Posts Tagged ‘judaismo’

Los judíos NO SON UNA RAZA

21 mayo, 2017

EL ENEMIGO NO SON “LOS JUDÍOS”, SINO EL JUDAÍSMO: UNA I-DE-O-LO-GÍA, NO UNA “RAZA”. Vuelvo a repetir lo que ya he explicado aquí decenas de veces, pero que al parecer no se entiende. Los “judíos” no son una raza. Esto ya ha quedado demostrado por Shlomo Sand en “La invención del pueblo judío”. Hay judíos de todas las razas: arios, semitas, negros y hasta amarillos. La condición de judío se adquiere por conversión religiosa, pero luego se hereda de padres a hijos, singularmente por vía materna. Hete aquí la trampa que genera la confusión racial promovida por los ultras judíos. Si una señora alemana de etnia europea se convierte al judaísmo, su hijo será judío. ¿Significa esto que el vástago haya cambiado de raza? No.

Por lo tanto, CONCLUSIÓN FLAGRANTE: un “judío” deja de ser judío, cualquiera que sea su raza, cuando abjura del judaísmo. No se puede pretender que alguien, por ejemplo, Karl Marx, autor del ensayo “Sobre la cuestión judía”, es “judío”. O que las ideas de cualesquiera personas de padres judíos son judías, como si existiera una relación de causa a efecto entre cierta base genética y los pensamientos de esa persona (idea antisemita nazi que condujo al Holocausto). Además, si fuera así, las ideas más contradictorias serían “judías” y resultaría imposible saber en qué consiste realmente el judaísmo.

Y A LA INVERSA: TÚ PUEDES SER JUDÍO SIN SABERLO

Dado que el judaísmo es una ideología, si no sabemos en qué consiste ésta podría pasar lo siguiente: nosotros mismos seríamos judíos sin saberlo.

Para ser “judío” en este sentido concreto que yo denomino técnicamente “judaico” a efectos de no confundirlo con el sentido “étnico”, no es menester descender de padres judíos, o sea, ser judío en el sentido expuesto más arriba. De hecho, una vez comprendido lo que es realmente el judaísmo, nos damos cuenta que todos los cristianos son judaicos, mientras que, por ejemplo, Karl Marx no lo es. No pueden ser judíos los ateos en general. Tampoco pueden serlo quienes nieguen los conceptos de superioridad racial. Mucho menos quienes no crean en la resurrección de la carne o la vida en un más allá. El judaísmo es, en efecto, una DOCTRINA TEOLÓGICA que incluye los siguientes elementos:

1/ dios único y omnipotente capaz de “vencer” a la muerte.

2/ pueblo elegido por ese dios: sólo se salvan quienes ese dios quiere.

3/ la elección de dios se pone en evidencia ya en la vida terrenal porque los elegidos consiguen el éxito material y son super-ricos (propiedad privada, incompatible con el comunismo).

4/ la elección es irracional, depende de la voluntad de dios, que no se somete a nada, no responde a la bondad o la maldad de las personas, a su mérito, etc. Así que se puede ser un auténtico canalla y, respetando formalmente las normas religiosas dietéticas o de otro tipo, “saberse” un “elegido”, basta con que la cartera del energúmeno está repleta de dinero.

5/ inmortalidad: resurrección de la carne y vida eterna. El elegido lo es para la felicidad absoluta y, por tanto, la elección excluye la muerte, expresión máxima del dolor y de la finitud.

6/ reino de dios en la tierra, donde los elegidos gozarán de todos los placeres, mientras que los condenados habrán sido destruidos o serán eternamente torturados en el infierno a la mayor gloria de Yahvé. Los elegidos podrán disfrutar observando la tortura de los condenados. Supongo que se harán pajas mientras miran.

7/ individualismo radical: alma inmortal: la elección es individual, el judío es completamente egoísta, su yo, sagrado e imagen de dios. El concepto de dios personal: Yahvé es una persona, un “individuo”, caracterizado además por su extrema prepotencia, crueldad y vanagloria (modelo psicológico del ultraderechista).

8/ el anatema: el derecho divino a exterminar (genocidio) a los pueblos considerados hostiles a Yahvé, es decir, en el fondo, al propio “pueblo elegido” de turno, “judío” o “no-judío”.

Todas estas ideas o sólo alguna(s) de ellas bastan para convertirle a uno en judaico, la única forma real de “ser judío”.

La otra “forma” es un invento tanto de los ultras judíos cuanto de sus aparentes adversarios antisemitas. En efecto, incluso un antisemita puede ser más judaico que los peores ultraderechistas judíos, simplemente porque considera que el “pueblo escogido” es el que configura la iglesia [cristiana], no el que configura la sinagoga (para los musulmanes, otra religión judaica, el pueblo escogido lo configura la mezquita y se denomina umma). Hay tantos pueblos elegidos como tontos prepotentes e hijos de la Gran Bretaña quiérase. Así que se puede ser “no judío” de descendencia y judaico en el verdadero sentido de “judaísmo”.

JUDAÍSMO, CAPITALISMO, LIBERALISMO

Como ven, el judaísmo y el judeo-cristianismo conforman la esencia moral del neoliberalismo, que a su vez constituye la super-estructura ideológica del capitalismo. “Lo judaico” es esencialmente derechista, burgués y bancario. El inversor no trabaja, parasita el esfuerzo de los demás. Es un “elegido” que anticipa su goce eterno ya en la tierra. Dicha élite son “los elegidos”; la gente, “los gentiles”, sus esclavos.

En cambio, Karl Marx NO ES JUDAICO aunque descienda de padres “judíos”, porque cuestionó por primera vez la verdadera naturaleza del judaísmo. Y pudo hacerlo, precisamente, porque la conocía bien: dicha “religión” había sido nada menos que su herencia axiológica familiar. Marx era converso de fe reformada porque su padre quería que se asimilase a la sociedad cristiana capitalista y probara suerte en la misma. También Nietzsche, hijo de un pastor protestante, puso en la picota los valores “judeo-cristianos”, pero, obsérvenlo, abominaba de los antisemitas y no por casualidad, sino con total consecuencia respecto del carácter cristiano y, por ende, radicalmente judaico, del antisemitismo neo-testamentario.

ERRORES DEL COMUNISMO Y DEL NACIONALSOCIALISMO

Que Marx no se pudo librar completamente de la herencia judaica en cuestión es un hecho, pero no como consecuencia de una conspiración, no fue un acto voluntario y lo mismo puede decirse del nacionalsocialismo, cuyos elementos judaicos resultan patentes al analista desprejuiciado. Además, de ahí derivan todos los errores y crímenes tanto del nacionalsocialismo cuanto del comunismo. Mi tarea consiste en depurar estas doctrinas de su carga judaica para que otros, en el futuro, puedan erigir, por primera vez en la historia, un verdadero socialismo nacional. Ustedes pueden ayudarme o ponerme palos en las ruedas para salvaguardar su inmortalidad personal o sus creencias utópicas (=judaicas) antifascistas, pero les aseguro que con ello no van a detener, sino sólo a reforzar, el proyecto oligárquico de esclavización de la humanidad.

Estatura física de Hitler, Franco y Stalin

12 octubre, 2012

1,72 m. ;  1,63 m.; 1,63 m.   respectivamente.

Según he leído recientemente  en un libro cuyo título no recuerdo,  la estatura expresada en centímetros de los tres estadistas europeos arriba citados es, respectivamente de 172, 163 y 163.

Por otra parte, buscando en yahoo.es he econtrado la siguiente respuesta respecto a la estatura de Adolf Hitler:

Pues sabrás que don Adolfo era una persona promedio 1.78 m de estatura y unos 75 Kgs. de peso. Nariz típica germana, ojos azules, No tomaba bebidas alcohólicas, no fumaba, y no andaba con mujeres pero no creo que haya sido homosexual. Muchos de los grandes hombres han sido mayormente asexuales. Si su padre no hubiera sido adoptado, su apellido habría sido Schickelgruber.

FUENTE:

Seguidamente leemos lo siguiente:

…ciertamente la historia no es como nos la han vendido…

bueno esta muy comprobado que el holocausto es improbable, es una de las mentiras mas grandes de la historia, la historia esta escrita por los vencedores de la segunda guerra mundial y por los judíos mismos muchísimos libros con pruebas reales que demuestran la mentira del holocausto son censurados, quemados etc. Por que ? si se supone que la verdadera verdad soporta cualquier tipo de prueba, o no
Es exacto que la Alemania nacionalsocialista creó campos de concentración; lo hizo
después junto con muchos otros países, convencidos todos de que dichos campos serían más humanos que la cárcel:

Hitler veía en esos campos lo que Napoleón III había creído ver en la creación de las colonias penitenciarias: un progreso para el ser humano. Pero es falso que haya creado campos de exterminio. Es exacto que los alemanes fabricaron camiones que funcionaban con gas (Gaswagen).
es falso que hayan fabricado camiones de gas homicidas (si uno solo de esos camiones hubiera existido, estaría expuesto en el museo del automóvil o en los museos del Holocausto.
si los alemanes empleaban el Zyklon (producto a base de ácido cianhídrico utilizado desde 1922) para proteger mediante la desinsectación la salud de los civiles, de las tropas, de los prisioneros o de los internados. jamás emplearon el Zyklon para matar a nadie y mucho menos a multitudes de seres humanos ; a raíz de las drásticas precauciones en el manejo del gas cianhídrico, los pretendidos gaseamientos homicidas de Auschwitz o de otros campos habrían sido, además, radicalmente imposibles. Si los alemanes contemplaban una « solución final de la cuestión judía Pero esa solución era territorial y no homicida; se trataba de instar o, caso de ser necesario, de forzar a los judíos a abandonar Alemania y su esfera de influencia en Europa para establecer, mediante un acuerdo con los sionistas, un hogar nacional judío, en Madagascar o donde fuera. Muchos sionistas colaboraron con la Alemania nacionalsocialista para que se llevara a cabo esa  solución, y no un programa de exterminio físico.
si algunos campos de concentración poseían hornos crematorios para la
incineración de los cadáveres. Pero era para combatir mejor las epidemias y no para incinerar en ellos, como algunos se atrevieron a veces a decirlo, a seres vivos además de los cadáveres.
si los judíos conocieron los sufrimientos de la guerra, del internamiento, de
la deportación, de los campos de retención, de los campos de concentración, de los campos de trabajo forzado, de los ghettos, de las epidemias, de las ejecuciones sumarias por toda clase de razones; también padecieron represalias o hasta masacres porque no hay guerra sin masacres.
Pero también todos esos sufrimientos los padecieron de igual manera otras
naciones en particular, los alemanes y sus aliados
(exceptuando los sufrimientos de los ghettos, puesto que el ghetto es primero y ante todo una creación específica de los propios judíos.) ; es sobre todo verosímil, para quien no padezca una memoria hemipléjica y para quien se esfuerza por conocer las dos caras de la historia de la Segunda Guerra Mundial (la cara que siempre se muestra y la cara que casi siempre se oculta), que los sufrimientos de los vencidos durante la guerra y después de la guerra fueron, tanto en el aspecto cuantitativo como cualitativo, peores que los de los judíos y de los
vencedores, sobre todo en lo referente a las deportaciones.
Es falso que, como algunos se atrevieron a afirmarlo durante mucho tiempo, haya
existido orden alguna de Hitler o de alguno de sus próximos colaboradores de exterminar a los judíos. Durante la guerra, algunos soldados y oficiales alemanes fueron condenados por sus propios tribunales militares, y a veces fusilados, Es bueno que los exterminacionistas (es decir aquellos que creen en el exterminio de los
judíos) hayan terminado, rendidos, por reconocer que no se encuentra rastro de ningún plano, de ninguna instrucción, de ningún documento relativo a una política de exterminio físico de los judíos y que, de la misma manera, hayan admitido por fin que no se encuentra rastro de cámaras y demás instrumentos con que se llevo a cabo “el exterminio” porque entonces la historia contada por los judíos?
por dinero, el motor que les mueve
libros:
El Holocausto bajo la lupa – Jürgen Graf
Escritos revisionistas – Robert Faurisson
En el anteproyecto a la «ley antir-racismo», que el Consejo Federal suizo presentó al Parlamento, ¡se penaliza toda crítica referente a la veracidad del holocausto con multa o prisión!

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20081018071239AAAYXQB

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20111201055857AATy8VJ

http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20090723031653AAQ7UVO

http://www.galeon.com/zulia88/6milagros.…

¿Aceptará la Fraternidad San Pio X todo el Vaticano II?

18 mayo, 2012

Cardenal Koch: «No podemos ser católicos y no aceptar el Vaticano II»

NUEVO DOGMA NOS IMPONE EL MODERNISMO.

EL OTRO ES EL DEL HOLOCAUSTO.

Sobre el caso de los lefebvrianos

Una nueva imbecilidad de la iglesia conciliar… Su cara parece decirlo todo… “la operación sigue al ser”

Las conversaciones entre la Fraternidad Sacerdotal San Pío X y el Vaticano están en una fase decisiva. La reconciliación parecía inminente pero se ha frenado. Sin embargo, las negociaciones siguen adelante.

“Está claro que no puedo decir nada públicamente acerca de lo que estamos hablando. Está claro, tenemos que preparar algo. Al final, el Santo Padre decidirá”, ha dicho el cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos.

El proceso de reconciliación provocó divisiones entre los lefebvrianos. Tres obispos de este grupo tradicionalista no están de acuerdo con las condiciones del Vaticano a pesar de que permiten una legítima discusión sobre el Concilio. El principal punto de desacuerdo es que el grupo tradicionalista no acepta el Concilio Vaticano II ni el Magisterio de los papas posteriores.

“No podemos ser católicos y no aceptar el Concilio Vaticano II o el Magisterio de la Iglesia católica, nacido después del Concilio Vaticano II”, recuerda el purpurado.

Todo apuntaba a que el Vaticano publicaría su respuesta definitiva a finales de mayo. Pero ahora el futuro es aún más incierto. (rome reports)

Fuente:

http://radiocristiandad.wordpress.com/2012/05/18/cardenal-koch-no-podemos-ser-catolicos-y-no-aceptar-el-vaticano-ii-la-iglesia-conciliar-presenta-nuevo-dogma/

Günter Grass: lo que hay que decir

12 abril, 2012

El escritor alemán, públicamente linchado tras denunciar que Israel puede desencadenar una Tercera Guerra Mundial.

 Así, Grass encarna al perfecto alemán de posguerra, alemán antialemán que se considera autor del Holocausto (“nosotros como autores”). Vulnerando todos los principios del derecho penal, que limita a autoría a los individuos perpetradores, Grass satisface a la oligarquía resucitando el viejo cachivache preilustrado e irracional de la culpabilidad colectiva. Alemana, por supuesto. Nadie protestó entonces, cuando Grass se describió a sí mismo como genocida. Al contrario: lo hizo en los términos que el estamento político “cipayo” de ocupación gusta de utilizar contra su propio pueblo, al que -moral y materialmente- se dedica a extinguir sobre la faz de la tierra para bien consumar, de modo paulatino e imperceptible, el plan Kaufman/Morgenthau diseñado en 1941 (verdadero desencadenante del holocausto en la medida en que existió algo remotamente parecido al relato que nos incrusta en el cerebro la prensa y la televisión al servicio de la oligarquía). Por ello, ante tan ejemplar sumisión, encarnada por Grass, resulta sorprendente que alguien pueda siquiera insinuar que el escritor alemán es un nazi, un antisemita o cosa semejante.

Los párrafos de arriba pertenecen a Jaume Farrerons quien, en su blog FILOSOFÍA CRíTICA, transcribe un pasaje de un libro que contiene afirmaciones no solamente antinacionalsocialistas, sino incluso antialemanas, vertidas en el año 1990 por el Premio Nobel Günther Grass en su obra Schreiben nach Auschwitz :

Escribe Jaume Farrerons: Se opone Grass, com es bien conocido, a la reunificación alemana y, a mi entender, argumenta una de las más penosas teorías antialemanas que nunca haya escuchado. Transcribo literalmente: “quiero, para terminar, enfrentar la ruptura, la quiebra de la civilización que es Auschwitz, con ese deseo alemán de reunificación. En contra de toda tendencia forzada por el estado de ánimo, en contra del poder adquisitivo de la Alemania occidental -un un marco alemán fuerte se puede conseguir hasta la unidad-, sí, incluso en contra del derecho a la autodeterminación, que corresponde indiviso a otros pueblos, en contra de todo esto habla Auschwitz, porque uno de los requsitos para lo monstruoso, junto a otras fuerzas motrices más antiguas, fue una Alemania fuerte, una Alemania unificada. / Ni Prusia, ni Baviera, ni siquiera Austria hubieran podido, por sí solas, desarrollar y aplicar los métodos y la voluntad del genocidio organizado: tenía que ser la gran Alemania. Tenemos todas las razones para tener miedo de nosotros mismos como unidad capaz de actuar. Nada, ningún sentimiento nacional por muy idílicamente que se coloree, ninguna afirmación de buena voluntad de los que han nacido después puede relativizar ni eliminar a la ligera esa experiencia, que, nosotros como autores y las víctimas con nosotros, tuvimos como alemanes unificados. No podemos pasar por alto Auschwitz. No deberíamos, por mucho que nos atrajera, tratar de realizar ese  acto de violencia, porque Auschwitz forma parte de nosotros, es una marca a fuego permanente de nuestra historia y -¡como ganancia!- ha hecho posible un entendimiento que podría expresarse así: por fin nos conocemos” (Grass, G., Escribir después de Auschwitz. Reflexiones sobre Alemania: un escritor hace balance de 35 años, Barcelona, Paidós, 1999, pp. 56-58).

Günter Grass se ha limitado a proclamar, con una extraordinaria e inesperada valentía, lo que piensan millones de personas en Alemania y en el resto de Occidente: la criminal hipocresía de la extrema derecha judía, el racismo supremacista del sionismo, el imperialismo israelí y, en definitiva, la amenaza que la banda asesina de Tel Aviv supone para la paz mundial:

schweige nicht mehr,weil ich der Heuchelei des Westensüberdrüssig bin
No sigo callando porque estoy harto de la hipocresía de occidente.
Doch warum untersage ich mir,jenes andere Land beim Namen zu nennen,in dem seit Jahren – wenn auch geheimgehalten -ein wachsend nukleares Potential verfügbaraber außer Kontrolle, weil keiner Prüfungzugänglich ist?
Pero ¿por qué me prohíbo nombrar
a ese otro país en el que
desde hace años —aunque mantenido en secreto—
se dispone de un creciente potencial nuclear,
fuera de control, ya que
es inaccesible a toda inspección?
Das allgemeine Verschweigen dieses Tatbestandes,dem sich mein Schweigen untergeordnet hat,empfinde ich als belastende Lüge und Zwang, der Strafe in Aussicht stellt,sobald er mißachtet wird;das Verdikt “Antisemitismus” ist geläufig.
El silencio general sobre ese hecho,
al que se ha sometido mi propio silencio,
lo siento como gravosa mentira
y coacción que amenaza castigar
en cuanto no se respeta;
“antisemitismo” se llama la condena.
¡Escándalo! !Intolerable! !Blasfemo! ¡Pretende pensar por sí mismo saliéndose del Esquema Narrativo Obligatorio! ¡Ofensor del Templo y NAAAAZI! Una termitera de insectos a sueldo de Sión se han arrojado inmediatamente sobre la yugular del escritor. No sólo eso: el delincuente universal Benjamin Netanyahu, jefe de la organización genocida más conocida como “Estado de Irael”, le ha recordado a Grass su pasado en las SS. En suma, asistimos a una comedia teatral del siguiente jaez: “se le otorgará a usted el Premio Nobel, pero siempre que se atenga al guión de Hollywood o, en el peor de los casos, se quede calladito. Si osa protestar, o sea, decir la verdad, tratando con ello de rentabilizar contra el antifascismo la autoridad moral del “prestigioso galardón” (concedido a terroristas judíos) o cuestionar el proyecto ultraderechista hebreo del Eretz Israel, de forma automática pasará usted a transmutarse súbitamente en un nazi indigno y, como tal, se le retirará el derecho de tomar la palabra desde el ‘lado correcto’ de la vida.” Porque “la palabra” está habitualmente comprada, pero cuando incluso el mecanismo de bochornosa autocensura no funciona, entonces, como un resorte, se desencadena el recurso a la difamación. Hemos conocido muchos casos similares, Günther Grass no es el primero ni será el último.
“Serví en las SS”
Günther Grass, “preceptor moral de Alemania”, confesó muy tardiamente, en 2006, y poco antes de publicar su autobiografía, que con 15-17 años había servido en las SS. Bien, ¿y qué? ¿No pactaron y colaboraron los fundadores del actual Estado de Israel nada menos que con la cúpula del III Reich? ¿No les ofrecieron a los SS alianza contra sus adversarios occidentales a cambio de la aplicación del programa sionista, que coincidía sin más con el programa nazi: expulsión de los judíos, traslado a Israel? ¿No se puso en marcha ese plan conjunto nazi-sionista hasta que el estallido de la guerra hizo imposible su continuidad? ¿No se emitió una medalla conmemorativa que hermana la Esvástica con la Estrella de David? ¿No intentaron entonces los nazis “librarse” de los judíos transportándolos a Madagascar? ¿No fue a la sazón precisamente Inglaterra la que imposibilitó la operación? Si los propios dirigentes israelíes han sido colaboradores de los nazis, si hasta el propio Habermas, cumbre del pensamiento filosófico alemán de izquierdas, tuvo que comerse una carta en la que cantaba loas al régimen nazi, ¿por qué iba a resultar tan especialmente grave que un muchacho alemán de la época se alistara en las SS? ¿Todavía no nos hemos enterado de que medio mundo fue nazi o pronazi, empezando por los propios sionistas? ¿De que en aquel tiempo el nacionalsocialismo arrastró a millones de personas de decenas de países, entre las cuales no sólo se contaban adolescentes inmaduros, sino, por ejemplo, la cumbre de la filosofía del siglo XX, Martin Heidegger (o Ferdinand Céline, Ezra Pound, Knut Hamsun y tantos otros)?
Quizá Grass esté empezando a comprender lo que en miles de blogs como Filosofía Crítica y en todo el mundo se viene repitiendo desde hace años a tenor de una simple lectura de libros de historia, obras que se encuentran ya en todas las bibliotecas públicas, pero que los medios de comunicación mantienen ocultos a las grandes masas que “no leen libros”, es decir, a aquellos que construyen su imagen del mundo a partir de la información selectiva que la televisión les transmite. Tal vez Grass haya entrado en un proceso de lento deslizamiento hacia posiciones antisistema y eso se nota incluso en sus “confusiones”… Porque Grass erró quizá el número de prisioneros alemanes exterminados en la URSS, pero se quedó cortó si a esos prisioneros sumamos las víctimas de los bombardeos terroristas aliados y las víctimas alemanas de posguerra, que suman, como mínimo, 8 millones de personas.
Pero lo más repugnante de todo el asunto es que, como venimos subrayando, en 1990 ya había Grass concedido de alguna manera su participación colectiva en el presunto Holocausto cuando habla de “nosotros, los autores”, refiriéndose a los alemanes. ¿No resultaba esto mucho más serio, moral y políticamente hablando, que servir como menor de edad en la SS sin disparar un solo tiro? Desde luego, antójase mucho más grave el mea culpa de 1990, pero éste rezumaba el aroma de lo políticamente correcto, mientras que una cosa muy diferente sería el hecho que un ex SS ostente el Premio Nobel y, de propina, se atreva a criticar a Israel. !Un SS no puede ser “inocente” aunque no haya cometido delitos pues la SS fue declarada, en su conjunto, una organización criminal a cuya mera pertenencia acarreaba una imputación de culpabilidad! ¿Hay SS “inocentes” y, además, escritores geniales? Grass mismo es la escandalosa prueba de ello. Así, mientras pisoteaba a Alemania, observamos que Grass no era culpable de genocidio a pesar de incluirse simbólicamente entre los perpetradores de Auschwitz. Pero Grass pasa a convertirse en un antisemita, a título individual, a pesar de que no hubiera cometido ningún crimen, por haber vestido el uniforme SS. Curiosa inversión del sentido del derecho y de la moral.  ¿La diferencia? !La política, sólo la política, que actualmente decide a placer sobre tales significados! Cuestionar la ingeniería racial -limpiza étnica, exterminio selectivo, deportación, colonización- de Tel Aviv lo cambia todo. Constatamos, en definitiva, por enésima vez, el torticero funcionamiento del universo mental antifascista, un mundo orwelliano en el que se pasa ad hoc de Premio Nobel a no-persona (“nazi”) en cuestión de horas y en función de los intereses, instantáneos y cambiantes, del régimen oligárquico.
Crítico del sistema capitalista liberal
Günther Grass no se ha limitado a vulnerar el tabú que prohibe a las personas “decentes” (=fariseos de la oligarquía) cualquier crítica de la política islaelí, también se atrevió a cuestionar el sistema en su conjunto en una entrevista tan polémica como veraz que parecía iniciar el camino de una disidencia:

Gunter Grass: “Urge poner en cuestión el sistema en su conjunto”

El patriarca de la literatura alemana arremete, indignado, contra la degeneración de la democracia
A sus 83 años, Günter Grass se muestra más enfadado que nunca. El patriarca de la literatura alemana arremete contra los bancos yel sistema financiero que, dice, anulan la democracia y secuestran a gobiernos y parlamentos. Grass se mete con los medios de comunicación, que para ser conformistas ya ni siquiera necesitan censura, denuncia la inadvertida transformación del ejército alemán en una máquina orientada hacia la intervención exterior y compuesta por “mercenarios”. La ocasión fue el décimo aniversario de una asociación de periodistas de Hamburgo, en la que el Nobel de literatura 1999 pronunció un discurso en plena sintonía con los indignados europeos.
En primer lugar los bancos. Sus directivos y grandes accionistas forman, “una sociedad paralela”, dice Grass. Los bancos viven “una vida propia”. “Las consecuencias de sus economías basadas en el riesgo, las pagan los contribuyentes”. “Han tomado como rehenes al parlamento y al gobierno”, pero son insaciables y “siempre están hambrientos”.
También los medios son prisioneros. Para extorsionarlos ya no se precisa censura, “basta con negarles publicidad”, dice. En esas condiciones es imposible “explicarle a la opinión pública los abusos de poder de los lobbies”. Contra ellos hay que interponer “estrictas barreras” de protección alrededor del Bundestag, el parlamento alemán, para poder mantener a raya a los lobbistas.
“La degradación de los ciudadanos de la antigua Alemania del Este y sus descendientes a la condición de alemanes de segunda clase se ha convertido en un hecho tan evidente que la mayoría de los jóvenes abandonan sus ciudades y se van al oeste. Algunas regiones empiezan a despoblarse y muchas veces los que se quedan son los radicales de extrema derecha, que son lo que dan el tono en las zonas abandonadas”, denuncia el escritor. Mientras tanto, Alemania pretende aplicar en Grecia una medicina de fideicomisos y privatizaciones, no muy diferente a la que condujo a esos resultados en Alemania del Este.
“La creciente deriva hacia una sociedad de clases con una mayoría empobrecida y una grasienta minoría rica, la montaña de deudas cuya cima está cubierta por una nube de ceros, la incapacidad y manifiesta impotencia del parlamento electo frente al poder de los lobbies y al completo dominio de los bancos”, todo eso, dice Grass, “nos urge a hacer algo inaudito: poner en cuestión el sistema en su conjunto”.
El capitalismo neoliberal , dice, “ha degenerado en una máquina de destrucción del capital, bien lejos de los éxitos de la economía social de mercado”.
Es un “Moloch asocial”, que “ninguna ley puede atajar”, dice. Y se plantea la pregunta: ¿tiene aun la democracia parlamentaria la fuerza y la voluntad de contrarrestar esta decadencia, o vamos a continuar manteniendo en el ámbito de lo no vinculante todo intento de reforma de los bancos con la excusa de que “eso sólo se puede arreglar a nivel global”?
Rafael Poch
La Vanguardia, 9 de agosto de 2011
No hace falta ser un monstruo para padecer la imputación de “fascista” (=criminal), acusar a Israel de abrigar intenciones criminales y reconocer a voz en grito que el sistema actual es un fraude. Hasta un Premio Nobel puede compartir estos rasgos con nosotros, pobres ratas de la RAO (Resistencia Anti-Oligárquica). Pero ya vemos que ni siquiera a Günther Grass le permiten disentir sin deshonor ni rabiosa diabolización. Como reconoce el sociólogo de izquierdas James Petras, el sionismo es el estalinismo de nuestro tiempo. La campaña de linchamiento resulta poca cosa, comparado con lo que nos espera, pero los latigazos del dispositivo oligárquico tienen también un efecto pedagógico: al obligarles a quitarse la máscara, los torturadores ya no pueden llenarse la boca con la bazofia de la “democracia” y los “derechos humanos”. Los torturadores están sentados en las poltronas. Los torturadores son los antifascistas. Y, al igual que bajo el régimen de Stalin, los disidentes serán acusados de “fascistas”, no importa qué méritos, morales o intelectuales, presenten en su descargo.
Günther Grass defiende su poema ante los ataques de la termitera sionista:
http://www.cuartopoder.es/detrasdelsol/las-razones-de-gunter-grass/1613
El poema, una joya para todas las personas que todavía se lavan en medio de la pocilga sionista de mentiras y crímenes justificados apelando al mantra de Auschwitz :
Günther Grass
Warum schweige ich, verschweige zu lange, was offensichtlich ist und in Planspielen geübt wurde, an deren Ende als Überlebende wir allenfalls Fußnoten sind.
Es ist das behauptete Recht auf den Erstschlag, der das von einem Maulhelden unterjochte und zum organisierten Jubel gelenkte iranische Volk auslöschen könnte, weil in dessen Machtbereich der Bau einer Atombombe vermutet wird.
Doch warum untersage ich mir, jenes andere Land beim Namen zu nennen, in dem seit Jahren – wenn auch geheimgehalten – ein wachsend nukleares Potential verfügbar aber außer Kontrolle, weil keiner Prüfung zugänglich ist?
Das allgemeine Verschweigen dieses Tatbestandes, dem sich mein Schweigen untergeordnet hat, empfinde ich als belastende Lüge und Zwang, der Strafe in Aussicht stellt, sobald er mißachtet wird; das Verdikt “Antisemitismus” ist geläufig.
Jetzt aber, weil aus meinem Land, das von ureigenen Verbrechen, die ohne Vergleich sind, Mal um Mal eingeholt und zur Rede gestellt wird, wiederum und rein geschäftsmäßig, wenn auch mit flinker Lippe als Wiedergutmachung deklariert, ein weiteres U-Boot nach Israel geliefert werden soll, dessen Spezialität darin besteht, allesvernichtende Sprengköpfe dorthin lenken zu können, wo die Existenz einer einzigen Atombombe unbewiesen ist, doch als Befürchtung von Beweiskraft sein will, sage ich, was gesagt werden muß. 
Warum aber schwieg ich bislang? Weil ich meinte, meine Herkunft, die von nie zu tilgendem Makel behaftet ist, verbiete, diese Tatsache als ausgesprochene Wahrheit dem Land Israel, dem ich verbunden bin und bleiben will, zuzumuten. 
Warum sage ich jetzt erst, gealtert und mit letzter Tinte: Die Atommacht Israel gefährdet den ohnehin brüchigen Weltfrieden? Weil gesagt werden muß, was schon morgen zu spät sein könnte; auch weil wir – als Deutsche belastet genug – Zulieferer eines Verbrechens werden könnten, das voraussehbar ist, weshalb  unsere Mitschuld durch keine der üblichen Ausreden zu tilgen wäre.
Und zugegeben: ich schweige nicht mehr, weil ich der Heuchelei des Westens überdrüssig bin; zudem ist zu hoffen, es mögen sich viele vom Schweigen befreien, den Verursacher der erkennbaren Gefahr zum Verzicht auf Gewalt auffordern und gleichfalls darauf bestehen, daß eine unbehinderte und permanente Kontrolle des israelischen atomaren Potentials und der iranischen Atomanlagen durch eine internationale Instanz von den Regierungen beider Länder zugelassen wird.
Nur so ist allen, den Israelis und Palästinensern, mehr noch, allen Menschen, die in dieser vom Wahn okkupierten Region dicht bei dicht verfeindet leben und letztlich auch uns zu helfen.

Un legislador de Noruega se atreve a negar….

5 abril, 2011

Siendo aparentemente cierto que la gente está dispuesta a creer una mentira cuanto mayor es, incluso cuando esa mentira lesiona gravemente el honor y el prestigio de la propia nación, e incluso es un insulto a la inteligencia… debido a la enorme presión de esa propaganda y a las leyes penales… pocos son los historiadores ó investigadores que han osado cuestionar la teoría  de que en la II Guerra Mundial hubo un genocidio deliberado de seis millones de judíos. Por otra parte casi nadie debate o comenta un hecho histórico del cual no se hace propaganda: hubo más de 50 millones de muertes, de los cuales muchos millones fueron de rusos, ukranianos, alemanes, etc. ¿Por qué tanto interés en hablar de muertes de judíos y casi ningún interés, por ejemplo, en hablar de las decenas de millones de muertes provocadas por los regímenes llamados “comunistas”? ¿Quizás porque unos muertos pertenecían al bando vencedor y los otros al de los vencidos?

Sin embargo, aparte de una serie de historiadores casi desconocidos del “gran público”, los llamados historiadores revisionistas, como David Irving y otros,  recientemente se ha sabido que un autor italiano, Antonio Tonetto, y un legislador de Noruega, han aportado nuevas pruebas y datos que hacen pensar que realmente, si bien nadie niega que muchos judiós sufrieron persecució y muerte, no existió un plan de exterminio y desde luego no existieron cámaras de gas para matar personas. Por otra parte, persecución y muerte sufrieron también millones de alemanes y otros europeos, durante y después de la guerra: Hasta hoy sigue vigente en el mundo la llamada “caza de nazis” y en casi todo el mundo sigue siendo muy dificil ó imposible la exposición de ideas que tengan alguna relación con las ideas que fueron derrotadas en la II G.M. , por ejemplo, la eugenesia, la defensa de las políticas natalistas en naciones de raza blanca, etc.

Dicho todo esto, es interesante conocer lo que, en lengua inglesa, se publica aquí:

Members of a Norwegian lawmaker’s own party have called for his resignation after he publicly denied the Holocaust.

Labor Party lawmaker Anders Mathisen reportedly told the Finnmarken newspaper that the Holocaust never happened and challenged readers to prove him wrong.

“There is no evidence the gas chambers or mass graves existed,” he told the newspaper, according to reports. “Even reputable Holocaust historians have admitted it cannot be established.”

Mathisen reportedly has spent months researching World War II concentration camps and is advocating changing history books, according to the Coordination Forum for Countering Anti-Semitism. He also published his reported his “findings” on his Facebook page.

Mathisen reportedly has accused Holocaust survivors of exaggerating their stories. He also said that the public has been brainwashed into believing in the Holocaust by films such as “Schindler’s List,” according to the forum.

The lawmaker has refused to resign from the party.

“Holocaust survivors are aghast at the morally repugnant comments of a Norwegian member of Parliament,” Elan Steinberg, vice president of the American Gathering of Holocaust Survivors and their Descendants, said in a statement. “They are an insult to the memory of all victims of Nazi brutality, Jew and non-Jew.”

Steinberg called for Mathisen’s expulsion from political office and removal from the Labor Party.

“It was not until the 1990s that Norway began to confront its collaboration with the deportation of Jews and the plunder of their property during the Nazi occupation,” the statement concluded. “The manner in which they deal with MP Mathisen is a test of whether those historical lessons were learned.”

Related:
The heretics dilemma: Attack or not attack the Zionist Achilles heel
Holocaust, Hate Speech & Were the Germans so Stupid?

Source: Jewish Telegraphic Agency

Nota de HURANIA: La fuente es:

http://www.rebelnews.org/politics/europe/727734-norwegian-lawmaker-denies-holocaust

===

Por otra parte, en lengua española, leemos en el blog Te Maldigo!  lo siguiente:

El legislador noruego Anders Mathisen arriesgando su carrera y de modo valiente como pocos ha hecho declaraciones en el sentido que tras meses de investigación no es posible encontrar evidencias concretas que el hecho haya sucedido, Holocausto es elimminación sistemática, la crueladad y persecución es otro tema; este legislador noruego incluso reta a que le demuestren con evidencias materiales que tal evento sucedió.

Según Wikipedia hay “antisemitismo” en el Nuevo Testamento

4 marzo, 2011

Wikipedia, famosa enciclopedia “progre” fundada por dos judíos, según dicen, publica -en inglés- una entrada en la que se dice lo siguiente:

The presence of antisemitism in the New Testament is a debated topic in biblical scholarship, though there is a growing trend to prefer the term Anti-Judaism to antisemitism.[1][2] It is also argued that the New Testament contributed toward subsequent antisemitism in the Christian community. Most authorities concur that Christianity began as a Jewish sect in Israel.[3][4][5][6]

Contents

[hide]

The New Testament and Christian antisemitism

 

A. Roy Eckardt, a pioneer in the field of Jewish-Christian relations,[7] asserted that the foundation of antisemitism and responsibility for the Holocaust lies ultimately in the New Testament.[8] Eckardt insisted that Christian repentance must include a reexamination of basic theological attitudes toward Jews and the New Testament in order to deal effectively with antisemitism.[9]

The general message that scholars such as Eckardt are trying to convey is that, using the New Testament as its authoritative source, the Church has stereotyped the Jewish people as an icon of unredeemed humanity;[Need quotation to verify] they became an image of a blind, stubborn, carnal, and perverse people. According to this view, this dehumanization is the vehicle that formed the psychological prerequisite to the atrocities that followed.[Need quotation to verify]

According to Rabbi Michael J. Cook, Professor of Intertestamental and Early Christian Literature at the Hebrew Union College, there are ten themes in the New Testament that are the greatest sources of anxiety for Jews concerning Christian anti-Semitism:

  1. The Jews are culpable for crucifying Jesus – as such they are guilty of deicide
  2. The tribulations of the Jewish people throughout history constitute God’s punishment of them for killing Jesus
  3. Jesus originally came to preach only to the Jews, but when they rejected him, he abandoned them for Gentiles instead
  4. The Children of Israel were God’s original chosen people by virtue of an ancient covenant, but by rejecting Jesus they forfeited their chosenness – and now, by virtue of a new covenant (or “testament”), Christians have replaced the Jews as God’s chosen people, the Church having become the “People of God.”
  5. The Jewish Bible (“Old” Testament) repeatedly portrays the opaqueness and stubbornness of the Jewish people and their disloyalty to God.
  6. The Jewish Bible (“Old” Testament) contains many predictions of the coming of Jesus as the Messiah (or “Christ”), yet the Jews are blind to the meaning of their own Bible.
  7. By the time of Jesus’ ministry, Judaism had ceased to be a living faith.
  8. Judaism’s essence is a restrictive and burdensome legalism.
  9. Christianity emphasizes excessive love, while Judaism maintains a balance of justice, God of wrath and love of peace[10].
  10. Judaism’s oppressiveness reflects the disposition of Jesus’ opponents called “Pharisees” (predecessors of the “rabbis”), who in their teachings and behavior were hypocrites (see Woes of the Pharisees).

Cook believes that both contemporary Jews and contemporary Christians need to reexamine the history of early Christianity, and the transformation of Christianity from a Jewish sect consisting of followers of a Jewish Jesus, to a separate religion often dependent on the tolerance of Rome while proselytizing among Gentiles loyal to the Roman empire, to understand how the story of Jesus came to be recast in an anti-Jewish form as the Gospels took their final form.[11]

Some scholars assert that critical verses in the New Testament have been used to incite prejudice and violence against Jewish people. Professor Lillian C. Freudmann, author of Antisemitism in the New Testament (University Press of America, 1994) has published a study of such verses and the effects that they have had in the Christian community throughout history.[Need quotation to verify] Similar studies have been made by both Christian and Jewish scholars, including, Professors Clark Williamsom[Need quotation to verify] (Christian Theological Seminary), Hyam Maccoby[Need quotation to verify] (The Leo Baeck Institute), Norman A. Beck (Texas Lutheran College),[Need quotation to verify] and Michael Berenbaum[Need quotation to verify](Georgetown University).

Occasionally, these verses have also been used to encourage anti-Christian sentiment among non-Christians.[citation needed] Christian apologists argue that by taking isolated verses out of context, people distort the message of Christianity.[Need quotation to verify]

Jewish-Christian conflict in the New Testament

 

Competition for converts and other factors led to an intensification of Jewish-Christian conflict towards the end of the first century, although there is also evidence of continued Jewish-Christian interaction, including Christian participation in Sabbath worship, in some areas well beyond that.[Need quotation to verify] These conflicts are thought by some scholars to have had a negative impact on the writers of certain parts of the New Testament.[Need quotation to verify]

There are some verses in the New Testament that describe Jews in a positive way, attributing to them salvation John 4:22 or divine love (Epistle to the Romans 11:28). In the story of the crucifixion, meanwhile, Jews prompt Jesus‘ execution and say “His blood be on us, and on our children” Matthew 27:25. In the Book of John, Jesus calls certain Pharisees “children of the devil”. John 8:44

Gospel of Mark

According to the New Testament, Jesus’ crucifixion was authorized by Roman authorities at the insistence of leading Jews (Judeans) from the Sanhedrin.[12]

Paul H. Jones writes:[13]

Although Mark depicts all of the Jewish groups united in their opposition to Jesus, his passion narratives are not “overtly” anti-Jewish, since they can be interpreted as falling within the range of “acceptable” intra-Jewish disputes. To some readers, the “cleansing of the Temple” scene (11:15-19) framed by the “withered fig tree” pericopes confirms God’s judgment against the Jews and their Temple. Most likely, however, the story explains for this small sect of Jesus followers that survived the Roman-Jewish War why God permitted the destruction of the Temple. It is an in-house interpretation and, therefore, not anti-Jewish. Likewise, the parable of the vineyard (12:1-12), by which the traditional allegorical interpretation casts the tenants as the Jews, the murdered heir as Jesus, and the owner as God, must be set within the context of an intra-Jewish dispute.

The New Testament records that Jesus’ (Jewish) disciple Judas Iscariot (Mark 14:43-46), the Roman governor Pontius Pilate along with Roman forces (John 19:11; Acts 4:27) and Judean (Jewish) leaders and people of Jerusalem were (to varying degrees) responsible for the death of Jesus.(Acts 13:27)

Gospel of Matthew

Although the Gospel of Matthew is considered to be the “most Jewish” of the Gospels, it contains one of the most anti-Jewish passages found in the Second Testament. Probably located in Syrian Antioch, the Matthean community defined itself over and against the synagogue.

Main article: Rejection of Jesus

Thus, the term “Jews” in the Gospel represents those who deny the resurrection and believe that the disciples stole Jesus’s corpse (28:13-15). Through Jesus, membership in the one people of God is extended to include the Gentiles (24:14; 28:16-20; see also Great Commission), but they do not replace the Jews (4:18-13:58). Both Jew and Gentile participate in God’s plan for salvation. [14]

As Matthew’s narrative marches toward the passion, the anti-Jewish rhetoric increases. In chapter 21, the parable of the vineyard (to which we have already referred) is followed by the great “stone” text, an early christological midrash of Psalm 118:22-23: “The stone that the builders rejected has become the cornerstone” (Matt. 21:42). Then, in chapters 23 and 24, three successive hostile pericopes are recorded. First, a series of “woes” are pronounced against the Pharisees: “you testify against yourselves that you are descendants of those who murdered the prophets…You snakes, you brood of vipers! How can you escape being sentenced to hell?” (23:31, 33).

Main article: Jesus and the money changers

According to the New Testament Gospels, Jesus, on his fateful entry into Jerusalem before Passover, was received by a great crowd of people. While at the Temple, Jesus had attacked the money changers. Jesus was duly arrested and purportedly tried by the Sanhedrin. After the trial, Jesus was handed over to Pontius Pilate, who duly tried him again and, at the urging of the people, had him crucified.

Then, Jesus laments over the capital: “Jerusalem, Jerusalem, the city that kills the prophets and stones those who are sent to it…See, your house is left to you, desolate” (23:37-38). And finally, Jesus predicts the demise of the Temple: “Truly I tell you, not one stone will be left here upon another; all will be thrown down” (24:2b).[15]

The culmination of this rhetoric, and arguably the one verse that has caused more Jewish suffering than any other second Testament passage, is the uniquely Matthean attribution to the Jewish people: “His [Jesus’s] blood be on us and on our children!” (27:25). This so-called “blood guilt” text has been interpreted to mean that “all Jews, of Jesus’ time and forever afterward, accept the responsibility and blame for Jesus’ death.” As discussed previously, the one time that the passion narratives break away from the method of “prophecy historicized” is when the Gospels assert Jewish responsibility and Roman innocence. Thus, Matthew “invented” this verse to address the fate of Jerusalem as just punishment for its rejection of Jesus.[16]

Shelly Matthews writes:[17]

In Matthew, as in many books of the New Testament, the idea that Christ followers are persecuted is pervasive. Blessings are pronounced on those who are persecuted for righteousness sake in the Sermon on the Mount; the woes against the Pharisees in Matthew 23 culminate in predictions that they will “kill and crucify, flog in synagogues, and pursue from town to town;” the parable of the banquet in Matthew 22 implies that servants of the king will be killed by those to whom they are sent.

The pervasiveness of the accusation that Jews persecute, kill or intend to kill Christ believers in Matthew is accompanied by a dearth of specifics regarding the charges, the motives, the causes, and the specific agents of the persecution.

Douglas Hare noted that the Gospel of Matthew avoids sociological explanations for persecution:[18]

Only the theological cause, the obduracy of Israel is of interest to the author [of Matthew]. Nor is the mystery of Israel’s sin probed, whether in terms of dualistic categories or in terms of predestinarianism. Israel’s sin is a fact of history which requires no explanation.

Gospel of John

The Gospel of John is the only one that collectively describes the enemies of Jesus as “the Jews”.[Need quotation to verify] In none of the other gospels do “the Jews” demand, en masse, the death of Jesus.[Need quotation to verify] In the other three gospels the plot to arrest Jesus and put him to death is always presented as coming from a small group of priests and rulers, the Sadducees.[Need quotation to verify]

However, John’s use of the term ‘Jews’ is a complex and debated area of biblical scholarship. New Testament scholar J.G. Dunn writes:

“The Fourth Evangelist is still operating within a context of intra-Jewish factional dispute, although the boundaries and definitions themselves are part of that dispute. It is clear beyond doubt that once the Fourth Gospel is removed from that context, and the constraints of that context, it was all too easily read as an anti-Jewish polemic and became a tool of anti-semitism. But it is highly questionable whether the Fourth Evangelist himself can fairly be indicted for either anti-Judaism or anti-semitism.”[19]

Gospel narrative

In none of the other gospels do “the Jews” demand, en masse, the death of Jesus. In the other three gospels, the plot to arrest Jesus and put him to death is always presented as coming from a small group of priests and rulers, the Sadducees. Whoever was the author of John’s Gospel, one thing has become clear: the image of “the Jews” acting collectively as the enemy of Jesus became fixed in the Christian mind.[20]

The Gospel’s treatment of the role of the Jewish authorities in the Crucifixion has given rise to allegations of anti-Semitism. The Gospel often employs the title “the Jews” when discussing the opponents of Jesus. The meaning of this usage has been the subject of debate, though critics of the “anti-Semitic” theory cite that the author most likely considered himself Jewish and was probably speaking to a largely Jewish community.[21]

Hence it is argued[who?] that “the Jews” properly refers to the Jewish religious authorities (see: Sanhedrin), and not the Jewish people as a whole. It is because of this controversy that some modern English translations, such as Today’s New International Version, remove the term “Jews” and replace it with more specific terms to avoid anti-Semitic connotations, citing the above argument. Most critics of these translations, conceding this point, argue that the context (since it is obvious that Jesus, John himself, and the other disciples were all Jews) makes John’s true meaning sufficiently clear, and that a literal translation is preferred.

Paul Jones writes:

The Gospel of John has the dubious distinction of being both the most popular Gospel (considered the most “spiritual” of the canonical Gospels) and the most anti-Jewish. The term “the Jews” (Ioudaios) in the Gospel functions as a “hostile collective stereotype” and is identified with “evil” and the “devil.” Yet the Gospel of John is intimately connected with Judaism. Jesus is thoroughly Jewish in this Gospel. His life revolves around the Jewish festivals, and his identity as the Messiah is confirmed by the Jewish scriptures. According to John 20:31, the book was written so “that you may come to believe that Jesus is the Messiah, the Son of God.” Christology, therefore, is the key to understanding both the theology of the Gospel and its strained relationship with the larger Pharisaic Jewish tradition.

[citation needed]

The Gospel of John in particular records a hostile attitude between Jesus and the “Jews” (the Jesus Seminar translates this as “Judeans”, i.e. residents of Judea, in contrast to residents of Galilee). For example, in John 7:1-9[22] Jesus moves around in Galilee but avoids Judea, because “the Jews/Judeans” were looking for a chance to kill him. John 6:60-66[23] records “many disciples” (who were largely Jewish) leaving Jesus after he said that those who eat his body and drink his blood will remain in him and have eternal life[24], for interpretations of this passage, see Transubstantiation.

In 6:67-71 Jesus asks the Twelve if they also want to leave, but St. Peter responds that they have become believers. In 7:12-13 some said “he is a good man” whereas others said he deceives the people, but these were all “whispers”, no one would speak publicly for “fear of the Jews/Judeans”. Jewish rejection is also recorded in 7:45-52, 8:39-59, 10:22-42, and 12:36-43. 12:42 says many did believe, but they kept it private, for fear the Pharisees would exclude them from the Synagogue. After the crucifixion, 20:19 has the disciples hiding behind locked doors, “for fear of the Jews/Judeans”.

Other critics[who?] go further, arguing that the text displays a shift in emphasis away from the Roman provincial government, which actually carried out the execution, and to the Jewish authorities as a technique used to render a developing Christianity more palatable in official circles[citation needed]. Nevertheless, these passages have been historically used by some Christian groups to justify the persecution of Jews[who?].

In several places John’s gospel associates “the Jews” with darkness and with the devil. This laid the groundwork for centuries of Christian characterization of Jews as agents of the devil, a characterization which found its way into medieval popular religion and eventually into passion plays[citation needed].Other parts of John’s gospel associate salvation with the Jews, and link darkness with the world in general. Like the other gospels, it makes many references to the Jewish scriptures.

John 8: 37-39[25] ; 44-47[26] say:

Jesus speaking to a group of Pharisees: “I know that you are descendants of Abraham; yet you seek to kill me, because my word finds no place in you. I speak of what I have seen with my Father, and you do what you have heard from your father. They answered him, “Abraham is our father.” Jesus said to them, “If you were Abraham’s children, you would do what Abraham did. … You are of your father the devil, and your will is to do your father’s desires. He was a murderer from the beginning, and has nothing to do with the truth, because there is no truth in him. When he lies, he speaks according to his own nature, for he is a liar and the father of lies. But, because I tell the truth, you do not believe me. Which of you convicts me of sin? If I tell the truth, why do you not believe me? He who is of God hears the words of God; the reason why you do not hear them is you are not of God.”

Later commentary

Successive generations of Christians read in the Gospel of John the collective guilt of Jews, universally and in all generations, in the death of Christ. John’s use of the collective expression “the Jews” is likely explained by the historical circumstances in which and audience for which he wrote. After the destruction of the Temple in the year 70, the Jewish priesthood, and thus the class of the Sudducees, no longer existed. As John wrote his Gospel after these events, for a Gentile audience, he spoke generically of Jews, rather than specifying a group within Judaism that no longer existed and that would have been unfamiliar to his readers.[27]

Most commentators consider that Jesus’ statements refer to the specific group of Pharisees he was addressing, or possibly the Pharisaic movement as a whole, but not to the Jewish people as a whole, which would have included Jesus and all his followers. On the other hand, some retort that Rabbinic Judaism is the heir of the Pharisees and that the verse should still be considered an attack on Judaism as a whole.

It has been argued[who?] that John’s descriptions of the Jews ought to be read in context of the persecution of Christians in the New Testament. John is commonly thought to be the “last apostle”, given that eleven of the twelve original apostles met a martyr’s death, having been killed in unusual circumstances. Stephen is executed by stoning [28]. Before his conversion, Saul (who later became better known as Paul of Tarsus) puts followers of Jesus in prison [29][30][31]. After his conversion, Saul is whipped at various times by Jewish authorities [32], and is accused by Jewish authorities before Roman courts [33].

New Testament use of the Prophetic Tradition

In many places in the New Testament, the Jewish nation is condemned and assigned punishment by the quotation of the prophetic literature of the Jewish scriptures in terms at least as condemnatory as the words of Jesus.[34]

Christian responses to the New Testament material

  1. The classical Christian view is that the verses are condemning those Jews that have not accepted Christian beliefs about God and Jesus[citation needed].
  2. One claim holds that some of these verses are a critique of “Judeans”, meaning specifically the Jews from Judea, as opposed to Jews from Galilee or Samaria for instance.[Need quotation to verify] This is based on a translation of the Greek word Ioudaioi as Judeans rather than Jews. This view is held by the Jesus Seminar.[Need quotation to verify]
  3. Another view is that the verses are a critique of some Jews, or specific individuals, or some aspects of Judaism at the time of Jesus, but not of all Jews, nor of the Jewish faith in general, nor of any Jews today. This view has been officially held by the Roman Catholic Church since the Second Vatican Council.[Need quotation to verify]
  4. A third view is that these verses are a critique by the writers of the Bible that should not be interpreted as the Word of God, but rather understood in the context of the time and the prejudices of the writers.[Need quotation to verify]
  5. A fourth view is that these verses are a critique of the Pharisees as the moneyed, self-righteous establishment of the Jewish community. Some modern-day liberal ministers argue that well-to-do, churchgoing Christians, not modern Jews, are the group most comparable to the Pharisees whom Jesus criticized.[Need quotation to verify]

There are many Christian churches which have changed or clarified their teachings on this subject.[Need quotation to verify]

See also: Christianity and anti-Semitism and Christian-Jewish reconciliation.

As one example, the Catholic Church already denounced antisemitic views held by Christians in the past with a series of statements beginning in 1937 (cf. Mit Brennender Sorge of Pope Pius XI). In the decree Nostra Aetate, Pope Paul VI in Council declared that:

  • “The Church believes that by His cross Christ, Our Peace, reconciled Jews and Gentiles, making both one in Himself”.
  • “God holds the Jews most dear for the sake of their Fathers; He does not repent of the gifts He makes or of the calls He issues”.
  • “the death of Christ … cannot be charged against all the Jews, without distinction, then alive, nor against the Jews of today”.
  • “the Jews should not be presented as rejected or accursed by God, as if this followed from the Holy Scriptures”.
  • “the Church … decries hatred, persecutions, displays of anti-Semitism, directed against Jews at any time and by anyone”.

Proposal to remove verses from Christian lectionaries

Norman Beck, professor of theology and classical languages at Texas Lutheran University, has proposed that Christian lectionaries remove what he calls “… the specific texts identified as most problematic …”.[35] Beck identifies what he deems to be offensive passages in the New Testament and indicates the instances in which these texts or portions thereof are included in major lectionary series.

Daniel Goldhagen, former Associate Professor of Political Science at Harvard University, also suggested in his book A Moral Reckoning that the Roman Catholic Church should change its doctrine and the accepted Biblical canon to excise statements he labels as anti-Semitic, to indicate that “The Jews’ way to God is as legitimate as the Christian way”.[36] See also Dual covenant theology.

See also

Further reading

  • Eckhardt, A. Roy. Elder and Younger Brothers: The Encounter of Jews and Christians, Schocken Books (1973)
  • Eckhardt, A. Roy. Your People, My People: The Meeting of Christians & Jews, Crown Publishing Group (1974); ISBN 0-81290-4125
  • Freudmann, Lillian C. Antisemitism in the New Testament, University Press of America (1994); ISBN 0819192953
  • Kee, Howard Clark and Borowsky, Irvin J., Removing the Anti-Judaism from the New Testament, American Interfaith Institute, Philadelphia, PA

External links

References

 
  1. ^ George M. Smiga, Pain and polemic: anti-Judaism in the Gospels, Paulist Press, 1992 p.11.
  2. ^ Peter Richardson, ‘The Beginnings of Christian Anti-Judaism, 70-C.235,’ in William David Davies, Steven T. Katz, Louis Finkelstein (eds.) The Cambridge History of Judaism: vol.4,The late Roman-Rabbinic period, 2005 Cambridge UP ch.10 pp.244-258 p.244.
  3. ^ Anthony J.Saldarini, Matthew’s Christian-Jewish Community, University of Chicago Press< 1994 p.18:’Most agree that Christianity began as a Jewish sect in the land of Israel’.
  4. ^ >Gavin I. Langmuir, Toward a Definition of Antisemitism, University of California Press, 1996, p.7:’Christianity had started as a Jewish sect, and even when Christians separated from Judaism and created their own Christian religions, their reliance on Jewish beliefs and practices remained enormous.’
  5. ^ John G. Gager, Origins of anti-semitism: attitudes toward Judaism in pagan and Christian antiquity, Oxford University Press US, 1985 pp.113-14: ‘Judaism was the dominant force in the world of early Christianity. While at one level this is simply a truism, its various implications have not always been fully appreciated. The very earliest groups of those who confessed Jesus as the Christ (Messiah) are now generally seen and studied as religious movements within Judaism. They observed the Mosaic commandments; they worshipped in the Jerusalem temple; and they saw in Jesus the long-anticipated prophet, teacher, and messiah, . .as is usual with reformist or revitalizing movements, these early followers of Jesus generated considerable controversy within the various circles or parties of Palestinian Judaism. This was no more true of the Jesus movement than it was of other Jewish sects of the time – the covenanter of Qumran, the Zealots, and the Pharisees, to name but the most prominent . .while we must treat the early Jesus movement in Palestine as intra-Jewish/phenomenon in every respect, we cannot ignore its peculiar character as a minority movement under sharp attack on a variety of social and religious grounds. In time, however, and for a variety of reasons, certain Christian groups began to define themselves in opposition to Judaism, while insisting that they had replaced historical Judaism as the true Israel.
  6. ^ J.G.Dunn. The Question of Anti-Semitism in the New Testament Writings of the Period. Jews and Christians: the parting of the ways, A.D. 70 to 135. Wm. B. Eerdmans Publishing, 1999. Page 179. ‘The challenge thus posed to Christian NT scholars in particular cannot therefore be ducked… The question we must face, then, is whether such attitudes are already inseparable from the scriptures on which they were based. … in terms of the present inquiry, Does the attitude to Jews in the post-70 NT documents indicate that the final breach, the decisive parting of the ways between Christianity and (rabbinic) Judaism, has already happened?’
  7. ^ In Memoriam: Professor A. Roy Eckardt Holocaust and Genocide Studies 1998 12(3):519
  8. ^ Eckardt, A. Roy. Elder and Younger Brothers
  9. ^ Eckardt, A. Roy. Your People, My People
  10. ^ baised on mishna avot “on three pillars the world stands..”
  11. ^ Michael Cook 2008 Modern Jews Engage the New Testament
  12. ^ Mark 15:1-15
  13. ^ “FROM INTRA-JEWISH POLEMICS TO PERSECUTION: The Christian formation of the Jew as religious other” (– Scholar search). Encounter. Sprint 2006. http://findarticles.com/p/articles/mi_qa4044/is_200604/ai_n16452274/pg_1. Retrieved 2007-06-30. [dead link]
  14. ^ Paul Jones
  15. ^ Ibid
  16. ^ Ibid
  17. ^ Shelly Matthews. “Violence in Matthew: The Question of Text and Reality”. http://www.class.uidaho.edu/jcanders/Matthew/shelly_matthews.htm. Retrieved 2007-06-06. 
  18. ^ Douglas Hare. (1967). The Theme of Jewish Persecution of Christians in the Gospel According to St. Matthew. Cambridge: Cambridge University Press. pp. 145. 
  19. ^ J.G.Dunn. The Question of Anti-Semitism in the New Testament Writings of the Period. Jews and Christians: the parting of the ways, A.D. 70 to 135. Wm. B. Eerdmans Publishing, 1999. Page 209.
  20. ^ Is John’s Gospel antisemitic
  21. ^ Anti-Semitism and the Gospel of John
  22. ^ 7:1-9
  23. ^ 6:60-6:66
  24. ^ (6:48-59
  25. ^ John 8:37-39
  26. ^ John 8:44-47
  27. ^ Is the Gospel of John Anti-Semitic?
  28. ^ (Acts 7:58)
  29. ^ (Acts 8:3
  30. ^ Galatians 1:13-14
  31. ^ 1 Timothy 1:13)
  32. ^ (2 Corinthians 11:24)
  33. ^ Acts 25:6-7)
  34. ^ For example: Amos 2.Primary source WP:NOR[Need quotation to verify] from secondary source
  35. ^ Beck, Norman. “Removing Anti-Jewish Polemic from our Christian Lectionaries: A Proposal by Prof. Norman A. Beck”. http://www.jcrelations.net/en/displayItem.php?id=737. Retrieved 2007-07-18. 
  36. ^ Riebling, Mark (January 27, 2003). “Jesus, Jews, and the Shoah”. National Review. Archived from the original on February 8, 2007. http://web.archive.org/web/20070208063622/http://www.findarticles.com/p/articles/mi_m1282/is_1_55/ai_96403717. Retrieved January 5, 2008.

Nota de HURANIA: Si aceptamos que semitas son una raza que también comprende a gran parte de los pueblos que aceptan el Corán como “libro sagrado”, tendremos que concluir que el Papa Wojtyla no es “antisemita”.

En el Nuevo Testamento puede haber críticas y condenas contra el judaísmo ó los judíos si se entiende que Jesús de Nazareth fue galileo de nación aunque formalmente pareciera judío en cuanto partícipe de la cultura ó religión judía.  Galilea era una región muy helenizada y con prresencia de gentiles.

Sarrazin: ¿un blog con bandera falsa?

7 septiembre, 2010

Es interesante comprobar que según vemos en el blog titulado LUPE, DER SATIRE-BLOG:

http://swiss-lupe.blogspot.com/2010/08/bundesbank-versetzt-sarrazin-nach.html

el político del SPD  Thilo Sarrazin habría abierto un blog con el nombre de

IN THILO VERITAS, es decir una parodia del dicho latino

 IN VINO VERITAS,

lo cual, como es evidente, significa que, en nuestra sociedad “abierta”  y”libre” de la actual Europa, sólo los borrachos se atreven a proclamar la verdad, ó al menos… a dar a conocer públicamente sus ideas…

Ocurre… sin embargo, que es muy extraño que una persona que pertenece o pertenecía al SPD  diga que entre sus libros favoritos está el “Mein Kampf”, entre sus músicos,… Richard Wagner… y entre las películas… “El triunfo de la voluntad”, es decir el famoso film    TRIUMPH DES WILLENS… que según la “progre” wikipedia  es una película propagandista nazi dirigida por Leni Riefenstahl.  …Y según METAPEDIA: El Triunfo de la Voluntad (en alemán, Triumph des Willens) es una película dirigida por Leni Riefenstahl. Muestra el desarrollo del congreso del Partido Nacionalsocialista en 1934 en Núremberg.

También es muy sorprendente que en su perfil personal de su supuestamente blog se publique una fotografía con un gesto algo cómico y acompañado del signo de interrogación “?”:

Ese mismo blog “LUPE”, es decir “La Lupa”, publica esta  foto-caricatura de Thilo Sarrazin para ridiculizarle:

En todo caso, falsa o auténtica, esta es la copia de la “información”  que aparece en el citado blog LUPE:

29.08.2010

Bundesbank versetzt Sarrazin nach Istanbul! Dieser eröffnet einen Blog

zwei exklusive news: wir haben die ersten screenshots von thilo sarrazins blog, den er morgen eröffnen will und die deutsche bundesbank beschloss soeben, ihren “deutschlandretter” für seine äusserungen in die zweigstelle nach istanbul strafzuversetzen. 

thilo sarrazin, jener kreuzritter, der deutschland vor den muslimen zu retten gedenkt, will morgen aus anlass der buchpräsentation einen eigenen blog eröffnen. da dieser aus versehen zwischendurch bereits online war, hier einige screenshots vorab. zuerst aus seinem blogger-profil:

(…/…)
====
NOTA de HURANIA: ¿Se nos quiere hacer creer que Thilo Sarrazin, con su curioso apellido, que suena a sefardita, presume de ser “neonazi”? Eso parece querer sugerir lo que leemos en esta dirección ( http://www.blogger.com/profile/16036575854868841020) que corresponde, en el blog IN THILO VERITAS, en castellano y alemán, el perfil de Thilo Sarrazin:
  • Sternzelchen: Wassermann
  • Beruf:                   Politiker
  • Standorf:            Frankfurt : Hessen

Uber mich:

Ich wurde am 12.02.1945 im Deutschen Reich geboren. Ich habe meine steile berufliche Karriere allein meiner Mitgliedschaft in der Sozialdemokratischen Partei Deutschlands (SPD) und Klaus Wowereit (SPD) zu verdanken, die mich seit meinem Parteieintritt 1974 immer gefördert hat. Alle meine Positionen habe ich durch mein Parteibuch bekommen. Wer unter mir Minister war, hat mich nie sonderlich interessiert – und das war auch gut so. Leider hatte ich immer nur unfähige Vorgesetzte, die meine Arbeit nicht zu würdigen wussten. Aber ich habe mich immer gegen sie durchgesetzt, so wie zuletzt auch gegen diesen Axel Weber. Ich plane derzeit KEINE vaterländische Volkspartei, um unser Vaterland vor den Negern und islamischen Horden zu retten. Die SPD hat die notwendige Infrastruktur, um meine Ziele zu erreichen. Mir Rassismus vorzuwerfen, ist nicht nur typisch Gutmenschentum, sondern auch völliger, entlarvender Unsinn, denn schließlich habe ich oft genug wiederholt, daß ich gerne wieder ein paar 15% intelligentere Juden aus Ost-Europa bei uns hätte. Viele sind ja nicht mehr übrig.

Interessen

Lieblingsfilme

Lieblingsmusik

Lieblingsbücher

Mein blog

In Thilo veritas!  

“fascismo” y “antifascismo”… ¿hasta cuándo?

8 junio, 2010

Divide y vencerás… Una forma de debilitar a una nación es hacerla caer en la trampa de contradicciones y oposiciones internas… mientras se baja la guardia ante los autenticos enemigos, los exteriores, los que son por naturaleza biológica y por razones geopolíticas nuestros enemigos objetivos…  En estas circunstancias, las luchas de “clases”, de “sexos”  (de “género” dicen los manipuladores… que destruyen la familia), los “separatismos” territoriales, etc… sólo son conflictos menores, con frecuencia explotados por los poderes de facto del Sistema dominante… Uno de estos conflictos distorsionadores de la real guerra que amenaza a Europa y a Occidente es el debate entre “fascistas” (o “neo-nazis”, aunque éstos son muy diferentes a los anteriores) y “antifascistas”…

Estas consideraciones me las ha sugerido la lectura de un interesante post publicado en montalbo:

“antifascista”… un anacronismo…

Por montalbo

Con frecuencia observamos personas totalmente respetables… que tienen tendencia a definirse políticamente no tanto por lo que defienden sino por lo que dicen combatir…  En el mejor de los casos, cabe decir que si su “enemigo” desapareciese… ellos se encontrarían en una situación de vacío, es decir, sin sentido…

Es significativo que trancurridos 65 años desde el final de la segunda guerra mundial, regímenes y movimientos políticos totalmente fracasados sigan utilizando una jerga política propia de los años treinta del siglo XX, cuando el “agitprop” de la época hizó la bandera del “antifascismo”,  y así, recientemente el régimen de la DDR llamó “muro antifascista de protección” al Muro de Berlín y hoy, incluso los más extremistas líderes del islamismo radical –todos ellos claramente contrarios al Estado de Israel– llaman “fascistas” a quienes en Occidente se oponen a la invasión de inmigrantes musulmanes…  Y, por supuesto, los creadores de opinión judíos y afines al judaismo político , cultural y religioso ven “fascistas” y “nazis” en toda persona o idea que les critique…

Mi opinión es que, en cualquier caso, tanto si se  valoran sobre todo, sus méritos  como sus errores, los movimientos nacionales europeos de los años 30 y 40, deben ser objeto de estudio serio y sereno y no motivo de odio y de  descalificación del adversario.  Esa actitud de utilizar la “memoria histórica” como medio de control despótico del pensamiento y de la política es lo que Orwell denunciaba ya en el año 1947  en su famoso libro “1984″. Es en suma un juego sucio que además socava la convivencia en las naciones europeas.

Sin embargo, a todo esto debe anotarse que se dan casos de posicionamientos políticos e ideológicos que, estando fundamentalmente de acuerdo, se autodefinen como simpatizantes o contrarios a lo que, para entendernos,  llamaremos “fascismo histórico”… 

A este respecto, pongamos por ejemplo, una postura que se dice “antifascista” y que hemos tomado de un interesante blog, la respuesta de europa:

*Mi anti-islamismo es consecuencia de mi anti-fascismo. Mi blog es la expresión más pura del anti-fascismo. Es el anti-fascismo en su máxima pureza, me atrevo a decir. El islam es la última ideología totalitaria amenazante. Pero no es la única ideología totalitaria superviviente. Se lo recuerdo a los lectores.
Ningún paso en vano da el islam, ni otras ideologías del neolítico, en estos momentos, en este período de transición donde se juegan su futuro, su supervivencia.
Con respecto al islam, es una ofensiva planetaria lo que vivimos. Es un frente internacional. Es preciso advertir sus múltiples estrategias. Lo último, enviar esa flotilla de alimentos, denominada cínicamente ‘de la libertad’, a Gaza. Todo calculado y bien calculado. Es obvio que han provocado este asunto. Es un acto de guerra, una batalla, una misión encubierta y suicida (sin reparar en ‘gastos’). Contaban con las víctimas (los mártires). Los peones (y algún que otro alfil) que se apuntaron a esta ‘aventura’. Pobres desgraciados. Movidos. Instrumentalizados. Este uso de civiles en sus estrategias de poder. No les importa sacrificar ni a sus propios hijos –como todos sabemos. ¿Cómo van a tener piedad de los demás, de los otros? La ambición de poder de los líderes musulmanes; su total falta de escrúpulos morales –su arma más poderosa. Como el ‘alien’ en la película de Scott. No es invencible, empero.
Ningún análisis crítico en nuestros medios de comunicación. Todos han entrado a saco contra Israel. Nuestra falta de inteligencia y de claridad mental en estos momentos es uno de los signos de nuestra decadencia. Que caigamos en estas trampas tan burdas. Que le sigamos el juego al peor y al más absurdo y delirante enemigo que en estos momentos tienen los pueblos y culturas del mundo; que tiene la humanidad. En nombre de la democracia y de la libertad, precisamente. Es deplorable e indignante.
Poner las cosas en su lugar, de esto se trata. Que sepamos con quién (con qué clase de gente) nos enfrentamos. Que nada puedan ni sus gritos, ni sus amenazas, ni su violencia, ni sus lágrimas. Que no nos intimiden, que no nos conmuevan. Es una guerra declarada contra el no-islam, a ver si nos enteramos. Contra el mundo libre. Contra todos nosotros. Se nos ha declarado la guerra. Estamos en guerra. Hay que entender cada gesto como parte de la estrategia, de la guerra (ideológica, cultural, económica, de posiciones, de conquista…). No nos engañemos. Llevamos años así.
Es el mundo libre, el mundo no sometido (no islamizado), el que debe responder como se debe a estos fantasmas y poner en su lugar las ridículas y peligrosas pretensiones de dominio del islam. Decirle no al islam aquí y allí. Dentro y fuera de sus dominios. Sin temor ni rubor.
Es una torpeza intolerable, imperdonable. La de nuestras clases políticas, la de nuestros gobernantes, de la de nuestros pueblos. Las presentes generaciones. El tema ‘islam’ los tiene confundidos. Tanto peor será en el futuro, cuando los flujos migratorios indeseados –son intrusos- de millones de musulmanes alóctonos se hallen asentados en los países del mundo libre. En nuestra ciudades y tierras europeas, americanas, asiáticas… Una quinta columna que tan sólo espera su momento en cada lugar; sedientos de sangre.
La terrorífica ‘umma’ y sus terroríficos ‘pastores’. Seres aborrecibles. Su presencia, aquí y allá, en este nuevo período que ilumina a la humanidad es, cuando menos, siniestra. Anuncian males. Astutos, tramposos, violentos, sin escrúpulos morales. Harán lo imposible por permanecer, e incluso por destruir este incipiente período. Nos esperan tiempos de muerte y de dolor a todos –pueblos e individuos. Una aurora roja. La que ya vivimos.
*Provocará, el islam, una guerra planetaria que, en último término, acabará con los residuos ideológicos del neolítico. Precipitará su propia desaparición, y la de otros; será la muerte definitiva del segundo período. Se encaminan hacia su total destrucción. Lo sepan o no lo sepan; lo quieran o no lo quieran. Ya están espiritualmente vencidos. Hace ya tiempo que deambulan como clones, como zombis; como fantasmas del pasado. Testigos somos de su agonía –de su violenta y destructiva agonía.
Serán vencidos, como digo, espiritual y materialmente vencidos; arrojados del cielo y de la tierra.
*
Hasta la próxima,
Manu

——

alex dijo…

ya sabes mi posición respecto a llamar “fascista” al islamismo…
Esto conduce a que en consecuencia, todos los “antifascistas” y los “izquierdistas” que hoy son cómplices del islamismo y promueven la “alianza de civilizaciones” se convierten automáticamente en “fascistas”…
Por otra parte, todos las personas que están en contra de la invasión islámica de Europa, entre los cuales abundan los elementos que la prensa del Sistema llama “neonazis”, “fascistas” y “extrema derecha” pasarían a ser, según tu terminologia… “Antifascistas”…
Aunque no tiene exactamente relación con este tema, te sugiero leas un artículo que se publica en el número 100 de “el catoblepas”, de cual hay información en http://www.jrania.wordpress.com y también, directamente, en http://www.nodulo.org/ec/2010/n100p10.htm
Por cierto, que aunque admiro a Gustavo Bueno, no comparto todos sus puntos de vista… y finalmente yo te hago una pregunta: ¿Quienes, como el obispo Williamson, no aceptan el “dogma” laico ó judio de los seis millones… ¿también son “fascistas” …
Saludos amistosos… porque en el fondo creo que opinamos casi igual…

4 de junio de 2010 12:03

Respuesta a un comentario:

Manu Rodríguez. Desde Europa (05/06/10).

Alex, a estas alturas debería estar claro que se puede ser anti-islamista y no ser antifascista. Digamos que los fascismos europeos (neonazis, fascistas, extrema derecha…) se oponen al fascismo musulmán. Por lo que les toca. Las ideologías totalitarias combaten y compiten entre sí. Eso es todo.
“Tengo que explorar en que otros medios pudieran circular mis escritos. Hasta ahora solo han entrado en los medios anti-islamistas. Hay mucho fascismo tradicional europeo, mucho anti-judaísmo, mucho cristianismo, muchos cruzados… Estaban semi-dormidos, la entrada del islam en Europa los ha despertado. Son mis antípodas. Se han confundido con mi blog. Los que han ido más allá de mi claro anti-islamismo han encontrado cosas que no les han gustado, como era de esperar. No tengo nada que ver con estos fantasmas ‘europeos’.”
Este fragmento que te incluyo no lo introduje en la última entrada. Añado este (completo) de una entrada reciente: “*…los seguidores del blog están confundidos conmigo; está claro que no han leído, como recomiendo, los textos en su orden de aparición. Si me hubieran leído, ahora no contaría con ningún seguidor. (No hay sino cristianos, un judío, extremistas de derecha, nacionalistas… (nueve en total). Han captado, y aplaudido, mi anti-islamismo, pero no mi anti-cristianismo, o mi anti-judaísmo, o mi anti-nacionalismo… español, francés, alemán, o lo que sea. Que yo hablo de pueblos y culturas, y no de credos y naciones.”). Lo que va entre paréntesis es lo que no incluí.
Esto, por si no estuviese claro el contenido del blog desde sus primeras entradas. Puedes repasar el segundo trabajo (‘Contra la muerte y el olvido’).
Universalismos, internacionalismos, totalitarismos, fascismos, autarquías, tiranías, dictaduras, teocracias, clero-cracias… Nombres para lo mismo.
Es obvio que el anti-islamismo de un neonazi, o de un cristiano tipo cruzado, no los convierte en anti-fascistas. Ellos significan otro horror. Ya tuvieron su oportunidad, cuando se apoderaron de la soberanía. Nos han mostrado a todos su ser y su proceder en el tiempo y en el espacio. Ya hemos visto lo que son. ¿Por qué habríamos de esperar de ellos algo distinto en el futuro?
Ya tenemos experiencia de estas ideologías totalitarias religiosas o políticas; de todas sus monstruosas variedades. Mira la historia, contempla lo pasado y lo presente. Reflexiona. ¿Qué futuro quieres para ti, para tu gente, para tu pueblo? ¿Este infierno que vivimos desde hace milenios quieres prolongar y legar a los venideros? Son patologías sociales, colectivas, no lo dudes.
No es extraño que desde el cristianismo se cuestione el reciente holocausto judío (o se rebajen sus cifras). Ese feo gesto. El anti-judaísmo tiene su origen en el cristianismo, precisamente (desde los primeros cristianos, pueden consultarse sus fuentes). Es similar al anti-cristianismo y al anti-judaísmo que promueve el islam. Este odio o aversión lo encontramos ya en sus textos sagrados (Nuevo Testamento y Corán); es un odio sacralizado, entiéndase esto. Son el mismo mal.
El anti-fascismo tiene su origen en la democracia. El universalismo cristiano, o el musulmán, son anti-democráticos por definición. Como lo son los internacionalismos socialistas o comunistas. Los creyentes y militantes de estas ideologías, si son sinceros, son anti-democráticos. Sus ideologías totalitarias tienen las soluciones para todos los problemas culturales, económicos, o sociales. Ellos tiene la clave de cómo un país debe ser regido. ‘No necesitamos la democracia’, nos dicen con tranquilidad. Aceptan, y aceptarán, las reglas de juego democrático en tanto no puedan conseguir el poder. En tanto no puedan imponer sus respectivas ‘utopías’.
La hipocresía es común a todas estas ideologías. Y la mentira. Te recuerdo la invocación a la tolerancia romana de los primeros cristianos en Roma (y la intolerancia que mostraron cuando alcanzaron el poder), la llamada a la democracia y a los derechos humanos de los musulmanes actuales en Europa (y el desprecio que muestran hacia los mismos en su ámbito de dominio), o la supervivencia de formaciones políticas internacionalistas de izquierda en nuestras modernas democracias (y el totalitarismo que aplican en los lugares donde han dominado o dominan). Todas estas ideologías, radicalmente anti-democráticas, viven hoy libremente, e incluso financiadas, en nuestros Estados democráticos. Se crían monstruos, cuervos. Es el enemigo en casa. Esto es algo que las democracias actuales deberán resolver en el futuro. Si quieren sobrevivir.
El anti-fascismo genuino es el democrático. Es espurio, e hipócrita, el comunista, el cristiano, el islamista, o el de cualquier otra ideología totalitaria –conocida o por conocer. Lo primero para un creyente o un militante es su fe. Para un fascista (de izquierdas o de derecha, religioso o político) sincero y consecuente, tanto las otras naciones, como las otras ideologías (y culturas) son un estorbo, un peligro, el mal… Ninguna de estas ideologías pasaría la prueba democrática.
Los anti-fascistas europeos actuales están, simplemente, confundidos, y tarde o temprano incluirán al islam, y no sólo al islam, en su nómina de los fascismos del mundo (religiosos o políticos). Ya lo harán. Es cuestión de tiempo. El engaño no durará mucho. Ya es el día.
No sé si estas palabras disiparán al fin la perplejidad que estos términos que uso (fascismo, anti-fascismo) provocan en ti. Te vuelvo a recomendar que leas el blog desde las primeras entradas. Si tal cosa hicieras, no te harías preguntas que ya están contestadas de una y mil formas aquí y allá. Tendrías, además, una idea de conjunto, y no te sorprenderían ciertos conceptos, argumentos, reflexiones, o analogías. El blog es bien claro desde el principio. El lugar desde el cual hablo.
*Los momentos presentes son momentos de confusión semántica, lingüística, cultural, ideológica… Es confusión sembrada desde antiguo. Rebrota, tristemente, en nuestros días; se recrudece en estos tiempos de transición, en esta aurora. Voces que ya deberían estar apagadas vuelven a sonar. Vienen del pasado. Son fantasmas del pasado. Nos confunden, nos ciegan. Nos dividen y nos enfrentan. No terminan de callar esos discursos dia-bólicos que nos retienen con astucia y violencia en esta pesadilla (locura) colectiva milenaria.
Sal de ahí, te digo. Sitúate en el futuro, piensa en el futuro, sé tú uno de los futuros. Aclárate, purifícate, renuévate, renace. Disponte al nuevo día. Alégrate.
*
Hasta la próxima,

Manu

====

Y a continuación, otro blog, titulado filosofía crítica, en el que se denuncia la implacable persecución que sufre toda idea o hecho que sea susceptible de ser  considerada como “fascista”:

Katyn. Víctimas de los comunistas acusadas de “fascistas”. Unos 100 millones de personas han sido exterminadas bajo este concepto. En un mundo repleto de “progresistas” y de presuntos defensores de los derechos humanos, el mayor genocidio de la historia de la humanidad permanece impune. Los “fascistas” no eran seres humanos y para la “democracia” liberal siguen sin serlo. Todavía hoy, la prensa “democrática” decreta la muerte civil de un ciudadano acusándolo de “fascista”. ETA te descerraja un tiro en la nuca por el mismo “motivo”. Estas prácticas incluyen a los funcionarios de prisiones que denuncian torturas en las cárceles del sistema o que simplemente se comprometen con la legalidad humanitaria sin dobles varas de medir. Por lo que a mí respecta, puedo acreditar que el 9 de noviembre de 2006, en el programa de máxima audiencia “Els Matins”, de TV3, presentado por J. Cuní, el gobierno de la Generalitat de Catalunya llamó por teléfono al presentador para impedir que se pudiera explicar, con decenas de documentos probatorios encima de la mesa, la impunidad del maltrato a los internos en los centros penitenciarios catalanes. Josep Cuní obedeció caninamente el mandato del amo según testimonio escrito (que conservo) de la periodista Xiana Siccardi. La justificación de este repugnante fariseo fue que el Departament de Justícia me acusaba de “fascista”. Stalin podía regocijarse desde su tumba.

 

martes, junio 01, 2010
Nota de Montalbo:  Estamos, sin duda, ante un debate abierto y sin fácil solución… En todo caso, aunque se diga que lo más parecido a un fascista es un antifascista, opinamos que este tema desborda el ámbito de lo ideológico y racional para entrar en el campo de lo vital y biológico…  ¿Hay condicionamientos genéticos que nos hacen sentir y pensar a favor o en contra de alguien o de algo?… En mi opinión, estar a favor de Esparta, de los “300″, de la Cristiandad, de los Defensores de Constantinopla en 1453, del III Reich,…   es algo que se lleva en la sangre…

2 propagandas que se complementan

5 marzo, 2010

Hay un gran doble rasero en la propaganda racial según se dirija a judíos o gentiles.

Entre los gentiles la propaganda se dedica a:

  • Destruir la conciencia racial.
  • Minimizar las diferencias raciales.
  • Incluso llegan a negar con toda la cara dura la existencia de razas.
  • Criminalizar mediática y legislaticamente a quien se oponga.
  • Fomentar el mestizaje.

Este es un ejemplo de esta propaganda (película de 1969):

El director y guionista es Abraham Polonsky, judío, que fue puesto en su momento en la lista negra por el Comité de Actividades Antiamericanas, y el argumento ya se ve cuál es, que da paso al victimismo indio y a criminalizar a los “intolerantes” yanquis de la época que se oponen al “amor”.

Al mismo tiempo, los judíos hacen lo contrario en la propaganda para judíos, propaganda que organizaría un gran escándalo mediático si fuera dirigida a blancos. Ejemplo:

Fuente: Incog Man.

Nota de URANIA:  Hemos copiado este post del blog QBITACORA.  Es muy lógico…. ideologia constructiva y positiva para quienes dominan los medios de

comunicación: defensa de su identidad nacional y religiosa, prohibición del mestizaje y control selectivo de la inmigración, en Israel. Por ejemplo, es sabido que  un grupo sionista, antes de la guerra mundial, manifestó su conformidad con las leyes raciales de Nurenberg. Estaba claro que los judios y los alemanes del III Reich coincidían en un punto básico: consideraban necesarios  los fundamentos de Sangre y Suelo para sus respectivas  naciones. Esto esta documentado en un libro escrito por Benito Cabo (“El expediente Sión”).  Actualmente, sin embargo, la propaganda –en muchisimos casos de origen judio– dirigida a los pueblos de etnias caucáscas insiste en elogiar el mestizaje, el aborto y la homosexualidad, es decir, medios para destruir las cualidades características de la raza europea ó blanca.

Eurabia…: …la boca cerrada: Clausuran un blog

23 febrero, 2010

23 de febrero de 2010  

Clausuraron “La Yihad en Eurabia”


A través de un comentario de Axel veo que le suspendieron la cuenta a La Yihad en Eurabia.
En sus últimos posts el blog trató unos cuantos temas incómodos:
– La inclusión de una musulmana de velo llevar en el comité de la Liga Comunista Francesa
– Las definiciones de Khomeini para pedofilia, con la rebaja de la edad matrimonial de las niñas a 9 años.
– La intención de la democracia cristiana suiza de prohibir las burkhas cuanto antes
– Las amenazas islamistas a los diputados de UKIP
Espero que la suspensión se revea pronto. De no ser así sentaría un precedente muy peligroso.
En todo caso, el amigo AMDG va a tener siempre un rincón disponible para publicar en BlogBis.
Posted by BlogBis , a las 1:11 PM 1 comments Links to this post  
Labels: , , ,
Nota de HURANIA:  la noticia de arriba está copiada de blogbis.
2ª nota de HURANIA: ÚLTIMA HORA: Son las 20 h en España.  AMGD da señales de vida y dice ( en un email) , respecto la aparente suspensión de su blog:
Estoy investigando, debe ser una cuestion tecnica. No te preocupes.
Gracias por preocuparte

http://layijadeneurabia.com/


A %d blogueros les gusta esto: