Posts Tagged ‘Cristianismo’

TOMÁS SALVADOR, ESCRITOR FALANGISTA, que estuvo en la Blau Division…

12 septiembre, 2017

TOMAS SALVADOR ESCRITOR ,DE LA BLAU,  QUE CONOCIÓ Y AMÓ A RUSIA.

A LA VISTA DE LAS CÚPULAS DE LA CATEDRAL DE SAN ISAAC ,DE PETROGRADO ,DIJO:

UN DIA RESUCITAREIS…  

Y LA PROFECIA CUMPLIOSE

 

TOMÁS SALVADOR VALCANALILLO (1)

 

Tomás Salvador murió a 23 de junio de 1984 casi en la miseria nadie lo recuerda yo sí. España es mal pagador con sus genios. Castilla desprecia lo que ignora y teme al talento y a los que dicen la verdad pero su obra está ahí: Cuerda de Presos, División 250 (una de las mejores novelas escritas en Europa sobre la segunda guerra mundial narra la caída de Novgorod frente a Petrogrado el Día de la Resurrección, y un día resucitarán las cúpulas de la catedral de san Isaac y así ha sido; porque a lo último de la novela en medio del fragor del cerco de unos cuantos soldados españoles de infantería copados en el Lago Ilmen se formula la profecía de la resurrección de la ortodoxia con Putin,) “El atentado”, donde se avisa a los españoles de la peste terrorista en Vascongadas y en Cataluña “Les presento a Manolo”, “Las compañías blancas”, “el arzobispo pirata”, los atracadores”, la “nave”.

Seguramente hay en este palentino sin madera de héroe el mejor novelista de la generación de posguerra, el más cualificado narrador muy por encima de Cela pero tuvo un defecto: ser un falangista de izquierdas. Manuel de Agustí, Zunzunegui y Foxá el gran Foxá del Madrid de Corte a Checa se le acercan aunque no le igualan.

Agustín de Foxá se cansó pronto de la novela, se dio a la bebida. Agustí la ceniza fue árbol pondera la Cataluña industrial a la que admiraba Franco, y Zunzunegui componía unas novelas demasiado largas con Bilbao como escenario y eso cansa. En efecto, Salvador era el más completo luego vinieron Delibes, la Matute, la Quiroga y todo un tropel de féminas cuya abanderada sería la ovetense Dolores Medio a la que habría que calificar como la Jane Austen española.

Era don Salvador ▬ le conocí en carne mortal cuando fuimos Lalo Azcona y yo a entrevistarlo a Barcelona para el suplemento de Arriba y en honor a nosotros se puso una camisa azul vieja que le estaba prieta pues había engordado, regentaba un quiosco en la Diagonal ▬ muy sordo  a causa del estampido de un cañonazo en la batalla de Krasnii Bor cuando un disparo del 105 le trepanó los tímpanos.

Los organillos de Stalin zurraban a discreción y la artillería alemana disparaba contra el palacio deCatalina la Grande.

Era gordo. Era falangista sindicalista y bonachón y además de Palencia de Villada cerca de Fromista cuna del románico. Tales vicisitudes acaso le marcaron; también fue policía de Franco. Leía novelas de Agalla Christie, y eso  por lo visto no se perdona.

Quadecausa,  sus obras yacen en el olvido y sólo unos pocos escogidos tenemos la fortuna de releer a Tomás Salvador, que resucitarán algún día como resucitaron las cúpulas doradas de la catedral de Novgorod.

Tampoco se  le perdona que vistiera camisa azul, que tuviera un genio endiablado mandase a los machacas  a tomar polculo con un gran sentido del humor y que en su gran novela “Cuerda de Presos” hiciera un canto a la Guardia Civil.

Se trata de un escritor versátil, todo terreno; escribía con tal facilidad una novela de espionaje como otra de contexto histórico y al cabo acabó escribiendo cuentos para niños. Fue un pionero y un dechado de la Literatura Infantil en España. Redactaba muy bien quizá demasiado bien y con harta  humildad.

Tan pronto abordaba una narración de ciencia-ficción como retrataba el tiempo de la edad media estudiando a un personaje tan inabordable como fue Pedro I el Cruel en sus Compañías Blancas. En “Historias de Valcanillo” novela en la cual revive los tiempos palentinos de su infancia y estudia la psicología del tonto del pueblo realiza un verdadero tour de force psicológico.

A través de Jacintón disminuido psíquico el lector se va a adentrar en el complejo mundo de una villa castellana con sus esplendores y miserias a mediados del pasado siglo. la agnición  o pasapalabra que se repite a lo largo del libro es la siguiente:

▬ ¿Por qué lloras, Jacintón?

▬ Porque me da la gana.

Es menester ser un poeta de recursos para desenvolverse en un asunto tan difícil como es el del retraso mental pero este novelista lo aborda con solercia y ternura sin caer en los tópicos al uso. El temblor de un cierto lirismo lleno de piedad cervantina envuelve toda la narración. Hay siempre un ángel de la guarda que protege a los inocentes de los peligros el tonto de Valcanillo va por ahí repitiendo su estribillo de no quiero, no me da la gana, y si le dicen algo se planta a llorar. Ahí está la real gana de los españoles  una idea que no se encuentra en ninguna otra lengua indoeuropea. Da rienda a lo fantástico y hay pasajes  como cuando el protagonista conversa con los ángeles que recuerdan por su fuerza impetuosa a Gogol.

A Jacintón le echan también del infierno y en el cielo no lo quieren tal vez tenga una plaza en el limbo pero el limbo ya no lo existe lo dijo uno de los últimos papas. Así que menudo panorama.

¿Por qué lloras, Jacintón? Porque me da la gana.

 

12/09/2017

FUENTE:

https://antonioparragalindo.blogspot.com.es/

Origen de algunas frases de saludo

7 julio, 2017

En su “Historia de las creencias….”, Fernando Nicolay (1848-1922) señala el origen y explicación de las diversas formas  de salutación entre las gentes de naciones cristianas y europeas:

Así por ejemplo, en Suecia el saludo de acogida es  “Gad sei lav!” (¡Alabado sea Dios!), el cual puede relacionarse con la tradicional fórmula de separación o despedida “¡Adiós!”, expresión que equivale a decir “¡Dios te acompañe!”, ¡”Dios te guarde!” o “¡Vaya usted con Dios!”. Los eslavos decian “Bogo toboi!” (¡Dios sea contigo!”.

Por otra parte, la costumbre de exclamar “¡Jesús!” ó “¡Dios te bendiga!”, cuando alguien estornuda obedece a un sentimiento semejante.

La expresión habitual de gratitud “¡Gracias!” es el resumen de decir “¡Dios te conceda gracias!. En Francia “Dios te conceda una recompensa (“mercedem”) . De aquí “Mercí!”. Lo cual significa: “¡Dios se lo pague!”.

===

 

NOTA DE HURANIA:

Análogamente, el habitual saludo “¡Buenos dias!” se refiere a la frase “Buenos dias nos dé el Señor!”, por ejemplo; o

“¡Tenga usted buen día!”, etc. Este saludo nada tiene que ver con el clima… en el sentido de “buen” o “mal”  tiempo…

 

Gandalf está vivo y lucha con nosotros

3 enero, 2017
 tolkien

Tolkien no concibe la fantasía como una simple evasión. Para él, el mito es una vía de descubrimiento siempre en relación con la verdad, que es insoslayable, y la fantasía literaria no es una ficción, sino una “segunda creación”.

Tolkien es uno de los autores más sugestivos del siglo XX. Hoy, gracias al cine, se ha convertido en uno de los más influyentes del siglo XXI. Su trilogía El Señor de los Anillos ha entrado en la cultura popular. Con ella, el mundo ha encontrado una voz que nos recuerda el valor del sacrificio y del heroísmo, y la importancia de salvar las cosas que dan un sentido profundo a la vida.

John Ronald Reuel Tolkien tuvo una infancia difícil. Vale la pena contarla, porque en ella aparecen muchos rasgos que después serán determinantes en su obra. Había nacido en Bloemfontein, Sudáfrica, en 1892, en una familia inglesa. Su padre se dedicaba a vender diamantes para el Banco de Inglaterra. En aquel país desgajado entre bóers y británicos creció Tolkien hasta que una serpiente le mordió; los sucesivos problemas de salud del pequeño Ronald (así le llamaban) llevaron a la familia a volver a Inglaterra. Su padre permaneció en Sudáfrica con la idea de reunirse después con ellos, pero murió al año siguiente. Y así la familia Tolkien, madre y dos hijos, se encontró en el más absoluto desamparo.

Un maravilloso mundo interior

Este niño Tolkien descubre dos cosas muy importantes. Una: la fe católica de su madre, Mabel, una auténtica heroína que se mata a trabajar para sacar a sus hijos adelante. Dos: los idiomas, que el pequeño Ronald estudia con pasión de coleccionista. Ronald es un buen estudiante. Su madre le ha enseñado el valor del esfuerzo. También le ha enseñado latín. Con cinco años lee y escribe fluidamente. El sacrificio de su madre y la aplicación del propio Ronald le permiten estudiar en buenos colegios. Pero Mabel muere a su vez en 1904, víctima de una diabetes. Los dos niños, Ronald y Hillary, quedan al cuidado de un sacerdote católico amigo de la familia, Francis Xavier Morgan. El padre Morgan, que era jerezano, enseñó a Tolkien unas nociones de español. Gracias a este cura encuentran los dos huérfanos un lugar donde vivir y un colegio donde estudiar. Ronald escoge la carrera de Filología Inglesa en Oxford.

¿Cuándo empieza Tolkien a concebir su obra? Desde muy pronto. Quizá porque no la concibe como una obra propiamente dicha, sino cómo un auténtico mundo interior. Tolkien está fascinado por lo medieval: lee las sagas escandinavas y el Kalevala finés, estudia las lenguas nórdicas y célticas, la filología griega y el anglosajón, frecuenta la compañía de hadas y caballeros. Con sus compañeros de Oxford crea un club (el “Tea Club of the Barrovian Society”) que reivindica la belleza medieval frente a la fealdad moderna.

Todas esas referencias eruditas, de tipo histórico y literario, se mezclan en el interior de Tolkien, como en un proceso alquímico, con los materiales de su vida cotidiana. Paisajes, edificios y personas adquieren un valor legendario. La granja de su tía es Bag End, Bolsón Cerrado. Las torres del orfanato de su infancia serán las torres oscuras de sus relatos. Viaja a Suiza en 1911 y descubre las montañas nevadas por donde viajará Bilbo Bolsón. Pasea por Cornualles y adivina acantilados poblados por elfos. Cuando su novia baile para él, surgirá la escena de amor entre Beren y Luthien. Todas y cada una de sus experiencias vitales se transforman en elementos de un relato que aún no tiene forma, pero que pronto la encontrará; Tolkien lo llamaba su “legendarium”. De momento, ese mundo imaginario de Tolkien está naciendo. Años más tarde, el propio Tolkien describirá así ese comienzo del mundo, entre la música aérea de los Ainur:

“Entonces les dijo Ilúvatar:
-Del tema que os he comunicado, quiero ahora que hagáis, juntos y en armonía, una Gran Música. Y como os he inflamado con la Llama Imperecedera, mostraréis vuestros poderes en el adorno de este tema mismo, cada cual con sus propios pensamientos y recursos, si así le place. Pero yo me sentaré y escucharé, y será de mi agrado que por medio de vosotros una gran belleza despierte en canción.
Entonces las voces de los Ainur, como de arpas y laúdes, pífanos y trompetas, violas y órganos, y como de coros incontables que cantan con palabras, empezaron a convertir el tema de Ilúvatar en una gran música; y un sonido se elevó de innumerables melodías alternadas, entretejidas en una armonía que iba más allá del oído hasta las profundidades y las alturas, rebosando los espacios de la morada de Ilúvatar; y al fin la música y el eco de la música desbordaron volcándose en el Vacío, y ya no hubo vacío.
Nunca desde entonces hicieron los Ainur una música como ésta, aunque se ha dicho que los coros de los Ainur y los Hijos de Ilúvatar harán ante él una música todavía más grande, después del fin de los días. Entonces los temas de Ilúvatar se tocarán correctamente y tendrán Ser en el momento en que aparezcan, pues todos entenderán entonces plenamente la intención del Único para cada una de las partes, y conocerán la comprensión de los demás, e Ilúvatar pondrá en los pensamientos de ellos el fuego secreto”.

Mencionábamos antes a la novia de Tolkien. Hay que contar la historia, porque es muy reveladora sobre el carácter de nuestro autor. Era 1908 cuando Tolkien, dieciséis años, pupilo del orfanato, se enamoró de Edith Mari Bratt, tres años mayor que ella. ¡Y ella le correspondía! Pero el padre Morgan, el cura jerezano, temiendo que Ronald abandonara sus estudios, le prohibió tener ningún tipo de relación con ella, ni siquiera epistolar, hasta que cumpliera la mayoría de edad. Tolkien obedeció al pie de la letra: el mismo día que cumplió 21 años, escribió a Edith declarándole su amor y proponiéndole matrimonio. Ella ya estaba comprometida –creía que Tolkien la había olvidado-, pero devolvió su anillo. Se casarán tres años más tarde, en 1916, en plena guerra mundial, después de que Edith, por insistencia de Tolkien, se convirtiera al catolicismo. Tendrán cuatro hijos; el mayor se ordenará sacerdote.

Tolkien era un hombre leal, tanto a Edith como al padre Morgan… y a Inglaterra. Se graduó, en efecto, en Filología Inglesa, y con honores, tal y como el buen cura pretendía. Era 1915. Acto seguido, Ronald ha de atender sus deberes militares: Europa está en guerra y él se enrola como alférez en los fusileros de Lancashire. Antes de partir para Francia, al frente, se casa con Edith. Estará en la batalla del Somme, donde contrae la fiebre de las trincheras. Durante su convalecencia, de nuevo en Inglaterra, comienza a trabajar en El libro de los cuentos perdidos, la base de El Silmarillion, que es la guía, el plano general del “legendarium” de Tolkien. También termina de elaborar los alfabetos imaginarios de los elfos y los gnomos. El mundo de Tolkien empieza a tomar forma.

El valor eterno del mito

Con la guerra concluida, la vida de nuestro autor pasa a ser la de un típico profesor universitario: trabaja en Oxford, enseña en Leeds, vuelve a Oxford… Aquí constituye otro grupo de aficionados a la literatura, los Inklings, en el que traba amistad con C.S. Lewis, el autor de Crónicas de Narnia. Tolkien comienza a escribir El hobbit: es sólo un libro para sus hijos, pero empieza a circular entre sus alumnos, de mano en mano. Lewis le insiste en que debe publicarlo. El hobbit aparece en 1937; será un best-seller inmediato. La editorial, Allen & Unwin, quiere más. Tolkien envía El Silmarillion, pero los editores lo consideran demasiado complicado. Comienza entonces a escribir la fantasía épica El Señor de los Anillos, a partir del mismo mundo retratado en El Hobbit. Le llevará diez años.

Tolkien no concibe la fantasía como una simple evasión. Para él, el mito es una vía de descubrimiento siempre en relación con la verdad, que es insoslayable, y la fantasía literaria no es una ficción, sino una “segunda creación”. Tampoco se trata de una alegoría, sino que hay que verla como un camino para encontrar los arquetipos de la existencia, también y sobre todo en lo moral. Eso es lo que Tolkien llama mythopoeia.

Mientras tanto, el tiempo pasa y la guerra vuelve. Las ideas políticas de Tolkien son claras: católico, conservador, anticomunista. Ama la tradición, la tierra, la naturaleza. Como muchos ingleses de su tiempo, temía más a Stalin que a Hitler. Los acontecimientos, sin embargo, se desatarán por sí solos. Estalla la segunda guerra mundial y uno de los hijos de Tolkien, Christopher, parte como piloto al frente de batalla. A la mente de Tolkien vuelven los años de la Gran Guerra, los compañeros muertos. Así escribía el padre al hijo:

“A veces me siento aterrado al pensar en la suma total de miseria humana que hay en este momento en el mundo entero: los millones separados los unos de los otros, estremecidos, prodigándose en días sin provecho… aparte de la tortura, el dolor, la muerte, la desgracia, la injusticia. Si la angustia fuera visible, casi la totalidad de este planeta anochecido estaría envuelto en una oscura nube de vapor, oculto de la mirada asombrada de los cielos. (…) Todo lo que sabemos, y en gran medida por experiencia directa, es que el mal se afana con amplio poder y perpetuo éxito… en vano: siempre preparando tan sólo el terreno para que el bien brote de él. Así es en general, y así es también en nuestras propias vidas. Pero aún hay alguna esperanza de que las cosas mejoren para nosotros, incluso en el plano temporal, por la clemencia de Dios. Y aunque necesitamos todo nuestro coraje y nuestras agallas (la vastedad del coraje y la resistencia humanos es estupenda, ¿no te parece?) y toda nuestra fe religiosa para enfrentar el mal que pueda acontecernos (como les acaece a otros si Dios lo quiere), aún podemos rezar y tener esperanzas. Yo lo hago.”

Tolkien escribe constantemente a su hijo y, en la distancia, le implica en la creación de El Señor de los Anillos. Es impresionante leer esta correspondencia porque, una vez más, el mundo interior de Tolkien y el mundo exterior se anudan y entrelazan hasta constituir una sola realidad. ¿Cuál es esa realidad? La del triunfo del mal y el ocultamiento del bien. En el bien entendido de que, aquí, bien y mal no son conceptos políticos, que uno pueda atribuir a ninguno de los bandos en liza, sino que se trata de conceptos interiores, de carácter espiritual. En plata: los aliados no serán mejores que Alemania. Esto escribe Tolkien a su hijo:

“Estamos intentando conquistar a Sauron con el Anillo. Y (según parece) lo lograremos. Pero el precio es criar nuevos Sauron y lentamente ir convirtiendo a Hombres y Elfos en Orcos. Esto no quiere decir que en la vida real las cosas resulten tan claras como en una historia, y empezamos con un vasto número de Orcos de nuestro lado (…) No se puede luchar con el Enemigo con su propio Anillo, sin convertirse uno a su vez en Enemigo; pero desdichadamente la sabiduría de Gandalf parece haber desaparecido con él hace mucho en el Verdadero Oeste”.

El Señor de los Anillos apareció en tres volúmenes entre 1954 y 1955. Fue un éxito mundial inmediato. El tranquilo profesor de Oxford se vio convertido en una celebridad. Era demasiado oropel para un hobbit de gustos sencillos, como Tolkien: nuestro autor se mudó a una casa de campo, dejó su trabajo como profesor y se dedicó a cuidar de su mujer, Edith, aquejada de una parálisis progresiva. Mientras tanto, los personajes del mundo tolkieniano pasaban aceleradamente a la cultura popular, también al activismo político. Una célebre pintada en una calle italiana, en los años setenta, proclamaba: “Gandalf está vivo y lucha con nosotros”.

A Tolkien siguieron lloviéndole los reconocimientos: fue nombrado doctor honoris causa en Cambridge y Edimburgo, la reina le hizo comandante del imperio británico… Pero nada de esto tenía ya demasiada importancia para el hobbit, entregado a su mujer hasta el último suspiro. Edith Mary murió en 1971, con 82 años. Tolkien sólo le sobrevivió dos años: murió en 1973. Sus hijos escribieron en sus tumbas los nombres de Luthien y Beren, los dos amantes del “legendarium” tolkieniano.

El anciano profesor de Oxford, el niño huérfano acogido a la caridad de un cura jerezano, legaba al mundo otro mundo: la Tierra Media. El Silmarillion es la guía que permite entrar en ella. Mil avatares, desgracias y venturas se suceden en la Tierra Media, hoy destruida, mañana reconstruida. En esa historia de destrucción y resurrección se insertan las dos obras mayores de Tolkien: El Hobbit y El Señor de los Anillos. Y en esa fantasía épica que es toda la obra de Tolkien, el lector encuentra una clara imagen de la vida: sacrificio frente a hedonismo, familia y comunidad frente a individualismo, fidelidad e integridad frente al vértigo moderno, tradición y respeto frente a maquinismo, ecología y ley natural frente a la explotación de la Tierra… todo un programa.

¿Por qué, hoy, Tolkien? Porque nos ha devuelto la fe en nosotros mismos. Porque nos ha enseñado que podemos volver a ser héroes. Porque nos ha enseñado de nuevo el camino del bien, la verdad y la belleza, en un mundo que quería reducir todo eso a la nada. Lo que Tolkien viene a decirnos específicamente a nosotros, europeos y cristianos –queramos o no-, atribulados por el peso desconcertante de la Historia, es que el heroísmo siempre es posible, porque siempre será necesario conquistar anillos para ponerlos a buen recaudo. Por eso hay que leer a Tolkien.

 

JOSE JAVIER ESPARZA,  3 enero 2017

===

FUENTE:

http://gaceta.es/noticias/gandalf-vivo-lucha-03012017-2025

 

Previews on the New Papacy

28 junio, 2016

Our Lady of Good Success weeping

Our Lady of La Salette,
restore the Holy Church.


Find 500 more pictures in

Previews on the New Papacy

FUENTE

 

http://www.traditioninaction.org/RevolutionPhotos/A684-Migrant.htm

===

 

Con el pretexto de conmemorar la ONU el Día Mundial del Refugiado el 20 de junio, Francisco tuvo la oportunidad de presionar a Inglaterra para permanecer en la Unión Europea en el referéndum que se celebró el 23 de junio,que de paso fracasó en dicho objetivo.

Sin embargo, en las imágenes de hoy en día lo vemos dando un paso espectacular para hacer cumplir la inmigración predominantemente de musulmanes en toda Europa, una política adoptada también por sus buenos amigos los masones .

Curiosamente, de las personas que Decimejorge eligió para posar con él durante su breve paseo por la Plaza de San Pedro y durante el tiempo que estuvo frente al público, ninguno era un refugiado de Siria, a pesar de la guerra civil que en este país ha sido la principal razón alegada para Europa para abrir sus puertas a los inmigrantes.

A continuación , vamos a poner un video de una dama francesa en la ciudad de Calais – en el lado francés del Canal Inglés – en el que se informa de la situación de vida de los habitantes de Calais, desde la aprobación de la política de inmigración de la Unión Europea. Es un testimonio precioso que, creemos, cada lector debe saber.

FUENTE:

https://radiocristiandad.wordpress.com/2016/06/27/la-bergogliada-de-la-semana-entre-tantas-y-tantas/

MONSEÑOR WILLIAMSON…. y VLADIMIR PUTIN

7 junio, 2015

RADIO CRISTIANDAD: MONSEÑOR WILLIAMSON O… WELL, I`M SO

Bien, yo soy así, puede decirse de Monseñor Williamson, y siendo el Obispo de Kent así, no demora en manifestarse sobre Vladímir Putin con todo desparpajo, en su afán de encontrar el hombre salvador (?) fruto de la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María, que promueva el renacimiento religioso, etc. etc.

Recordemos qué dijo el Prelado de Kent en la entrevista con el sitio “Égalité et Réconciliation“, cita que nos aportara el Padre Juan Carlos Ceriani aquí:

Creo que lo que ahora está sucediendo en Rusia es un serio motivo de esperanza. La consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María debió haberse realizado y si el Papa la hubiera hecho, habría detenido la propagación del comunismo. Ahora estamos más allá de esa etapa. Ahora estamos en la etapa donde el Presidente de Rusia se comporta en público como un jefe de Estado cristiano. Dios sabe si esto también es verdad en privado, lo que mucha gente duda, pero en público el Presidente Putin se asemeja a un gigante entre los enanos de Occidente, esas ridículas, criminales y malvadas marionetas que son nuestros políticos. En cualquier caso, Putin está liderando y haciendo todo lo que puede para promover un renacimiento religioso en Rusia. Ha reconstruido miles de iglesias y eso significa que si se hace la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María, fácilmente se realizará la conversión de Rusia a la religión católica, y Rusia renovará la Iglesia. Rusia lideraría la renovación de la Iglesia porque no seguiría los pasos de la decadente Iglesia Latina. Para nada. Parece haber ahora una verdadera renovación de la religión en Rusia. Si esta renovación se vuelve Católica, entonces Rusia creará un nuevo Catolicismo, tanto nuevo como antiguo, pero definitivamente nuevo. Es una verdadera esperanza para mañana o pasado mañana. Yo creo que esto es lo que debe pasar porque sin el Catolicismo no tenemos la Verdad completa. Al presente, los ortodoxos están en cisma, si no en herejía. Pero con la consagración se convertirán.

El Presidente de Rusia no se comporta en público como un jefe de Estado cristiano, como podemos ver aquí:

Putin Menorah

La noticia de este acto del hombre que “promueve un renacimiento religioso en Rusia”, la podemos ver aquí, y dice lo siguiente:

Foto del día

Jueves, 21 de Diciembre de 2000

El Gran Rabino de Rusia, Berl Lazar, a la izquierda, observa mientras el presidente ruso, Vladímir Putin, a la derecha, enciende la Shamash de la Menorá frente al Aron Kodesh, en la sinagoga Marina Roscha, en Moscú, al anochecer del jueves, la primera noche de Janucá.

El Shamash es el brazo central de la Menorá; su nombre significa “siervo” y la vela que lo ocupa (que recibe el mismo nombre) es la que se utiliza para encender las demás. El Aron Kodesh es un armario, gabinete o pequeña recámara decorada donde se guardan los rollos con los pergaminos de la Torá; se ubica normalmente en el muro de la sinagoga orientado hacia Jerusalén,

Más abajo, en el mismo sitio, aparece otro artículo sobre ese evento, donde Putin, el que para el Epíscopo Irretractable es un gigante comparado con los enanos de Occidente (nos preguntamos ¿en qué punto cardinal se encuentra Usted, Monseñor?), luce llevando en su mano una Menorá (importante elemento ritual del judaísmo) con la que fue obsequiado en el evento, similar a aquella que le correspondiera inaugurar en su encendido en esa Fiesta de las Luminarias del último año del segundo milenio, según el honor que le concedieran en la oportunidad:

PUTIN SHAMASH

La noticia dice así:

JANUKÁ COMIENZA CON UN ESTRÉPITO EN RUSIA

“Nos has mantenido vivos… nos has preservado y permitido llegar a esta etapa. Especialmente el Judaísmo y las actividades de la organización Chabad-Lubavitch están vivos y bien. Esta noche 350 lugareños que se reunieron en la sinagoga Marina Roscha fueron testigos de un milagro histórico y moderno.

Por primera vez en la historia, el Presidente de Rusia participó en una celebración de Janucá. A las 21:40 el Presidente Putin llegó a la sinagoga Marina Roscha con un séquito de 14 vehículos y cerca de 100 agentes de los servicios secretos rusos.

Cuando Putin entró junto al Gran Rabino Lazar recibió una ovación de pie de todos los presentes.

Después Putin se dirigió a la multitud y les deseó a todos una feliz Janucá. El Gran Rabino Lazar luego habló durante unos minutos, agradeciendo al Presidente por todo su duro trabajo y por venir a la celebración de Janucá. Lazar llegó a decir que la participación del Presidente es una clara señal de cómo la visión del Rebe ha llegado “al punto de partida”, después de todos los años de entrega total que el Rebe puso en Rusia. Putin y la multitud respondieron con un fuerte aplauso.

Entonces el presidente Putin fue honrado con la iluminación de la Shamash, el rabino Lazar impartió la bendición y encendieron la Menorá.

Tras el encendido de la Menorá, Levi Leviev obsequió al presidente Putin con una hermosa Menorá de plata.

Putin se sentó a disfrutar de la deliciosa cena. Durante la cena el ex primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se dirigió a la multitud. El Rabino Lazar también danzó para el Presidente.

El presidente se retiró a las 12:00 de la noche.

A principios de la tarde 2.000 moscovitas incluyendo el alcalde Yuri Luzhkov se reunieron para encender una Menorá en la plaza Mayakovskaya en Moscú, un punto céntrico importante en la ciudad. Levi Leviev dio un excelente discurso sobre el mensaje del Rebe para Janucá.

La primera frase del artículo corresponde a una bendición judía de esta fiesta. Chabad-Lubavitch, o Jabad-Lubavitch; agrupación judía jasídica (ver aquí), que sigue principalmente las enseñanzas de “El Rebe“, apelativo de un célebre estudioso y erudito judío llamado Menajem Mendel Schneerson; tal vez la figura judaica más importante del siglo XX. Plaza Mayakovskaya: paseo y estación del Metro de Moscú, llamadas así en honor de Vladímir Vladímirovich Mayakovsky, poeta y gran difusor de la revolución soviética. Se quitó la vida de un balazo al corazón, el 14 de Abril de 1930, desconociéndose las causas del suicidio,

Hay que tener en cuenta, en defensa de los indefendibles Putin y Williamson, que no son muy originales que digamos; los dos últimos ocupantes —al menos— de la Cátedra de San Pedro, son individuos ejemplares de esta apostasía:

Candelabros

El despliegue pro-judaico de Putin no se limita a lo desarrollado hasta aquí; también emula a los precursores del Falso Profeta:

11) Juan Pablo II en el Muro de los Lamentos

12) Venenito XVI en el Muro de los Lamentos

15) Bergoglio en el Muro de los Lamentos

Putin asimismo remeda al gran precursor actual del Anticristo:

OBAMA

Por eso, Putin también le habla a la pared:

Russian President Vladimir Putin (2nd R) visits the Western Wall tunnels in Jerusalem's Old City June 26, 2012. REUTERS/Alexsey Druginyn/RIA Novosti/Pool (JERUSALEM - Tags: POLITICS) THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. IT IS DISTRIBUTED, EXACTLY AS RECEIVED BY REUTERS, AS A SERVICE TO CLIENTS5) Putin en el Muro de los Lamentos - 26-06-2012 - I

6) Putin en el Muro de los Lamentos - 26-06-2012 - II

8) Putin en el Muro de los Lamentos - 26-06-2012 - IV

En ocasión de esta visita al Muro de los Lamentos (la tercera del Presidente de Rusia), Putin visitó también la Basílica del Santo Sepulcro, y efectuó algunas significativas declaraciones; dijo, entre otras cosas, que

… no quería perderse la posibilidad de visitar ambos lugares porque despiertan en él una “especial sensibilidad”, y destacó que desde su punto de vista era la parte más importante de su paso por la zona.

Es decir, el Muro de los Lamentos es más importante para el presidente ruso que la Basílica del Santo Sepulcro; ver aquí. Putin planificó en esta oportunidad una visita nocturna, para

… poder rezar con tranquilidad. Acompañado por el rabino del Muro, Samuel Rabinovich, y por otro de Rusia, Putin, con una “kipá” (solideo) en la cabeza… dijo que “aquí es dónde se ve cómo el pasado judío está grabado en las piedras de Jerusalén

En la misma oportunidad, según este sitio, Putin

… se acercó a las piedras, ofreció una breve oración y recitó los salmos de un libro de oraciones ruso-hebreo… Posteriormente, realizó una gira por los túneles del Muro, fue informado sobre las excavaciones en curso y dijo que su visita le ha mejorado su comprensión del sitio y sus vínculos con el pueblo judío. El presidente ruso recibió un trato personalizado en idioma ruso y una copia de un libro sobre los túneles.

También aprovechó para entrevistarse con el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y con su colega israelí, Shimón Peres.

Según el ingenuo pensamiento del Obispo-Que-No-Se-Desdice, aunque Putin se haya sumergido en el centro geográfico, cultural. pseudoreligioso, militar, etc., de la usurpación judaica, y se haya identificado con los más perversos enemigos de Cristo (aquellos cuyas leyes del Talmud aún condenan a Nuestro Señor) con oraciones, comprensión y vínculos, seguramente en las intenciones subjetivas de su inocente corazón, el Presidente de Rusia está preparando la consagración de Rusia al Inmaculado Corazón de María; ¿qué mejor, entonces, que mostrarle a los líderes judíos su rostro angelical y su voluntad de convertir a Roma… ?

* * *

Un poco más acá en el tiempo (véase aquí), Putin pronunció un discurso en un hotel de alta montaña ubicado en las cercanías de la ciudad de Sochi (Rusia), a los integrantes del llamado “Grupo Valdai”. Se trata de una organización conformada por intelectuales, economistas y políticos rusos; su nombre proviene de la homónima ciudad ubicada sobre el lago Valdaiskoye, en la zona de Novgorod, al noroeste de Rusia, urbe donde realizaron su primer encuentro; es una entidad al estilo del Club Bilderberg y el Consejo de Relaciones Exteriores (CFR). En sus primeras palabras, Putin destacó

… el punto de inflexión en que nos encontramos.

Para agregar que

… la política mundial es sobre todo acerca del liderazgo económico, cuestiones de la guerra y la paz, y la dimensión humanitaria, incluyendo los derechos humanos.

Ni una palabra acerca de las almas; ese es el restaurador que espera el Obispo Irretractable. Sigue:

Por desgracia no hay garantías de que el sistema existente de seguridad global y regional pueda protegernos de graves turbulencias… Lo que necesitamos hacer es llevar a cabo una reconstrucción racional y adaptarlo a las nuevas realidades del sistema de relaciones internacionales.

Los caballitos de batalla de estos personajes del siglo XXI, contra los que según ellos hay que luchar, son, entre otros, el lavado de dinero, los fanatismos religiosos y, sobre todo, el terrorismo; dice Putin:

… siempre hablo de la necesidad de una lucha conjunta con el terrorismo, como tarea global.

Y va encarando la solución:

Estimados colegas. Este periodo de dominación unipolar ha demostrado claramente que el dominio de un solo centro de poder no lleva al aumento de la gobernabilidad de los procesos globales. Al contrario esta endeble construcción ha mostrado su incapacidad para luchar contra amenazas tales como los conflictos regionales, el terrorismo, el narcotráfico, el fanatismo religioso, el chauvinismo y el neonazismo… No tenemos la menor intención de encerrarnos, eligiendo un camino de desarrollo cerrado que nos lleve a vivir en una autarquía. Siempre estamos dispuestos al diálogo, incluso para la normalización de las relaciones económicas y políticas. Contamos para ello con las posturas y comportamientos pragmáticos de las comunidades de negocios de los principales países.

Sigue con la programación que es necesario llevar adelante en el futuro (más bien próximo):

… la dependencia de una única superpotencia disminuirá objetivamente… Probablemente los desarrollos en la política mundial reflejarán los mismos hechos que estamos viendo en la economía global: una competencia fuerte en nichos específicos y frecuentes cambios de líderes en áreas específicas. Esto es enteramente posible.

Putin se propone:

… El objetivo de lograr un equilibrio global… si no construimos un mecanismo de manejo y resolución de las situaciones de crisis los síntomas de anarquía global aumentarán inevitablemente.

Se dice temer al uso de la fuerza; y solapadamente se propone dejarla en manos del Consejo de Seguridad de la ONU:

A falta de instrumentos legales y políticos las armas vuelven una vez más al centro de la agenda global… Se utilizan donde conviene y como conviene, sin ninguna sanción del Consejo de Seguridad de la ONU.

Debemos hacer una pequeña digresión, para recordar lo que proponía Benedicto XVI en la encíclica Caritas in Veritate (Nº 67):

urge la presencia de una verdadera Autoridad política mundial, como fue ya esbozada por mi Predecesor, el Beato Juan XXIII. Esta Autoridad deberá estar regulada por el derecho, atenerse de manera concreta a los principios de subsidiaridad y de solidaridad, estar ordenada a la realización del bien común, comprometerse en la realización de un auténtico desarrollo humano integral inspirado en los valores de la caridad en la verdad. Dicha Autoridad, además, deberá estar reconocida por todos, gozar de poder efectivo para garantizar a cada uno la seguridad, el cumplimiento de la justicia y el respeto de los derechos.

¿Dónde se originan esos hechos de fuerza que menciona Putin?:

La siguiente amenaza evidente es el aumento de los conflictos étnicos, religiosos y sociales. Esos conflictos son peligrosos no solo por sí mismos, sino también porque crean zonas de anarquía.

Debemos buscar, por lo tanto, una solución,

Tanto más cuando… estamos, como se dice, en el mismo barco.

Va finalizando con cierta mayor precisión sobre el mundo que hay que preparar:

¿Cuál debería ser el fundamento legal, político y económico del nuevo orden mundial que garantice la estabilidad y seguridad, que garantice la sana competencia y no permita la formación de nuevos monopolios que bloqueen el desarrollo?…  es evidente que el éxito y un resultado real solo será posible si los participantes clave de la vida internacional pueden armonizar sus intereses básicos, sobre la base de una lógica autolimitación, y dan un ejemplo de liderazgo responsable y positivo. Hay que definir claramente hasta dónde pueden llegar las acciones unilaterales y dónde y cuándo deben aplicarse mecanismos multilaterales… Quizás lo más importante sea el respeto al socio y sus intereses… No es necesario ni siquiera construir algo nuevo desde cero…, las instituciones creadas tras la Segunda Guerra Mundial son universales y pueden ser llenadas con contenidos modernos, adecuados para manejar la situación actual… Esto es verdad en relación al mejoramiento del trabajo de la ONU…, la creciente ingobernabilidad y las diferentes amenazas nos obligan a forjar un nuevo consenso entre las fuerzas responsables. Creo que se necesita una nueva versión de la interdependencia. No hay que tenerle miedo. Al contrario, es un buen instrumento para armonizar posiciones.

Cierra el discurso nuevamente haciendo referencia a la supremacía de lo económico:

… es necesario el diálogo… aceptar la necesidad de la formación de un espacio único económico y de cooperación humanitaria que se extienda desde el Atlántico al Pacífico.

Y les advierte a todas las naciones que no sigan o no acepten este proceso:

Todos sabemos que el mundo ha entrado en una época de cambios y transformaciones globales, y todos necesitan tener cuidado y evitar dar pasos sin reflexionar… En caso contrario las esperanzas de un desarrollo pacífico y estable son una peligrosa ilusión, y las actuales conmociones serán un preludio del colapso del orden mundial.

Sí, por supuesto que ya les he hablado de esto: la construcción de un orden mundial más estable es una tarea complicada, se trata de un trabajo largo y difícil. Fuimos capaces de crear unas reglas de interacción tras la Segunda Guerra Mundial, y pudimos llegar a un acuerdo en los años 70 en Helsinki. Nuestra obligación común es encontrar una solución a esta tarea fundamental en esta nueva etapa de desarrollo.

Comentarios adicionales sobre este discurso pueden encontrarse en varios sitios de Internet; por ejemplo en este.

* * *

Entendemos haber expuesto una ceñida semblanza del líder ruso soviético; tenemos que estar preparados para lo que se avecina bajo el mando de este personaje, y no caer en la candidez que parece exhibir Monseñor Williamson, según el pasaje de su entrevista con que dimos inicio a este post.

Aunque a esta altura de los acontecimientos, cada vez parece más probable que sea un cómplice, y no un esforzado defensor de Cristo y de su Iglesia; véanse nuestros artículos anteriores, aquí y aquí.

Es verdad que Putin ha reconstruido muchas iglesias, pero no son templos católicos, sino que pertenecen a la cismática (y herética) iglesia ortodoxa rusa, que tiene demasiado de rusa y nada de iglesia ni de ortodoxa.

Por otra parte, la iniciativa en ese sentido no fue de Putin. Rusia cuenta con el templo de esta falsa creencia más alto en el mundo; es la Catedral de Cristo Salvador, situada en el centro de Moscú. Fue destruida por completo en el año 1931, con la idea de instalar en su lugar (un sitio espléndido), el Palacio de los Soviets, obra que nunca se llevó a cabo. La reconstrucción, que dio comienzo en 1994, se debió a miembros prominentes de la iglesia ortodoxa rusa, científicos, escritores, artistas y creyentes de rango. Esta iniciativa contó con el apoyo del primer Presidente de Rusia, Boris Yeltsin, y del alcalde de Moscú, Yuri Luzhkov.

El nuevo templo fue reinaugurado en 1997 (antes de las Presidencias de Putin) y volvió a ser “consagrado” en el año 2000. Todo esto en el seno de la iglesia ortodoxa rusa, que como dijimos se basa en una religión falsa y por lo tanto enemiga de Cristo (Mateo XII, 30).

El “resurgimiento religioso” que propiciaría Putin no es, en consecuencia, confiable. Del mismo modo hay que recelar del comentario del Pastor Británico, cuando dice: “Rusia lideraría la renovación de la Iglesia porque no seguiría los pasos de la decadente Iglesia Latina.”

Si se refiere a la Iglesia Católica, no es decadente, porque es Santa; si alude a los intrusos del Vaticano, se trata de otra iglesia, tan lejos del Verbo y tan apóstata como la iglesia ortodoxa rusa; y cabe preguntarse si es mejor pertenecer a una creencia decadente y apóstata o a una iglesia históricamente cismática y herética. La pregunta se responde con simpleza: da lo mismo; ambas son caminos de perdición y de ruina del mundo…, con la diferencia que la primera puede proporcionarle al Obispo de Kent la tan preciada regularización…

Por lo tanto, que no nos engañen (ni a nosotros ni al jerarca kentiano) las siguientes imágenes:

Virgen desfilando

Cruz desfilando

María Santísima es misericordiosa hasta el punto de que sólo es superada por su Hijo, Jesucristo Nuestro Señor; pero a nuestra Madre del Cielo no le agrada que la Santa Cruz sea adulterada y profanada en una iglesia presidida por demonios (falsos ídolos; I Corintios X, 19-22). Tampoco es de su complacencia ser llevada en triunfo por tropas que conservan mucho del Ejército Rojo, y que a esa fuerza armada le rinden homenaje cada 9 de Mayo.

* * *

El Obispo de Kent, entonces, puede ser llamado:

  1. Williamson, denominación que proviene de su familia;
  2. Wall-come-soon, denominación originada en el Templo de Jerusalén; o
  3. Well-I’m-so, denominación que proviene de su aparente ingenuidad.

Bien decimos “aparente”, porque el nuevo Comentario Eleison (Nº 412, 6 de Junio), es un dechado de excusas irracionales para los jerarcas de la iglesia oficial… y de la Neo-F$$PX, basado en el pretexto de la subjetividad inocente. Es probable que esta singular teoría del pensamiento que ha pergeñado Ricardo, Hijo de Guillermo, sea una autodisculpa, porque menciona sin empacho las locuras de que “Iglesia y mundo son reconciliables” (iglesia conciliar) y “Tradición y neo-Iglesia son reconciliables” (Neo-F$$PX); así, sólo hay que dar un breve paso (un corto vuelo) para afirmar que “Resistencia, mundo y neo-iglesia son reconciliables” (resistencia fláccida); eso sí: nunca en Clase Turista; ya que seguramente lo han de invitar (según el antecedente del pacto Poli-Bouchacourt), que dispongan para el Mitrado de la Rubia Albion un buen pasaje de jet.

¿Se puede afirmar, con recta conciencia y sano raciocinio, que los papas conciliares “… subjetivamente hablando han sido convencidos de que estaban en lo correcto, y han bien podido estar al menos parcialmente (Dios lo sabe) bien intencionados.”?

¿Se pueden mezclar, entreverar, encadenar, el falso magisterio conciliar con el sedevacantismo y el “liberalismo católico”, sin ruborizarse hasta las puntas de las pestañas?

¿Puede simularse ser ingenuo, al plantear el discernimiento de una dosis de buena intención por parte de los papas conciliares, dejando librada esa apreciación a una audiencia de la Iglesia? ¿De qué iglesia, Monseñor?

¿Se puede descansar cómodamente en “… dejar en suspenso la cuestión de estos Papas“, afirmando que tan arrellanado suspenso no es confortable?

¿Se puede afirmar “… pero sé que Dios en su propio buen tiempo vendrá al rescate de Su Papado.”, sabiendo que luego de estos papas (o lo que sean) verdaderamente blasfemadores no hay otro acontecimiento que restaure las cosas que la Parusía?; ¿que Cristo presidirá el Reino venido a la Tierra sin necesidad de tener un Vicario?

No, Monseñor; no son únicamente los electricistas de la iglesia conciliar y los de la Neo-F$$PX quienes tratan de obstaculizar esa luz de emergencia que Usted no quiere ver en la Segunda Venida de Nuestro Señor. Sabido es que para atenuar una línea de energía, se intercala un dispositivo en el circuito, que se opone al paso de la corriente. En este caso, la corriente de las gracias de Nuestro Señor Jesucristo, además de los electricistas conciliares y neofraternales, cuenta con otro estorbo de gran magnitud, tal vez mayor que estos dos primeros. Ese escollo se llama resistencia, Monseñor; resistencia fláccida… fláccida y tan voluble, que más que resistencia parece un reóstato.

Resumiendo el Comentario Eleisno Nº 412, para que sigan tratando de defender al indefendible Epíscopo Indesdecible, le concedemos denominarse Well,-I’m-so.

Día de difuntos: El morir sólo es el billete de vuelta

4 noviembre, 2012

Somos religiosos, antes que por otras cosas formidables por la perogrullada de que la vida no nos la hemos dado nosotros y que es una gran suerte haberla recibido para gustarla y aprovecharla. Como un escultor en su taller y con las piedras que recibió. En ambos casos siempre agradecidos a Quien nos amó desde el principio del tiempo. (Ef 1, 4) Y, por descontado, somos cristianos en virtud de la promesa de que los que creamos en Jesús de Nazaret, Dios mismo hecho hombre, viviremos después del tránsito de la muerte.

Muchas maravillas guarda nuestra religión, pero el habernos asegurado la vida eterna es lo que hace de Cristo santo y seña de nuestro ser y estar; luz que alumbra a todo hombre que viene a este mundo, dice San Juan. Es el saber de quién nos hemos fiado (2 Tim 1, 12) lo que arraiga todas nuestras esperanzas, invencibles ante el misterio de la muerte, que a todos disturba, pero que resulta insignificante ante el misterio del haber nacido, en el que pocos reparan.

Desvíos hacia el barranco.

¿Se dan cuenta? Ningún católico muere por un misal, ni por un fundador, ni por este o aquél Papa; eso es propio de secta. Sólo lo haremos por el Dios encarnado. Es por Él, por lo que Él nos dijo y por lo que con Él y su enseñanza se relaciona, que estamos dispuestos a pelear y arriesgar la vida. Por Él y sólo por Él se ama al prójimo. Por Él se rechazan los falsos magisterios que quieren borrarle de nuestro corazón y de la historia. Es por Cristo que se denuncia al jerarca usurpador, al clérigo vividor, al teólogo vendido, al párroco que deserta del cuidado de almas.

Es por amor a Cristo que se elige la misa de Trento, la que ya San Pedro decía con el mismo significado sacrificial, la que muestra y obliga con simbolismos sagrados y enseña lecciones de adoración y ofrenda. Y es por respeto a Dios, Uno y Trino, que rechazamos la misa enmaridada de protestantismo: “banquete de hermanos”, demagogia agazapada, remedo de alimento sin sal y sin sabor de Dios, asamblea del pueblo capaz de sentar por mayoría que el sol sale del fondo del mar. Y pensar que hay tradicionalistas que aceptan y pagan misas heréticas jamás prescritas por el CVII. Misas de duelo dichas sin respeto al difunto ni al dolor de los parientes; ramplonas, frías, sin fe…

¿Talibanes? ¿Fundamentalistas?

En nada nos debilitan los que a sí mismos se engañan y, con ese fruto, nos echan toda la tinta de calamar que pueden. Pero en esto de las misas no queremos transigir. No queremos porque si la misa es “el culmen de la religión católica”, la nueva expresa con toda justicia la rebaja que desde el Concilio Vaticano II se le ha infligido a la religión católica. Que más parece que un evento consultivo, que no se definió dogmático, haya de ser superior a la fe de nuestros antepasados y a la misma Iglesia cuya nueva presencia en el mundo rompe la memoria que de ella guardábamos. Por cierto, muchos se preguntan – muchos más ni eso, se van y basta – qué fuerzas habrá en la sombra que determinen estos dislates, ambigüedades y vagabundeos teológicos. Esta religión nueva que se adapta como guante al refrán: “Decidme de qué presumís y os diré de lo que carecéis.” Así, a: de la falsa nueva confesionalidad; b: de la falsa revolución humanitarista; c: de la falsa caridad con el prójimo; d: del falso ecumenismo. Porque ha sido en los últimos 40 años que a), naciones enteras se han impulsado por los papas conciliares a desgajarse de Dios en sus constituciones; b) las sociedades quedaron huérfanas de una moral cristiana protectora; c) una extrañísima caridad deja al prójimo en su ignorancia del amor de Dios, y d), el fracaso de la vuelta de los mal llamados hermanos a la Una, Santa, Católica y Apostólica Iglesia romana.

La obra de Annibale Bugnini, el Novus Ordo aprobado por Pablo VI, se corresponde perfectamente con este objetivo, con los frutos evidentes de una religión nueva que perfectamente se expresa en la Nueva Misa comparada con la antigua que tenían que ser unos franceses, quizás por caridad divina, los que nos la preservaran de su aniquilación.

Pero los católicos queremos ser tan “anticuados” como nuestro Credo. Y es que, miradas las cosas con sencillez, si nuestras verdades son “eternas” ¿por qué hay que reconvertirlas a un volátil presente? Si nuestra fe es religión enseñada por el mismo Dios ¿qué cambio se justificarfá en su predicación? Existe hoy un adjetivo de calidad: “Lo clásico”. Esta tarde en el hipermercado me han dado una papeleta promocional para llevarme gratis séis litros de leche “clásica”, si el sábado hago compra de no recuerdo cuánto. Existe gran variedad de cosas clásicas inimaginables: el cine clásico, la música clásica, los historiadores clásicos, el matrimonio clásico, la educación clásica… Es evidente que el gusto por “lo clásico” entraña la búsqueda de valores invariables, como el oro, que sube de precio cuando el dinero lo pierde.

En nada queremos ser originales, ni epatar a nadie. Nuestro pensar no es nuestro, es el recibido de la Tradición (1 Co 11, 12), a nuestros argumentos los refuerzan los hechos. En estas cosas preferimos sentirnos coetáneos de San Vicente de Lerins, o de los que se unieron a San Atanasio de Alejandría el doctor solitario frente al grueso de obispos abrigados por el poder de los emperadores y la debilidad del Papa… No nos queda otra que rechazar el atropello llamado “puesta al día” con el que se nos impuso, un-dos, un-dos, una temeraria adaptación a los tiempos. No reparando en que pretender educar al mundo con la adopción de sus defectos atrae la fatal compañia de sus primos: el demonio y la carne. (cfr Catecismo, Los enemigos del alma.)

Mañana, dos de noviembre, es el día de los cementerios. Día oportuno para pensar estas cosas y descubrir hasta qué punto la Iglesia es o no congruente con su fe divina y católica. Esos paseos entre monumentos y epitafios nos preguntan a cada cual en cuánto estamos abandonando nuestra formación en la fe de católicos por un simple temor a no destacar. Falsa humildad donde las haya.

Sí, con razón el mundo sin fe suele objetarnos: “— Pero, oigan, ¿no es la muerte el argumento definitivo de la nada? ¿Podemos creer en la inmortalidad después de ver una incineración?” Es cierto que ante el ser querido al que vemos descenderle a una fosa, la certeza de su descomposición nos sacude hasta parecernos que con él enterramos toda esperanza. Mas, también, en ese momento la fe se hace el único asidero que nos sostiene más allá de lo que vemos… Con acierto diremos que esa contemplación es “la hora de la verdad” en la que descubrimos si nuestras creencias no son mero convencionalismo, clavo ardiendo de fantasías consoladoras.

Nuestra fe se fortalece en que nuestra naturaleza, supuestamente efímera, está sustentada en algo indestructible, el alma. ¿Dónde está la incineradora capaz de aniquilar el alma? No se esfuercen en buscarla porque no hay nada que pueda enfrentarse al aliento de vida que sale de la boca de Dios. Dios dio vida inmortal a nuestro barro y por eso un cristiano, un bautizado, no teme a la muerte. (Ge 2, 7) Y si la teme es con mezcla de curiosidad, tal que Simón el Pescador cuando, como niño curioso, anduvo sobre las aguas y, asombrado del prodigio, dudó y temió hundirse.

Con la fe cristiana vislumbramos, pues, que la muerte no es el final de nuestra existencia, que aun con todas las tinieblas que se quiera este túnel tiene una salida espléndida de luz. Fue prometido que cuando nos llegue la muerte, una vez cumplida esta gravidez en la placenta de la fe, Dios nos parirá de nuevo, rescatados para la Vida que no acaba… Así se aprecia en la bellísima metáfora propuesta por Jesús: «La mujer, cuando está de parto, tiene congoja, pues llegó su hora; mas cuando ha dado a luz al niño, ya no se acuerda del aprieto por el gozo de que nació un hombre al mundo.» (Jn 16, 21)

¿Es que hay un Más Allá?

Agujeros negros, supernovas con la energía de un millón de soles, enjambres de galaxias… y, ahora, la Física Quántica en cuyas subpartículas se pierden los descreidos. ¿Y ha de ser esto para desperdicio? ¿Para que los ocasos se quemen en inútil derroche ante un campo sin nadie que sustituya al sol…? (J.M. Valverde) No,rotundamente no.

Seguros podemos estar de que lo que sabemos hoy  se empequeñecerá con lo que sabremos mañana. Por ejemplo, casi ayer nada conocíamos de los neutrinos que parecen espectros, o de esa masa oscura que sostiene astros y sistemas… Esto solo ya me parece más increíble que la idea de inmortalidad. Ahora, último regalo, la “Teoría de las Cuerdas” que nos propone varios universos, intercomunicados o estancos…

Si la Física y las ciencias exactas apuntan a que todo lo creado pudiera no radicar en la inmensidad material visible poco nos importará ya un Big-Bang, o el Gran Atractor, pues antes y detrás siempre estará ese Dios que nos hizo casi iguales a los ángeles. (Ap 22, 9) Porque es de elemental conclusión que debe haber una Causa Primera, que el orden de lo hecho supone, exige la existencia de un Ordenador, y que entre la creación visible y la invisible hay muchas energías desconocidas. La mayor de todas, la que meteríamos en un arca de oro con una etiqueta que dijera: “Amor”. La creación máxima de Dios (1 Jn 4, 8) ante la que nada importa que “se quede el infinito sin estrellas”, como decía una canción.

Inmortales

En las escrituras Dios nos promete abrir nuestros sepulcros…: «Y os haré salir de ellos. […] os infundiré mi espíritu y viviréis […] y sabréis que yo el Señor lo digo y lo hago.» (Ez 37, 12b -14)

Sospecho que los que no creen en la inmortalidad no lo es tanto por objeción racional sino por lo mucho que la desean. Y es que tenemos miedo de que no sea verdad. ¡Vivir para siempre y, además, recuperados los dones perdidos…! Lógico es que nuestra nimiedad nos haga recelar. No obstante, que somos criaturas hechas por Dios y para Dios lo prueba sentir dentro de nosotros la atracción “genética” hacia Él, como bien dijo San Agustín: «Nos hiciste, Señor, para ti y nuestro corazón está inquieto hasta que descanse en ti.» Realidad que le da título a este post.

Al gustar de la esperanza cristiana y sentir la natural e inmedible gratitud que provoca, surge preguntarnos lo que perderemos si seguimos la apostasía hoy tan fuerte. Lo seguro es que nada más nos quedemos con el nihilismo de la indiferencia y la orfandad del materialismo. Una pregunta a la que sin pretenderlo contestó con otra un patrón de pescadores de Galilea: «¿Adónde iremos, Señor? Sólo tú tienes palabras de vida eterna.» (Jn 6, 68) No, señores irenistas, “progrez” y bazofia de la “Nueva Cristiandad” mariteniano-montiniana, y de la fenomenología juanpablista, nada sois ante la definitiva promesa para este día. «Yo soy la resurrección y la vida; quien cree en mí aunque haya muerto vivirá.» (Jn 3, 36; 6, 51; 11,25)

Las visitas a los cementerios nos impulsan a dar un salto sin red a la fe. En nuestra cultura, a la fe cristiana. Creer en la vida sin final, prometida por quien puede prometerlo, Dios, es condición fundamental para bañar de fe nuestras visitas del Día de Difuntos. Sepulturas que nos recuerdan el misterio de vivir para morir, de llegar para marcharnos; que nos siembran el alma con sentimientos que merecen ser escudriñados. Porque llevan a Dios. De los que los vivos, muertos de miedo y de insolencia, huimos de su reclamo. Sin embargo, ¿no es cierto que sin Dios esas lápidas son muy poca cosa? Apenas una evocación de aquellos a los que hemos amado y nos amaron.

Que vivan en paz.

===
Nota de HURANIA: Este post es original de Pedro Rizo, quien lo ha publicado en su blog  ubicado en PeriodistaDigital

la verdad tiene muchas facetas

7 septiembre, 2012

filosofando … 7  sept 2012

Posted on 7 de septiembre de 2012by

 

Me gusta:

Be the first to like this.

dos cruces…

13 agosto, 2012

En un boletín digital que pretende ser de “izquuierda”… y sólo es cutre y sectario…

se publica la fotografía de arriba… a modo de “denuncia”…o delación ante la Policia del Pensamiento del Gran Hermano… pues, con su inquisitiva malicia han detectado dos cruces… Una cruz suponemois que es la que es de madera y soporta el cuerpo yacente del Cristo… La otra cruz hay que descubrirla con lupa… ó sea, ampliando el tamaño de la fotografía…

Lo que no saben los maliciosos chivatos… es que ambas cruces guardan relación muy profunda… y tienen un simbolismo sagrado y milenario…, incluso muy anterior al nacimiento de Jesucristo…

===

Nota: La foto sestá tomada de aquí.

===

NOTICIA RELACIONADA:

Skandal um deutsche Ruderin Ministerium bestätigt Drygallas Kontakte zur rechten Szene

Alemania exige investigar “a fondo” a la remera olímpica acusada de neonazi

  • La deportista alemana fue acusada de estar relacionada con círculos neonazis
  • Se destacó su relación sentimental con un candidato del partido neonazi NPD
  • Ella, por su parte, ha negado toda vinculación con el entorno ultraderechista
(Fuente:
Nadja Drygalla
Nazi-Verdacht gegen Ruderin
Die deutsche Olympia-Ruderin Nadja Drygalla (hier eine Aufnahme aus dem Jahr 2011) soll mit einem Neonazi zusammen sein
===
Fuente:

Desagravio… en RUSSIA

1 agosto, 2012

De un blog publicado por el periodista y escritor Antonio Parra Galindo, admirador del cristianismo de Rusia,  reproduzco el siguiente post:

ZLO (EL MAL)

Salió el patriarca a bendecir barbas patriarcales con sus ornamentos episcopales ricas capas pluviales recamadas de oro que contrastan un poco con la pobreza de vida de este santo varón que vive en Moscú en un humilde piso alquilado donde ha recibido amenazas de muerte y ha sufrido las molestias del vecino de arriba que inundó de polvo las habitaciones y encharcó su biblioteca.

El lujo y el boato de la Santa Iglesia Ortodoxa la reservan sus ministros para engalanar el “esplendor de su casa”. La frágil y enteca figura de Su Beatitud revela la austeridad de vida del monje que fue no sé sí en el monasterio de Valaam famoso hontanar de la ortodoxia o en uno de los muchos conventos que circundan a la capital rusa y que llaman El Anillo de Oro como uno de los principales baluartes que tiene el cristianismo hoy en el mundo.

Salió a bendecir y bendijo a la manera tradicional con las dos manos juntando el índice, el pulgar y el dedo corazón de la diestra y siniestra a una multitud enfervorizada de cerca de cincuenta mil personas que se agolpaba a las puertas de la catedral de Cristo Redentor lujosamente engalanada y consagrada después de haber servido durante varias décadas de museo del ateismo.

En su alocución final animó a los creyentes a persistir en la defensa de la fe aduciendo que uno de los objetivos de la iglesia rusa es la pugna contra el mal (zlo, un concepto muy importante en la teología oriental que tiene que ver poco con la secularidad y disquisiciones intelectuales al uso en la iglesia latina), contra las fuerzas oscuras y a la propagación de la caridad y del perdón. Que los cristianos no deben tomarse la justicia por su mano ni responder a la provocación.

Y en la santa noche de pascua en la fiesta de la resurrección se había producido una verdadera provocación sacrílega mientras la clerecía entonaba el Tedeum tradicional de la liturgia de este día (molobien) cuando los coros cantan la estrofa “Vuestra resurrección, Cristo Dios, cantan los ángeles en cielo y tierra pues bajando al sepulcro nos rescataste de la muerte”surgió un tropel de mujeres desnudas de un grupo inglés autodenominado Pussy riot (literalmente, la revolución del felpudo) enarbolando pancartas ofensivas a la religión tirando botes de brea sobre las casullas de los popes, parando el tráfico y colocando silicona en las puertas de los autobuses para inutilizarlos impidiendo el regreso de los congregantes que regresarían al hogar tras la celebración de la vigilia.

Lector desde hace casi cincuenta años de los autores rusos son incesantes las alusiones a este momento cuando el pueblo retorna a sus quehaceres transfigurados al cabo de los oficios divinos de la Resurrección. A Rusia no hay que olvidarlo lo llaman el país de la Resurrección puesto que cuando parece muerta y apabullada o pisoteada resurge para consternación de sus enemigos.

Un personaje de Chejov tras saludar a todos los viandantes con el tradicional ósculo (tres besos al grito de Xto resucitó a lo que contesta el homenajeado con un verdaderamente resucitó) le dice a su mujer:

-Son las tres de la mañana y en Vladivostok se estarán preparando para acudir a la misa de medianoche, Irina Petrovna

-Así es, Alexei Ivanovich. Como siempre. Los años pasan, nos hacemos viejos. Pero Cristo resucita todas las primaveras.

-Esa es la esperanza.- dice melancólico Alexei que debía de ser un trasunto del propio Antón Chejov que era hijo de un diácono y que siempre recordó el amplio y largo ceremonial a veces hasta cansarse pues la misa se sigue durante más de dos horas de pie, cuando niño en Tula.

El sacrilegio cometido por las “pussys” tan bigotudas e indecentes cabe las gradas de la gran catedral moscovita ha conmovido profundamente a la sociedad rusa. Hace falta ser ruso para leer a Pushkin, hace falta ser ruso para entender lo que representa para su idiosincrasia el fulgor de la noche santa, luz sagrada adornada con los huevos pintos, el triple beso y los saludos de la Boskresenia. Es la fiesta entre las fiestas cuando se soslayan las enemistades, se entierra el hacha de la guerra y en tiempos de los zares se declaraban las treguas sagradas porque el Evangelio manda perdonar a los enemigos.

Kuprin tiene un relato hermosísimo en que narra cómo los huéspedes de una casa a pupilo de Kiev celebran la noche y toman el pastel de pascua en el cuarto de una pobre mujer que ejercía de una prostituta. Todos son perdedores, gente hundida por el destino y a los que la vida había dado muchos coscorrones pero que en ese momento recuperan la inocencia perdida y vuelven con nostalgia a la pureza de la infancia al grito de Cristo ha resucitado; Cristo verdadero resucitó. La narración roza el límite de lo inefable.

Cincuenta mil personas abarrotaban la plaza la mayoría jóvenes y cerca de siete mil policías vigilaban pero ningún miliciano osó intervenir para cargar contra los alborotadores de la Pussy riot ante la explanada de la catedral del Salvador en atención al significado de la pascua rusa. Se acordonó el recinto y no han podido trascender fotografías de ese gran sacrilegio con visos de profanación y afrenta a la tradición y costumbres patrias.

Algunos periódicos dicen que se trata de unos cuantos chicos englobados en el término de “liberales” demasiado genérico y evasivo para enmascarar la crudeza del problema. Las fuerzas oscuras le han declarado la guerra al cristianismo vía twitter, facebook y los llamados grupos sociales que al preconizar la globalidad actúan como verdaderos caballos de tropa para minar la moral de los creyentes y distribución una doctrina de perversión y de desesperación.

A muchas verstas de la Plaza Roja en Jerusalén otra chusma de exaltados jóvenes hebreos se dedicaron a escupir a los clérigos que hacían un vía crucis en la Calle Dolorosa. Y un archimandrita sirio de rito maronita tuvo que refugiarse en un convento católico para no ser linchado por la multitud. No se trata pues de unos grupúsculos de gamberros ocasionales sino que responden a un frío diseño bien situado y con mucho mando en plaza y poder arriba. Uno no concibe cómo puede Israel el pueblo de la promesa en cuya lengua escribieron Isaías, Amós, Jeremías y otros grandes profetas orquestar una campaña contra los creyentes en Jesucristo y unirse a las huestes del mal (zlo) porque esa actitud sería atentar contra sus propios principios pero esa actitud parece un hecho consumado.

Aquí en Alcalá de Henares movimientos similares como el Pussy a favor de las banderas arco iris puso en berlina a monseñor Reig que en su sermón de las siete palabras condenó la homosexualidad.

El prelado ha tenido que recoger velas ante la fuerte presión mediática orquestada por el cejijunto y sañudo autodenominado demócrata don Pedro Jota (ya ajustaremos cuentas). No es esa la actitud de los metropolitas rusos que han hecho un llamado a la defensa de la fe aun a fuer de someterse a la amenaza del martirio.

Valiente y enérgica actitud que no percibimos en occidente donde noticias como la declaración del gobierno noruego, retando a Arabia Saudí, y prohibiendo la construcción de mezquitas en su territorio mientras en los paises mahometanos no se permita el culto de las iglesias cristianas, no trascienden o se ocultan.

Los carteles con leyendas obscenas injuriaban al bendito patriarca Cirilo al que llamaban “talibán” por haber condenado la homosexualidad o en medio de la rogativa pascual realizando simulacros procaces del acto sexual, indignidades que la pluma de este periodista se resiste a consignar y otras injurias al clero y al pueblo de dios.

Al declararle la guerra a la Santa Rusdia estos agentes del agit-prop anglosajón con hondas raices en el estado de Israel y en Internet las Pussy lo tienen crudo porque la iglesia ortodoxa es un bastión del patriotismo con una historia de más de mil años.

La reacción del patriarcado y de la sociedad sec enmarca en los límites de la prudencia, el perdón a los alborotadores, y el bochorno pero en la firmeza de condena a la rusofobia a la información torticera y amenazante.

Rusia militarmente es inconquistable, posee arsenales nucleares y uno de los mejores ejércitos del planeta. El mensaje a los agitadores es que la tolerancia puede tener un límite. Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen.

 

28 jul 12

…contra la Familia y contra la Vida

7 julio, 2012

Leemos en TRADICIÓNDIGITAL una información sobre “La verdad del amor humano”, un documento  que la Conferencia Episcopal Española presentó el 4 de julio en rueda de prensa.  Se trata de “Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar”,  cuyo texto fue aprobado por la plenaria de la CEE en su última reunión, el pasado 26 de abril.

“El documento, dividido en seis partes, pone las bases de la concepción cristiana del matrimonio y de la familia, fundamentada en la naturaleza humana y en el bien común de la sociedad. Las partes del documento son: La verdad del amor, un anuncio de esperanza; La verdad del amor, inscrita en el lenguaje del cuerpo; El amor conyugal: «Como Cristo amó a su Iglesia» (Ef 5, 25); La disolución de la imagen del hombre; Amor conyugal, institución y bien común; y Hacia una cultura del matrimonio y de la familia. El texto concluye señalando la misión y el testimonio del matrimonio y de la familia.”

El texto completo del citado documento puede leerse aquí.

===

Nota de HURANIA: Como es evidente el documento de la Conferencia Episcopal Española es una clarificadora defensa de las virtudes  del amor conyugal y del matrimonio, cuyo fín básico es la procreación de la vida humana.

…y como era de esperar, los poderosísimos agentes de la globalización y del llamado “nuevo orden mundial”, diseñado a partir de 1945 se manifiestan EN CONTRA… de la Familia y del matrimonio  y por tanto de la natalidad, es decir de la vida humana.

Es el caso de el diario de Madrid “El País” (5 julio 2012, pág 36) que, refiriéndose al citado documento eclesiástico, titula: <Los obispos atacan la “ideología de género”>.

En efecto, el periodista de “El País” Juan G. Bedoya escribe “Según la jerarquía católica, el núcleo del problema es la ideología de género y ´el dogma pseudocientífico según el cual el ser humano nace  sexualmente neutro´”

Seguidamente, el informador de “El País” enumera los pasos que suponen, según la Iglesia Católica, una degradación y corrupción de la familia y del amor humano:

“Primero se postuló la práctica de la sexualidad sin la apertura al don de los hijos: la anticoncepción y el aborto.”

“Después, la sexualidad sin matrimonio: el amor libre”

“Luego, la sexualidad sin amor.”

“Más tarde, la producción de hijos sin relación sexual (fecundación in vitro).

“Por último, con el anticipo de la cultura unisex y el pensamiento feminista radical, se separó la sexualidad de la persona: ya no habría varón y mujer; el sexo sería un dato anatómico sin relevancia antropológica.”


A %d blogueros les gusta esto: