a Dios, Uno y Trino, que rechazamos la misa enmaridada de protestantismo: “banquete de hermanos”, demagogia agazapada, remedo de alimento sin sal y sin sabor de Dios, asamblea del pueblo capaz de sentar por mayoría que el sol sale del fondo del mar. Y pensar que hay tradicionalistas que aceptan y pagan misas heréticas jamás prescritas por el CVII. Misas de duelo dichas sin respeto al difunto ni al dolor de los parientes; ramplonas, frías, sin fe…

¿Talibanes? ¿Fundamentalistas?

En nada nos debilitan los que a sí mismos se engañan y, con ese fruto, nos echan toda la tinta de calamar que pueden. Pero en esto de las misas no queremos transigir. No queremos porque si la misa es “el culmen de la religión católica”, la nueva expresa con toda justicia la rebaja que desde el Concilio Vaticano II se le ha infligido a la religión católica. Que más parece que un evento consultivo, que no se definió dogmático, haya de ser superior a la fe de nuestros antepasados y a la misma Iglesia cuya nueva presencia en el mundo rompe la memoria que de ella guardábamos. Por cierto, muchos se preguntan – muchos más ni eso, se van y basta – qué fuerzas habrá en la sombra que determinen estos dislates, ambigüedades y vagabundeos teológicos. Esta religión nueva que se adapta como guante al refrán: “Decidme de qué presumís y os diré de lo que carecéis.” Así, a: de la falsa nueva confesionalidad; b: de la falsa revolución humanitarista; c: de la falsa caridad con el prójimo; d: del falso ecumenismo. Porque ha sido en los últimos 40 años que a), naciones enteras se han impulsado por los papas conciliares a desgajarse de Dios en sus constituciones; b) las sociedades quedaron huérfanas de una moral cristiana protectora; c) una extrañísima caridad deja al prójimo en su ignorancia del amor de Dios, y d), el fracaso de la vuelta de los mal llamados hermanos a la Una, Santa, Católica y Apostólica Iglesia romana.

La obra de Annibale Bugnini, el Novus Ordo aprobado por Pablo VI, se corresponde perfectamente con este objetivo, con los frutos evidentes de una religión nueva que perfectamente se expresa en la Nueva Misa comparada con la antigua que tenían que ser unos franceses, quizás por caridad divina, los que nos la preservaran de su aniquilación.

Pero los católicos queremos ser tan “anticuados” como nuestro Credo. Y es que, miradas las cosas con sencillez, si nuestras verdades son “eternas” ¿por qué hay que reconvertirlas a un volátil presente? Si nuestra fe es religión enseñada por el mismo Dios ¿qué cambio se justificarfá en su predicación? Existe hoy un adjetivo de calidad: “Lo clásico”. Esta tarde en el hipermercado me han dado una papeleta promocional para llevarme gratis séis litros de leche “clásica”, si el sábado hago compra de no recuerdo cuánto. Existe gran variedad de cosas clásicas inimaginables: el cine clásico, la música clásica, los historiadores clásicos, el matrimonio clásico, la educación clásica… Es evidente que el gusto por “lo clásico” entraña la búsqueda de valores invariables, como el oro, que sube de precio cuando el dinero lo pierde.

En nada queremos ser originales, ni epatar a nadie. Nuestro pensar no es nuestro, es el recibido de la Tradición (1 Co 11, 12), a nuestros argumentos los refuerzan los hechos. En estas cosas preferimos sentirnos coetáneos de San Vicente de Lerins, o de los que se unieron a San Atanasio de Alejandría el doctor solitario frente al grueso de obispos abrigados por el poder de los emperadores y la debilidad del Papa… No nos queda otra que rechazar el atropello llamado “puesta al día” con el que se nos impuso, un-dos, un-dos, una temeraria adaptación a los tiempos. No reparando en que pretender educar al mundo con la adopción de sus defectos atrae la fatal compañia de sus primos: el demonio y la carne. (cfr Catecismo, Los enemigos del alma.)

Mañana, dos de noviembre, es el día de los cementerios. Día oportuno para pensar estas cosas y descubrir hasta qué punto la Iglesia es o no congruente con su fe divina y católica. Esos paseos entre monumentos y epitafios nos preguntan a cada cual en cuánto estamos abandonando nuestra formación en la fe de católicos por un simple temor a no destacar. Falsa humildad donde las haya.

Sí, con razón el mundo sin fe suele objetarnos: “— Pero, oigan, ¿no es la muerte el argumento definitivo de la nada? ¿Podemos creer en la inmortalidad después de ver una incineración?” Es cierto que ante el ser querido al que vemos descenderle a una fosa, la certeza de su descomposición nos sacude hasta parecernos que con él enterramos toda esperanza. Mas, también, en ese momento la fe se hace el único asidero que nos sostiene más allá de lo que vemos… Con acierto diremos que esa contemplación es “la hora de la verdad” en la que descubrimos si nuestras creencias no son mero convencionalismo, clavo ardiendo de fantasías consoladoras.

Nuestra fe se fortalece en que nuestra naturaleza, supuestamente efímera, está sustentada en algo indestructible, el alma. ¿Dónde está la incineradora capaz de aniquilar el alma? No se esfuercen en buscarla porque no hay nada que pueda enfrentarse al aliento de vida que sale de la boca de Dios. Dios dio vida inmortal a nuestro barro y por eso un cristiano, un bautizado, no teme a la muerte. (Ge 2, 7) Y si la teme es con mezcla de curiosidad, tal que Simón el Pescador cuando, como niño curioso, anduvo sobre las aguas y, asombrado del prodigio, dudó y temió hundirse.

Con la fe cristiana vislumbramos, pues, que la muerte no es el final de nuestra existencia, que aun con todas las tinieblas que se quiera este túnel tiene una salida espléndida de luz. Fue prometido que cuando nos llegue la muerte, una vez cumplida esta gravidez en la placenta de la fe, Dios nos parirá de nuevo, rescatados para la Vida que no acaba… Así se aprecia en la bellísima metáfora propuesta por Jesús: «La mujer, cuando está de parto, tiene congoja, pues llegó su hora; mas cuando ha dado a luz al niño, ya no se acuerda del aprieto por el gozo de que nació un hombre al mundo.» (Jn 16, 21)

¿Es que hay un Más Allá?

Agujeros negros, supernovas con la energía de un millón de soles, enjambres de galaxias… y, ahora, la Física Quántica en cuyas subpartículas se pierden los descreidos. ¿Y ha de ser esto para desperdicio? ¿Para que los ocasos se quemen en inútil derroche ante un campo sin nadie que sustituya al sol…? (J.M. Valverde) No,rotundamente no.

Seguros podemos estar de que lo que sabemos hoy  se empequeñecerá con lo que sabremos mañana. Por ejemplo, casi ayer nada conocíamos de los neutrinos que parecen espectros, o de esa masa oscura que sostiene astros y sistemas… Esto solo ya me parece más increíble que la idea de inmortalidad. Ahora, último regalo, la “Teoría de las Cuerdas” que nos propone varios universos, intercomunicados o estancos…

Si la Física y las ciencias exactas apuntan a que todo lo creado pudiera no radicar en la inmensidad material visible poco nos importará ya un Big-Bang, o el Gran Atractor, pues antes y detrás siempre estará ese Dios que nos hizo casi iguales a los ángeles. (Ap 22, 9) Porque es de elemental conclusión que debe haber una Causa Primera, que el orden de lo hecho supone, exige la existencia de un Ordenador, y que entre la creación visible y la invisible hay muchas energías desconocidas. La mayor de todas, la que meteríamos en un arca de oro con una etiqueta que dijera: “Amor”. La creación máxima de Dios (1 Jn 4, 8) ante la que nada importa que “se quede el infinito sin estrellas”, como decía una canción.

Inmortales

En las escrituras Dios nos promete abrir nuestros sepulcros…: «Y os haré salir de ellos. […] os infundiré mi espíritu y viviréis […] y sabréis que yo el Señor lo digo y lo hago.» (Ez 37, 12b -14)

Sospecho que los que no creen en la inmortalidad no lo es tanto por objeción racional sino por lo mucho que la desean. Y es que tenemos miedo de que no sea verdad. ¡Vivir para siempre y, además, recuperados los dones perdidos…! Lógico es que nuestra nimiedad nos haga recelar. No obstante, que somos criaturas hechas por Dios y para Dios lo prueba sentir dentro de nosotros la atracción “genética” hacia Él, como bien dijo San Agustín: «Nos hiciste, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti.» Realidad que le da título a este post.

Al gustar de la esperanza cristiana y sentir la natural e inmedible gratitud que provoca, surge preguntarnos lo que perderemos si seguimos la apostasía hoy tan fuerte. Lo seguro es que nada más nos quedemos con el nihilismo de la indiferencia y la orfandad del materialismo. Una pregunta a la que sin pretenderlo contestó con otra un patrón de pescadores de Galilea: «¿Adónde iremos, Señor? Sólo tú tienes palabras de vida eterna.» (Jn 6, 68) No, señores irenistas, “progrez” y bazofia de la “Nueva Cristiandad” mariteniano-montiniana, y de la fenomenología juanpablista, nada sois ante la definitiva promesa para este día. «Yo soy la resurrección y la vida; quien cree en mí aunque haya muerto vivirá.» (Jn 3, 36; 6, 51; 11,25)

Las visitas a los cementerios nos impulsan a dar un salto sin red a la fe. En nuestra cultura, a la fe cristiana. Creer en la vida sin final, prometida por quien puede prometerlo, Dios, es condición fundamental para bañar de fe nuestras visitas del Día de Difuntos. Sepulturas que nos recuerdan el misterio de vivir para morir, de llegar para marcharnos; que nos siembran el alma con sentimientos que merecen ser escudriñados. Porque llevan a Dios. De los que los vivos, muertos de miedo y de insolencia, huimos de su reclamo. Sin embargo, ¿no es cierto que sin Dios esas lápidas son muy poca cosa? Apenas una evocación de aquellos a los que hemos amado y nos amaron.

Que vivan en paz.

===
Nota de HURANIA: Este post es original de Pedro Rizo, quien lo ha publicado en su blog  ubicado en PeriodistaDigital

La Batalla de las TERMÓPILAS

12 mayo, 2012

DEVENIR EUROPEO CASTILLA

 

Le invita a la conferencia “La Batalla de las Termópilas y el êthos espartano”

-Sábado, 12 de mayo de 2012, a las 18:00 horas-

Mañana, cuando la noche caiga, de la guardia del rey Leónidas sólo quedará un grupo de cuerpos sin vida, y después un puñado de huesos, y después un puñado de polvo, y después nada. Quizás entonces, cuando se haya olvidado el nombre de Esparta, e incluso el vasto imperio del Rey de Reyes haya sucumbido al olvido, alguien recordará nuestro sacrificio y verá que por nuestra muerte fuimos justos, valientes y leales, y todo lo que no llegamos a ser en vida, y entonces dirá: “los espartanos de la guardia del rey Leónidas murieron hace mucho, pero su recuerdo permanece inmortal”. Así será, y quien diga lo contrario merecerá la muerte.

www.devenireuropeo.tk

www.devenireuropeo.org

Cuenta en Facebook:

http://www.facebook.com/pages/Devenir-Europeo/345787592127863
Cuenta en Twitter:

https://twitter.com/#!/DevenirEuropeo

Devenir Europeo, Apartado de Correos 8231 –08080 Barcelona

Devenir Europeo, Apartado de Correos 63 – 08080 Madrid

Devenir Europeo, Apartado de Correos 11017 – 50080 Zaragoza

Ayuda económica y donativos

La Caixa, titular: Devenir Europeo. nº2100-0642-61-0100664988

…otro comentario de “Hernesto”

18 marzo, 2011

Me ha llamado la atención, en el Foro de Amigos del Paisaje de Salas,

un comentario firmado por “Hernesto”. Lo reproduzco íntegramente: 

Sobre la pregunta de si obliga la ley a que se publiquen las declaraciones de la renta de los españoles… ,supongo que, por supuesto, parece que es todo lo contrario: Sería delito publicar los ingresos económicos de la gente…pues según el vocabulario hoy usual eso sería “atentar contra su privacidad”.

Lo cual es solo una frase…. pues hoy en TV, internet, etc… se publican datos íntimos de mucha gente, más que nunca antes se hizo…

A este respecto me parece oportuno recordar que hasta el año 1975, por lo menos, y quizás hasta algúnos años después, en todas las ciudades de España, en las delegaciones de Hacienda, se exhibían listas con nombre y apellidos de todos los contribuyentes y con mención de los ingresos que habían declarado… y no recuerdo si se hacia mención del domicilio…

Poco tiempo después, esas listas fueron suprimidas… y el pretexto que se dio es que no convenía dar datos financieros y personales a ETA, los “terroristas”, etc. Esa argumentación parece convincente… pero supongo que encierra otra razón de más peso: A los “nuevos ricos” de las clases gobernantes no les convenía que “el pueblo soberano” conociera sus elevados emolumentos y en consecuencia se descubriera que mucha

gente  “demócrata” y “de izquierdas” ganaba demasiado dinero.

Creo haber leído en la Revista SP (desaparecida en 1970) que un colaborador o un lector, no recuerdo, proponía ya entonces, que los columnistas y colaboradores de prensa deberían mencionar, junto a su firma, sus ingresos anuales. Así podría valorarse bien su posición “ideológica”…

Sobre “transparencia” hay otros hechos y datos poco conocidos… y también referidos a la época de la “dictadura” (dicho sea para usar la terminología oficiosa y conformista, pues todos los regímenes son más o menos “dictaduras” o “dictablandas”): Durante gran parte del siglo XX, era

corriente la publicación en España de ANUARIOS con información de nombres y apellidos de todos los funcionarios de la Administración del Estado: desde Ministros hasta alcaldes y concejales, pasando por jueces, secretarios judiciales, profesiones liberales, etc. Yo mismo recuerdo haber consultado en una biblioteca pública uno de esos anuarios y recuerdo haber leído en uno de ellos los datos del domicilio de por ejemplo el Jefe del Gobierno de entonces, el Almirante Carrero Blanco… que estaba cerca del edificio de la Embajada USA. Cuando años después fue asesinado, no pude menos de pensar que en aquella España de entonces la gente vivia como en la ciudad “alegre y confiada”… También en los listines de teléfonos figuraban muchisimas personalidades famosas y conocidas…

Para terminar, esa frasecita de “Queremos saber” me parece un tanto

pretenciosa e imprecisa… La pregunta es “Qué cosa concreta queremos saber” y además… estemos seguros que al “pueblo soberano”, “aquí y en Pekín” no nos van a informar de nada más de lo que a los que mandan y a la “seguridad del Estado” convenga…

No pretendamos saber quien organizó el 11M 2004, cuando tampoco sabemos quien planeó el ataque del 11S 2001, ni quienes promovieron las dos guerras mundiales. Dado que “el saber es poder”, hay que pensar que quienes dirigen el mundo no van a ser tan estúpidos de dar a conocer sus secretos a todo hijo de vecino… Para “el pueblo” está la “información de bajo nivel” ó desinformación, la gran prensa, la prensa “gratuita”, la telebasura, y la “educación” que se imparte desde la UNESCO y desde los Ministerios correspondientes de los Estados… En Estados Unidos y otros países hay padres de familia que se niegan a dejar que sus hijos sean adoctrinados por la “educación” del “sistema”. Así se comprende que en España, cuando en el siglo XIX se impuso la “enseñanza gratuita y obligatoria” hubo padres que se negaron a escolarizar a sus hijos…

pues contra lo que la gente bienpensante cree los planes de estudios de las Universidades, etc. no son una ciencia objetiva e indiscutible… sino una máquina de propaganda ideológica de los poderes de turno… En cada siglo ó época se enseña y se difunde en la prensa LO QUE CONVIENE

a quienes realmente ostentan el poder, bien sea ese poder abiertamente reconocible o bien sea oculto.

Por todo lo anterior, para terminar, está bien eso de pedir “Queremos saber”, pero no esperemos pasivamente a que nos aleccionen… más bien, deberíamos indagar y exigir, investigar y nunca dar por “bueno” incluso cosas que parecen “científicas” y “demostradas”, como por ejemplo, el “darwinismo”, que el “esclavismo” sea “malo” en sí,  que “Dios existe” ó que “Dios no existe”, que “la democracia” sea “mejor” que la

“aristocracia” ó “la monarquía”, etc… y también podríamos pensar que si los gobiernos no nos informan a los “ciudadanos” quizás sea por bien de la seguridad de todos… Ahora que pienso, quizás si los gobiernos españoles de los últimos años no han apostado por la energia nuclear… no es por razones “ecologistas”… sino por temor a que ETA ú ortro

grupo ENEMIGO (ó “terrorista”) causara una catástrofe como la de Chernobil.

Los “ciudadanos” hoy, como casi siempre, somos niños pequeños… Sólo en la medida que el “PUEBLO” esté compuesto por muchísimos individuos superformados, inteligentes, cabales, sensatos, y con cualidades genéticas

altamente “evolucionadas”, (es decir, lo más alejados del mono ó de subtipos “humanoides” como Torrente y los “jóvenes” de “Gran Hermano” y  de las masas fanatizadas y berreantes) sería posible eso que llaman “democracia” ó al menos una aproximación a ella, pues “democracia” es imposible ya que el “autogobierno” en una nación de cientos de millones de “individuos” es absurdo: Necesariamente habrá una minoria gobernante (la dictadura) y una masa de gobernados.

Espero que mi “divagación” sirva para ayudar a satisfacer ese deseo de QUERER SABER

Hernesto es un “individuo” nacido en el Año de Gracia de 1945

10 cosas buenas…

9 febrero, 2011

Es tanto y variado lo que se ha escrito en contra de los “nazis”… que es sorprendente que álguien se atreva a publicar que… hicieron 10 cosas buenas.

Según leemos en listverse, fueron las siguientes:

Nazi Germany was the first country to ban vivisection in the world, enacting a total ban in April 1933. The measure to ban vivisection was a huge concern and was put forth to the Reichstag as early as 1927. High ranking Nazis such as Hermann Goring, Heinrich Himmler and Adolf Hitler were very concerned about animal conservation, particularly pertaining as to how animals were butchered. Most current laws in Germany, and indeed the world, are derived from the laws put forth by the Nazi Party. This is, obviously, incredibly ironic as while on the one hand they defended the lives of brute animals, whilst on the other hand cruelly slaughtered Catholics, homosexuals, gypsies, and jews.

Hermann Goring, who was established as the Prime Minister of Prussia, had this to say:

“An absolute and permanent ban on vivisection is not only a necessary law to protect animals and to show sympathy with their pain, but it is also a law for humanity itself…. I have therefore announced the immediate prohibition of vivisection and have made the practice a punishable offense in Prussia.

Until such time as punishment is pronounced the culprit shall be lodged in a concentration camp.”

The above picture is a cartoon showing animals saved from vivisection saluting Hermann Goring. The sign in the window says “Vivisection Forbidden”.

===

When the Nazis came to power in 1933, their concerns not only laid with the people, but with the animals native to Germany. In 1934, a national hunting law was passed to regulate how many animals could be killed per year, and to establish proper ‘hunting seasons’. These hunting laws have now been applied in most western countries.

This law was known as Das Reichsjagdgesetz, the Reich Hunting Law. The Reichstag also footed the bill for education on animal conservation at Primary, Secondary and College levels. Additionally, in 1935, another law was passed, the Reichsnaturschutzgesetz (Reich Nature Protection Act). This law placed several native species on a protection list including the wolf and Eurasian lynx. Additions were added later as to afforestation and the humane slaughter of living fish.

Without this law it is likely some species would have completely disappeared from Germany’s forests.

===

It is rumored that Adolf Hitler was so opposed to smoking in his later life that he couldn’t stand someone lighting up in the same room, and often felt obligated to object to it as a waste of money. Thus, he began one of the most expensive and effective tobacco movements throughout history. While during the 1930s and 1940s, other anti-tobacco movements failed fantastically in other countries, it was taken seriously in Nazi Germany.

The Nazis banned smoking in restaurants and public transportation systems, citing public health, and severely regulated the advertising of smoking and cigarettes. There was also a high tobacco tax, and the supplies of cigarettes to the Wehrmacht were rationed. Several health organizations in Nazi Germany even began claiming that smoking heightened the risks of miscarriages by pregnant women, now a commonly known fact.

The statistics of annual cigarette consumption per capita as of 1940 had Germany at only 749, while Americans smoked over 3,000.

The picture above says “He does not devour it, it [the cigarette] devours him!”

===

Nazi Germany had one of the largest public welfare programs in history, based on the philosophy that all Germans should share a standard of living.

One of the most famous of these was the Winter Relief program, where high ranking Nazis and common citizens both took to the streets to collect charity for the unfortunate. This was not only an extremely intelligent propaganda move, but also a ritual to generate general good public feeling toward those in need. Posters urged people to donate rather than give directly to beggars. Joseph Goebbels, himself a high ranking Nazi in control of Radio, Television and Propaganda, often participated in these events.

But how was the cost of this met? Largely from the stealing of belongings from those people considered enemies of the regime. The Nazi government stole immense amounts of money from their population and used it to fund a social welfare scheme that favored select members of society. Modern schemes modeled on this system are funded by taxes that steal from everyone.

Pictured above is a canister used for the Winter Relief Fund effort.

===

Literally meaning “People’s Car”, this vehicle was presented as a car that every German citizen could afford to buy. It was based on the advice of Hitler to the designer, saying that it should resemble a beetle. The car was a huge success (it was made available to citizens of the Third Reich through a savings scheme at 990 Reichsmark, about the price of a small motorcycle), but toward the end of the war resources were low and public availability declined. The Volkswagen emerged more as a military vehicle toward the end of the Third Reich.

However this has not stopped it from being one of the most popular vehicles in the world, known for reliability, stylish design (though some might question that!) and ease of use.

===

While not originally conceived by the Nazis, Hitler was an enthusiastic supporter of the idea and pushed for the largest network of roads to be built across Germany. Established as the first freeway system in the world, the autobahn was a revolutionary feat of engineering that forever changed the way humans travel. Thousands of countries have emulated the system Hitler put in place, including America and Britain. It is single handedly the largest network of roadways in the world, with roads stretching all across the country, even to other countries such as Austria.

The construction of this roadway wasn’t only revolutionary in itself, it provided over 100,000 workers with jobs necessary for the economic recovery efforts. It was a goal of the Nazi party to try and bring the country into a sense of unity through the roadway system, and for the most part it was successful. Aircraft was tested on the long, smooth, straight sections of road and Grand Prix racing teams are known to practice on them.

===

The man who invented rockets as we know them today, Wernher Von Braun, was a member of the Nazi party and commissioned Schutzstaffel Officer. He aided both Germany and the United States in the use of rockets during and after WW2, and eventually became a naturalized U.S. Citizen.

Although he pioneered many areas, including the installation of liquid-fueled rockets in aircraft and orbit to ground missiles, he is best known for his achievements in NASA.

His best achievement there was undoubtedly the development of the Saturn V booster rocket, that helped man to finally touch the moon, in July 1969. Von Braun officially opened the gate to space travel through his innovative inventions…as well as creating one of the most destructive methods of war known to mankind.

===

The Nazis were very interested in both film and music as propaganda techniques and essential cultural pillars. The first known magnetic tape recording was of a speech made by Hitler, and Joseph Goebbels pushed for more complicated methods of filming.

For example, the propaganda film ‘Triumph of the Will’, the sequel to the former propaganda film ‘Triumph of the Faith’, is regarded as one of the most important pieces of cinematographic history. The director, Leini Riefenstahl (pictured above) used an astounding thirty film cameras and over one hundred technicians to produce the two hour film. Since Triumph of the Will had an unlimited budget, the latest technologies were used. Cranes and track-rail filming were used, techniques still used today to make a smooth ‘traveling’ effect.

Ultimately, the propaganda films are dead, but the techniques developed at the time are seen regularly in the latest great Hollywood blockbusters.

===

The Nazi style of uniform was as bold as their style of government. Thick-soled leather boots, slouch hats, cowhide coats, and peak hats were some of the staples in Nazi fashion, as well as muted color tones often in gray, tan and black. The SS Panzer military organization struck fear into the hearts of their adversaries, with black forage caps and leather coats which were later adopted by American rockers. Doc Martens closely resemble the jump boots that many Schutzstaffel officers wore. Look around at any rock, industrial or otherwise ‘edgy’ group and you see small traces of Nazi fashion sense. The American novelist Kurt Vonnegut once described the style as ‘mildly theatrical’.

Additionally, the founder of Adidas, Adolf Dassler (whose nickname was Adi), was a Nazi. He produced shoes for the Wehrmacht during the war, as well was providing American and Nazi athletes with his footwear during the Berlin Olympics. This created national acclaim when Jesse Owens won the sprinting event at the Berlin Olympics wearing Adolf Dassler’s shoes. Adidas is now a multinational company, supplying athletes all over the world with a supply of footwear and sports accessories.

His brother, Rudolf Dassler, was the more ardent Nazi of the two brothers and went on to found another proficient sports company…Puma. Oh – and Hugo Boss was a Nazi who, from 1934, was an official supplier of uniforms to the SA, SS, Hitler Youth, NSKK and other Party organizations (as evidenced in the advertisement above).

===

The death of ethics from medicine in Nazi Germany was a sinful, reckless, and dangerous decision, leading to untold atrocities; it has created one of the most extensive ethical controversies in history. Through the Nazi use of torture they discovered information that is discretely used by doctors and medical scientists today. For example, the Nazis extensively studied and monitored hypothermia, at Dachau concentration camp, by subjecting victims to severe torture. The Nazis immersed victims in vats of freezing water or left them out in the winter cold, all the while monitoring changes in body temperature, heart rate, muscle responses and urine. These tests were initially performed on volunteer soldiers, but the Nazis were not satisfied that they had all the information they could get and began to test on concentration camp victims. They attempted to formulate methods to bring the bodies back to a safe temperature, including the “Rapid Active Rewarming” technique that seemed to be the most effective method of revival – and is used today in the west. This research could potentially fill a gap in other researchers studying hypothermia.

A fascinating and extensive article on the ethics involved can be found here.

===

Nota de HURANIA:

Esta información nos ha sido conocida a través del blog “Te maldigo“, el cual. a su vez la tomó de de10.com.mx  y éste de Listverse.com.  Para dar idea de la tendencia ideológica de Listverse hemos señalado en letras cursivas un párrafo en el que se repiten los archisabidos embustes y exageraciones de la propaganda enemiga del Reich. Lo cual, precisamente da más valoración al hecho de que hoy, trancurridos 65 años de la derrota militar de 1945, se reconozca que los “nazis” hicieron 10 cosas buenas… Y hay que tener en cuenta que sólo dispusiereon de 12 años, incluidos  seis años de guerra… Quizás habria que añadir en su haber… un 11ª cosa “buena”: la plena ocupación laboral… habiendo tenido, durante la llamada “república de Weimar”, unos seis millones de trabajadores  desempleados…

bellezas europeas del Continente y de Ultramar

19 diciembre, 2010

¿Quién es el vasallo? ó la elocuencia del lenguaje gestual

22 septiembre, 2010

El personaje de la izquierda, además de estar algo inclinado hacia adelante, está tenso, como demuestra las mandíbulas prietas, la mirada fija en el rostro del otro personaje,  su “oponente”, como si tratara de adivinar su jugada…, mientras  sujeta su puño derecho  con la mano   izquierda…. ¿Es un ademán inconsciente de hostilidad reprimida?.

El “otro”, con su mirada perdida en el horizonte –no mira a su contertulio– parece tener una incipiente sonrisa de guasa quizás pensando en la  la  significativa  jugarreta de una única bandera… presidiendo esa reunión…

Nota de Hurania: La fotografía la hemos tomado de minuto digital en un post que contiene el siguientes comentarios:

harry callaha 21st Septiembre, 2010 16:51

esta mañana he leido un articulo referente a este encuentro, estupendo, habla del lenguaje de los gestos, de como uno , el rey, mira al otro, con displicencia, como a un vasallo, mientras este, zp, lo mira, como un corderito, le faltó quitarse la boina, al muy inutil, cada dia me da mas verguenza y asco, mucho, asco.Que bien sabia el PSC, a quien ponia al mando de todo esto, perfecto para sus intereses. Nefasto para nosotros.

DA MIEDO 22nd Septiembre, 2010 2:52

ZP con las piernas bien cruzadas y las manos cogidas….esa pose lo dice todo. El otro con las piernas abiertas y bien tranquilo…

“fascismo” y “antifascismo”… ¿hasta cuándo?

8 junio, 2010

Divide y vencerás… Una forma de debilitar a una nación es hacerla caer en la trampa de contradicciones y oposiciones internas… mientras se baja la guardia ante los autenticos enemigos, los exteriores, los que son por naturaleza biológica y por razones geopolíticas nuestros enemigos objetivos…  En estas circunstancias, las luchas de “clases”, de “sexos”  (de “género” dicen los manipuladores… que destruyen la familia), los “separatismos” territoriales, etc… sólo son conflictos menores, con frecuencia explotados por los poderes de facto del Sistema dominante… Uno de estos conflictos distorsionadores de la real guerra que amenaza a Europa y a Occidente es el debate entre “fascistas” (o “neo-nazis”, aunque éstos son muy diferentes a los anteriores) y “antifascistas”…

Estas consideraciones me las ha sugerido la lectura de un interesante post publicado en montalbo:

“antifascista”… un anacronismo…

Por montalbo

Con frecuencia observamos personas totalmente respetables… que tienen tendencia a definirse políticamente no tanto por lo que defienden sino por lo que dicen combatir…  En el mejor de los casos, cabe decir que si su “enemigo” desapareciese… ellos se encontrarían en una situación de vacío, es decir, sin sentido…

Es significativo que trancurridos 65 años desde el final de la segunda guerra mundial, regímenes y movimientos políticos totalmente fracasados sigan utilizando una jerga política propia de los años treinta del siglo XX, cuando el “agitprop” de la época hizó la bandera del “antifascismo”,  y así, recientemente el régimen de la DDR llamó “muro antifascista de protección” al Muro de Berlín y hoy, incluso los más extremistas líderes del islamismo radical –todos ellos claramente contrarios al Estado de Israel– llaman “fascistas” a quienes en Occidente se oponen a la invasión de inmigrantes musulmanes…  Y, por supuesto, los creadores de opinión judíos y afines al judaismo político , cultural y religioso ven “fascistas” y “nazis” en toda persona o idea que les critique…

Mi opinión es que, en cualquier caso, tanto si se  valoran sobre todo, sus méritos  como sus errores, los movimientos nacionales europeos de los años 30 y 40, deben ser objeto de estudio serio y sereno y no motivo de odio y de  descalificación del adversario.  Esa actitud de utilizar la “memoria histórica” como medio de control despótico del pensamiento y de la política es lo que Orwell denunciaba ya en el año 1947  en su famoso libro “1984″. Es en suma un juego sucio que además socava la convivencia en las naciones europeas.

Sin embargo, a todo esto debe anotarse que se dan casos de posicionamientos políticos e ideológicos que, estando fundamentalmente de acuerdo, se autodefinen como simpatizantes o contrarios a lo que, para entendernos,  llamaremos “fascismo histórico”… 

A este respecto, pongamos por ejemplo, una postura que se dice “antifascista” y que hemos tomado de un interesante blog, la respuesta de europa:

*Mi anti-islamismo es consecuencia de mi anti-fascismo. Mi blog es la expresión más pura del anti-fascismo. Es el anti-fascismo en su máxima pureza, me atrevo a decir. El islam es la última ideología totalitaria amenazante. Pero no es la única ideología totalitaria superviviente. Se lo recuerdo a los lectores.
Ningún paso en vano da el islam, ni otras ideologías del neolítico, en estos momentos, en este período de transición donde se juegan su futuro, su supervivencia.
Con respecto al islam, es una ofensiva planetaria lo que vivimos. Es un frente internacional. Es preciso advertir sus múltiples estrategias. Lo último, enviar esa flotilla de alimentos, denominada cínicamente ‘de la libertad’, a Gaza. Todo calculado y bien calculado. Es obvio que han provocado este asunto. Es un acto de guerra, una batalla, una misión encubierta y suicida (sin reparar en ‘gastos’). Contaban con las víctimas (los mártires). Los peones (y algún que otro alfil) que se apuntaron a esta ‘aventura’. Pobres desgraciados. Movidos. Instrumentalizados. Este uso de civiles en sus estrategias de poder. No les importa sacrificar ni a sus propios hijos –como todos sabemos. ¿Cómo van a tener piedad de los demás, de los otros? La ambición de poder de los líderes musulmanes; su total falta de escrúpulos morales –su arma más poderosa. Como el ‘alien’ en la película de Scott. No es invencible, empero.
Ningún análisis crítico en nuestros medios de comunicación. Todos han entrado a saco contra Israel. Nuestra falta de inteligencia y de claridad mental en estos momentos es uno de los signos de nuestra decadencia. Que caigamos en estas trampas tan burdas. Que le sigamos el juego al peor y al más absurdo y delirante enemigo que en estos momentos tienen los pueblos y culturas del mundo; que tiene la humanidad. En nombre de la democracia y de la libertad, precisamente. Es deplorable e indignante.
Poner las cosas en su lugar, de esto se trata. Que sepamos con quién (con qué clase de gente) nos enfrentamos. Que nada puedan ni sus gritos, ni sus amenazas, ni su violencia, ni sus lágrimas. Que no nos intimiden, que no nos conmuevan. Es una guerra declarada contra el no-islam, a ver si nos enteramos. Contra el mundo libre. Contra todos nosotros. Se nos ha declarado la guerra. Estamos en guerra. Hay que entender cada gesto como parte de la estrategia, de la guerra (ideológica, cultural, económica, de posiciones, de conquista…). No nos engañemos. Llevamos años así.
Es el mundo libre, el mundo no sometido (no islamizado), el que debe responder como se debe a estos fantasmas y poner en su lugar las ridículas y peligrosas pretensiones de dominio del islam. Decirle no al islam aquí y allí. Dentro y fuera de sus dominios. Sin temor ni rubor.
Es una torpeza intolerable, imperdonable. La de nuestras clases políticas, la de nuestros gobernantes, de la de nuestros pueblos. Las presentes generaciones. El tema ‘islam’ los tiene confundidos. Tanto peor será en el futuro, cuando los flujos migratorios indeseados –son intrusos- de millones de musulmanes alóctonos se hallen asentados en los países del mundo libre. En nuestra ciudades y tierras europeas, americanas, asiáticas… Una quinta columna que tan sólo espera su momento en cada lugar; sedientos de sangre.
La terrorífica ‘umma’ y sus terroríficos ‘pastores’. Seres aborrecibles. Su presencia, aquí y allá, en este nuevo período que ilumina a la humanidad es, cuando menos, siniestra. Anuncian males. Astutos, tramposos, violentos, sin escrúpulos morales. Harán lo imposible por permanecer, e incluso por destruir este incipiente período. Nos esperan tiempos de muerte y de dolor a todos –pueblos e individuos. Una aurora roja. La que ya vivimos.
*Provocará, el islam, una guerra planetaria que, en último término, acabará con los residuos ideológicos del neolítico. Precipitará su propia desaparición, y la de otros; será la muerte definitiva del segundo período. Se encaminan hacia su total destrucción. Lo sepan o no lo sepan; lo quieran o no lo quieran. Ya están espiritualmente vencidos. Hace ya tiempo que deambulan como clones, como zombis; como fantasmas del pasado. Testigos somos de su agonía –de su violenta y destructiva agonía.
Serán vencidos, como digo, espiritual y materialmente vencidos; arrojados del cielo y de la tierra.
*
Hasta la próxima,
Manu

——

alex dijo…

ya sabes mi posición respecto a llamar “fascista” al islamismo…
Esto conduce a que en consecuencia, todos los “antifascistas” y los “izquierdistas” que hoy son cómplices del islamismo y promueven la “alianza de civilizaciones” se convierten automáticamente en “fascistas”…
Por otra parte, todos las personas que están en contra de la invasión islámica de Europa, entre los cuales abundan los elementos que la prensa del Sistema llama “neonazis”, “fascistas” y “extrema derecha” pasarían a ser, según tu terminologia… “Antifascistas”…
Aunque no tiene exactamente relación con este tema, te sugiero leas un artículo que se publica en el número 100 de “el catoblepas”, de cual hay información en http://www.jrania.wordpress.com y también, directamente, en http://www.nodulo.org/ec/2010/n100p10.htm
Por cierto, que aunque admiro a Gustavo Bueno, no comparto todos sus puntos de vista… y finalmente yo te hago una pregunta: ¿Quienes, como el obispo Williamson, no aceptan el “dogma” laico ó judio de los seis millones… ¿también son “fascistas” …
Saludos amistosos… porque en el fondo creo que opinamos casi igual…

4 de junio de 2010 12:03

Respuesta a un comentario:

Manu Rodríguez. Desde Europa (05/06/10).

Alex, a estas alturas debería estar claro que se puede ser anti-islamista y no ser antifascista. Digamos que los fascismos europeos (neonazis, fascistas, extrema derecha…) se oponen al fascismo musulmán. Por lo que les toca. Las ideologías totalitarias combaten y compiten entre sí. Eso es todo.
“Tengo que explorar en que otros medios pudieran circular mis escritos. Hasta ahora solo han entrado en los medios anti-islamistas. Hay mucho fascismo tradicional europeo, mucho anti-judaísmo, mucho cristianismo, muchos cruzados… Estaban semi-dormidos, la entrada del islam en Europa los ha despertado. Son mis antípodas. Se han confundido con mi blog. Los que han ido más allá de mi claro anti-islamismo han encontrado cosas que no les han gustado, como era de esperar. No tengo nada que ver con estos fantasmas ‘europeos’.”
Este fragmento que te incluyo no lo introduje en la última entrada. Añado este (completo) de una entrada reciente: “*…los seguidores del blog están confundidos conmigo; está claro que no han leído, como recomiendo, los textos en su orden de aparición. Si me hubieran leído, ahora no contaría con ningún seguidor. (No hay sino cristianos, un judío, extremistas de derecha, nacionalistas… (nueve en total). Han captado, y aplaudido, mi anti-islamismo, pero no mi anti-cristianismo, o mi anti-judaísmo, o mi anti-nacionalismo… español, francés, alemán, o lo que sea. Que yo hablo de pueblos y culturas, y no de credos y naciones.”). Lo que va entre paréntesis es lo que no incluí.
Esto, por si no estuviese claro el contenido del blog desde sus primeras entradas. Puedes repasar el segundo trabajo (‘Contra la muerte y el olvido’).
Universalismos, internacionalismos, totalitarismos, fascismos, autarquías, tiranías, dictaduras, teocracias, clero-cracias… Nombres para lo mismo.
Es obvio que el anti-islamismo de un neonazi, o de un cristiano tipo cruzado, no los convierte en anti-fascistas. Ellos significan otro horror. Ya tuvieron su oportunidad, cuando se apoderaron de la soberanía. Nos han mostrado a todos su ser y su proceder en el tiempo y en el espacio. Ya hemos visto lo que son. ¿Por qué habríamos de esperar de ellos algo distinto en el futuro?
Ya tenemos experiencia de estas ideologías totalitarias religiosas o políticas; de todas sus monstruosas variedades. Mira la historia, contempla lo pasado y lo presente. Reflexiona. ¿Qué futuro quieres para ti, para tu gente, para tu pueblo? ¿Este infierno que vivimos desde hace milenios quieres prolongar y legar a los venideros? Son patologías sociales, colectivas, no lo dudes.
No es extraño que desde el cristianismo se cuestione el reciente holocausto judío (o se rebajen sus cifras). Ese feo gesto. El anti-judaísmo tiene su origen en el cristianismo, precisamente (desde los primeros cristianos, pueden consultarse sus fuentes). Es similar al anti-cristianismo y al anti-judaísmo que promueve el islam. Este odio o aversión lo encontramos ya en sus textos sagrados (Nuevo Testamento y Corán); es un odio sacralizado, entiéndase esto. Son el mismo mal.
El anti-fascismo tiene su origen en la democracia. El universalismo cristiano, o el musulmán, son anti-democráticos por definición. Como lo son los internacionalismos socialistas o comunistas. Los creyentes y militantes de estas ideologías, si son sinceros, son anti-democráticos. Sus ideologías totalitarias tienen las soluciones para todos los problemas culturales, económicos, o sociales. Ellos tiene la clave de cómo un país debe ser regido. ‘No necesitamos la democracia’, nos dicen con tranquilidad. Aceptan, y aceptarán, las reglas de juego democrático en tanto no puedan conseguir el poder. En tanto no puedan imponer sus respectivas ‘utopías’.
La hipocresía es común a todas estas ideologías. Y la mentira. Te recuerdo la invocación a la tolerancia romana de los primeros cristianos en Roma (y la intolerancia que mostraron cuando alcanzaron el poder), la llamada a la democracia y a los derechos humanos de los musulmanes actuales en Europa (y el desprecio que muestran hacia los mismos en su ámbito de dominio), o la supervivencia de formaciones políticas internacionalistas de izquierda en nuestras modernas democracias (y el totalitarismo que aplican en los lugares donde han dominado o dominan). Todas estas ideologías, radicalmente anti-democráticas, viven hoy libremente, e incluso financiadas, en nuestros Estados democráticos. Se crían monstruos, cuervos. Es el enemigo en casa. Esto es algo que las democracias actuales deberán resolver en el futuro. Si quieren sobrevivir.
El anti-fascismo genuino es el democrático. Es espurio, e hipócrita, el comunista, el cristiano, el islamista, o el de cualquier otra ideología totalitaria –conocida o por conocer. Lo primero para un creyente o un militante es su fe. Para un fascista (de izquierdas o de derecha, religioso o político) sincero y consecuente, tanto las otras naciones, como las otras ideologías (y culturas) son un estorbo, un peligro, el mal… Ninguna de estas ideologías pasaría la prueba democrática.
Los anti-fascistas europeos actuales están, simplemente, confundidos, y tarde o temprano incluirán al islam, y no sólo al islam, en su nómina de los fascismos del mundo (religiosos o políticos). Ya lo harán. Es cuestión de tiempo. El engaño no durará mucho. Ya es el día.
No sé si estas palabras disiparán al fin la perplejidad que estos términos que uso (fascismo, anti-fascismo) provocan en ti. Te vuelvo a recomendar que leas el blog desde las primeras entradas. Si tal cosa hicieras, no te harías preguntas que ya están contestadas de una y mil formas aquí y allá. Tendrías, además, una idea de conjunto, y no te sorprenderían ciertos conceptos, argumentos, reflexiones, o analogías. El blog es bien claro desde el principio. El lugar desde el cual hablo.
*Los momentos presentes son momentos de confusión semántica, lingüística, cultural, ideológica… Es confusión sembrada desde antiguo. Rebrota, tristemente, en nuestros días; se recrudece en estos tiempos de transición, en esta aurora. Voces que ya deberían estar apagadas vuelven a sonar. Vienen del pasado. Son fantasmas del pasado. Nos confunden, nos ciegan. Nos dividen y nos enfrentan. No terminan de callar esos discursos dia-bólicos que nos retienen con astucia y violencia en esta pesadilla (locura) colectiva milenaria.
Sal de ahí, te digo. Sitúate en el futuro, piensa en el futuro, sé tú uno de los futuros. Aclárate, purifícate, renuévate, renace. Disponte al nuevo día. Alégrate.
*
Hasta la próxima,

Manu

====

Y a continuación, otro blog, titulado filosofía crítica, en el que se denuncia la implacable persecución que sufre toda idea o hecho que sea susceptible de ser  considerada como “fascista”:

Katyn. Víctimas de los comunistas acusadas de “fascistas”. Unos 100 millones de personas han sido exterminadas bajo este concepto. En un mundo repleto de “progresistas” y de presuntos defensores de los derechos humanos, el mayor genocidio de la historia de la humanidad permanece impune. Los “fascistas” no eran seres humanos y para la “democracia” liberal siguen sin serlo. Todavía hoy, la prensa “democrática” decreta la muerte civil de un ciudadano acusándolo de “fascista”. ETA te descerraja un tiro en la nuca por el mismo “motivo”. Estas prácticas incluyen a los funcionarios de prisiones que denuncian torturas en las cárceles del sistema o que simplemente se comprometen con la legalidad humanitaria sin dobles varas de medir. Por lo que a mí respecta, puedo acreditar que el 9 de noviembre de 2006, en el programa de máxima audiencia “Els Matins”, de TV3, presentado por J. Cuní, el gobierno de la Generalitat de Catalunya llamó por teléfono al presentador para impedir que se pudiera explicar, con decenas de documentos probatorios encima de la mesa, la impunidad del maltrato a los internos en los centros penitenciarios catalanes. Josep Cuní obedeció caninamente el mandato del amo según testimonio escrito (que conservo) de la periodista Xiana Siccardi. La justificación de este repugnante fariseo fue que el Departament de Justícia me acusaba de “fascista”. Stalin podía regocijarse desde su tumba.

 

martes, junio 01, 2010
Nota de Montalbo:  Estamos, sin duda, ante un debate abierto y sin fácil solución… En todo caso, aunque se diga que lo más parecido a un fascista es un antifascista, opinamos que este tema desborda el ámbito de lo ideológico y racional para entrar en el campo de lo vital y biológico…  ¿Hay condicionamientos genéticos que nos hacen sentir y pensar a favor o en contra de alguien o de algo?… En mi opinión, estar a favor de Esparta, de los “300″, de la Cristiandad, de los Defensores de Constantinopla en 1453, del III Reich,…   es algo que se lleva en la sangre…

Entrevista con Antonio Medrano

12 mayo, 2010

El sentido de la vida

entrevista   con    Antonio    Medrano


Antonio Medrano es filósofo, escritor y miembro de la Asociación
Libertad e Identidad. Ha escrito numerosos libros en los que ha
tratado los temas más trascendentes de la vida humana, aquellos que la
persona, en un momento u otro de su vida, debe enfrentar y responder.
Desde “Magia y misterio del liderazgo” y “La vía de la acción” hasta
“La lucha con el dragón” o “La senda del honor”, Antonio Medrano ha
estudiado el hecho humano en todas sus facetas y ha intentado
responder a las preguntas que se formula el hombre moderno a la luz,
siempre presente en sus obras, de la sabiduría espiritual, tan
necesaria hoy para nosotros como lo fuera para nuestros antepasados
hace mil años. En la siguiente entrevista Medrano responde a algunas
de esas preguntas. El lector comprobará la altura de sus respuestas
pero también un tono eminentemente práctico, cálido y cercano que está
presente asimismo en toda la obra del autor, a modo de luz orientadora
en medio de la confusión de la hora presente.

Ante la grave crisis que actualmente atravesamos, ¿qué importancia tiene la vida, cuál es el puesto y el papel que a la vida humana le corresponde en esta difícil coyuntura?

La vida es nuestro más preciado tesoro, lo más importante que tenemos
cada uno de nosotros. Mi vida, mi vida íntima y personal, es lo que
más me debería importar. Que mi vida esté bien articulada y orientada
es lo primero que debería preocuparme, y más en tiempos de crisis, de
total confusión y desorientación como los que actualmente vivimos.
Desgraciadamente, no solemos dar a nuestra vida la importancia que
tiene, dejamos que vaya pasando un día tras otro sin pena ni gloria,
la desperdiciamos de manera lamentable, sin preocuparnos de darle
forma, de organizarla y construirla como es debido. No deberíamos
olvidar nunca que nuestra vida será feliz o desgraciada según esté
bien o mal enfocada, según pongamos o no interés en vertebrarla y
construirla con inteligencia. Por eso, la vida es lo que ante todo
hemos de defender, afirmar, afianzar y forjar. Todo –el arte, la
cultura, la economía, la política, la ciencia, el saber y el
conocimiento– debe estar al servicio de la vida.

–Pero, ¿cómo podría definirse la vida? ¿Qué es lo que la hace tan
atractiva y valiosa?

La vida, considerada tanto de forma general, en cuanto vida humana,
como de forma particular, en cuanto vida mía, la vida de cada persona
en concreto, encierra un profundo misterio. Un misterio en el que, de
forma velada pero elocuente, se revela y manifiesta la Eternidad.
Pero, además de un misterio, la vida es un don, un reto y una
oportunidad que se nos ofrece. No hay nada más apasionante que
responder de manera inteligente y responsable a ese don y a ese reto
que tenemos ante nosotros. La vida es la realidad radical, como
certeramente apuntara Ortega y Gasset. Es la realidad en la que
acontece y se da o se tiene que dar todo aquello que para mí es
decisivo: desde mi realización personal y mi vivencia de la felicidad
hasta mi experiencia religiosa, con lo que ésta entraña de revelación
de lo Divino y mi encuentro con Dios. Y este valorar y estimar mi
vida, en cuanto realidad radical de mi existencia y don de Dios, es lo
que me abre a la vida del prójimo, para entenderla, abrazarla y amarla
como se merece. Es lo que me permite comunicarme mejor con los demás
seres humanos, ayudarles y cooperar con ellos en la construcción de un
mundo mejor, como es mi deber y mi destino.

–Entonces es indudable que hay un modo correcto de vivir. ¿Cómo debemos proceder para vivir en plenitud?

Sí, la vida es fundamentalmente empresa, proyecto, aventura. Como tal
empresa o proyecto, exige dos cosas: 1. una idea rectora, un ideal a
conquistar, una meta que alcanzar; 2. una dirección clara, un
autodirigirse o autoliderarse. La vida tiene que estar bien dirigida
para poder llegar a la meta y para que no descarríe, para que no se
desvíe de su ruta. Todo ello exige voluntad, esfuerzo y trabajo: es
fundamental esforzarse por hacer las cosas bien, trabajarse con tesón
para mejorar, laborar con ahínco para elevar la propia vida. La vida
hay que vivirla, y cada cual tiene que vivir la suya. Nadie puede
vivir por otro. Y vivir la vida significa hacerla, construirla, irla
formando sin cesar. Para lo cual no hay otro camino que formarnos y
cultivarnos como personas. La vida es algo que hay que hacer. Es tarea
a realizar, tarea que nunca acaba.

–Sin embargo vemos que la mayoría de la gente no se preocupa lo más mínimo de hacer su vida, de formarse y cultivarse…

Claro, por eso malviven. Tienen una vida a medio hacer o, peor aún,
deshecha y completamente sin hacer. Se abandonan a la inercia y siguen
la ley del mínimo esfuerzo, con lo cual echan su vida a perder. Por
eso, se puede decir que no viven realmente, sino que más bien son
vividos. Dejan que sean otros quienes les hagan o deshagan la vida.
Sus vidas quedan a merced de los poderes impersonales que dominan
estos tiempos convulsos (la publicidad, la propaganda, el dinero y las
fuerzas económicas, los medios de comunicación de masas, las modas,
las ideologías, etc.). Pero todo eso se acaba pagando, y se paga con
graves problemas y sufrimientos de toda índole. Ahí está la raíz de la
angustia, de la ansiedad, de la zozobra existencial, de la
insatisfacción íntima y de todas las dolencias psicosomáticas, que son
el flagelo de nuestro tiempo.

–En sus escritos aparece como un hilo conductor la trascendencia. ¿Podría explicar qué relación existe entre vida y trascendencia? ¿Puede la vida tener su justificación y encontrar su sentido en el bienestar material, el desarrollo económico y el progreso tecnológico?

En la vida humana es elemento esencial la dimensión trascendente.
Siendo el hombre un ser espiritual, para que su vida discurra de forma
sana, libre y feliz, tiene que dar a su vivir una orientación
vertical, que lo proyecte hacia lo alto y tenga siempre en cuenta su
fin último. La verticalidad del Espíritu ha de afirmarse por encima de
la horizontalidad terrena, material, anímica y biológica, imprimiendo
a esta última orden, sentido, mesura y armonía. Para vivir con
dignidad y plenitud, el ser humano tiene que dar prioridad a su vida
interior, que es la que le constituye como persona. Allí donde la vida
se quede en lo exterior, en lo superficial, en lo puramente material,
olvidando la dimensión espiritual, perderá en calidad, altura, salud y
autenticidad.

–Entonces, para la vida sea importante tener principios y ponerla al servicio de algo más alto.

Por supuesto que sí. La vida ha de ser vivida de forma responsable
como gran empresa realizadora de valores, al servicio de unos altos
principios. Para desarrollarse con normalidad, la vida tiene que estar
principiada, es decir, cimentada sobre sólidos principios y, en última
instancia, enraizada en el Principio supremo que es el Alfa y Omega de
la existencia, la Base y Origen de todos los principios. Una vida sin
principios, sin norte y sin fundamento, no merece el nombre de “vida
humana”. La vida ha de tener un eje vertebrador, un centro que le dé
unidad y equilibrio. Y este centro y eje no puede ser otro que el
Principio divino y eterno, Fuente y Raíz de toda vida.

Por otra parte, hay que tener siempre presente que la vida es un don
que hemos recibido y del cual habremos de responder. Es un don que
tenemos que hacer rendir y fructificar. No se nos ha dado para que lo
malgastemos, lo desaprovechemos o lo manejemos a nuestro antojo. Todo
don (Gabe) genera una tarea (Aufgabe), decía aquel gran filósofo y
teólogo bávaro que fue Franz von Baader; es decir, como tal don
implica un deber, una exigencia y una misión. Cada cual viene a la
vida con una misión, y al cumplir esa misión es fiel a su destino, se
perfecciona como ser humano, sirve al Orden universal y realiza la
Voluntad divina.

–Pero, pese a todo, el nihilismo que invade nuestras sociedades afirma que la vida es algo absurdo, que no tiene sentido, ¿qué respuesta merece tal postura?

Una vida sin sentido es inhumana, insufrible e insoportable. No es
vividera. No es verdadera vida. El hombre necesita, antes que nada,
encontrar el sentido de su vida y crear sentido en su vivir. El
sinsentido o la falta de sentido es lo que más hace sufrir al hombre,
pues la exigencia de sentido es una condición fundamental de su
inteligencia y su ser espiritual. Lejos de ser ininteligible, la vida
está llena de sentido, de significación y de valor. Todo lo que nos
sucede encierra un significado, contiene un mensaje y una enseñanza.
La vida está entretejida de amor y sabiduría. Pero para descubrir todo
esto y dar así sentido a nuestra vida, tenemos que enraizarnos en
Dios, el Ser que nos da el ser, el Todo que es todo Amor y Sabiduría,
la Realidad suprema que sustenta toda realidad, el Sentido que da
sentido a todo cuanto existe.

–Entonces, ¿cuál es la postura ante la vida que puede considerarse como característica o dominante en el mundo actual?

La civilización actualmente imperante, individualista, activista y
materialista, desprincipiada, carente de principios y valores firmes,
des-sacralizadora y profanadora de la realidad, se define por una
pronunciada orientación antivida y por un impulso antivital. Odio a la
vida, desprecio de la vida, miedo ante la vida, cansancio de vivir,
náusea vital: estos vienen a ser los rasgos que resumen el tono
existencial de la actual sociedad de masas dominada por la idolatría
de lo efímero y contingente. Hay una evasión o huida de la vida que es
consecuencia de lo que Max Picard llamó “la huida del Centro”, esto
es, la huida o el alejamiento de Dios.

El resultado es una vida desvitalizada, infirme y sin energía vital.
Nos encontramos ante un mundo en el cual se va imponiendo la pulsión
tanática, pudiendo hablarse de una auténtica tanatolatría, un culto a
la muerte o una propensión hacia la mortandad: abortos, eutanasia,
suicidios (incluso en grupo o por internet), asesinatos (ligados sobre
todo a la violencia doméstica o sexual), drogas (con lo que suponen de
autodestrucción), narcotráfico y crimen organizado, terrorismo,
matanzas y genocidios. Son los síntomas de una grave enfermedad
colectiva que amenaza con llevar Occidente a la ruina. La sociedad
actual se halla dominada tanto por el miedo a la vida como por el
miedo a la muerte. Se siente tal terror ante la muerte, terror
ignorante, supersticioso y agorero, que se pretende alejarla,
exorcizarla o suprimirla matando, asesinando, destruyendo vidas,
destrozando, asfixiando y corrompiendo la vida por todos los medios.

–Por último, la muerte, ese tema del que hoy día tan poco se habla, ha sido tratado profusamente por usted. Podría contestarnos a la siguiente pregunta: ¿Cabe establecer alguna relación entre vida y muerte a la hora de plantearse la tarea de construir la propia vida?

Sin duda. Una correcta visión de la vida tiene que tener muy en cuenta
la idea de la muerte, punto culminante del vivir humano. No se puede
hablar de la vida sin hablar de la muerte. Para vivir en paz,
felicidad y libertad es indispensable poder mirar cara a cara a la
muerte, aceptar con serenidad y sabiduría el hecho de que hemos de
morir. Únicamente quien sepa dar sentido a su muerte sabrá dar sentido
a su vida, y viceversa: sólo quien acierte a dar sentido a su vivir
habrá dado sentido al mismo tiempo a su morir. Moriremos con la
conciencia tranquila, con ánimo alegre y sereno, cuando, con la mirada
puesta en lo alto, hayamos cumplido o tratado de cumplir lo mejor
posible la misión que hemos venido a realizar en este mundo. Si se ha
vivido bien, la muerte será vivida como la coronación o consumación de
esa vida buena por la que hemos de estar agradecidos a Quien nos la
dio y nos guió a lo largo del camino. La muerte no es más que la
puerta hacia una vida más alta y plena, hacia la Vida que es más que
vida, hacia la Vida eterna.

Fuente:  libertadidentidad 

galería diversa de nuestro mundo

30 marzo, 2010


Eurabia…: …la boca cerrada: Clausuran un blog

23 febrero, 2010

23 de febrero de 2010  

Clausuraron “La Yihad en Eurabia”


A través de un comentario de Axel veo que le suspendieron la cuenta a La Yihad en Eurabia.
En sus últimos posts el blog trató unos cuantos temas incómodos:
– La inclusión de una musulmana de velo llevar en el comité de la Liga Comunista Francesa
– Las definiciones de Khomeini para pedofilia, con la rebaja de la edad matrimonial de las niñas a 9 años.
– La intención de la democracia cristiana suiza de prohibir las burkhas cuanto antes
– Las amenazas islamistas a los diputados de UKIP
Espero que la suspensión se revea pronto. De no ser así sentaría un precedente muy peligroso.
En todo caso, el amigo AMDG va a tener siempre un rincón disponible para publicar en BlogBis.
Posted by BlogBis , a las 1:11 PM 1 comments Links to this post  
Labels: , , ,
Nota de HURANIA:  la noticia de arriba está copiada de blogbis.
2ª nota de HURANIA: ÚLTIMA HORA: Son las 20 h en España.  AMGD da señales de vida y dice ( en un email) , respecto la aparente suspensión de su blog:
Estoy investigando, debe ser una cuestion tecnica. No te preocupes.
Gracias por preocuparte

http://layijadeneurabia.com/


A %d blogueros les gusta esto: